Sudán y Costa de Marfil, separatismo y economía (11 01 11)

África se sacude por la violencia sectaria con intereses económicos

Las regiones dominadas por musulmanes y cristianos centran las disputas

.

.

JUBA.- Una serie de ataques entre sectores civiles opuestos se registran en estos días en el continente africano, con el denominador común de los intereses económicos –locales y extranjeros- puestos en sus ingentes recursos naturales, combinados con los efectos de modelos políticos que apenas pueden ser calificados de democráticos de una manera superficial.

En el mayor país de África, Sudán, se desarrolla desde el domingo un plebiscito que debe concluir en la muy probable partición dos nuevos Estados, uno en la zona Norte, con población mayoritariamente árabe y musulmana, y un Sudán del Sur, con predominio de habitantes que profesan la fe cristiana o animista.

En las regiones del Sur, además, se encuentran los desarrollos petroleros en los cuales las inversiones chinas son muy relevantes. El plebiscito se pactó en 2005, tras la guerra civil entre ambas regiones, que se extendió por dos décadas y dejó un saldo cercano a los dos millones de muertos.

Las autoridades del Sur vienen informando de ataques contra los votantes en la consulta; ayer 10 personas murieron, y otras 18 resultaron heridas, cuando milicianos árabes atacaron el colectivo en el que sudaneses residentes en el Norte viajaban al Sur para votar en el referendo de independencia.

Más de 140.000 cristianos que residían en el Norte han regresado a Sudán del Sur desde octubre, manifestando los temores a las futuras represalias tras la independencia, que aplicará contra los cristianos el régimen del presidente sudanés Omar al Bachir.

Al Bachir está reclamado por genocidio y crímenes de guerra en Darfur, por el fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo.

Por su parte, en la costa occidental del continente, la crisis generada a raíz de la disputa electoral en Costa de Marfil también está impactando en la tensión entre ambas comunidades religiosas.

Los sectores cristianos, que permanecen fieles al presidente Laurent Gbagbo denunciaron ataques de los partidarios del musulmán Alassane Ouattara. Ayer dos militares resultaron muertos en Abiyán, en enfrentamientos con civiles en un barrio islamista.

Ouattara, ex funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), tiene el respaldo de las Naciones Unidas (ONU), cuya agencia para los refugiados, ACNUR, informó ayer desde Ginebra que la violencia interétnica ya va desplazando más de 25.000 personas desde Costa de Marfil hacia la vecina Liberia, y esperan recibir a unos 18.000 refugiados más en los próximos días.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s