Archivo de la categoría: Uncategorized

¡Addio, pagliaccio! (15 11 11)

¡Addio, pagliaccio!

.

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

.

.

.

Silvio Berlusconi, finalmente, ha caído. Después de haber marcado el inicio del siglo XXI para la península italiana con un estilo pomposo, corrupto y de falso Duce de opereta, el primer ministro se quedó sin más ases en la manga.

Sortear adversidades se había convertido en él, en algo parecido a un arte de la impostura, con el cual consiguió mantenerse a flote por diecisiete años. Y de todo el arsenal de medidas, leyes ad hoc, intercambio de prebendas, artilugios legislativos, concesiones a los grupos xenófobos y puestas en escena de estas casi dos décadas en que retuvo los resortes del poder, la deuda más profunda que deja el berlusconismo es la degradación de la política.

El mismo Berlusconi, a quién tanto le gusta ese apodo –también operístico- de “Il Cavaliere”-, instaló la idea, sin ningún disimulo y con todas las letras, de que la política era “poca cosa”, era “salir al campo”; lo real eran los negocios, y la primera magistratura sólo era un instrumento para que esos negocios salgan bien, buenos y veloces.

Coincido con el semiólogo Umberto Eco: Italia tardará largos años en sacudirse del todo las rémoras del berlusconismo, fuertemente instaladas en el trapicheo de cargos por votos, de subsidios por apoyos, de prebendas por silencios o por fallos judiciales favorables.

Y estoy convencido de que esa limpieza pasa precisamente por la recuperación de lo que Berlusconi fue dejando despreciativamente en los márgenes del poder: pasa por la recuperación de la política, como construcción común del bienestar ciudadano. Algo de lo que Italia y el pueblo italiano no solamente tienen experiencia, sino que, además, durante períodos enteros sentaron escuela.

Y frente a esa certeza, la de la necesaria recuperación de la política tras el vacío berlusconiano, se bifurcan dos senderos: Que el presidente Giorgio Napolitano haya saltado a la palestra y se haya hecho cargo de defender la integridad de las instituciones, frente al postrimer intento de Berlusconi de postergar su renuncia hasta febrero o más allá, es una buena señal. Parece poner en evidencia que el vendaval de superficialidad de todos estos años no ha carcomido el fondo de seguridades y garantías del sistema republicano.

Pero el otro sendero es menos halagüeño: Atención, no fueron los excesos los que tiraron a Berlusconi, ni esconderse en la inmunidad parlamentaria para evitar juicios, ni sus orgías sexuales con menores, ni sus abusos de autoridad para beneficiar a prostitutas, ni nada en la larga y vergonzante lista de corruptelas. No, lo que tumbó al más grande de los Pagliacci de Leoncavallo fue su incapacidad para garantizar al neoliberalismo de Europa el ajuste que exige de la tercera economía continental, para seguir profundizando el salvataje del euro por la vía de las restricciones del gasto público.

No deja de alegrarme, claro. Pero, digo, no hay que perder de vista el fondo del asunto, bastante menos alegre.

.

.

[ HOY DIA, pág. 2, martes 15 de noviembre de 2011 ]

.

.

Twitter:  @nspecchia

.

.

Anuncios

“Ni un puto duro”

“Ni un puto duro”

.

 .

por Pedro I. de Quesada

.

 

.

El desconcierto de la clase política europea es insólito.

En las tres últimas reuniones del G-20 se va escuchando que si no cambian de libreto, el abismo está asegurado; que dejen de restringir el gasto y, keynesianamente, amplíen la base de consumo, como en Brasil o Argentina.

Pero la señora Merkel se ha encaprichado, y al tiempo que no deja de repetir que salvar al euro es condición para salvar a Europa, empuja a Europa cada día un pasito más cerca de aquel precipicio anunciado.

Esta semana han vuelto a reunirse, de emergencia. Ya han comenzado a elevar el tono de los reproches: “Estamos hartos de que vengas a decirnos qué hacer, siempre odiaron al euro, nunca quisieron dejar la libra, y ahora te metes en nuestras reuniones a darnos órdenes”, le gritó el francés Sarkozy al inglés Cameron, hasta ayer tan amigos y tan de acuerdo en bombardear a Khaddafi.

Los británicos, que no forman parte de la Eurozona, insisten en participar en las decisiones de los 17 países del euro, porque si se cae la moneda común también ellos se verán afectados.

Sarkozy dejó Bruselas y se volvió a París, a ver a su hija recién nacida.

Y Cameron se volvió a Londres, donde ayer enfrentaba a un Parlamento que, en su orden del día, trata un pedido de referéndum para decidir si Gran Bretaña permanece o se retira de la Unión Europa. La votación no es vinculante, y es difícil que sea aprobada, pero da una idea –como el enfrentamiento verbal con el francés- de la temperatura que han alcanzado los ánimos.

Von Rumpuy ha llamado a una nueva cumbre, otra vez de emergencia. Y Merkel asistirá, pero sin dar el brazo a torcer. Ni un “duro” más en aportes: restrinjan los gastos. Y el borde del precipicio, cada vez más cerca.

.

[ columna En foco, diario HOY DÍA CÓRDOBA, 26 de octubre de 2011 ]

.

Twitter:  @nspecchia

.

 

“Yo voté a Cristina” – La Voz del Interior – 24 de octubre 2011

Yo voté a Cristina

El contundente respaldo otorgado a la persona y a la gestión de Cristina Fernández perfila la emergencia de una nueva gran mayoría, un acuerdo amplio entre los más diversos sectores y colectivos sociales argentinos sobre un proyecto concreto de país. Nelson Specchia.
  • 24/10/2011 00:01 | Nelson Specchia*

.

.

El contundente respaldo otorgado a la persona y a la gestión de Cristina Fernández perfila la emergencia de una nueva gran mayoría, un acuerdo amplio entre los más diversos sectores y colectivos sociales argentinos sobre un proyecto concreto de país.

Sostener que la victoria de CFK responde a la benéfica coyuntura económica es un error y un reduccionismo; la afirmación de que “la gente vota con el bolsillo” sólo disimula una despectiva concepción antidemocrática.

En realidad, y como ocurriera en otras oportunidades históricas (en 1916 y en 1945), el proceso iniciado por Néstor Kirchner y ratificado y ampliado por Cristina Fernández ha conducido a un reencantamiento de la política, a un cambio en el imaginario colectivo nacional.

Especialmente en los jóvenes, que habían sido expulsados por unas gestiones mediocres, viciadas y vacías de sentido, cuyo cenit se tocó con aquel “que se vayan todos”, que implicaba la negación de la vida política y de una cultura democrática.

CFK mostró otro camino: el de la recuperación de la utopía, las convicciones y la firmeza del discurso, a través de un programa progresista que combina pragmatismo institucionalista con populismo de izquierdas.

Y una nueva gran mayoría nacional se está reu­niendo en torno de ella.

No pertenezco a ninguna agrupación del “universo K”; soy sólo un intelectual que considera su deber hacer la crítica del poder cuando cabe, y apoyarlo, cuando amerita. Por eso, ayer voté a Cristina.

*Profesor Titular de Política Internacional UCC.

 

.

[ publicado en La Voz del Interior, lunes 24 de octrubre de 2011 ]

.

.

Otra vez fuego en Palestina (19 08 11)

Vuelve a estallar el conflicto árabe-israelí

El desierto del Neguev convertido en zona de guerra. Advertencia de la ONU

.

 

.

Un atentado de un grupo comando contra coches y colectivos en una ruta del desierto del Neguev, ha vuelto a encender la llama del más viejo y profundo conflicto político de Medio Oriente.

Según la prensa israelí, en la víspera un grupo numeroso de hombres provistos de armas pesadas, disparó contra vehículos con soldados y civiles en las inmediaciones de la ciudad de Eilat. Como fruto del ataque, murieron siete israelíes, y más de 30 sufrieron heridas de diferente gravedad.

En la reacción de los cuerpos de seguridad, también cayeron los agresores, en este caso no se informó del número de muertos.

El gobierno israelí, integrado por la coalición conservadora comandada por Benjamín Netanyahu, sí dio a conocer la filiación del grupo comando, que adjudicó a la facción islamista de Hamas, aunque no dio pruebas.

El premier Netanyahu, con el ministro de Defensa, Ehud Barak, declararon que los responsables “pagarían caro” la acción militar.

Hamas, una de los dos partidos en que se divide la Autoridad Nacional Palestina (ANP), fue desalojado del gobierno luego de haber resultado victorioso en comicios democráticos, y se ha refugiado en la Franja de Gaza, porción de terreno que gobierno de hecho. Israel, como la Unión Europa y los Estados Unidos, siguen manteniendo a Hamas en sus listas de organizaciones terroristas, lo que ha aumentado su asilamiento e impedido cualquier negociación multilateral.

Inmediatamente, la fuerza aérea israelí lanzó una acción de represalia, con nuevos bombardeos sobre la Gaza. Los primeros informes desde la estrecha lengua de tierra encerrada entre Egipto, el Mediterráneo y los controles policiales israelíes, mencionan al menos otras seis víctimas mortales de las bombas punitivas.

Ya entrada la madrugada de hoy, toda la zona del desierto del Neguev se había convertido en un escenario bélico, con vehículos artillados, helicópteros y fuerzas de infantería patrullando la zona.

Los canales televisivos de Tel Aviv sostenían en sus crónicas de la noche la hipótesis de que el grupo comando que perpetró el ataque no era menor a 20 hombres, y aunque no se ha informado de cuántos han sido ultimados, la súbita militarización del Neguev puede obedecer a la búsqueda de los guerrilleros sobrevivientes.

Los medios también especulaban que los comandos habrían entrado a Israel desde Egipto, y citaron declaraciones de altos funcionarios israelíes con críticas al actual gobierno de El Cairo por “no controlar suficientemente” sus fronteras con la Franja de Gaza.

Barak sostuvo que un atentado como el de la víspera viene a  “subrayar la debilidad del control egipcio sobre el Sinaí y el crecimiento de las actividades terroristas”.

Por su parte, Hamas dio a conocer un comunicado donde justifica el atentado, en el marco de “operaciones militares legítimas” contra soldados de una potencia ocupante, aunque oficialmente desde Gaza el gobierno islamista se haya despegado de los ataques, negando cualquier tipo de participación en la planificación o el desarrollo de los atentados.

En la sede de las Naciones Unidas, el secretario general, Ban ki Moon, advirtió anoche que el atentado puede reabrir una nueva escalada bélica entre las dos comunidades, que fácilmente podría contaminar a la inestable región de Oriente Medio.

.

.

sígueme en Twitter:  @nspecchia

.

 

Europa cuelga de Atenas (27 06 11)

Europa y la moneda común no se desprenden de la crisis griega

La cumbre europea no encuentra una postura alternativa a la profundización del ajuste       

.

.

ATENAS.- El Consejo Europeo de fines de la semana pasada no logró consensuar una ayuda a Grecia que implicara mayores recursos, y ató el futuro inmediato de la crisis y la estabilidad de la moneda común, el euro, a que el gobierno heleno logre aprobar un fuertísimo ajuste a las cuentas públicas y evite la quiebra por default.

Sin embargo, el tratamiento en el Parlamento de Atenas del paquete de medidas restrictivas del premier Giorgios Papandreu no tiene allanado el camino. Los dirigentes conservadores europeos llamaron a la “unidad nacional” griega, esto es, a que el partido de derechas Nueva Democracia vote el ajuste junto a la bancada socialdemócrata del Pasok de Papandreu.

El jefe opositor, Antoni Samaras, escuchó ese pedido en Bruselas, tanto del Partido Popular Europeo (PPE), que su agrupación integra, como de boca de la propia canciller alemana, Ángela Merkel.

Samaras, sin embargo, adelantó que su grupo no votará un plan de ajuste que, en términos de votos, no podría ser ya más impopular. Después de tres huelgas generales en lo que va del año, con un nuevo paro programado para esta semana, y un estado social de agitación permanente (los “indignados” tienen instalado 18 campamentos en la plaza Sintagma, frente a la sede parlamentaria), la oposición no está dispuesta a ofrecer su cooperación.

Pero Papandreu tampoco tiene clara la posibilidad de contar con el apoyo cerrado de su propio partido; la presión que los movilizados ejercen sobre los diputados -a quienes increpan a la entrada y a la salida de la Cámara, e incluso persiguen hasta sus domicilios- es tanta, que ya comenzaron las fisuras en el bloque oficialista: dos diputados socialistas confirmaron que no votarán el paquete de medidas del gobierno.

En esta semana clave para el futuro político del país mediterráneo y para el rumbo general de la Unión Europea (UE), la aprobación del ajuste griego (se votará entre el martes y el miércoles) habilitaría a la recepción de una última remesa del dinero acordado el año pasado por la UE y el FMI, dirigido a pagar vencimientos de la deuda pública con los acreedores externos en julio.

Si Atenas no saldo estos vencimientos, las agencias que monitorean las finanzas internacionales declararían automáticamente la cesación de pagos y el default; una situación que no tardaría en contagiar a otras economías europeas con problemas en sus deudas externas, como Portugal, España, Irlanda y, en menor medida, también Italia.

A pesar del alto riesgo para la  estabilidad de la moneda común (el euro ya retrocedió la semana pasada frente a prácticamente todas las divisas de referencia), el Consejo Europeo no logró articular ningún “plan B”, que implicaría un mayor compromiso de dinero.

Al contrario, Merkel sigue insistiendo que no deben ser los recursos públicos de los impuestos de los contribuyentes, sino los propios bancos acreedores, los que deben soportar la mayor carga de la reestructuración y del saneamiento de la economía helena.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

 

No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas

No hay guerra buena, pero sí hay guerras justas

por Lluís Bassets

.

.

Buena no es. Que quede claro. Ni esta ni ninguna. La guerra es el mal por definición. ¿Cómo podría ser bueno destruir y matar? Pero que no sea buena no quiere decir que sea injusta. A veces no hay más remedio que elegir entre dos males, algo que obliga a optar por el mal menor. La guerra es un mal menor y sólo lo es cuando es justa. Cuando es injusta es siempre un mal mayor. Quien no quiere elegir este mal menor también elige: el mal mayor avanza gracias a su pasividad, su equidistancia o su cinismo. La guerra también es esto: la obligación de elegir, a la que nadie puede sustraerse.

Este fin de semana un destacado grupo de dirigentes políticos han tenido que elegir entre dos males. El mal mayor era no hacer nada, como habían venido haciendo hasta ahora. Hoy Gadafi estaría fusilando y torturando en Bengasi, tendría de nuevo al entero país en sus manos y volvería a insistir en los chantajes que le han convertido en maestro de la mafia mediterránea: usando el petróleo, la inmigración y el terrorismo para comprar su reconocimiento y respetabilidad a costa de su pueblo, empobrecido y embrutecido bajo su dictadura.

Habría sido pésimo para sus víctimas directas, pero también lo habría sido para todos: nada peor que el mal ejemplo de un tirano que consigue doblar el brazo a la revuelta contra su dominio por la pasividad de la comunidad internacional. Todos los tiranos estarían ahora regodeándose. Por eso vacila ahora la Liga Árabe. Muchos de sus socios hubieran preferido quedar bien con una mera declaración verbal en Naciones Unidas para poder seguir luego campando a sus anchas gracias a la falta de voluntad europea y americana. El mal menor era autorizar la creación por la fuerza de una zona de prohibición de sobrevuelos y permitir que una coalición internacional inutilizara a la aviación, la artillería y los blindados del dictador, para impedir que siguiera atacando a la población que no tiene bajo su control. Estas acciones militares, que no son en propiedad una guerra declarada, responden bastante bien a las exigencias para la guerra justa tal como las han definido los especialistas en derecho internacional. Cuando alguien dice que no hay guerras justas puede tener razón si quiere significar con ello que no hay guerras buenas. Pero si nos atenemos a la definición del derecho parece que hay pocas dudas que esta acción militar es justa y que en todo caso lo es mucho más que cualquier de las anteriores guerras que respondían a esta definición.

Pero hay que exigir todavía más. No basta con que la acción militar que se desencadena sea justa. Luego debe seguir siéndolo también. A la declaración de guerra justa, llamada ‘ius ad bellum’ o derecho a hacer la guerra, se le pedía una causa justa, una autoridad legítima, un objetivo correcto, que fuera el recurso último, el uso proporcionado de la violencia y unas altas probabilidades de éxito que conduzcan al final de las hostilidades. Estas condiciones se extienden luego en la forma de librar las acciones de guerra para que siga cumpliendo las condiciones de la guerra justa: es el ‘ius in bellum’. Hay que utilizar la violencia con sentido de la necesidad, de la proporcionalidad y de forma discriminada para que no afecte a quienes no son combatientes. Una de sus consecuencias es respetar las convenciones de Ginebra sobre el trato a los combatientes, a los prisioneros y a la población civil.

Ningún dato tenemos hasta ahora de que la acción militar área internacional sobre Libia haya desbordado estos parámetros. Siempre hay algún comentarista, a derecha e izquierda, que considera que no hay guerra sin violencia innecesaria, sin desproporcionalidad y sin muertes injustas de civiles. Ergo: aunque no tengamos datos ya podemos declarar que estamos ante una nueva guerra injusta. Pero como sabemos a qué se refieren estos comentaristas cuando señalan que esta guerra también es injusta, lo que corresponde es analizar la guerra de Irak según estos parámetros. Invito a que lo haga el lector, y verá que lo fue en grado máximo tanto en su declaración como en la forma en que se libró, e incluso lo fue en las intenciones y en los métodos elegidos por quienes la plantearon.

Veamos. El paradigma de la guerra injusta es la guerra preventiva declarada por una superpotencia. No cuenta con legitimidad ni autorización legal de ningún tipo, no funciona como último recurso, su causa (eliminar el peligro de la armas de destrucción masiva) es una invención, el objetivo (ocupar Irak para convertirlo en una democracia) es visiblemente incorrecto e incluso sus probabilidades de éxito, como se ha visto luego, eran también objeto de un abierto desenfoque.

Fue injusta también en la forma en que se libró: gracias a la doctrina Rumsfeld, que impuso la utilización del mínimo de tropas, con el máximo de tecnología y el auxilio de mercenarios contratados a través de empresas privadas, se consiguió un sufrimiento indecible de la población, alentó la guerra civil y el terrorismo sectario y alcanzó unas cifras de víctimas directas catastróficas, sin contar las muertes por enfermedades que ocasionó el caos.

No olvidemos tampoco que la primera reacción de Bush ante el 11 S fue considerar superadas las convenciones de Ginebra y obsoleta la única institución que tenemos a disposición para intentar poner un poco de orden y de legalidad en la escena internacional, que es Naciones Unidas: así se libró la guerra de Irak, sin autoridad ni reglas reconocidas, como en el siglo XIX. Que esta acción militar contra Gadafi sea justa puede ser objeto de discusión. Pero el único argumento que no sirve es parangonarla con la de Irak para convertirlas en justas o injustas a ambas.

.

La flota americana se ubica frente a Libia

Estados Unidos reubica sus soldados en el Mediterráneo frente a Libia

La oposición rodea la capital mientras aumenta la presión internacional

.

.

Después de que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, mantuviera en Ginebra una reunión con los socios europeos y árabes de la potencia hegemónica, anunció que su gobierno reorganizará los efectivos y las fuerzas militares que dispone en la región del mar Mediterráneo, para que las mismas estén disponibles para “dar apoyo logístico a misiones humanitarias”.

Las palabras de la responsable de la política exterior estadounidense, que también afirmó que “ninguna opción está descartada mientras Khaddafi siga matando a su gente”, han sido leídas en el contexto de un aumento de la presión internacional al régimen libio, que se encuentra prácticamente acorralado por las facciones opositoras que se han levantado contra su gobierno, y que ya controlan la mitad oriental del país (donde se encuentra cerca del 80 por ciento de las reservas de petróleo de Libia), y  avanzan hacia la capital, Trípoli, para obligar al cambio de régimen.

Luego del anuncio de Clinton, desde el Pentágono, sede de la administración central de las fuerzas armadas estadounidenses, se anunció que el reposicionamiento de los efectivos militares en la región obedece a la escalada de tensión entre las diferentes facciones que disputan el poder en Libia, y estar preparados para responder lo más rápidamente en “acciones de rescate”, frente a una posible crisis humanitaria.

La oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha calculado que cerca de cien mil personas han huido del escenario de enfrentamiento bélico entre los alzados –a los que se sumó un sector rebelde de las fuerzas armadas libias- y la parte del ejército regular que sigue fiel a Khaddafi, a quienes se agregaron milicianos contratados en los países del África subsahariana.

Además de este movimiento estratégico del primer ejército del mundo, con gran impacto simbólico en el desarrollo de la crisis en el país magrebí, la Administración Obama, junto a aliados de la Unión Europea (UE), propugnan imponer una zona de exclusión aérea sobre el territorio libio, fundamentada en la intención de evitar nuevos bombardeos de la aviación militar todavía leal a Khaddafi sobre la población civil, según afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El bombardeo de civiles es vía de represión del alzamiento, comprobada por la difusión de videos caseros subidos a la Internet, que se ha evaluado como desproporcionada, y que ha llevado al Consejo de Seguridad de la ONU a habilitar el probable juzgamiento del coronel Khadaffi por crímenes de guerra en la Corte Penal Internacional (CPI).

.

en Twitter:   @nspecchia

 

.

Los egipcios no aflojan (09 02 11)

La protesta se recupera en Egipto y rechaza las tímidas reformas

Un millón de personas volvieron a marchar en El Cairo contra Mubarak

 

.

.

El inicio de la semana laboral, con la reapertura de algunos bancos, pareció mostrar cierto agotamiento de la virulenta protesta social que sacude a Egipto desde hace quince días en oposición al régimen autocrático y a la figura del presidente Hosni Mubarak.

Por su parte, el oficialismo intentó también dar algunas señales de que si bien se ha abierto un proceso de reforma al interior del sistema político, el gobierno está firme y decidido a permanecer, haciéndose cargo de tutelar una eventual transición a mayores grados de democracia.

Sin embargo, y más allá de estas tímidas señales de apertura, la movilización social recuperó cuerpo en la víspera, cuando cientos de miles de personas (un millón según observadores internacionales) volvieron a colmar la plaza Tahrir de la capital, evidenciando que la revuelta mantiene su fuerza.

Además de los varios miles que, desacatando el toque de queda impuesto y a la vera de los tanques del ejército, han acampado en la plaza, nuevos contingentes pasaron ayer por la explanada, coreando consignas contra Mubarak y las supuestas medidas aperturistas propugnadas por el vicepresidente, Omar Suleiman.

Además, por primera vez ayer las protestas multitudinarias se extendieron a otros centros importantes del gran país norafricano, como Alejandría y la zona del Canal de Suez. En la ciudad mediterránea las movilizaciones contra el dictador fueron de las más grandes experimentadas hasta ahora, y en el área del crítico pasaje naval, por donde cruzan diariamente docenas de buques petroleros en la ruta entre el Golfo y Europa, los trabajadores portuarios iniciaron una huelga en solidaridad a la protesta cairota. Se trata de un paro de cerca de 6.000 trabajadores portuarios en las ciudades de Suez -en el mar Rojo-, Ismailia y Puerto Said.

El vicepresidente Suleiman, que con los auspicios del Departamento de Estado norteamericano logró sentar en una mesa de diálogo a representantes del variado arco opositor el domingo pasado, anunció ayer que el gobierno ya dispone de un plan –con calendario de corto plazo incluido- para el traspaso del poder “en orden y respetando la legalidad”; respecto de esta última, además, agregó que ha nombrado una comisión de expertos constitucionalistas que redactarán una propuesta de reforma de la Carta Magna de la república.

Suleiman, una figura con buena comunicación con Washington y con Tel Aviv, afirmó que el gobierno no perseguirá a los manifestantes de esta larga protesta que entra en su tercera semana.

Según las cifras de las organizaciones humanitarias, la revuelta ya se va cobrando 302 víctimas mortales.

En la víspera, el paso por Tahrir de Wael Ghoneim, el directivo de la empresa Google que estuvo 12 días detenido por el gobierno y que acaba de recuperar la libertad, encendió los ánimos de la multitud concentrada, en una muestra más de la importancia que los manifestantes le adjudican a Internet y a las redes sociales en el desarrollo de la protesta.

 

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Sudán y Costa de Marfil, separatismo y economía (11 01 11)

África se sacude por la violencia sectaria con intereses económicos

Las regiones dominadas por musulmanes y cristianos centran las disputas

.

.

JUBA.- Una serie de ataques entre sectores civiles opuestos se registran en estos días en el continente africano, con el denominador común de los intereses económicos –locales y extranjeros- puestos en sus ingentes recursos naturales, combinados con los efectos de modelos políticos que apenas pueden ser calificados de democráticos de una manera superficial.

En el mayor país de África, Sudán, se desarrolla desde el domingo un plebiscito que debe concluir en la muy probable partición dos nuevos Estados, uno en la zona Norte, con población mayoritariamente árabe y musulmana, y un Sudán del Sur, con predominio de habitantes que profesan la fe cristiana o animista.

En las regiones del Sur, además, se encuentran los desarrollos petroleros en los cuales las inversiones chinas son muy relevantes. El plebiscito se pactó en 2005, tras la guerra civil entre ambas regiones, que se extendió por dos décadas y dejó un saldo cercano a los dos millones de muertos.

Las autoridades del Sur vienen informando de ataques contra los votantes en la consulta; ayer 10 personas murieron, y otras 18 resultaron heridas, cuando milicianos árabes atacaron el colectivo en el que sudaneses residentes en el Norte viajaban al Sur para votar en el referendo de independencia.

Más de 140.000 cristianos que residían en el Norte han regresado a Sudán del Sur desde octubre, manifestando los temores a las futuras represalias tras la independencia, que aplicará contra los cristianos el régimen del presidente sudanés Omar al Bachir.

Al Bachir está reclamado por genocidio y crímenes de guerra en Darfur, por el fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo.

Por su parte, en la costa occidental del continente, la crisis generada a raíz de la disputa electoral en Costa de Marfil también está impactando en la tensión entre ambas comunidades religiosas.

Los sectores cristianos, que permanecen fieles al presidente Laurent Gbagbo denunciaron ataques de los partidarios del musulmán Alassane Ouattara. Ayer dos militares resultaron muertos en Abiyán, en enfrentamientos con civiles en un barrio islamista.

Ouattara, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), tiene el respaldo de las Naciones Unidas (ONU), cuya agencia para los refugiados, ACNUR, informó ayer desde Ginebra que la violencia interétnica ya va desplazando más de 25.000 personas desde Costa de Marfil hacia la vecina Liberia, y esperan recibir a unos 18.000 refugiados más en los próximos días.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Proceso de paz, segundo round (13 09 10)

COMPLICADO PANORAMA FRENTE A LA NUEVA RONDA EL PROCESO DE PAZ

.

La construcción de colonos israelíes en tierra palestina condiciona el avance

.

.

Una voz disonante dentro del propio Israel ha dado la voz de alarma, cuando está lista la segunda reunión entre el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (UNP), Mahmmoud Abbás, y el primer ministro del Estado de Israel, Benjamín Netanyahu, que se realizará hoy en Egipto.

La ONG humanitaria “Paz Ahora”, de Tel Aviv, denunció en la víspera que colonos israelíes están construyendo 2.066 casas en territorios ocupados a los palestinos, en la franja de tierra de Cisjordania, una de los dos trozos de territorios que eventualmente formarían el nuevo Estado Palestino, la salida a la crisis de Medio Oriente que apoya el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barack Obama.

El gobierno de Netanyahu, cediendo a la presión de la Casa Blanca, había decidido una moratoria unilateral en la construcción de asentamientos por parte de los colonos judíos, y los negociadores palestinos habían puesto como condición para permanecer en el proceso de diálogo directo –reanudado a instancias de Washington tras más de dos años con los canales de comunicación entre ambas partes cerrados- que Israel mantuviera el freno a las nuevas construcciones de viviendas en los territorios ocupados por el ejército israelí y cedidos a los colonos.

Sin embargo, “Paz Ahora” ha denunciado que el gobierno extendió permisos para construir hasta 13.000 nuevas casas en esas tierras, y que los colonos ya iniciaron las obras de 2.066 nuevas casas.

La organización no gubernamental, que investiga la política de expansión y colonización de Israel, asegura que ya están sobre el terreno el equipamiento y la maquinaria necesaria para las construcciones, y que, además, otras 11.000 familias de colonos israelíes ya cuentan con los permisos necesarios para iniciar la construcción.

Abbas ha advertido reiteradamente que el levantamiento de la moratoria del Estado hebrero y la reanudación de las construcciones lo obligaría a abandonar el proceso de paz recién iniciado.

Ambos líderes se volverán a encontrar hoy el balneario de Sharm el Sheij, Egipto, y a la reunión irán también la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y el presidente egipcio, Hosni Mubarak.

.

HAMÁS, CONTRA EL DIÁLOGO

.

Frente a la reanudación del diálogo palestino-israelí, el partido y milicia de Hamás, que gobierna en los territorios palestinos de la Franja de Gaza, volvió a hacer explícita su oposición a negociar con el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu, a quien no reconoce legalidad alguna y considera una potencia ocupante.

El discurso de Hamás está respaldado por el partido palestino libanés Hezbolá, y por el gobierno iraní de Mahmmoud Ahmadinejad, a quién Israel sindica como patrocinador, financiador y proveedor de ambos movimientos islamistas.

Con motivo de la reunión de Abbás con Netanyahu en la Casa Blanca, Hamás congregó a 12 de los grupos armados que conviven en Gaza y anunció que en adelante coordinarían sus fuerzas para responder con violencia a las negociaciones.

Ahmadineyad exhortó a proseguir la resistencia contra Israel y afirmó que las negociaciones están “condenadas” de antemano.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.