Archivo de la etiqueta: Babalooo

babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (inéditos – últimos sueltos)

cadaveres exquisitos

 

by Babalooo

 

últimos sueltos (inéditos)

 

 

 

EN LA FRONTERA DE LOS ESPEJOS

 

 

 

… cosa de magia que osas
multiplicar la cifra de las cosas
que somos y que abarcan nuestra suerte…
 
J. L. Borges, “Al espejo”

 

 

 

1.

Te nombras con el nombre que me nombro

o quizá el reflejo sea inverso:

he adoptado tu nombre

y tu destino:

 

será largo y rumboso el camino

y por el terraplén de los pasos y de los gozos

reflejaré las sendas

de todos los abrazos que crucen mis hombros.

 

 

2.

¿Adónde guardas el reflejo

cuando

no estoy?

 

 

3.

He soñado con  los muertos

y los niños que no han de nacer.

He soñado con las bocas

que jamás me han querido besar.

He soñado, entre tanto,

a este cuerpo con dientes de serpiente,

a este cuerpo de almibar endurecido.

Y esta mañana me amanece esta imagen:

entre sombras asoma en el reflejo

una cordillera de puntas en el talle de la espalda.

 

 

4.

¿Escribes en mi espalda?

No voy a irme ahora

cuando desde el alma gotea

la otra cara del deseo.

 

 

5.

Testigo incorruptible, ¿porqué me muestras

cuánto duele esta

esencia?

 

 

6.

Dicen que somos sólo uno,

pero ¿quién es el esclavo

si los dos sufrimos esta carne

afiebrada de destiempo?

 

 

7.

Creí durante un tiempo

o más bien quise que fueses mi imagen.

Jugué a Dios: tu, mi espejo. Eres otro,

llegué a saberlo luego,

y me empeciné en encontrarme

en tu reflejo.

 

 

8.

Trabajos circulares y diversos:

copias incansablemente la vida que no tienes.

Eres

modelo de ausencias.

 

 

9.

Hondo instante en que estoy sólo conmigo:

negra

vacía y solitaria cárcel donde pierdo

un trozo de alma.

 

 

10.

¿Sanarán mis llagas en tu interior oscuro?

¿Guardarás allí tu registro infinito?

 

 

11.

Entre tanto retorno, perdemos las voces.

 

 

12.

Mi miraste raudo y te dije:

estamos viejos.

 

 

13.

Fría lealtad, abrázame en tu partida,

cuando la sombra

proteja los despojos.

 

 

14.

Lento gotear del tiempo, escorpión del abismo,

besador bruñido desde el hielo de la ausencia:

¿doble será –entonces- el pago de otras vidas?

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Anuncios

Babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (inéditos y sueltos)

cadaveres exquisitos

by Babalooo

 

inéditos y otros sueltos

  

 

 

 

 

  

Un pezón que sobremanera la boca,

monedas talladas en cada mirada,

esa incorruptible interjección vaginal que me sostiene.

 

Sombra difusa de este vaso sobre el mantel:

el domingo que me pinta el cuerpo con naranjas

y me deja al azul de los ladrillos

en las tardes dolientes de la melancolía.

 

 

———————————————————— 

 

 

 

 

 

Ablandando los músculos faciales del próximo viaje

a la caza de ese extraño animal

desde la garganta brillante de sudor.

 

sucia mano que mece aún mi cuna

 

castigo infinito: cuernos blancos para los

negros ojos de la muerte.

 

El destino finalmente ha conjugado nuestro túneles.

 

 

—————————————————————— 

 


Te imagino desde este próximo futuro

De aeroplanos y trenes

El valle donde ondulemos la geografía insólita

De todos los pasos que horadarán los caminos mañana.

 

Un baile eterno

Irrumpe

Domina mi carne

Conquista.

 

En el entresueño quiero

Poder dormir entre tus ojos esta ausencia,

Temblar entre mis fondos,

Y ser feliz mientras tanto.

 

Millones de lunares me ocultan

Los fuertes rasgos de tu rostro,

Brillo apenas sometido.

 

 

 ——————————————————————–

 


Entre todos los cantos escuchar

de tanto en tanto señales de estar vivo:

tinta el silencio de leche aspera

la noche diáfana.

 

Otro cielo bañará mi ausencia

otra piel cubrirá la desnudez,

este despojo que has logrado despostar.

 

Amargo sudor de manos

zona pantanosa del corazón

hundirte

salvarme.

 

 

————————————————————–

 

 

 

 

  

Algo no anda bien.

 

En el principio un gran útero nos contuvo

embriagándonos en el líquido amniótico

reconfortándonos en todos los silencios juntos

(vértebras sobre las que armamos la columna de los días).

 

Algo no anda bien:

sobrellevar un domingo es tarea de héroes cansados.

 

Algo no anda bien:

esta vieja muñeca colgando siempre en el mismo lugar

custodiando

 

el reloj.

 

 

 

————————————————————————

 

 

 

 

 

LOS LABIOS

 

 

 

 

Leporito túnel que sólo prometes

el ingreso vedado a la humedad que salva.

 

¡Tantas veces enemigos de mis defectos!

¡Tantas veces han propiciado

mi metamorfosis de abeja libadora!

 

Cálido colchón de gotas:

serán gusanos,

y serán olvido los temblorosos besos de tu boca.

 

 

——————————————————————– 

 

 

 

 SOLILOQUIOS DEL PENE

 

 

  

Tan austral y olvidado estás ahí

¡Ay, torpe Goliat, que sucumbes

A las alas de David!

Sólo aquellos que de natura escuetos han llegado,

Proclaman la inutilidad de tus mesuras;

Cuida la gravedad, (ese terrible enemigo);

Y mientras que el resto del mundo gire,

Tu sólo piensa en salvar dudas.

Soberbio don de unos pocos:

Te crees espada, y a veces

Sólo eres consuelo de tontos;

Grave, en las tareas del orín

(Respetuosa función que tantos olvidan).

Te auguro solvencia en las mórbidas

Caídas del ocaso, viagrada ave fénix,

Aunque hayas de volver, con el todo, a las cenizas.

 

 

————————————————————– 

 

 

 

 

SOLILOQUIOS DE LA VAGINA

 

  

Canal que alumbras vida y recibes muerte.

Cálida puerta infinita

apagado bosque en su lengua de fuego intermitente.

Debajo de mis uñas

tu recuerdo permanece.

Línea del talle que aferro

con la desesperación del último puerto:

tan próxima, tan habitual, tan mundana.

Centinela de las gracias más oscuras,

sólo te revelas cuando todo lo demás está perdido,

hasta la razón.

Cobijas la fantasía del rendido,

Garganta del deseo, líquido aullido, temblor de Dios.

Líquido labio donde me embriago.

Me recibes madre con idéntica violencia

al parto inicial.

 

 

 

 

 

 

 

.

Babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (3 – Voz en ti ahogada)

cadaveres exquisitos

 

by Babalooo

 

parte 3

 

Voz en ti ahogada

 

 

 
 

——————————————————————————-
  
 
Me suicido en tu reflejo
Sudor, semen y sangre.
 
No he dejado entre los diversos cuerpos de sentir tu aliento.
 
 
——————————————————————————–
  
Ahogo mi voz,
Como cuando niño
De la líquida ausencia tomaba forma tu figura
El silencio, esa fisura invisible
Hoy me devuelve  tu ausencia,
Pero ya la forma es un vacío  insaciable.
 
 
——————————————————————————-

 
Los petalos de los ojos
Los ojos que nunca callaron
Su eterno grito
Van a decirte solamente una cosa
Tu destino ahogado es
Desvanecer
 
 
——————————————————————————-
 
 
Del sudor reconocido
Amanecíamos  bruñidos e inocentes
Pausadamente subo hacia la nada
Desapareces
Y queda la soledad
 
 
——————————————————————————–
 
 
Tus ojos
Como tantas veces como siempre
Trémolo imperceptible en mis entrañas
Quiero desesperado olvidarme del todo
Hoy que otros meridianos te recubren
 
 
———————————————————————————
 
 
Ves este brillo en los ojos
Es de mi más profundo rincón el encono
Mi eterna enfermedad
Gélida ave de oscuro interior
 
(A propósito
siempre te dejaré una esperanza abierta)
 
 
———————————————————————————
 
 
Salamandra inquieta
Predestinas convocando entre
La helada niebla el ardiente fuego
Mecidos en ese fuego como sombras
Mientras miras desde adentro la soledad, un grito.
 
 
———————————————————————————
 
 
Llanto, gorgojeos de vida.
Cenizas muertas en el mantel dormido
Quitándome el tiempo de las manos
Caigo en el silencio
Sobrevivo.
 
———————————————————————————

 
En el vaso
De noche me miro en tus ojos desangrados
El tiempo infino descentra la ausencia
Cada
Noche te presiento
 
 
———————————————————————————
Tu sombra
En mi intuición se subleva
Cosiéndose invierno en tu garganta de estío
Yendo y viniendo
En la sombra gris de tu mirada
 
 
———————————————————————————
 
 
Tu espalda
Mi mano
La gravedad
El peor enemigo modificando la esencia de los cuerpos 
Te veo tan frágil. Aguarda. Dejaré para entonces el roce salival.
 
 
———————————————————————————-
 
 
Caigo en tu límite
De aurora boreal, de surco profundo.
Tu materia me inunda:
Naufrago en tu vientre
Un cristal te encierra
Te resistes
 
 
———————————————————————————-

 
 
BABALOOO
 
 
Es soberbia distinción
Es comerse las uñas de los pies
Es una súbita ronda de inesperados contornos
Es beber, beber de tus ojos
Es ser
.

babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (2 – Destinos / Desatinos)

 

cadáveres exquisitos

by Babalooo

 

 

parte 2

 

Destinos / Desatinos

 

 

  

 

EL ORÁCULO

 

 

Fantasma de tu sombra, la pitonisa

leía el destino en un terrón de sal.

La piedra sabe del retorno, porque todo es circular.

Circular: este tiempo que conocemos como nadie.

Bajo su pollera cuatro velas siempre encendidas.

¡Si hubiera escuchado la voz tan clara,

ese destello rojo alumbrando la prisión enmohecida!

El temblor de sus labios era un galope de caballos:

una mujer ciega alumbrando con su piel la caverna oscura

la imagen bruta de un reflejo ya muerto.

Un libro escrito se deforma.

¿Adivinas el tiempo

que tardaremos en hallar la verdad? 

 

 

 

 

CUADERNO DE LA RISA

 

 

De par en par abiertas las ventanas,

el universo en la punta del pie.

 

Roedor que despierta con tres

cucharas en el vientre:

ni del hermano mono la mueca burda

ni del padre sol los ojos ciegos,

sino garganta de hielo, seca saliva

que despierta desde el vientre

las cucharas de vapor helado de una pava,

mientras inunda el tiempo con un caudal de flores.

 

Ninfa de compañía:

es extraño encontrarte  en el espejo solitario.

 

Amarilla contracción de cuerpos, de dientes,

como si vibraran los pies, los cienpies de la garganta,

y en estrecha formación,

pulcros sentinelas

resguardando el vientre.

De esos enanos escupo hasta el último,

hasta el que se burla

en el contramundo de una prudencia evaporada.

Alumbramiento de esencias desde el interior,

y hay algo que se va, que se va

que se

va.

 

Si Jesús no rió,

¿cómo esta divina catarata  nos remonta salmones hasta su río?

 

 

 

ÚLTIMA NOCHE

 

 

tornados invencibles

como una bolsa bailando en la vereda

 

tres centros aliados en el invertebrado  abismo

 

la línea del talle definiendo esta arena de toros

el traspié banderilla del ombligo

la verónica escarlata

la embestida la espera

la estocada

 

mil cuchillos clavados en la uña del gigante

mil cuchillos

perfumando con los ojos la cintura

 

buscaba un lugar una mesa

el color de la noche

oí tu voz saliendo

de estos vasos de sangre salada

llenos

de tu última lágrima

 

 

 

 

LA IRONIA DEL OLVIDO

 

 

Incómodos enojos que no se corresponden:

todavía  deambulas suscitando enconos mayores.

 

Levedad de la piedra que se hunde en el agua:

un instante de siglos.

 

Dejo mis señas particulares prendidas

en el frágil pabilo de la luz de la promesa.

 

Silenciosa negra amarga

traición en estado constante.

 

La sangre que corre es negra,

la noche del pasado eternamente  ausente.

 

 

 

SARDA SARDINA SALADA

 

 

                                           Histérica:  una esclava en busca de un amo sobre el cual reinar.
                                           LACAN

 

 

Túnica roja – sutil venganza.

 

Me alejo hacia tu lado – junto a tí ya estuve muy lejos.

 

Nunca beberás las aguas – de mi abundante desierto.

 

Si me dejaras – dejarte ser libre

 

no morderías este chocolate – con la boca cerrada.

 

Esta última seca lágrima – principio de deshielo.

 

No saciarás nunca el umbral – líquida sed de las entrañas.

 

 

 

 

 

DULCE OFICIO QUE ME VIVES

 

 

fino escalpelo

una a una mis llagas no ofrecen resistencia

degusto cada gota

mientras dejo mi vida enterrada bajo estos cimientos

busco el sentido de esta respiración

muertas palabras que hago preparando otro final

Un trazo nos reune dos líneas nos juntan

borroneamos puntos suspensivos

seguimos vivos 

 

 

 

SALAR EL FUEGO CUANDO TE HAS IDO

 

 

 

Agazapada,  expectante  la ausencia me acecha:

profunda herida abierta

el haberte ido de mi mirada.

Desde entonces no eres sino

el ardor del hueco que queda al quitar la espina.

 

Sácame el corazón desde las uñas,

que solo conservo esa imagen ese suicidio este frio.

Una molienda de cuerpo y tristeza

tus medias vacías  cubriendo mis plantas.

Salar el fuego es peligroso.

 

 

 

YESTERDAY´ S JOURNAL

 

 

Pocos tiempos tan viejos

como los que reflejan tus tintas frescas.

 

Fijeza dura la del día

que trae palabras recién envejecidas.

 

Vuelan cenizas de tiempo perdido

muerte aerea tan frágil y tan fácil.

 

Instantánea metamorfosis

manos antiguas y recientes y extinguidas.

 

¡Tanto calor enfriado en cuartillas negras!

¡Palabra tan dura sobre la piedra tan sola!

 

Permanecer es un árbol raramente infinito.

 

 

 

LINEA DE HORIZONTE

 

 

No tengas miedo de ser el primero,

se dice que los dones llegan antes que los últimos.

Y siempre los últimos

verán el humo imperceptible que recorre el espacio.

No tengas miedo, estás en camino.

Ya cristalizada la agonía,  seca la mirada,

la ausencia pesa como estar muerto.

Seguir

seguir

sin miedo

¿adónde ir si no

si el único camino lo traza el horizonte de tu mirada?

 

 

 

 


.

babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (1 – Las lumbreras)

cadaveres exquisitos

by babalooo

 

    

parte 1

 

Las lumbreras

 

 

INTRO

  

Tras una oxidada esclusa,

g

o

t

e

a el alma.

 

Y es justo ahí cuando queda poco por decir:

la espalda de la verdad sabía a cielo

-ese espejo de la voz, la propia, la extraña-

y estas migas

                      sobre un mantel

                                                amarillo.

  

COMIENZOS

 

Una vez que siempre mil veces

resucito

a esta última lágrima,

tan dulce como el primer día,

como la primera abertura de los labios. 

 

 

EL OTRO/LA OTRA 

 

inútil Sísifo, he dejado caer esta piedra

 

tibia saliva que olvido

al saldar la vieja deuda de las lágrimas grises

 

 

la

      hi

           er

               ba

                    fre

                         sca

                               mis

                                     pas

                                            os 

                                                   tu mano

                                         cami

                                  nan

                             do

                        en

                   mi

               re

        cue

   rd

o

 

 

y de la costilla, el frio aliento:

este dolor en blanco y negro ha quedado grabado

en las manos que condenan

 

guardábamos el habla:

un gorrión dormido

entre los capuccinos

las noches

las miradas

los caminos

 

 

CÍRCULO

  

Se agita el mar

desde aquel día

en que un reflejo distante.

Mientras un cristal se aclara,

yo renuncio.

 

 

ETERNA DISCORDIA

 

 

Y si llegado el día lo lamentas

aún así, renuncio a la estructura ausente

de una sóla imagen.

 

Sierpe que abrasas mi cuerpo

no morderás más

la fruta en el silencio.

 

Se va, simplemente

se va.

Mi innata compulsión la lleva.

 

Déjame. Hidrata mi frágil segundo

de sed inquieta,

extasiada.

 

Descubro mis llagas

siempre que devuelvo

tu mirada.

 

Ya saciado de pena

renuncio a la quietud.

El humo de tu inocencia no deja de mojarme.

 

 

EL DESCONOCIDO EN LA DISCO

  

El vacío no se sostiene.

 

Esta humedad

girando

de improviso la espalda nueva entre la gente.

 

¿Podría acaso estallar la voz

de aquella vez y para siempre?

 

 

 

 

 

 

.

Cadáveres exquisitos… (?)

 

 

Posiblemente el aburimiento o tal vez el alcohol o una musa alocada que bajó de los infiernos o subió de los cielos.  No se sabe muy bien cómo. Alguien propuso un juego. Escribió una palabra, dobló el papel y el siguiente participante escribió otra palabra y así sucesivamente. Ninguno conocía lo que los otros habían escrito. Una vez terminada la ronda se encontraron con: “Le cadavre exquís boira le vin nouveau” (El cadáver exquisito beberá el vino nuevo).

 

 

Así cuenta André Breton que nacieron por el año 1925 los “Cadáveres exquisitos” en la casa de Duhamel, junto con Jacques Prévert e Yves Tanguy. Si el nacimiento fue literario, el juego de los cadáveres también pasó al mundo de la plástica, Max Ernst, Dalí, Miró…

 

 

Los cadáveres son una técnica vieja, sin embargo, tal vez expresen con cierta luminosidad el fragmentario y globalizado mundo de hoy. Su aspiración más alta tal vez sea el anonimato, la propiedad común.

Una noche junto al fuego, tal vez el aburrimiento, o el alcohol o una musa que bajó de los infiernos o subió de los cielos, no lo sabemos, alguien propuso este viejo juego, como una especie de talismán que una vez arrojado no puede ser detenido. Y así nacieron los cadáveres exquisitos de Babalooo. La grandeza de los cadáveres reside en su espontaneidad. Con cierto temor, en la presente edición, hemos ajustado algunos poemas en la coherencia de género y número. Muy pocos han sido tocados y hemos querido conservar su estado puro.

 

 

Hoy Babalooo presenta como libro sus cadáveres exquisitos. Para darles vida, es necesario leerlos.

 

 

 

 

 

 

                                                 Babalooo!!!

Babalooo…! (Cadáveres Exquisitos, 2005)

 

INTRO

 

 Tras una oxidada esclusa,

g

o

t

e

a el alma.

 

Y es justo ahí cuando queda poco por decir:

la espalda de la verdad sabía a cielo

-ese espejo de la voz, la propia, la extraña-

y estas migas

                      sobre un mantel

                                                amarillo.

 

 Babalooo´s Julián

 

 

 

 

 

EL OTRO/LA OTRA

 

 inútil Sísifo, he dejado caer esta piedra

 tibia saliva que olvido

al saldar la vieja deuda de las lágrimas grises

 

la

      hi

           er

               ba

                    fre

                         sca

                               mis

                                     pas

                                            os 

                                                   tu mano

                                         cami

                                  nan

                             do

                        en

                   mi

               re

        cue

   rd

o

 

y de la costilla, el frio aliento:

este dolor en blanco y negro ha quedado grabado

en las manos que condenan

 

guardábamos el habla:

un gorrión dormido

entre los capuccinos

las noches

las miradas

los caminos

 

 

Babalooo´s Maggy & Flor & Francus

  

  

EL ORÁCULO

 

Fantasma de tu sombra, la pitonisa

leía el destino en un terrón de sal.

La piedra sabe del retorno, porque todo es circular.

Circular: este tiempo que conocemos como nadie.

Bajo su pollera cuatro velas siempre encendidas.

¡Si hubiera escuchado la voz tan clara,

ese destello rojo alumbrando la prisión enmohecida!

El temblor de sus labios era un galope de caballos:

una mujer ciega alumbrando con su piel la caverna oscura

la imagen bruta de un reflejo ya muerto.

Un libro escrito se deforma.

¿Adivinas el tiempo

que tardaremos en hallar la verdad?

 

 

 

Babalooo on stage

Babalooo on stage