Archivo mensual: junio 2010

El ajuste desata la protesta (30 06 10)

El ajuste desata la protesta

.

MADRID, ATENAS.- El ritmo de la protesta social en Europa no deja de crecer, al mismo tiempo en que los gobiernos de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) ratifican las medidas de ajuste neoliberal que apuntan a la restricción de los derechos sociales.

La última oportunidad de consensuar una vía alternativa a la rigidez del enfriamiento económico liderado por la canciller democristiana de Alemania, Ángela Merkel, se vivió en la Cumbre del Grupo de los 20, la reunión de los países desarrollados junto a los emergentes que se desarrolló durante el pasado fin de semana en Toronto, Canadá.

Sin embargo, frente a la alternativa entre austeridad y crecimiento -la postura sostenida por los Estados Unidos, junto con China, y emergentes como Brasil y Argentina- la declaración final del G20 cedió frente a la postura de la UE y terminó apostando más por las estrategias de reducción del déficit que por los estímulos para expandir el mercado de consumo interior.

Con ello, los países avanzados ratificaron el objetivo de reducir a la mitad el déficit de aquí a 2013, lo que actuó como acelerador de la protesta social, que ayer tuvo picos importantes en varios países europeos.

En Grecia, la quinta huelga general desde el comienzo de la crisis paralizó a las principales ciudades, donde se produjeron manifestaciones y enfrentamientos violentos. La medida de fuerza alcanzó casi la totalidad al transporte público y aéreo, hospitales, escuelas, bancos y oficinas; los trabajadores portuarios impidieron el acceso de buques turísticos a El Pireo en plenas vacaciones de verano, y la Acrópolis de Atenas permaneció cerrada. El gobierno de Giorgios Papandreu anunció medidas de ajuste para reducir el déficit fiscal, del 13 por ciento actual al 3 por ciento en 2013.

En España, por otra parte, donde el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero intenta salir de dos años de recesión -disparada por el colapso del sector de la construcción- que ha provocado un desempleo record del 20 por ciento, dos paros provocaron enfrentamientos con las policías autonómicas en Madrid y en el País Vasco.

Anticipando la lucha que encabezarán los sindicatos, que  convocaron a una huelga general contra el ajuste para el 29 de septiembre próximo, los trabajadores del transporte dejaron ayer sin subtes y con serios problemas de movilidad a 2,5 millones de madrileños.

El paro de los subterráneos fue anunciado la semana pasada, para protestar contra el gobierno regional de Esperanza Aguirre, del conservador Partido Popular (PP), ante sus planes de recortes salariales como parte del programa de ahorro para hacer frente a la crisis. El paro del transporte continuará hoy, en una tercera jornada de huelga, según se anunció desde las centrales sindicales.

También en el País Vasco, la comunidad autónoma del norte de España, los trabajadores plantearon ayer una jornada de paro en protesta por el plan de austeridad de Rodríguez Zapatero y su reciente flexibilización laboral por decreto.
MERKEL, EN LAS URNAS

BERLÍN.- La jefa del gobierno de centroderecha alemán, Ángela Merkel, arriesgará la fortaleza de la coalición de democristianos y liberales que preside con la elección de hoy, donde se designa al presidente de la República Federal.

La Presidencia, un cargo honorífico y de representación del Estado, es altamente simbólico y la coalición de Merkel intentará colocar en el sitial a Christian Wullf, gobernador de Baja Sajonia, mientras que la oposición socialdemócrata propone al teólogo y ex disidente de la antigua Alemania Oriental (RDA), Joachim Gauck.

La elección del presidente es indirecta, por la Asamblea Federal conformada por diputados y senadores, y en plena crisis social desencadenada por la decisión de enfriar la economía europea para reducir los déficits públicos, implica un plebiscito de opinión para la gestión de la propia Merkel, quien ha asumido una de las voces dominantes en la defensa de esa estrategia neoliberal.

SEMESTRE BELGA

BRUSELAS.- Hoy concluye la presidencia rotatoria española de la Unión Europea (UE), y el tiesto pasa a Bélgica, que la ejercerá hasta fin de año. La rotación en la jefatura del Consejo Europeo no podía llegar en un momento más complicado a Bruselas, con un gobierno renunciante, dos comunidades enfrentadas, y las recientes elecciones ganadas por un partido que intenta partir el país en dos según las fronteras linguísticas entre flamencos y valones.

El primer ministro (en funciones hasta la formación del nuevo gobierno), Yves Leterme, tomará el relevo del español José Luis Rodríguez Zapatero, en medio de una crisis económica estructural que ya echó por tierra las expectativas que éste albergaba para su semestre al frente de la organización continental.

Como objetivo de mínima, los analistas esperan que los enfrentamientos entre los belgas no terminen -en un momento tan crítico- por arrastrar a la propia UE, cuyas instituciones comunitarias se encuentran, además, en Bruselas.
.
.

nelson.specchia@gmail.com

.



Anuncios

Estados Unidos consigue los datos bancarios de los europeos (29 06 10)

La Administración norteamericana se apuntó ayer un importante logro diplomático que venía anhelando hace tiempo. Los países miembros de la Unión Europea (UE) acordaron permitir el acceso de las agencias de inteligencia estadounidenses a las bases de datos de transacciones bancarias entre particulares, que centraliza en el Viejo Continente la empresa belga Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (SWIFT), en el marco de la lucha global contra el terrorismo internacional encabezada por los Estados Unidos de Norteamérica.

.

La solicitud de ingresar a las transferencias SWIFT había sido solicitada en varias oportunidades por el gobierno norteamericano, pero el Parlamento Europeo rechazó la posibilidad de permitir el acceso a la información de sus ciudadanos, por falta de garantías suficientes sobre las posibles violaciones a la privacidad, protegida en todas las constituciones y los tratados constitutivos de la organización continental.

.

En febrero de este año, el Parlamento Europeo volvió a votar en contra de la solicitud norteamericana, y poco tiempo después el presidente Barack Obama canceló unilateralmente su asistencia a la cumbre UE-EEUU prevista para desarrollarse en Madrid, coincidiendo con el semestre de presidencia española de la Unión.

.

En la víspera, los eurodiputados socialistas y socialdemócratas depusieron sus reservas y dieron vía libre a la medida, que ya contaba con el apoyo del grupo parlamentario conservador del Partido Popular, la primera fuerza en la Eurocámara, con lo que se asegura la aprobación del acuerdo en la votación del próximo 7 de julio. La medida permitirá el acceso de los servicios secretos norteamericanos, como la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) a los datos bancarios de todos los europeos, y controlar las transferencias financieras que éstos realicen.

.

El gobierno norteamericano insiste en que este tipo de controles son imprescindibles para poder llevar a cabo una lucha eficaz contra el terrorismo internacional, ya que permiten la posibilidad de bloquear posibles redes de financiación de actividades terroristas a escala global. Sin embargo, el hecho que los espías estadounidenses controlen los movimientos de los particulares en Europa sigue produciendo escozor y múltiples críticas; para salir al cruce de éstas, el ministro del Interior del gobierno español (hasta hoy en la presidencia semestral rotatoria de la UE), el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que será la Europol (la coordinación de las policías europeas) quien verifique los requerimientos de los socios americanos, y si se respeta las garantías de privacidad.

.

Pérez Rubalcaba aseguró que el acuerdo también  aumentará la seguridad de la propia UE, postura que no es compartida por los eurodiputados de la izquierda y de los partidos ecologistas.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

G-20: Los grandes del mundo convocan a pensar la crisis (28 06 10)

G-20: LOS GRANDES DEL MUNDO CONVOCAN A PENSAR LA CRISIS

Los líderes del Grupo de los Veinte se reunirán a partir de mañana en la ciudad canadiense para avanzar en una definición común de las políticas a aplicar para combatir la crisis económica que parece haberse enquistado en la dinámica internacional contemporánea.

.

En Toronto se discutirán las estrategias del G-20 (que en conjunto suma el 90% de la producción mundial, el 80% del comercio y el 75% de la población del planeta), especialmente las políticas impositivas y la necesidad -o no- de recortar el gasto para equilibrar las cuentas públicas y disminuir los déficits. Esta disyuntiva ocupará una parte sustancial de las deliberaciones, debido a la falta de acuerdo global sobre el tema.

.

En las últimas semanas, diversas reformas emprendidas por los gobiernos europeos a instancias de la canciller alemana Ángela Merkel, insisten en el achicamiento del gasto, mientras que economistas de gran predicamento (entre los que se cuentan varios premios Nobel) insisten en que esta alternativa debilitará aún más el consumo interno, generará recesión, y por lo tanto ahondará la crisis.

.

En esta tesitura se encuentra la Argentina y también, con diversos matices, es la vía que han adoptado grandes potencias como los Estados Unidos de América y China, y países emergentes como India y Brasil.

.

Por el contrario, la mayor parte de los países miembros de la Unión Europea (UE) han optado por un fuerte achicamiento de la economía, con reducción de salarios, incentivos y jubilaciones, a la par de un aumento en la presión impositiva.

.

Tras el alineamiento de la UE detrás de la estrategia conservadora de Merkel (inclusive gestiones socialdemócratas como la española de Rodríguez Zapatero), el presidente norteamericano, Barack Obama, envió una carta la semana pasada al G-20, advirtiendo que se pone en riesgo la recuperación mundial si los países recortan, en simultáneo, su gasto público.

.

Frente a la presión de Obama, el reciente Consejo Europeo reunido esta semana en Madrid, y con el que acaba el semestre de la presidencia española (ver nota en Magazine), acordó que la UE debe presionar a los demás miembros del G-20 para lograr que todos acepten un achicamiento en sus respectivos gastos públicos. La UE tampoco acuerda con apoyar, en el marco del G-20, un impuesto internacional bancario y una tasa sobre transacciones financieras, que significaría un embrión de regulación financiera mundial.
.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

El semestre español (25 06 10)

El semestre español

.

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

España había planteado su tiempo en la presidencia rotatoria de la Unión Europea como el momento para volver a hacer transitable los puentes entre el Viejo Continente y las tierras americanas, por las que siente que tiene una responsabilidad especial. El plantón de Obama, el bajo interés de los socios comunitarios por las situaciones latinoamericanas, y el empujón de la crisis global, han terminado desdibujando el semestre español.

.
Ya con 27 países miembros, acceder a la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE) durante medio año es un evento poco ordinario. Además, una ocasión esperada con ansia por los gobiernos, ya que la presidencia del Consejo Europeo –la reunión de jefes de Estado, el lugar del poder real donde se delinean los grandes trazos de la política comunitaria- se convierte en un escaparate desde el cual mostrar al mundo y a los colegas los logros más audaces de la administración y la posibilidad de incluir los temas prioritarios en la agenda continental común. Y con tantos miembros tras la gran ampliación al Este, no habrá una nueva oportunidad de presidir el Consejo hasta dentro de una década y media, por lo menos.

.

Por todo ello, la presidencia española de la UE durante el primer semestre de este año 2010 había sido programada por el ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero como el gran evento político internacional de su gobierno. Una oportunidad, por lo demás, que bien podría reportarle algunos puntos en la política interna, habida cuenta de que su mandato se acerca a las postrimerías, y todas las encuestas siguen ubicando a la oposición conservadora del Partido Popular, con Mariano Rajoy al frente, en los lugares de preferencia.
.

El guión de este programa, en todo caso, se escribía a finales del año pasado. Pero cuando hubo que estrenar gestión, el 1 de enero de 2010, habían comenzado a soplar las fuertes ráfagas del viento de la crisis proveniente de este lado del Atlántico Norte, y esos alisios obligarían a cambiar casi todo: rebajar las expectativas, improvisar sobre la marcha, pasar de puntillas por los temas más espinosos, consensuar ajustes y gobierno económico con las posturas rígidas de Ángela Merkel y, abandonado ya todo deseo de protagonismo estelar y escaparate, intentar salvar los muebles.

.

Debajo de todo eso, la promocionada “alianza estratégica” con América Latina y el Caribe, que desde ambas costas se viene buscando desde 1999 y que España tenía la esperanza de empujar durante su presidencia, deberá seguir aguardando tiempos mejores.
.

AÑO DE BICENTENARIOS
.

La presidencia española (la cuarta vez que Madrid asume este rol desde la instauración de los períodos de liderazgo rotatorios en la UE) coincidió con dos contextos especiales, que venían a agregar relevancia al período: El Tratado de Lisboa y los bicentenarios americanos.
Por un lado, comenzaba la andadura del nuevo Tratado de Lisboa, el instrumento jurídico que la organización continental se dio para gobernarse con 27 miembros. Luego del fracaso de la Constitución Europea, en 2005, el proceso de integración entró en una fase de estancamiento del que intentó rescatarlo el Tratado de Lisboa. Entró en vigor el pasado 1 de diciembre de 2009, estableciendo la elección de un presidente permanente del Consejo Europeo; la continuidad del presidente de la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la organización); y la designación de un Alto Representante de la Política Exterior, con la intención de que el continente comience a hablar con una sola voz en la sociedad internacional. Así, el liberal portugués José Manuel Duráo Barroso siguió el frente de la Comisión; el democristiano belga Herman van Rompuy fue designado presidente permanente; y la socialista británica lady Catherine Ashton al frente de la política exterior.

.

Estas nuevas autoridades, que estrenaban puesto, funciones y período, debían coexistir, por primera vez, con el presidente rotatorio español, sin que las áreas de competencia de cada uno estuvieran del todo delimitadas.
.

Y por otro lado, 2010 es el año en que varios países sudamericanos han comenzado con los festejos de los bicentenarios de las independencias de la “madre patria”. Por eso cuando España comenzó a escribir el guión de su semestre al frente de Europa, la relación privilegiada con los países americanos fue anunciada como una de las prioridades, incluyendo en la agenda del semestre una Cumbre UE-América Latina, que sucedería a la Cumbre UE-Estados Unidos. La iniciativa del gobierno de Zapatero generó expectativas en este lado del Atlántico, que ha visto cómo la inclusión de los países del Este europeo, de la vieja órbita soviética, han desplazado los centros de atención. Los latinoamericanos, además, esperaban que el semestre español fuese la oportunidad para flexibilizar las posturas en temas de inmigración y empleo de los extracomunitarios.
.

LA CUMBRE ALCUE
.

Pero eran demasiadas expectativas para un tiempo tan borrascoso. La primera señal la dio el presidente norteamericano Barack Obama. Dijo que estaba demasiado ocupado con la crisis, y que las Cumbres con los europeos, en momentos en que a éstos les cuesta tanto ponerse de acuerdo en políticas exteriores comunes, no dan demasiado provecho. El inédito plantón de Obama frustró el encuentro de alto nivel con la Administración de la primera potencia del mundo. Luego, la resistencia de Israel a morigerar su política agresiva hacia el entorno de países árabes hizo presagiar otro fiasco en la Cumbre UE-Mediterráneo, por lo que fue suspendida sine die. Quedaba, entonces, la Cumbre con América Latina y el Caribe (ALCUE). Aferrándose a un clavo ardiendo, Zapatero la convocó para mayo, pero para entonces la crisis griega amenazaba extender sus tentáculos a Portugal, a Hungría, y a la propia España.
.

La VI Cumbre ALCUE (la primera se celebró en Río de Janeiro en 1999) se reunió el 18 de mayo en Madrid, y teniendo en cuenta el problemático contexto que acabamos de reseñar, no estuvo tan mal. Aunque con menor densidad de la originariamente planeada, volvió a poner a América Latina en el temario europeo.
.

Llegó a este resultado a partir de la concreción de un Tratado de Asociación con América Central; la formulación de acuerdos multipartes con Perú y con Colombia; con la creación de una entidad intermedia –la Fundación Eurolat- para promover la presencia de los latinoamericanos en la dinámica del proceso de integración europeo; con el lanzamiento del Mecanismo de Inversión en América Latina (LAIF, por sus siglas en Inglés), con 125 millones de euros para inversiones en infraestructuras; y con la formulación de un plan de acción para los próximos dos años, con un seguimiento estrecho de los acuerdos consensuados en Madrid. Y, por sobre todo, la ALCUE logró relanzar para el próximo mes de julio las negociaciones entre la UE con el Mercosur, que ya languidecían durmiendo sueños de naftalina.
.

Este último punto, de importancia capital en la relación entre ambos bloques, se activó a pesar de las voluntades un tanto díscolas de los propios miembros americanos. Porque en el compromiso con Europa hay que distinguir dos planos: aquellos fuertemente activos e interesados en profundizar los lazos con un proceso de integración europeo que ha tomado una deriva liberal y economicista en los últimos años, alejándose un tanto de los impulsos políticos de los iniciales pasos del proyecto, entre los que se cuentan Chile y México (ambos con tratados de libre comercio con la UE), Colombia y Perú, y –por razones de cooperación desigual- los centroamericanos. Pero en otro plano están Venezuela, Bolivia, Ecuador –y, en alguna medida, también Brasil y Argentina- con posturas menos entusiastas y más críticas con la actual UE.
.

PROMESAS Y ESPERANZAS
.

En ocasión de la primera Cumbre ALCUE, hace once años en Brasil, ambas partes reconocían la existencia de una fuerte comunidad de valores sociales y políticos, con la defensa de la democracia como núcleo duro, y la pertenencia común a la modernidad occidental como aglutinante. En base a este sustrato común, se planteaba la aspiración de comenzar un programa que tendiera, en un plazo acotado, hacia la concreción de una “alianza estratégica” entre ambos, para enfrentar de forma conjunta los retos emergentes de un planeta globalizado.
.

En otras palabras, la Unión Europea extendía una mano hacia América Latina y el Caribe, ofreciéndose como interlocutor privilegiado, alternativo al neoliberal Consenso de Washington hegemonizado por los Estados Unidos de América.
.

Sin embargo, en esta década han sido muchos los elementos que han impactado en la redefinición de las metas políticas de largo plazo, especialmente las debacles económicas de 2001 y 2008. Por ello, los líderes de ambas costas no han podido en Madrid ir más allá de reiteraciones: nuevamente se ha declamado el compromiso de continuar promoviendo y reforzando la asociación estratégica birregional, basada en los principios, valores e intereses comunes.
.

O sea: esperemos que escampe, y luego veremos.
.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Obama echa a McChrystal en medio de una guerra estancada (24 06 10)

El presidente Barack Obama finalmente destituyó al general Stanley McChrystal como comandante de las propias tropas estadounidenses –y del mando conjunto de la OTAN- en Afganistán, tras la polémica desatada por las afirmaciones del militar en una entrevista con la revista Rolling Stone.

En la nota periodística, el militar realiza críticas hacia altos cargos del gobierno, incluyendo al propio presidente Obama, en un momento especialmente crítico para el desarrollo de la guerra que mantienen las tropas occidentales en el país asiático desde el derrocamiento del régimen islamista de los talibán.

McChystal ya había tenido roces con la Administración Obama en el pasado, debido a la soltura de sus declaraciones y a una personal costumbre de manifestarse sin escrúpulos en la prensa, saltándose los modos y las reservas propias de los altos mandos militares.

Esta actitud le valió la reprimenda presidencial en el pasado, pero en esta oportunidad, si la Casa Blanca no hubiera tomado medidas extremas apartando al general, podría haberse interpretado como un desafío de los estamentos castrenses a la autoridad política del Comandante en Jefe, cargo que recae naturalmente en el Presidente de los Estados Unidos.

Obama hizo venir a McChrystal desde Kabul, y tras una audiencia de media hora, anunció oficialmente su alejamiento.

Más allá de los equilibrios internos en el poder político norteamericano, el desplazamiento de McChrystal supone un paso en falso en el desarrollo del conflicto armado.

La resistencia talibán ha recrudecido en los últimos meses, y la estrategia de los aliados no ha logrado cumplir el calendario de avance planeado para poder retirarse de Afganistán durante este año.

El presidente afgano, Hamid Karzai, afirmó que la expulsión de McChrystal “no ayudará” a resolver el conflicto, en momentos en que las fuerzas hasta ahora a su mando están comprometidas en dos ofensivas cruciales contra los talibán en el sur, y sufren grandes pérdidas con 69 soldados muertos desde comienzos de junio.

En cambio, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó ayer que las fuerzas conjuntas continuarán la estrategia del cesado general, ya que su enfoque “es el correcto”, añadió. El ahora ex comandante norteamericano había insistido frente al presidente Obama en que la única manera de ganar la guerra en Afganistán era aumentando considerablemente el número de tropas, solicitud que le fue concedida al aprobar el envío de 30.000 nuevos soldados.

Sin embargo, tras ocho años y medio de guerra y con un balance de 290 militares extranjeros muertos (y un número indeterminado pero varias veces superior de afganos), la guerra parece empantanada.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Brasil y Turquía mantienen el pulso en el conflicto iraní (23 06 10)

Brasil y Turquía mantienen el pulso en el conflicto iraní

En una nueva vuelta de rosca en el contencioso planteado por el presidente brasileño Luiz Inácio da Silva, Lula, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para encauzar por vías de diálogo el conflicto abierto en el seno de las Naciones Unidas (ONU) en virtud del programa nuclear iraní, en la víspera se conocieron nuevas declaraciones simultáneas de las cancillerías de ambas potencias emergentes, en un escenario que ya se presenta como de abierta confrontación a las posturas que impulsa la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, a través de las herramientas de la ONU.

El ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, afirmó ayer que “mantiene la esperanza” de que el acuerdo con Irán y Turquía pueda servir como base para que haya más conversaciones con el gobierno del presidente Mahmmoud Ahmadinejad.

Su colega turco, Ahmet Davutoglu, ratificó al mismo tiempo que el acuerdo nuclear a tres bandas continúa vigente, desmintiendo de esta manera las versiones que circulaban en Washington sobre una eventual retirada brasileña de las negociaciones. Davutoglu indicó que Amorim le había manifestado la continuidad del compromiso del presidente Lula con la vía negociadora.

Estas conversaciones no son bien vistas desde la Casa Blanca, que promueve nuevas sanciones bilaterales hacia Irán a partir del documento aprobado en el Consejo de Seguridad.

Davotoglu, que junto al primer ministro Erdogan y al presidente turco, Abdullah Güll, conforma el núcleo duro del poder del partido islamista moderado AKP, que gobierna Turquía con un apoyo interno masivo y se plantea jugar un rol de liderazgo regional en los países musulmanes de Oriente próximo, dijo que “los canales diplomáticos siguen abiertos a una solución y creemos que es el único modo de resolver la disputa por el programa nuclear de Irán”, para lo que su gobierno se encuentra “decidido a presionar”, afirmó ayer en Estambul.

Apoyado en esta vía de escape a la opinión hegemónica en la ONU, el gobierno de Irán prohibió en la víspera la entrada al país de dos inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), aunque manifestó que seguirá cooperando con la agencia de la ONU.

El ministerio de Relaciones Exteriores persa dijo que Teherán tiene derecho de impedir la entrada a ciertos inspectores nucleares que difunden “información no autorizada e incorrecta”.

Las potencias occidentales acusan al régimen iraní de perseguir fines bélicos con su programa atómico, mientras que éstos afirman que la ONU usa de los técnicos para dificultar su desarrollo energético atómico, sobre el que tiene derechos soberanos.

Israel reduciría el bloqueo (22 06 10)

EXPECTATIVAS POR EL ANUNCIO ISRAELÍ DE SUAVIZAR EL BLOQUEO

.

La presión internacional lleva al gobierno a flexibilizar la relación con Gaza

.

.

.

Frente a la aguda presión internacional que debe soportar el gobierno conservador de Benjamín Netanyahu, desde la capital israelí se informó este domingo que el bloqueo cerrado que el Estado judío impone a la Franja de Gaza desde 2007 se hará más flexible, permitiendo la entrada a la estrecha franja de tierra que aloja a un millón y medio de palestinos de bienes “de uso civil”, tales como materiales de construcción. Aún así, en el mismo comunicado se relativizó el anuncio al especificar que la lista de elementos prohibidos, extensa y diversa, se mantiene.

.

La decisión del gobierno de Netanyahu es la primera reacción importante tras el ataque del ejército israelí a una flotilla con ayuda humanitaria a Gaza, compuesta por barcos y tripulación civil de 60 países, llevado a cabo el pasado 31 de mayo y que desembocó en la mayor crisis diplomática del Estado de Israel en los últimos tiempos.

.

Entre las condenas prácticamente unánimes, destacó la denunciada por el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. Turquía ha sido uno de los aliados estratégicos más importantes de Tel Aviv en el Medio Oriente, y una vía de interlocución con los vecinos países islámicos, en su inmensa mayoría enfrentados a Israel, cuya existencia política como sujeto de derecho internacional ni siquiera han reconocido.

.

Sin embargo, tras el ataque de los cuerpos de élite del ejército hebreo hacia uno de los barcos de la flotilla, que navegaba bajo bandera turca, y la muerte violenta de nueve tripulantes de esa nacionalidad, Turquía ha roto relaciones y condenó explícitamente la metodología israelí en una cumbre de seguridad asiática en la que estaban presentes el primer ministro ruso Vladimir Putin y el presidente de la República Islámica de Irán, Mahmmoud Ahmadinejad, entre otros veinte líderes asiáticos.

.

En esta nueva estrategia, encaminada a mejorar las debilitadas relaciones, tanto con Turquía como con los países de la Unión Europea, el Netanyahu aseguró que la larga lista de productos prohibidos anteriormente, que incluía comida, equipamiento doméstico y materiales de construcción, será reemplazada por una mucho más corta y específica de “armas y material de guerra”.

.

La facción palestina de Hamas, que gobierna Gaza, recibió con desdén el anuncio, asegurando que sólo se trata de otro “gesto inutil”.

.

MUJERES SOLIDARIAS

.

Tras el frustrado arribo de la “Flotilla de la Libertad” y el asalto al barco turco “Mavi Marmara”, otras iniciativas de fletar barcos con ayuda humanitaria a Gaza se han puesto en marcha. El propio Irán anunció que enviaría una nave, y ayer se conoció la iniciativa de un contingente de mujeres, que se embarcarán en Trípoli e intentarán quebrar el bloqueo israelí a los puertos de la Franja.

.

El barco, denominado “Julia”, navegará bajo bandera francesa y contará entre sus tripulantes con unas 70 mujeres, en su mayoría libanesas, pero también de otras nacionalidades, incluido un grupo de monjas católicas.

.

Desde Tel Aviv se insistió que la Marina israelí ya se encuentra en alerta ante la posible llegada de este buque, al que intentará detener. La expedición de mujeres, denominada “Mariam”, cuenta con el apoyo político y logístico del gobierno del Líbano.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Vacas flacas y agresivas (18 06 10)

Vacas flacas y agresivas

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

En los tiempos de vacas gordas, todo es optimismo. Pero cuando sobreviene una tormenta crítica que descalabra las certezas y esos objetivos de largo plazo que parecían atados y seguros, aparecen en escena actos de arrojo y valentía; pero también surge el costado más oscuro del egoísmo, la cerrazón, el miedo al otro, la expulsión del diferente, la cobardía.

.

Y estamos hablando de política.

.

Desde diferentes puntos del globo recibimos en estos días señales de tensión, de endurecimiento, de efectos inesperados de esta depresión global que lleva ya dos años adelgazando vacas y no tiene visos de remitir. Desde el incendio del odio étnico en los lejanos valles del centro de Asia, pasando por picos de intolerancia en el sempiterno conflicto árabe-israelí en Oriente próximo, y hasta los buenos resultados electorales obtenidos por partidos separatistas y xenófobos en el corazón de Europa, las estrategias para enfrentar estas incertidumbres están lejos de aportar grados de solidaridad humanística a nuestro tiempo.

.

Viejas recetas, nuevos ajustes

Cuando explotó la crisis por las hipotecas y los endeudamientos baratos, las censuras hacia las recetas neoliberales y neoconservadoras ocuparon la mayor parte de los espacios de análisis y de opinión, así como la indicación de la responsabilidad de los grandes bancos de inversión y de las oscuras empresas calificadoras del riesgo de las cuentas públicas de los países. Sin embargo, a tan poco andar y sin haber logrado que los coletazos más duros de ese golpe económico se despejen del horizonte, las viejas y fracasadas recetas que convierten al libre mercado prácticamente en deidad de culto político vuelven a insertarse lentamente en las decisiones de las máximas instancias ejecutivas. No son los pobres y los sectores más desfavorecidos los se protegen prioritariamente, como se anunciaba a los cuatro vientos al explotar la crisis, sino aquellos mismos bancos de inversión y empresas tan denostadas. Los sectores vulnerables, si acaso, vuelven a estar en las variables del ajuste: despidos para flexibilizar el mercado de trabajo, indemnizaciones más baratas, jubilaciones menores y en plazos más largos. Esta parece ser la ruta elegida por los países miembros de la Unión Europea, la región que hace apenas medio siglo redescubrió el Estado de Bienestar y el desarrollo basado en el aumento de los derechos y beneficios de las grandes mayorías.

.

Hace apenas dos años, cuando Alemania ocupaba su turno de presidencia rotatoria en el Consejo (la reunión de los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea, el verdadero lugar del poder, más allá de los funcionarios y los comisarios que ocupan las jerarquías de los órganos burocráticos), el consenso mayoritario era que los problemas se enfrentarían con estrategias puntuales, sin tocar los derechos sociales construido laboriosamente por la sociedad política europea desde la segunda posguerra. Esa postura, sin embargo, se ha disuelto en el aire a una velocidad insospechada, y el Consejo Europeo reunido en Bruselas esta semana, bajo presidencia española, enterró aquellos principios e instaló –también como postura común y hegemónica del liderazgo continental, independientemente del color político del partido en el gobierno- la austeridad, el achicamiento del gasto, el enfriamiento de la economía, el freno al crecimiento, y el ahorro por vía de la restricción de derechos sociales, desde el sueldo de los empleados públicos a la jubilación de los mayores.

.

Esperanzas frustradas

Estos planes de ahorro, drásticos y en la mejor tradición neoliberal, implican un salto hacia atrás en la propia concepción de Europa como “soft power”, como ejemplo de experimento político a ser imitado, no sólo por terceros países de otras latitudes, sino por los propios socios menores de la organización continental, recién llegados al proceso de integración (y en algunos casos, como los países ex comunistas de la Europa del Este, llegados no hace tanto a la propia democratización interna). Pero éstos son impelidos por las grandes locomotoras de Europa –Alemania y Francia, principalmente- a seguir la misma vía. Letonia ha puesto su economía en manos del Fondo Monetario Internacional. Y la República de Irlanda ha sido empujada a crear nuevos impuestos y aumentar la edad jubilatoria. (Hace muy poco tiempo, un gobernador cordobés organizó una misión de empresarios y académicos locales para visitar el “milagro irlandés”, del que, a este paso, en breve quedará poco).

.

Los ex Estados comunistas de Hungría, Rumania y Bulgaria, deberán ajustar el cinturón o enfrentarse a la bancarrota, el Banco Central Europeo sólo les da esas dos posibilidades. En los tres países los sueldos públicos sufrirán un recorte, en promedio, del 15 por ciento (siendo, como son, ya bajos respecto del promedio continental), y exponer sus cuentas públicas a la auditoría y fiscalización del FMI. La República Checa, Polonia y Eslovaquia, relativamente más estables, están a la expectativa de tener que lanzarse a la vía del ajuste.

.

La que abrió esta vía fue la economía griega, y a costo de sangre. A principios de mayo, en una movilización contra la restricción de derechos sociales, murieron tres manifestantes en Atenas, pero el gobierno siguió adelante y merced a las medidas restrictivas impuestas, accedió a créditos del FMI y del fondo europeo (donde los alemanes son los principales aportantes) luego de un largo período de dudas de la canciller Ángela Merkel. Varios diputados alemanes sugirieron que Grecia vendiera el Partenón, o que privatizara las Cícladas, pero que no le pidieran la plata a ellos. La solidaridad con la que se construyó la Unión Europea empezó a hacer agua por todos lados, y el gobierno heleno de Georgios Papandreu cargó el costo del achicamiento del déficit en los empleados públicos, en los jubilados, y en los consumidores (aumentó el IVA al 23 por ciento).

.

Tú también, España

Tras la crisis griega, a la dirigencia europea la ganó el espanto. Cualquier cosa, menos parecerse a Grecia, o que alguien diga, en algún periódico financiero, que nos parecemos a Grecia. Sin embargo, las aseguradoras de riesgo –que a pesar de lo dicho por todos a principios de la crisis, siguen sin control estatal o supranacional ninguno- comenzaron a deslizar que los siguientes candidatos en la lista serían España y Portugal, con cuentas sin sanear, déficits pronunciados, grandes endeudamientos de sus sectores privados, y una desocupación alarmantemente alta.

.

Merkel sugirió que el gobierno socialista español podría recurrir al fondo de ayuda europeo (con lo cual, además, le daba una ayuda a sus correligionarios del Partido Popular español, que esperan ansiosos que la crisis se lleve puesto al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero) y ardió Madrid. A pesar de la certeza de tener que enfrentar una huelga general, Zapatero se plantó frente a las Cortes y dijo que ajustaría las cuentas, sin dejar de salvar a varios bancos, endeudados por aquellos famosos y criticados créditos irresponsables de la burbuja inmobiliaria. Pero, si se salvan los bancos, ¿quién cargará el ajuste? Los trabajadores y los jubilados: se reformó por decreto todo el sector laboral, se eliminó el aporte a los padres y madres de recién nacidos, se abarató el despido, se disminuyeron las indemnizaciones y en breve se alargará la edad jubilatoria. Para el año que viene, como si esto fuera poco, el ajuste deberá profundizarse.

.

Los dos años largos que lleva la crisis financiera y económica no dejan de poner de relieve la inexactitud y fracaso de las recetas neoliberales y conservadoras. Sin embargo, los partidos socialdemócratas han quedado descolocados con la crisis que no vieron venir (y que incluso negaron durante buen tiempo, como el caso del propio Zapatero en España), lo que ha impactado en sus apoyos electorales. Porque asistimos a la paradoja de que las políticas liberales que están destruyendo el Estado de Bienestar creado y alimentado por los socialdemócratas, son apoyadas por éstos, para gran confusión de sus electores. La izquierda pierde peso aceleradamente en los gobiernos –los pocos gobiernos socialistas que van quedando- y sus apoyos migran hacia partidos ecologistas y hacia organizaciones no gubernamentales (ONG).

.

La centroderecha conservadora, por el contrario, no para de crecer. Y los gobiernos capitaneados por ella no han dudado en afirmar que se sumarán a la tendencia general del ajuste. El presidente francés Nicolás Sarkozy ya anunció que aumentará progresivamente la edad jubilatoria, a pesar de la resistencia social que encontrará en el camino. El italiano Silvio Berlusconi y el recientemente asumido gobierno “tory” de David Cameron harán lo propio.

.

La curva de tormenta, en todo caso, no parece que vaya a detenerse en los ajustes económicos. Está alcanzando niveles más profundos, donde los grados de convivencia social y apertura al otro, al distinto, a la radical pregunta y cuestionamiento que plantea el diferente a nosotros mismos en el seno del cuerpo social, comienzan a ponerse en entredicho. Y ese sí que era el gran aporte de Europa a Occidente y al mundo. Pero en la semana pasada, las elecciones holandesas mostraron el aumento sorprendente de un partido xenófobo, que se acaba de convertir en la tercera fuerza política nacional, y cuyo principal punto programático es la expulsión de los musulmanes de Holanda. En Bélgica, por los mismos días, el partido nacionalista y separatista NVA se convirtió en la fuerza más votada de la mitad flamenca del país; la meta del NVA es romper Bélgica en dos partes y expulsar a los valones francófonos del sur.

.

Las vacas flacas, a veces, se vuelven agresivas.

.

.

.

Periscopio – Magazine – Hoy Día Córdoba – viernes, 17 de junio de 2010

.


Decretazo de ajuste de Rodríguez Zapatero (16 06 10)

ZAPATERO AJUSTA POR DECRETO LA ECONOMÍA Y LA REFORMA LABORAL

.

Los sindicatos españoles ratifican el llamado a la huelga general

.

.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó ayer en el consejo de ministros la polémica reforma laboral que abarata el despido, en medio de las exigencias que soporta el gobierno desde el Banco Central Europeo (BCE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que tome medidas drásticas que ajusten la economía, con el objetivo de reducir el elevado déficit, que alcanza al 11,2 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) ibérico.

.

Zapatero, cuyo gobierno socialista se ha caracterizado en el último tiempo por una seguidilla de rectificaciones que ha sumido en el desconcierto a propios y extraños, intentó consensuar el ajuste con las dos centrales sindicales españolas (Comisiones Obreras, CC.OO., y la Unión General de Trabajadores, UGT) y con la patronal empresaria. Sin embargo, no obtuvo el respaldo de ninguno de los sectores del trabajo y en la víspera decidió avanzar con el ajuste por la vía del decreto.

.

La norma debe ahora pasar por el tratamiento parlamentario, donde el ejecutivo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tampoco tiene asegurada la cantidad de apoyos suficientes como para su pronta promulgación. El objetivo de la reforma es fomentar los contratos indefinidos, según manifestó la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, aunque en los hechos reduce los costos de los despidos y los aportes patronales, además de recortar el gasto social y congelar sueldos públicos.

.

Las centrales sindicales de CC.OO. y UGT tildaron el decreto de “atropello inútil”, y ratificaron la convocatoria a una huelga general para el próximo 29 de septiembre, en coincidencia con una jornada de movilización de trabajadores en toda Europa para protestar contra la ola de ajustes.

.

La impopular medida adoptada por el ejecutivo de Zapatero responde a las exigencias de los organismos de control de la Eurozona (los 16 países de la Unión Europea que comparten la moneda), que vienen alertando sobre el riesgo de mantener un déficit tan alto junto a una desocupación desbocada, del orden del 20 por ciento.

.

La debilidad económica española ha generado suspicacias en los últimos días, ante el riesgo de que pueda seguir el crítico camino de Grecia y deba apelar a planes de rescate del FMI. Estos rumores, divulgados desde diarios financieros alemanes, han sido negados categóricamente por las autoridades españolas.

.

Frente a la embestida de los mercados y de los medios de prensa especializados, Rodríguez Zapatero planteará hoy en Bruselas, en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno, que la Unión Europea debe formalizar un gobierno económico para los 27 miembros de la organización continental, una tarea que en estos momentos ejerce, de manera oficiosa, la canciller alemana Ángela Merkel.

.

POLÍTICAS HOMOGENEAS

.

Cuando el gobierno de centroderecha alemán de Ángela Merkel sube la jubilación a los 67 años; y el gobierno socialista español de Zapatero se propone hacerlo en breve, tras abaratar por decreto las indemnizaciones por despido; el gobierno conservador francés de Nicolás Sarkozy anuncia que lleva la jubilación a los 62 años, desarmando los avances de los dorados años de François Mitterrand. La Italia populista y el Portugal socialista les siguen.

.

No importa el color ideológico del gobierno, el Estado Social de Derecho, la gran conquista europea de la posguerra, está en retroceso.

.

Tres factores lo golpean en las narices: una crisis económica que no encuentra piso y que ha hecho disparar los déficit públicos; la dependencia de los gobiernos europeos de los fondos globales, las empresas calificadoras de riesgo y los organismos financieros multilaterales como el FMI; y la pirámide poblacional invertida, con pocos nacimientos y mayor longevidad (por cada jubilado hoy sólo trabajan 1,8 empleados activos, en los años ’70 trabajaban más de 4).

.

Europa, durante algún tipo, dejará de ser el destino privilegiado de los emigrantes, especialmente de los latinoamericanos.

.

N. G. S.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Irán ratifica el pacto nuclear con Turquía (16 06 10)

Irán ratifica el pacto nuclear alcanzado con Turquía y Brasil

El cuarto paquete de sanciones económicas a la República Islámica de Irán, impuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a causa de los desarrollos atómicos persas, sigue encontrando algunos obstáculos de implementación que hubieran resultado impensables pocos años atrás.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, no ha podido ocultar el desconcierto con que se recibieron en Washington las gestiones internacionales de Brasil y Turquía para habilitar una vía de enriquecimiento del uranio iraní en Ankara bajo supervisión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), y cuando se formalizó el acuerdo a tres bandas, el pasado 17 de mayo, Clinton aceleró los trámites para que la organización multilateral aprobara las sanciones.

En estas gestiones, la diplomacia estadounidense debió rebajar las expectativas iniciales de dureza en las penalidades, ya que tanto Rusia como China no avalaron incluir el tema petrolero en el documento.

Tras la aprobación –con los votos en contra de Turquía y Brasil- la Casa Blanca anunció que cada país miembro de la ONU podría, basándose en la resolución del Consejo, endurecer en forma bilateral algunos términos de las sanciones hacia Irán; esta interpretación fue bien recibida en Gran Bretaña y en Francia, cuyos gobiernos se declararon dispuestos a aumentar el peso de las medidas contra el régimen de los ayatollahs.

En el mismo sentido se manifestó la reunión de Cancilleres de la Unión Europea, que en la víspera apoyó el estudio de sanciones “suplementarias” por parte de los Estados miembros de la organización continental. Sin embargo, el gobierno ruso, a través del presidente de la Cámara Alta del parlamento (la tercera autoridad del país tras Dimitri Medvédev y el primer ministro Vladimir Putin) salió ayer al cruce de esta interpretación, afirmando que Rusia “no está de acuerdo” en que ningún país vaya más allá de las sanciones ya aprobadas por el Consejo.

El legislador Sergei Mironov, de visita oficial en la Argentina, advirtió que Moscú no apoyará ningún endurecimiento de penalidades y subrayó que en la resolución votada “está bien claro que ninguno de los preceptos puede ser cambiado o alterado por algunos países.”

La declaración del gobierno ruso implica, indirectamente, una nueva relativización de la resolución de la ONU y un  espaldarazo hacia las vías diplomáticas alternativas a las dirigidas por el Departamento de Estado norteamericano.

Así lo entendió el gobierno de Mahmmoud Ahmadinejad, que ayer se apresuró a asegurar, en declaraciones transmitidas por la televisión pública, que Teherán “mantendrá el acuerdo” firmado con el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan y con el aval del presidente brasileño Luiz Inácio da Silva, Lula.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.