Archivo de la etiqueta: Poemas

De la diversa Andalucía (by JLB)

.

.

.

.

.

De la diversa Andalucía (by JLB)

.

.

Cuántas cosas. Lucano que amoneda

el verso y aquel otro la sentencia.

La mezquita y el arco. La cadencia

del agua del Islam en la alameda.

.

Los toros de la tarde. La bravía

música que también es delicada.

La buena tradición de no hacer nada.

Los cabalistas de la judería.

.

Rafael de la noche y de las largas

mesas de la amistad. Góngora de oro.

De las Indias el ávido tesoro.

.

Las naves, los aceros, las adargas.

Cuántas voces y cuánta bizarría

y una sola palabra. Andalucía.

.

.

.

Jorge Luis Borges

(de Los Conjurados, 1985)

.

.

.

.

Anuncios

Sergio Orlando Acuña

.

.

.

.

.

.

Sergio Orlando Acuña

.

.

.

Iluminado en una inmensa sombra sin reparos,

como quien escoge entre los tantos ayeres

una memoria para acordarse.

.

.

.

Así te siento, hermano,

abrasado por esa luz caliente,

como el pensamiento que se llora en silencio mitigado.

.

.

.

Así te siento, hermano,

en cada copa de vino que barniza,

en cada choque de dos cuerdas bientempladas.

.

.

.

Parece nada y sin embargo

es tu sangre el alimento

de la fuerza de mi aliento, hermano.

.

.

.

.

.

.

.

.

Alegoría de la primavera (by NMCh)

 

alegoria de la primeravera

alegoría de la primeravera

 

Alegoría de la primavera

 

 

 

está la mañana florecida de rocío

inundada de pájaros y nidos

y un aleteo loco de calandrias

quebrando el aire con sus trinos

 

todo es verde. verde hasta dañar

la retina adormecida

el verde tierno de la infancia

trepando al verde viejo del olvido

 

pimpollos rompiendo hojuelas nuevas

en un derroche de rabia y de colores

mil mariposas aleteando inquietas

entre abejas y néctares dulzones

 

y tú mojando tus pies descalzos

en la hierba de cien matices

joven tu piel tu risa tu mirada

joven en una primavera sin plazos

 

 

  

 Nelly María Checura

 

 

 

 

 

 

(La segunda estrofa la utilicé para introducir la edición de 2004 de Cuaderno de Bitácora)
.

13 coplas del agua

 

13 coplas del agua

 

 

 

 

 

 

1.

 

La copla viene en el viento

llena de agua y de sal,

un beso salado roza

mis labios con gusto a mar.

 

 

 

 

2.

 

Ay pena penita honda,

pena de tanto mirar

la línea del horizonte

donde el cuerpo quisiera parar.

 

 

 

 

3.

 

La copla tiene del agua

su transparente densidad,

el agua salpica a la copla

de espuma, de arena, de inmensidad.

 

 

 

 

4.

 

La espuma llena los huecos

del pie en la blanda arena,

como disimula tu voz morena

el viento de lejanos ecos.

 

 

 

 

5.

 

Copla del viento marino

que no dejas de traer y llevar,

qué fuerte la fuerza que dicta

tu violento trajinar.

 

 

 

 

6.

 

Una nube de sombra parda,

remanso en la luz quebrada:

el rabo de nube aguarda

atenuar el calor frutal de la mirada.

 

 

 

 

7.

 

Ay pena de los caracoles

de tan lerdo y triste rodar,

ay pena la de mis pasos rotos

sin puerto donde arribar.

 

 

 

 

8.

 

Cristal opaco en la madreperla muerta:

remansos de sal datenida

en la cuenca glauca y perdida,

débil rastro de la arena vasta.

 

 

 

 

9.

 

Pequeña endecha del sol dormido:

tarde en el reloj rítmico de las olas,

olas de lamentos y de olvido

que regresan magníficas, efímeras, vacías.

 

 

 

 

10.

 

Llena el ocaso los últimos

contornos de cuerpos extraños,

somos ajenos marineros en los ritmos

de las mareas, las palabras, y los años.

 

 

 

 

11.

 

A la caída del rocío la piel

del alma se me humedece,

¿qué puede hacer mi alma si el agua,

salada ó dulce, la entristece?

 

 

 

 

12.

 

Sobre el mar llegué a estas costas

que la copla se empeña en cantar,

me quema el nombre en la garganta

de quién ya no puedo nombrar.

 

 

 

 

13.

 

Copla coplita del agua marina,

verso del viento tibio, verso del viento frío,

deja las costas, sube en el viento,

sube, y navega conmigo.

 

 

 

 

 

el barco, por Maggy Nores (para Espejos Nublados)

el barco, por Maggy Nores (para Espejos Nublados)

 

.

Julián García partiendo a la aurora boreal

Julián García partiendo a la aurora boreal

 

 

 

 

 

 

 

a las aladas almas de las rosas

de mi almendro de nata te requiero,

que tenemos que hablar de muchas cosas

compañero del alma, compañero.

Miguel Hernández

 

 

 

 

Tan a punto de la partida

que separará la barba cuidadosamente desarreglada,

recuesto mi espalda desnuda en las púas

de un palo-borracho joven y gordo.

Llegué a tus días desde una noche larga,

un falcon de desguace, una mesa de madera clara

y tus historias de abandono y de reliquia,

de sueños inciertos y sueños cautivos,

de un galardón de ternura para derrochar

quién sabe qué callados ardores.

Desde el margen de la noche

aferrado a esa mano nazarena

me zambullí en babalooo y en sus intrigas

de poemas y de porros, citas ineludibles

de monos negros trepando las lianas del alba,

de giróscopos circulares a cuatro bandas

en sentido horario sin la exacta

causa de ningún reloj de agua:

clepsidra de los días pero sobre todo

de las noches cargadas, de las noches frías,

en aquel habitable morro de la suburbana colina.

Empacas la música para arrearla hacia los pinos

tornasolados de copos en el codo del ártico;

tan a punto de tu partida

rayo los hombros en las púas del tronco americano

y te convoco a las arenas ardientes

frente a la costa africana:

que hemos de seguir comenzando a nacer

a cada paso, tras los montículos de palabras,

en esta fugaz y urgente y eterna asimetría multiplicada.

 

 

Domingo 17, julio, 2005.

 

 

 

ausencias, por Maggy Nores (para Espejos Nublados)

ausencias, por Maggy Nores (para Espejos Nublados)

.

Alegoría a los pájaros (by NMCh)

 

ALEGORIA A LOS PAJAROS

 

 

 

 

Cuajada de trinos brillaba la tarde

el cielo, fulgores de oro desparramado

en hirientes cristales dañando las espumas

de cabalgantes velos blanquecinos

locura de pájaros derrochando plumas

entre el verdor alocado de hojas nuevas

y brotes crujientes de sabia y vida

jazmines colgando de balcones

empolvados de musgos viejos y tristones

y en loco tropel las golondrinas

surcando mares de salpicada espuma

pájaros… ¡oh, los pájaros!

amalgama de colores, de música, de nidos,

de nidos pequeñitos, de pichones tiernos,

tiernos… toda la ternura

toda la belleza de la tarde

adormecida en mil plumitas suaves

plumas, nido, trinos, ternura,

pájaros… ¡pájaros llenando

los vacíos de las almas solas!

 

(Nelly María Checura)

 

 

 

.

babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (inéditos – últimos sueltos)

cadaveres exquisitos

 

by Babalooo

 

últimos sueltos (inéditos)

 

 

 

EN LA FRONTERA DE LOS ESPEJOS

 

 

 

… cosa de magia que osas
multiplicar la cifra de las cosas
que somos y que abarcan nuestra suerte…
 
J. L. Borges, “Al espejo”

 

 

 

1.

Te nombras con el nombre que me nombro

o quizá el reflejo sea inverso:

he adoptado tu nombre

y tu destino:

 

será largo y rumboso el camino

y por el terraplén de los pasos y de los gozos

reflejaré las sendas

de todos los abrazos que crucen mis hombros.

 

 

2.

¿Adónde guardas el reflejo

cuando

no estoy?

 

 

3.

He soñado con  los muertos

y los niños que no han de nacer.

He soñado con las bocas

que jamás me han querido besar.

He soñado, entre tanto,

a este cuerpo con dientes de serpiente,

a este cuerpo de almibar endurecido.

Y esta mañana me amanece esta imagen:

entre sombras asoma en el reflejo

una cordillera de puntas en el talle de la espalda.

 

 

4.

¿Escribes en mi espalda?

No voy a irme ahora

cuando desde el alma gotea

la otra cara del deseo.

 

 

5.

Testigo incorruptible, ¿porqué me muestras

cuánto duele esta

esencia?

 

 

6.

Dicen que somos sólo uno,

pero ¿quién es el esclavo

si los dos sufrimos esta carne

afiebrada de destiempo?

 

 

7.

Creí durante un tiempo

o más bien quise que fueses mi imagen.

Jugué a Dios: tu, mi espejo. Eres otro,

llegué a saberlo luego,

y me empeciné en encontrarme

en tu reflejo.

 

 

8.

Trabajos circulares y diversos:

copias incansablemente la vida que no tienes.

Eres

modelo de ausencias.

 

 

9.

Hondo instante en que estoy sólo conmigo:

negra

vacía y solitaria cárcel donde pierdo

un trozo de alma.

 

 

10.

¿Sanarán mis llagas en tu interior oscuro?

¿Guardarás allí tu registro infinito?

 

 

11.

Entre tanto retorno, perdemos las voces.

 

 

12.

Mi miraste raudo y te dije:

estamos viejos.

 

 

13.

Fría lealtad, abrázame en tu partida,

cuando la sombra

proteja los despojos.

 

 

14.

Lento gotear del tiempo, escorpión del abismo,

besador bruñido desde el hielo de la ausencia:

¿doble será –entonces- el pago de otras vidas?

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (inéditos y sueltos)

cadaveres exquisitos

by Babalooo

 

inéditos y otros sueltos

  

 

 

 

 

  

Un pezón que sobremanera la boca,

monedas talladas en cada mirada,

esa incorruptible interjección vaginal que me sostiene.

 

Sombra difusa de este vaso sobre el mantel:

el domingo que me pinta el cuerpo con naranjas

y me deja al azul de los ladrillos

en las tardes dolientes de la melancolía.

 

 

———————————————————— 

 

 

 

 

 

Ablandando los músculos faciales del próximo viaje

a la caza de ese extraño animal

desde la garganta brillante de sudor.

 

sucia mano que mece aún mi cuna

 

castigo infinito: cuernos blancos para los

negros ojos de la muerte.

 

El destino finalmente ha conjugado nuestro túneles.

 

 

—————————————————————— 

 


Te imagino desde este próximo futuro

De aeroplanos y trenes

El valle donde ondulemos la geografía insólita

De todos los pasos que horadarán los caminos mañana.

 

Un baile eterno

Irrumpe

Domina mi carne

Conquista.

 

En el entresueño quiero

Poder dormir entre tus ojos esta ausencia,

Temblar entre mis fondos,

Y ser feliz mientras tanto.

 

Millones de lunares me ocultan

Los fuertes rasgos de tu rostro,

Brillo apenas sometido.

 

 

 ——————————————————————–

 


Entre todos los cantos escuchar

de tanto en tanto señales de estar vivo:

tinta el silencio de leche aspera

la noche diáfana.

 

Otro cielo bañará mi ausencia

otra piel cubrirá la desnudez,

este despojo que has logrado despostar.

 

Amargo sudor de manos

zona pantanosa del corazón

hundirte

salvarme.

 

 

————————————————————–

 

 

 

 

  

Algo no anda bien.

 

En el principio un gran útero nos contuvo

embriagándonos en el líquido amniótico

reconfortándonos en todos los silencios juntos

(vértebras sobre las que armamos la columna de los días).

 

Algo no anda bien:

sobrellevar un domingo es tarea de héroes cansados.

 

Algo no anda bien:

esta vieja muñeca colgando siempre en el mismo lugar

custodiando

 

el reloj.

 

 

 

————————————————————————

 

 

 

 

 

LOS LABIOS

 

 

 

 

Leporito túnel que sólo prometes

el ingreso vedado a la humedad que salva.

 

¡Tantas veces enemigos de mis defectos!

¡Tantas veces han propiciado

mi metamorfosis de abeja libadora!

 

Cálido colchón de gotas:

serán gusanos,

y serán olvido los temblorosos besos de tu boca.

 

 

——————————————————————– 

 

 

 

 SOLILOQUIOS DEL PENE

 

 

  

Tan austral y olvidado estás ahí

¡Ay, torpe Goliat, que sucumbes

A las alas de David!

Sólo aquellos que de natura escuetos han llegado,

Proclaman la inutilidad de tus mesuras;

Cuida la gravedad, (ese terrible enemigo);

Y mientras que el resto del mundo gire,

Tu sólo piensa en salvar dudas.

Soberbio don de unos pocos:

Te crees espada, y a veces

Sólo eres consuelo de tontos;

Grave, en las tareas del orín

(Respetuosa función que tantos olvidan).

Te auguro solvencia en las mórbidas

Caídas del ocaso, viagrada ave fénix,

Aunque hayas de volver, con el todo, a las cenizas.

 

 

————————————————————– 

 

 

 

 

SOLILOQUIOS DE LA VAGINA

 

  

Canal que alumbras vida y recibes muerte.

Cálida puerta infinita

apagado bosque en su lengua de fuego intermitente.

Debajo de mis uñas

tu recuerdo permanece.

Línea del talle que aferro

con la desesperación del último puerto:

tan próxima, tan habitual, tan mundana.

Centinela de las gracias más oscuras,

sólo te revelas cuando todo lo demás está perdido,

hasta la razón.

Cobijas la fantasía del rendido,

Garganta del deseo, líquido aullido, temblor de Dios.

Líquido labio donde me embriago.

Me recibes madre con idéntica violencia

al parto inicial.

 

 

 

 

 

 

 

.

Babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (3 – Voz en ti ahogada)

cadaveres exquisitos

 

by Babalooo

 

parte 3

 

Voz en ti ahogada

 

 

 
 

——————————————————————————-
  
 
Me suicido en tu reflejo
Sudor, semen y sangre.
 
No he dejado entre los diversos cuerpos de sentir tu aliento.
 
 
——————————————————————————–
  
Ahogo mi voz,
Como cuando niño
De la líquida ausencia tomaba forma tu figura
El silencio, esa fisura invisible
Hoy me devuelve  tu ausencia,
Pero ya la forma es un vacío  insaciable.
 
 
——————————————————————————-

 
Los petalos de los ojos
Los ojos que nunca callaron
Su eterno grito
Van a decirte solamente una cosa
Tu destino ahogado es
Desvanecer
 
 
——————————————————————————-
 
 
Del sudor reconocido
Amanecíamos  bruñidos e inocentes
Pausadamente subo hacia la nada
Desapareces
Y queda la soledad
 
 
——————————————————————————–
 
 
Tus ojos
Como tantas veces como siempre
Trémolo imperceptible en mis entrañas
Quiero desesperado olvidarme del todo
Hoy que otros meridianos te recubren
 
 
———————————————————————————
 
 
Ves este brillo en los ojos
Es de mi más profundo rincón el encono
Mi eterna enfermedad
Gélida ave de oscuro interior
 
(A propósito
siempre te dejaré una esperanza abierta)
 
 
———————————————————————————
 
 
Salamandra inquieta
Predestinas convocando entre
La helada niebla el ardiente fuego
Mecidos en ese fuego como sombras
Mientras miras desde adentro la soledad, un grito.
 
 
———————————————————————————
 
 
Llanto, gorgojeos de vida.
Cenizas muertas en el mantel dormido
Quitándome el tiempo de las manos
Caigo en el silencio
Sobrevivo.
 
———————————————————————————

 
En el vaso
De noche me miro en tus ojos desangrados
El tiempo infino descentra la ausencia
Cada
Noche te presiento
 
 
———————————————————————————
Tu sombra
En mi intuición se subleva
Cosiéndose invierno en tu garganta de estío
Yendo y viniendo
En la sombra gris de tu mirada
 
 
———————————————————————————
 
 
Tu espalda
Mi mano
La gravedad
El peor enemigo modificando la esencia de los cuerpos 
Te veo tan frágil. Aguarda. Dejaré para entonces el roce salival.
 
 
———————————————————————————-
 
 
Caigo en tu límite
De aurora boreal, de surco profundo.
Tu materia me inunda:
Naufrago en tu vientre
Un cristal te encierra
Te resistes
 
 
———————————————————————————-

 
 
BABALOOO
 
 
Es soberbia distinción
Es comerse las uñas de los pies
Es una súbita ronda de inesperados contornos
Es beber, beber de tus ojos
Es ser
.

babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (2 – Destinos / Desatinos)

 

cadáveres exquisitos

by Babalooo

 

 

parte 2

 

Destinos / Desatinos

 

 

  

 

EL ORÁCULO

 

 

Fantasma de tu sombra, la pitonisa

leía el destino en un terrón de sal.

La piedra sabe del retorno, porque todo es circular.

Circular: este tiempo que conocemos como nadie.

Bajo su pollera cuatro velas siempre encendidas.

¡Si hubiera escuchado la voz tan clara,

ese destello rojo alumbrando la prisión enmohecida!

El temblor de sus labios era un galope de caballos:

una mujer ciega alumbrando con su piel la caverna oscura

la imagen bruta de un reflejo ya muerto.

Un libro escrito se deforma.

¿Adivinas el tiempo

que tardaremos en hallar la verdad? 

 

 

 

 

CUADERNO DE LA RISA

 

 

De par en par abiertas las ventanas,

el universo en la punta del pie.

 

Roedor que despierta con tres

cucharas en el vientre:

ni del hermano mono la mueca burda

ni del padre sol los ojos ciegos,

sino garganta de hielo, seca saliva

que despierta desde el vientre

las cucharas de vapor helado de una pava,

mientras inunda el tiempo con un caudal de flores.

 

Ninfa de compañía:

es extraño encontrarte  en el espejo solitario.

 

Amarilla contracción de cuerpos, de dientes,

como si vibraran los pies, los cienpies de la garganta,

y en estrecha formación,

pulcros sentinelas

resguardando el vientre.

De esos enanos escupo hasta el último,

hasta el que se burla

en el contramundo de una prudencia evaporada.

Alumbramiento de esencias desde el interior,

y hay algo que se va, que se va

que se

va.

 

Si Jesús no rió,

¿cómo esta divina catarata  nos remonta salmones hasta su río?

 

 

 

ÚLTIMA NOCHE

 

 

tornados invencibles

como una bolsa bailando en la vereda

 

tres centros aliados en el invertebrado  abismo

 

la línea del talle definiendo esta arena de toros

el traspié banderilla del ombligo

la verónica escarlata

la embestida la espera

la estocada

 

mil cuchillos clavados en la uña del gigante

mil cuchillos

perfumando con los ojos la cintura

 

buscaba un lugar una mesa

el color de la noche

oí tu voz saliendo

de estos vasos de sangre salada

llenos

de tu última lágrima

 

 

 

 

LA IRONIA DEL OLVIDO

 

 

Incómodos enojos que no se corresponden:

todavía  deambulas suscitando enconos mayores.

 

Levedad de la piedra que se hunde en el agua:

un instante de siglos.

 

Dejo mis señas particulares prendidas

en el frágil pabilo de la luz de la promesa.

 

Silenciosa negra amarga

traición en estado constante.

 

La sangre que corre es negra,

la noche del pasado eternamente  ausente.

 

 

 

SARDA SARDINA SALADA

 

 

                                           Histérica:  una esclava en busca de un amo sobre el cual reinar.
                                           LACAN

 

 

Túnica roja – sutil venganza.

 

Me alejo hacia tu lado – junto a tí ya estuve muy lejos.

 

Nunca beberás las aguas – de mi abundante desierto.

 

Si me dejaras – dejarte ser libre

 

no morderías este chocolate – con la boca cerrada.

 

Esta última seca lágrima – principio de deshielo.

 

No saciarás nunca el umbral – líquida sed de las entrañas.

 

 

 

 

 

DULCE OFICIO QUE ME VIVES

 

 

fino escalpelo

una a una mis llagas no ofrecen resistencia

degusto cada gota

mientras dejo mi vida enterrada bajo estos cimientos

busco el sentido de esta respiración

muertas palabras que hago preparando otro final

Un trazo nos reune dos líneas nos juntan

borroneamos puntos suspensivos

seguimos vivos 

 

 

 

SALAR EL FUEGO CUANDO TE HAS IDO

 

 

 

Agazapada,  expectante  la ausencia me acecha:

profunda herida abierta

el haberte ido de mi mirada.

Desde entonces no eres sino

el ardor del hueco que queda al quitar la espina.

 

Sácame el corazón desde las uñas,

que solo conservo esa imagen ese suicidio este frio.

Una molienda de cuerpo y tristeza

tus medias vacías  cubriendo mis plantas.

Salar el fuego es peligroso.

 

 

 

YESTERDAY´ S JOURNAL

 

 

Pocos tiempos tan viejos

como los que reflejan tus tintas frescas.

 

Fijeza dura la del día

que trae palabras recién envejecidas.

 

Vuelan cenizas de tiempo perdido

muerte aerea tan frágil y tan fácil.

 

Instantánea metamorfosis

manos antiguas y recientes y extinguidas.

 

¡Tanto calor enfriado en cuartillas negras!

¡Palabra tan dura sobre la piedra tan sola!

 

Permanecer es un árbol raramente infinito.

 

 

 

LINEA DE HORIZONTE

 

 

No tengas miedo de ser el primero,

se dice que los dones llegan antes que los últimos.

Y siempre los últimos

verán el humo imperceptible que recorre el espacio.

No tengas miedo, estás en camino.

Ya cristalizada la agonía,  seca la mirada,

la ausencia pesa como estar muerto.

Seguir

seguir

sin miedo

¿adónde ir si no

si el único camino lo traza el horizonte de tu mirada?

 

 

 

 


.