Archivo mensual: agosto 2010

Medio Oriente: preliminares para llegar a Washington (30 08 10)

PRELIMINARES DE UNA NUEVA RONDA DE ACUERDOS EN MEDIO ORIENTE

Palestinos e israelíes vuelven a la mesa de negociaciones directas en Washington

.

.

WASHINGTON, TEL AVIV.- A cuatro días de comenzar las negociaciones impulsadas por el presidente Barack Obama, cada actor comienza a mostrar las cartas con las que llegará a la Casa Blanca.

Tras el anuncio de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, de la reanudación de negociaciones de paz a partir del 2 de septiembre, y de que en ellas deberán resolverse en el plazo de un año “todas las cuestiones finales”, tanto el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu, como la Autoridad Nacional Palestina (ANP) presidida por Mahmmoud Abbas han comenzado a adelantar las posiciones con las que llegarán a Washington.

Netanyahu, que tiene un crítico escenario interno abiertamente en contra de las negociaciones, dijo en la víspera sentirse “optimista” respecto del reinicio de las rondas directas, que se interrumpieron a fines de 2008.

Aunque volvió a ratificar la postura israelí en todos sus términos, y no mostró disposición a cumplir la exigencia palestina de prolongar el cese de construcción de asentamientos en Cisjordania más allá del 26 de septiembre, cuando vence la “moratoria” exigida en su momento por Obama a Tel Aviv. La ANP, por su parte, ya adelantó que romperá las negociaciones de inmediato si Israel sigue construyendo viviendas en territorio palestino tras ese día.

A estos escollos duros hacía referencia Hillary Clinton al insistir en que se toquen los temas de fondo, sin los cuales ninguna negociación puede conducir a algo nuevo en un conflicto que se alarga ya por más de seis décadas.

La Administración norteamericana intentará que se aborde la posibilidad concreta del establecimiento de un nuevo Estado Palestino, la doble capitalidad de Jerusalén, los casi cinco millones de “refugiados” palestinos, las fronteras, y la seguridad y el reconocimiento de Israel por parte de sus vecinos.

En definitiva, los principales protagonistas llegan a la primera ronda de negociaciones con sus preocupaciones particulares: Netanyahu se balancea entre la alianza con Estados Unidos y los apoyos de los partidos religiosos en los que asienta su gobierno de derechas; Abbas hará todo lo posible para que Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, no frustre el proceso; y Obama, que en dos meses se medirá en las elecciones legislativas de mediado de mandato, tratará que su rol de anfitrión de palestinos e israelíes influya positivamente en una posible campaña de reelección para 2012.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Droga y sangre en Tamaulipas (27 08 10)

Droga y sangre en Tamaulipas

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

Tamaulipas es una bella lengua de tierra mexicana bañada por las aguas azules del Caribe, con ciudades medianas y hospitalarias, un interior rural de postal novohispana, y un largo brazo estirado hacia el noroeste, que marca durante decenas de kilómetros la frontera con el estado norteamericano de Texas. Encerrado entre Veracruz y las sierras de San Luis Potosí, esta geografía de playas for export y ranchos de tortillas y frijoles hace tiempo que ha perdido su frescura y sus colores de publicidad turística. En su lugar, el gris del miedo y el rojo de la sangre lo han ido cubriendo todo. Tamaulipas es ahora tierra del narco.

El narco ha pasado, en el breve lapso de una década, de ser una organización mafiosa y marginal, a ocupar todos los espacios de la vida pública; estableciendo sus propias leyes, códigos y condenas; permeando las fuerzas de seguridad y proyectándose incluso hacia el interior de los partidos políticos y las instituciones representativas.

Esta reconversión acelerada obedece a dos grupos de factores, unos internos y otros impuestos desde la realidad política exterior. En el primer grupo se deben incluir el aumento en los precios y en los beneficios del tráfico ilegal de estupefacientes, debido a las mayores trabas que éste encuentra en las vías de comercialización en el primer mercado consumidor del mundo. También han alimentado este crecimiento la debilidad de las fuerzas armadas, penetradas por los narcodólares, frente a unos ingresos legales paupérrimos. Pero el renacimiento del narco también se ha debido a factores externos, especialmente a la declaración de “guerra abierta” lanzada por el presidente Felipe Calderón, nada más asumir su mandato. Antes, el narco se limitaba a comprar policías y militares y tal vez algunos alcaldes, pero jaqueado abiertamente y puesto en el centro de la agenda política, se retuerce como un animal herido y ataca con más saña y más violencia que nunca. Desde la asunción de Calderón, en diciembre de 2006, la “guerra abierta” se va cobrando unas 28.000 muertes. Si el combate es a matar o morir, el narco no lo duda y sale a matar a mansalva. Y Tamaulipas, con su costa caribeña a la que pueden atracar botes clandestinos, su interior rural y débilmente institucionalizado, y su larga frontera con los Estados Unidos, tiene todas las condiciones para derivar en un narcoestado.

La horrible masacre de inmigrantes descubierta esta semana en un rancho de Tamaulipas (la más grande que se recuerde en el México contemporáneo), así como el asesinato del candidato a gobernador en junio pasado, revelan hasta qué punto el narco está dispuesto a llegar, para establecer sus códigos y su ley en un territorio que ya considera propio.

ASALTAR LA GOBERNACIÓN

Desde hace tiempo que hay sospechas fuertes de las “contribuciones” de las organizaciones de narcotraficantes al poder político, tanto en las costosas campañas electorales, como en los gastos de la gestión gubernamental. Estipendios de dinero negro que luego siempre encuentran la manera de retornar en forma de favores o disposiciones administrativas que le dan aire a las mafias. Pero en estos tiempos el narco ya no se contenta con los sobornos o las corruptelas a políticos intermedios, sino que muestra las intenciones de colocar a hombres afines en los puestos de mando.

El 28 de junio de 2010, en medio de una “balacera”, fue asesinado Rodolfo Torre Cantú, candidato seguro a gobernar Tamaulipas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Torre Cantú, un político de la vieja escuela priísta mexicana, había basado toda su campaña en la promesa de que cerraría la puerta de la gobernación al narco. A media mañana de ese día de junio, cuando ya las papeletas con su nombre estaban impresas y faltaban sólo unas horas para que abrieran las mesas electorales, la custodiada comitiva del candidato fue emboscada por los sicarios del narco, un batallón disciplinado y bien entrenado (de hecho, sus efectivos fueron militares y policías antes de engrosar las filas de este ejército clandestino), del cual ni Torre Cantú ni sus asesores, secretarios, jefes de campaña ni guardaespaldas salieron vivos.

Las elecciones estaduales, en Tamaulipas y en otros once estados mexicanos no se suspendieron, y el domingo siguiente, 4 de julio, el hermano del asesinado candidato concurrió en su nombre, y ganó la gobernación. El asesinato de Torre Cantú fue el más grave atentado político del México actual, que retrotrae la imagen a aquellos tiempos de la violencia institucionalizada, cuando las pistolas al cinto y las cananas cruzadas formaban parte del paisaje. El candidato fue reemplazado por su hermano, pero el mensaje del narco quedó grabado a fuego, tanto para Tamaulipas como para el resto de las gobernaciones federales, especialmente en los territorios del fronterizo borde norte.

MIGRANTES Y CAUTIVOS

La debilidad institucional impacta con mayor intensidad cuanto más débiles sean los colectivos sociales (más en el campo que en la ciudad, más en los barrios periféricos que en el centro, más en los pobres que en los sectores acomodados). Los migrantes que vienen desde Centroamérica y cruzan Tamaulipas hacia la frontera norteamericana, integran esos colectivos débiles que aprovecha el narco. En estos grupos de ilegales que se desplazan sin papeles y sin derechos, el narco busca apropiarse de los ahorros que llevan para pagar a los tratantes de la frontera, o bien incorporarlos a sus filas como sicarios. En el caso de que no consigan uno de esos dos objetivos, o ninguno, no dudan en masacrarlos. Este parece haber sido el caso de los 72 inmigrantes fusilados, maniatados y con los ojos vendados, a lo largo del paredón de un rancho de Tamaulipas esta semana.

La matanza ha conmocionado a México, a la opinión pública de los sureños estados norteamericanos, y a toda la región. Un hecho que, más allá de la gravedad propia que encierra, también pone de manifiesto una perversa práctica habitual. La matanza de Tamaulipas -58 hombres y 14 mujeres provenientes de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil- forma parte de esa espiral de violencia que no deja de crecer, y que, como una consecuencia diametralmente opuesta a la esperada, ha provocado la política de “guerra abierta” del presidente conservador Felipe Calderón. Los cuerpos descoyuntados y apilados unos sobre otros, con las manos atadas a la espalda y los ojos vendados con trapos, fueron descubiertos por personal de la marina mexicana, después de que un hombre herido de bala pidiera socorro en un puesto de control caminero, y relatara la carnicería.

Los infantes de marina se trasladaron en helicópteros artillados a la zona, donde el ejército del narco defendió sus posiciones a balazos. Tras la batalla, los marinos confiscaron rifles M-4, fusiles AK-47, escopetas calibre 12, rifles calibre 22, cargadores, cerca de 7.000 cartuchos, chalecos antibalas y uniformes camuflados. Los pertrechos de un auténtico ejército. El sobreviviente, un migrante ecuatoriano de 18 años, reveló que los narcos les ofrecieron convertirse en sicarios, con un sueldo mensual de 2.000 dólares, y que cuando se negaron, la orden fría fue fusilarlos a todos.

Por la profesionalidad de la acción militar, todas las señales apuntan a Los Zetas. Este ejército irregular está compuesto por desertores de las fuerzas armadas mexicanas, asociados a ex efectivos de grupos de élite del ejército de Guatemala (los “kaibiles”), entrenados para la lucha contrainsurgente por expertos militares norteamericanos en los años 80 y 90. Además de su enfrentamiento con las tropas gubernamentales enviadas por el presidente Calderón, las facciones narco luchan entre ellas por el control de los espacios cercanos a la frontera. Los Zetas constituían hasta hace algunos meses el brazo ejecutor del cartel del Golfo, pero ahora parece que se han escindido y han tomado vuelo propio, lo que les lleva a luchar también contra sus ex patrones.

Entre los unos y los otros, los más desfavorecidos quedan en el medio. A la sangría existencial que significa, de por sí, lanzarse a cruzar los llanos y las sierras mexicanas para llegar al Río Grande y la frontera con los Estados Unidos (donde, además, los esperan las leyes anti-inmigración tan en alza en estos tiempos), deben sumar el riesgo de caer en manos del narco. Según proyecciones sobre cifras oficiales, cerca de 40.000 inmigrantes procedentes de Centroamérica serían secuestrados anualmente en México por las bandas de narcotraficantes. El pedido de rescate a sus familiares en Norteamérica, la esclavitud sexual, o la conversión en sicarios, es el destino más usual para estos miles de pobres arrastrados por su propia miseria.

O el paredón y la muerte, como en Tamaulipas.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

OTAN: la cuestión de permanecer en Afganistán (27 08 10)

NUEVO AVANCE TALIBÁN PONE EN CUESTIÓN LA RETIRADA DE LA OTAN

La violencia insurgente y la corrupción en el gobierno afgano centran la agenda

.

Apenas unas horas después de que las tropas occidentales de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, por sus siglas en Inglés) anunciaran que habían repelido una fuerte avanzada de la insurgencia talibán, el gobierno de Hamid Karzai informó ayer que ocho policías murieron ante un nuevo ataque de los radicales en Kunduz, en el norte del país asiático.

La fuerza del ataque sorprendió en esta zona, que no se encuentra en el corredor del sur y del este, territorios tribales donde los talibanes han constituido tradicionalmente la fuerza social y política hegemónica.

La ampliación de las zonas de actuación de las guerrillas del islamismo radical hacia el norte, en los últimos meses, constituye un síntoma del buen momento y la recuperación de fuerzas que están experimentando, a pesar de la presencia reforzada de unos 150.000 soldados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el país.

El miércoles de esta semana, un talibán infiltrado y con uniforme policial afgano mató a dos Guardias Civiles españoles y a un intérprete en el noroeste, en una acción que ha vuelto a cuestionar la permanencia de las tropas ibéricas en el conjunto militar aliado.

Además, para la opinión pública española, la muerte de los guardias civiles ha puesto en evidencia la dificultad de las tropas extranjeras para avanzar en la misión encomendada, que se centra en la formación de las fuerzas de seguridad afganas frente al repliegue, que el gobierno del presidente norteamericano Barack Obama sigue manteniendo en agenda para julio del año que viene.

El incremento de la actividad bélica de los talibanes, que ha implicado la muerte de más de 950 civiles en el primer semestre de 2010, ha generado que algunas voces importantes en el frente de batalla –como la del propio general David Petraeus, comandante en jefe de las fuerzas norteamericanas y de las aliadas de la OTAN- manifiesten dudas sobre la oportunidad de un repliegue para mediados de 2011, ya que ello implicaría muy probablemente dejar la situación en manos del avance talibán.

El martes de esta semana, el comandante de los marines norteamericanos, general James Conway, aseguró que la fecha fijada para el repliegue “alienta al enemigo”, y ha admitido que muchos en el Pentágono (el ministerio de Defensa norteamericano) opinan que Obama ordenará el retiro de un número mínimo de marines, y que el grueso de la misión afgana permanecerá en el país asiático más allá de 2011.

Estas noticias se conocieron al mismo tiempo que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos ha estado realizando pagos, durante los últimos años, a un importante asesor del presidente Hamid Karzai, Mohammed Zia Salehi, que se encuentra denunciado en varios casos de corrupción, según reveló el matutino The New York Times ayer.

Que Salehi, amigo personal de Karzai y jefe del Consejo Nacional de Seguridad afgano esté a sueldo de la CIA, denota hasta qué punto la normalización institucional en Afganistán está lejos de alcanzarse.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Ola de coches bombas en Bagdad (26 08 10)

SANGRIENTA DESPEDIDA DE IRAK A LAS TROPAS NORTEAMERICANAS

La insurgencia sunnita vinculada a Al Qaeda intenta ocupar el vacío de poder

.

.

Como lo habían advertido algunas voces, el repliegue estadounidense que da fin de hecho a la guerra en Irak está provocando una reacción terrorista, asociados por las autoridades a la minoría sunnita relacionada con Al Qaeda.

Los guerrilleros aprovechan el vacío de poder que deja el ejército invasor para lanzar ataques contra el débil orden institucional de un gobierno que no se termina de definir.

La jornada de ayer fue sangrienta, con el estallido de una docena de coches bomba que se cobraron al menos 64 muertes y dejaron un tendal de más de 220 heridos. Los objetivos de los ataques fueron oficinas gubernamentales y cuerpos de seguridad, los lugares y las tropas en que los norteamericanos han delegado su poder tras el abandono del suelo iraquí por la frontera con el emirato de Kuwait, el mismo borde por el que habían iniciado la invasión persiguiendo el derrocamiento del régimen de Saddam Hussein casi ocho años atrás.

Tras el repliegue, el número de efectivos estadounidenses bajó a menos de 50.000 marines, que se mantendrán en Bagdad para cuidar de la legación americana, los intereses de algunas de las empresas involucradas en la reconstrucción iraquí, y para capacitar a las nuevas fuerzas locales de seguridad, antes de retirarse definitivamente a fines del presente año.

Los ataques de la víspera ponen nuevamente sobre la mesa la capacidad de estas nuevas policías para garantizar la seguridad interna, en un escenario, además, de extrema debilidad institucional. Ayer, el ataque más letal ocurrió en Kut, al sur de la capital, donde un suicida hizo estallar el coche cargado con explosivos que conducía cerca de una comisaría y mató a 19 personas, 15 de ellas policías. En el norte de Bagdad, otro coche bomba más estalló en un local policial, y un tercer atentado casi simultáneo hirió a otras 58 personas en el barrio bagdalí de Qahira. Unas horas después, al norte de la capital, en Muqdadiyah, al menos tres civiles murieron y 18 personas resultaron heridas por la explosión de otro coche bomba frente al Concejo Municipal local.

Fuera de la ciudad capital, en Fallujah, un guerrillero suicida estrelló un quinto coche bomba contra varias patrullas de policías iraquíes, mientras cuatro coches bomba más estallaron en las ciudades norteñas de Kirkuk, Mosul y Dujail. También en Iskandariyah, en el sur, en Mosul y en otras ciudades más pequeñas del interior, se registraron ataques con la misma modalidad de terroristas suicidas.

La violencia insurgente e intercomunitaria entre chiítas y sunnitas pone en serio riesgo la posibilidad del establecimiento de un gobierno en el corto plazo.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Embestida talibán (25 08 10)

LA OTAN CONTESTA UNA NUEVA EMBESTIDA TALIBÁN EN EL ESTE

La guerrilla intenta boicotear las próximas elecciones legislativas

.

En medio del mes de ayuno islámico del Ramadán, un fuerte ataque de la insurgencia talibán fue repelido esta semana por los efectivos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el país asiático, en coordinación con tropas afganas.

El vocero de prensa de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, por sus siglas en Inglés) informó este martes que 35 insurgentes talibanes cayeron al repeler la ofensiva en la provincia de Kabul, en la zona Este de Afganistán, al tiempo que capturaron a ocho “facilitadores” (aliados de los guerrilleros islámicos que viven en las poblaciones civiles).

Las acciones militares de los terroristas se ha recrudecido con la cercanía de las elecciones parlamentarias previstas para el próximo mes de septiembre. Frente a los ataques y el reciente descubrimiento de depósitos de armas listas para ser usadas –entre ellas varios chalecos con explosivos para atentados suicidas-, la ISAF habilitó una nueva operación de respuesta en los sectores orientales, que contempla además del avance de los marines en las rocosas zonas tribales, también el lanzamiento de ataques aéreos.

La embestida talibán causó 12 bajas entre los soldados de la alianza atlántica, con lo que ascienden a 457 efectivos occidentales caídos en combate en lo que va del año (durante todo el año pasado, la guerra afgana le costó a las fuerzas aliadas un total de 520 soldados muertos), de los 140.000 efectivos de diferentes países occidentales presentes en el frente de batalla.

La Organización de las Naciones Unidas, por su parte, informó que las víctimas civiles del conflicto armado se han incrementado en un 31 por ciento durante el primer semestre del año 2010, mientras la insurgencia se extiende más allá de los bastiones talibanes, hacia nuevas zonas de conflicto en el norte y en el oeste de Afganistán.

Los talibanes ya han atacado a trabajadores electorales en el pasado, y han amenazado que boicotearán el nuevo llamado a las urnas; la respuesta de la ISAF intenta ampliar el margen de seguridad frente a las legislativas del 18 de septiembre, en las que el débil gobierno provisional renovará la Cámara Baja del Parlamento.

Fuentes de la administración del presidente Hamid Karzai, que merced a la baja participación en las elecciones del año pasado y a las irregularidades producto de la inseguridad fue tachado de ilegítimo, han admitido que cerca de un 13 por ciento del total de las mesas habilitadas para estas nuevas votaciones no podrán abrir, debido a razones de seguridad. Al menos tres candidatos a diputados han muerto en ataques insurgentes.

IRAK: SE COMPLETA EL RETIRO AMERICANO

De haber llegado a tener 176.000 marines estacionados en Irak, los comandantes de las tropas norteamericanas informaron en la víspera que el ejército de Estados Unidos ya tiene menos de 50.000 efectivos en suelo iraquí, el objetivo marcado por el presidente Barack Obama para el 31 de agosto, cuando la misión de combate llega oficialmente a su fin después de casi ocho años de invasión y ocupación.

Detrás de este repliegue de los ejércitos de occidente, quedan más de 4.400 soldados estadounidenses muertos en Irak durante este tiempo, desde que en 2003 el ex presidente George W. Bush ordenara la invasión para derrocar a Saddam Hussein.

También 106.071 civiles iraquíes han muerto, tanto a manos de los norteamericanos, como de la guerra civil desatada entre la mayoría chiíta y la minoría sunnita luego de la invasión; un conflicto interno que sigue pesando y ha hecho imposible hasta ahora la conformación de un nuevo gobierno.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Sarkozy y los gitanos (24 08 10)

RECRUDECE LA CRÍTICA A SARKOZY POR LA EXPULSIÓN DE LOS GITANOS

Todo el arco político francés censura la discriminación del gobierno conservador

.

.

La polémica medida adoptada por el presidente Nicolás Sarkozy, de expulsar a los gitanos que residan en Francia de regreso a sus países de origen, sigue sumando críticas, instalando un nuevo frente problemático para la administración conservadora.

Desde que Sarkozy comenzara con las expulsiones a los romaníes sin papeles (gitanos de diversos países del borde oriental europeo, principalmente de Rumania y Bulgaria), la protesta política viene creciendo.

Inclusive voces atípicas se han sumado a la condena de una práctica que va en sentido contrario a la tradición libertaria y de respeto a las minorías que han caracterizado a la política francesa. Una de ellas ha sido la de la iglesia católica, una institución que tradicionalmente no suele entrometerse públicamente en los asuntos políticos de la República.

Sin embargo, el propio papa Benedicto XVI tocó el tema el último domingo, al referirse en su rezo del Ángelus frente a los fieles en Roma –y utilizando el idioma francés- la necesidad de “saber acoger a las legítimas diversidades humanas”, y recordó la obligación de todos los católicos de aceptar a personas de diferente procedencia.

Inmediatamente, el  cardenal de París, André Vingt-Trois, advirtió públicamente contra una “marginalización” de determinados grupos en la sociedad francesa. Desde el liderazgo político, no sólo los opositores socialistas, sino dentro del mismo partido gubernamental han arreciado los ataquen contra la iniciativa del presidente.

El ex primer ministro Dominique de Villepin, que ha provocado una ruptura en el partido gubernamental UMP y creado su propia agrupación de centroderecha, ha asegurado que las medidas de Sarkozy suponen una “mancha de vergüenza” en la bandera francesa. Para De Villepin, las medidas alientan la xenofobia y no aportan sustantivamente mayores grados de seguridad, lo que ha ocurrido es una “falta moral, una falta colectiva cometida en nombre de todos, contra la República y Francia”, asegura.

La ex candidata socialista Ségolène Royal afirmó que medidas como éstas, en vez de aumentar la seguridad, “producen  violencia”.

El ministro del Interior de Sarkozy, Brice Hortefeux, invitó al cardenal Vingt-Trois a reunirse en el Elíseo para abordar la controvertida repatriación de los romaníes, mientras éstos han convocado una manifestación contra la “política antigitana” para el próximo 4 de septiembre en París.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Obama intenta un nuevo proceso de paz (23 08 10)

OBAMA IMPULSA CONCRETAR UN ACUERDO PALESTINO-ISRAELÍ

La Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas avalan un nuevo intento de paz

.

.

Haciendo coincidir prácticamente ambos anuncios, la Casa Blanca ordenó la finalización de los combates en Irak y la pronta reanudación de negociaciones entre israelíes y palestinos en Oriente próximo.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció el viernes de la semana pasada que la Administración Obama impulsará, con el “Cuarteto” (la Unión Europa, Rusia, y las Naciones Unidas) la reanudación de negociaciones de paz entre palestinos e israelíes a partir del próximo 2 de septiembre y en suelo norteamericano.

Los diversos procesos de conversaciones entre ambas partes del más largo conflicto internacional desde la segunda posguerra se interrumpieron hace dos años, a fines de 2008, y Obama ha declarado en varias oportunidades que se abocaría durante su mandato a facilitar el reinicio del proceso.

Además de los buenos oficios del líder estadounidense, la diplomacia conjunta de la Unión Europea al mando de lady Catherine Ashton, se sumó respaldando la convocatoria, a la que asistirán también como invitados especiales dos mandatarios con roles de mediación crítica en la región, el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y el rey de Jordania, Abdullah.

La confluencia y coordinación de políticas exteriores obedece a que las principales cancillerías ya han asumido que los protagonistas directos, tanto el gobierno del premier israelí, Benjamín Netanyahu, como la Autoridad Nacional Palestina presidida por Mahmmoud Abbas, no demuestran una real voluntad de acuerdo y mantienen ambos posturas maximalistas que, en los 62 años que dura el conflicto regional, han frenado todas las oportunidades de alcanzar un acuerdo.

Precisamente por eso la secretaria Clinton aludió en el anuncio que durante esta nueva ronda de negociaciones deberían “resolverse todas las cuestiones finales sobre el estatus”, lo que implica discutir el nacimiento de un nuevo Estado Palestino en el territorio ocupado por Israel, la cuestión de la capitalidad de Jerusalén, y el espinoso tema de los casi cinco millones de desplazados palestinos que se mantienen como “refugiados”.

La postura de la Autoridad Nacional Palestina es que se debe permitir el regreso de esos 4,8 millones de palestinos expulsados de sus hogares y de sus tierras, y que el sector árabe de la ciudad santa (Jerusalén Este) debe ser la capital del futuro Estado. Israel no ha estado dispuesto hasta ahora a permitir ninguna de estas dos condiciones: el retorno de esa masa de población árabe, sumado a la diferencia entre las tasas de natalidad de ambas colectividades, desbalancearía estructuralmente la composición poblacional de todo el territorio, aducen.

Las fronteras entre ambos Estados, la seguridad, y el trato con la facción palestina de Hamás (que gobierna en la Franja de Gaza, pero que no ha sido invitada a las conversaciones) marcarán los puntos álgidos de las negociaciones; pero sin resultados concretos en estos capítulos, el nuevo proceso sólo será una decepción más en un largo y estéril camino.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Mujer, género y lapidaciones (20 08 10)

Mujer, género y lapidaciones

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

La globalización es un fenómeno de múltiples dimensiones. Si el realismo político veía al mundo como una mesa de billar, donde las bolas (los Estados) eran pocas y los bordes de la mesa estaban claros y definidos, la posmodernidad cambió todo eso. La imagen del mundo de nuestros días es la de una red neuronal, con múltiples centros interconectados por diversos canales. Lo que circula por ese sinfín de canales es información. Casi no quedan rincones del mundo –de pronto abierto y cercano- adonde no llegue esa impresionante red que crece a cada momento.

Así, aquellos ámbitos que los Estados se reservaban a su arbitrio soberano ahora son traspasados constantemente. La guerra es un fenómeno trasmitido en directo por CNN, los secretos –hasta los del primer ejército del mundo- son develados por la web y las tradiciones son puestas ante la escrutadora mirada de la globósfera, que por la misma red se moviliza, y logra –en algunos casos- torcer el duro brazo de los prejuicios y los tabúes. De momento, sólo en algunos casos.

SER MUJER EN IRÁN

Este cambio es el que ha enmarcado el caso de la mujer iraní Shakine Mohammadí Ahstiani, y ha logrado –aunque sólo sea de momento- detener su muerte, por la vía de golpearla con piedras hasta que se desangre, en una sádica agonía que busca defender principios culturales, pero que sólo es la manifestación de resabios de salvajismo e intolerancia machista. Le ejecución de Shakine por lapidación ha sido postergada por el régimen iraní, presionado por la inédita y masiva reacción mundial expresada en la red. Sólo postergada. Quizá las instancias judiciales sólo cambien la lapidación por la ejecución ordinaria: el ahorcamiento con soga desde el cuello del condenado.

Tomar el caso de Shakine como uno de los indicios de la nueva política internacional, también implica asumirlo desde una mirada puesta en el género, porque todo el proceso contra ella está teñido de elementos que sólo pueden explicarse desde allí, desde una perspectiva analítica que asuma las inequidades de género como criterio explicativo. Los análisis desde el género no se limitan a las discusiones sobre el uso del pañuelo en los edificios públicos por las mujeres turcas, la prohibición del “shador” a las niñas musulmanas en las escuelas españolas, o la prohibición del “burkha” en toda Francia. Mirar la realidad internacional desde la perspectiva de género va mucho más allá de las disposiciones políticas sobre la vestimenta. Porque Shakine está en vilo de ser muerta a pedradas (o colgada) por varias razones, pero por sobre todas las cosas, por el hecho de ser mujer.

Shakine Mohammadí Ahstiani tiene hoy 43 años, dos hijos, y está viuda. Forma parte de una minoría étnica en Irán, los azeríes, que habitan en zonas rurales poco desarrolladas y hablan un dialecto turcófono que tiene pocas similitudes con el persa oficial y mayoritario. En 2006 entró en prisión acusada de haber mantenido relaciones sexuales con el hombre que había matado a su marido. No se presentaron testigos, pero igual la mujer fue condenada a recibir 99 latigazos, que ya entonces estuvieron a punto de matarla. Aunque el juicio concluyó y la condena se cumplió, otro juez aún más riguroso decidió reabrir su caso, y consideró que aquella “relación ilícita” con el supuesto asesino de su marido se había dado ya en vida de éste, por lo cual el delito de Shakine era mucho más grave que el de complicidad en un asesinato: ahora se la acusaba de adúltera. Desde 2006 no deja la cárcel.

No importó que tampoco en este segundo juicio (sobre cosa juzgada) hubiera testigos, y que la mujer dijera que la confesión le había sido arrancada bajo tortura y negara todos los cargos. Tampoco importó que implorara clemencia. Los estrictos jueces apelaron a la “sharia” –las normativas judiciales islámicas de base religiosa- y la condenaron a morir a pedradas.

LEY E INTERESES

Cuando el ayatollah Ruhollah Khomeini regresó desde su exilio francés y encabezó la revolución islámica que derrocó al sha de Persia, Mohammed Reza Pahlevi, entre las novedades del nuevo régimen figuró el reemplazo del moderno código penal persa por un conjunto de normas directamente vinculas a la tradición jurídica musulmana. Una tradición inspirada –aunque este sea uno de los puntos más conflictivos- en el Corán. Toda una corriente interpretativa dentro del Islam niega que castigos como los impuestos a Shakine puedan tener asidero en ninguna de las “azoras” del libro sagrado, y achacan esa lectura rigorista del texto divino revelado a Mahoma al carácter conservador de la versión chiíta del régimen iraní.

Más allá de estos debates, objetivamente el código penal vigente en la República Islámica de Irán desde 1979 regula, como castigo del delito de adulterio, la muerte por lapidación. Aunque toma algunas precauciones, tales como que el adulterio debe probarse por el testimonio de cuatro testigos (hombres que tendrían que haber presenciado el acto, viendo el coito “hasta el punto de que no se pudiese pasar un hilo” entre los presuntos adúlteros), el código penal avanza en detalle sobre las maneras en que la adúltera debe morir. Entre los artículos 98 al 107, indica que se debe enterrar a la condenada en un pozo cavado en el suelo, cubriendo su cuerpo con tierra hasta por encima de los senos; y en el artículo 104 se regula el tamaño de los proyectiles: las piedras deben ser medianas, ni tan grandes como para que la maten rápido, ni tan pequeñas como para que no le causen heridas.

Y aquella imagen de “que quien esté libre de culpa arroje la primera piedra” no tiene lugar aquí. El código penal es preciso hasta en ese sentido: los testigos que presenciaron el adulterio deben arrojar las primeras piedras, el juez que dictó la condena a muerte, las segundas. Tras ellos, los demás varones del público presente (el código establece que, como mínimo, debe haber tres apedreadores entre los espectadores). Los sucesivos y lentos golpes en el pecho, cuello y cabeza de la mujer causarán una lerda agonía, hasta que la hemorragia de las heridas provoque su muerte.

LA TRADICIÓN Y LA RED

Cuando ya se le habían acabado todas las instancias de apelación, Mohammad Mostafaeí, el abogado de Shakine, subió el caso a la red. Y esta nueva herramienta planetaria respondió masivamente. Las organizaciones defensoras de derechos humanos generaron campañas, pero además de ellas, múltiples organizaciones no gubernamentales y particulares integraron espontáneamente un movimiento de presión que llegó a las máximas instancias políticas, diplomáticas y religiosas.

El abogado tuvo que huir y pedir asilo en Europa. Al mismo tiempo, la televisión pública iraní organizó una poco sutil auto acusación de Shakine, donde la mujer dijo frente a las cámaras desconocer a su abogado, reconoció su culpa en todos los delitos por los que se la acusa, y criticó la “injerencia occidental” en su causa. Pero tan grotesca puesta en escena no frenó la avalancha. Al contrario, sacó a la luz mayores precisiones, como la existencia de un “corredor de la muerte”, donde al menos otras ocho mujeres esperan su turno para ser lapidadas; o que los jueces más conservadores sigan ejecutando este tipo de condenas, a pesar del compromiso en sentido contrario del gobierno de Mahmmoud Ahmadinejad con sus socios occidentales. Este mismo año, en enero, una mujer habría muerto lapidada en la ciudad de Mashhad.

El presidente brasileño Lula da Silva sufrió en carne propia la presión de la red global. Los internaturas le pedían que, dada su relación de especial cercanía con Ahmadinejad y su gobierno, intercediera por Shakine. En un primer momento Lula se negó, dijo que no podía solicitar a otros líderes que ignoren las leyes de sus países. Pero luego, cuando la avalancha ya era imparable en todo el mundo, utilizó unas declaraciones a una radio en Curitiba para “apelar a su amigo” Ahmadinejad, y le solicitó que le permitiera que Brasil le concediese asilo político a la mujer. La cancillería brasileña entera, con Celso Amorín a la cabeza, se puso en movimiento en ese sentido. En cambio, el presidente de Irán cortó por lo sano, le respondió a Lula por televisión: Shakine no irá a Brasil, ni a ningún lado.

El gobierno de Mahmmoud Ahmadinejad y todo el régimen de los ayatollahs iraníes se asienta en la tradición. El caso de Shakine Mohammadí Ahstiani pone en evidencia la puja entre aquellos principios tradicionales asegurados por la antigua soberanía de los Estados, y el control y la capacidad de influencia de la sociedad civil mundial en un escenario de alta interconectividad. La manera en que el caso se resuelva también mostrará las tendencias de este nuevo tiempo internacional.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

El adios a Irak de Barack Obama (20 08 10)

LOS NORTEAMERICANOS SE RETIRAN DE IRAK TRAS OCHO AÑOS DE GUERRA

.

Barack Obama traslada la mayor fuerza de combate a la lucha en Afganistán

Con un hermetismo informativo total, las tropas norteamericanas de combate abandonaron Irak. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, había anunciado reiteradamente que no modificaba su decisión de dar por concluidos los combates el último día de agosto. Sin embargo, el adelantamiento del retiro y el sigilo en que éste se desarrolló, constituye una sorpresa para la mayoría de los observadores.

Dos elementos importantes pueden haber incidido en la anticipación del repliegue: en primer lugar, habían recrudecido en los últimos días las acciones armadas de la insurgencia terrorista, que ve en la retirada militar occidental una oportunidad para presionar en el proceso de constitución del gobierno iraquí, que se debate en la incertidumbre desde las elecciones de principios de año. El martes de esta semana se registró en la ciudad capital el mayor atentado de los últimos tiempos, que se saldó con 58 muertos y más de 100 heridos.

Por otro lado, algunas voces de referencia para el escenario bélico en el país del Golfo habían comenzado a poner en duda la eficacia de un retiro total de los norteamericanos tan pronto, cuando las capacidades de los cuerpos de defensa y militares locales –que fueron completamente desmantelados tras la invasión que terminó con Saddam Hussein y el Partido Baas- aún están lejos de disponer de la capacidad operativa suficiente para brindar seguridad a los iraquíes.

Entre estas personalidades que expresaron sus dudas de la oportunidad del repliegue, destacó esta semana la opinión del general David Petraeus, autor de la última estrategia exitosa en Irak y actual comandante supremo de las fuerzas occidentales en Afganistán; también se habían expresado en el mismo sentido algunos miembros de la élite política iraquí, como el ex viceprimer ministro de Saddam, Tarik Aziz.

Frente a estas posiciones, la Casa Blanca puede haberse decidido a adelantar el repliegue de sus cuerpos de combate, que salieron del terreno iraquí por la misma frontera por la que habían iniciado la invasión hace casi ocho años, el vecino Kuwait.

La ocupación del emirato de Kuwait por el ejército de Saddam desató la primera de las guerras en el Golfo Pérsico, y cambió la relación de fuerzas: el régimen de Saddam Hussein pasó de ser un aliado a un enemigo, y ello habilitó a que el presidente George W. Bush argumentara que Irak poseía armas de destrucción masiva –que finalmente nunca aparecieron- y ordenara la invasión el 20 de marzo del 2003.

Los Estados Unidos mantendrán hasta fines de 2011 en Bagdad una fuerza reducida de 50.000 hombres, abocados a la instrucción y capacitación del nuevo ejército local, y un indeterminado número de “contratistas” (mercenarios a sueldo de agencias de seguridad privadas), que podrían permanecer en Irak más allá de 2011, según reveló el matutino The New York Times.

En los casi ocho años que duró la invasión y la posterior guerra, murieron en suelo iraquí 4.415 soldados estadounidenses y más de 100.000 civiles locales.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Colombia suspende las bases yanquis (19 08 10)

COLOMBIA: EL MÁXIMO TRIBUNAL SUSPENDE LAS BASES NORTEAMERICANAS

La decisión judicial obliga al gobierno a girar el trámite al Parlamento

.

Dando un importante giro político, la máxima instancia judicial colombiana ha fallado en contra del acuerdo firmado por el ex presidente Álvaro Uribe en octubre del año pasado, por el cual ponía a disposición del ejército norteamericano siete bases militares.

El anuncio de los términos del acuerdo generó en su momento un malestar general en los gobiernos latinoamericanos, y la presidenta argentina, Cristina Fernández, hubo de impulsar una Cumbre regional en Bariloche para descomprimir la tensión.

Sin embargo, la Corte Constitucional, el más alto órgano jurisdiccional colombiano, decidió en la víspera dejar sin vigencia el acuerdo, fundamentando su fallo en cuestiones de procedimiento, ya que Uribe procedió por propia iniciativa del Poder Ejecutivo en un tema cuya competencia corresponde al Poder Legislativo.

Así, el Tribunal indica que el acuerdo de cooperación militar con los EE.UU. queda en suspenso hasta tanto sea aprobado por el Congreso de Colombia.

Según los jueces, el acuerdo involucra compromisos críticos, tales como la autorización para “acceder y utilizar instalaciones militares por personal militar y civil extranjero, libre circulación de buques, naves, aeronaves y vehículos tácticos extranjeros por el territorio nacional, sin posibilidad de inspección o control por las autoridades nacionales”, y el Ejecutivo no puede disponer de estos extremos sin acuerdo del Congreso.

Inclusive si el presidente Juan Manuel Santos decidiera  seguir las indicaciones del tribunal y enviar el acuerdo para que tenga tratamiento parlamentario, en caso de ser aprobado debería volver a la Corte para que ésta evalúe nuevamente los controles constitucionales.

Pero lo que está ahora en duda es si Santos efectivamente enviará el tratado en los mismos términos que los negoció Uribe, o aprovechará la decisión judicial para reformularlo y abrir nuevamente un espacio de discusión sobre el alcance de la cooperación militar.

Esta última alternativa contribuiría sustantivamente a mejorar las relaciones con los demás gobiernos latinoamericanos, una vía que Santos ha anunciado que pretende seguir, y que ha dado pruebas de su decisión al reunirse, apenas unas horas después de asumir, con el presidente venezolano Hugo Chávez en la estancia de Santa Marta.

De momento, desde el Palacio Nariño el gobierno declaró que “acata” el fallo judicial, y que “estudiará detalladamente” la decisión, con lo que se entiende que no habrá decisiones en breve y que Santos se tomará su tiempo para decidir el curso de acción.

En todo caso, y como lo dejó claro el nuevo ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, la cooperación militar entre Colombia y los Estados Unidos es de larga data y se basa en múltiples acuerdos, firmados por los diferentes gobiernos desde 1952 y ratificados por el “Plan Colombia” de 1999, por lo que, en la práctica, la decisión de los jueves cambian muy poco el fondo de las relaciones militares entre ambos.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.