Archivo de la etiqueta: UA

Libia: Sitiar y esperar, la nueva estrategia rebelde (05 09 11)

La guerra libia se concentra en Sirte y los reductos del Sur

Los rebeldes sitian al puerto mediterráneo y Bani Walid. Negocian la rendición

.

 

.

El alto mando de los insurgentes libios ha conseguido disciplinar a las tropas irregulares, y frenar los desmanes contra los seguidores del coronel Muhammar el Khaddafi que se sucedieron tras las primeras horas de la toma de la capital.

La presión internacional sobre el gobierno interino del Consejo Nacional de Transición (CNT), que obtuvo un fuerte respaldo internacional en París la semana pasada, parece haber sido determinante en detener un baño de sangre, con fusilamientos y matanzas a los simpatizantes del desplazado régimen autocrático.

La Unión Africana (UA) había denunciado que las acciones de revancha de los milicianos rebeldes se dirigían hacia cualquier africano negro, porque una parte del ejército khaddafista estuvo integrado por mercenarios contratados en los países subsaharianos.

Pero también de estas regiones provienen grupos enteros de emigrantes económicos, que en la confusión de la toma de Trípoli han sido objeto de violencia por parte de rebeldes.

En un evidente cambio de actitud, las tropas insurgentes se han trasladado hacia las periferias de la ciudad portuaria de Sirte, en la costa mediterránea, y a la sureña población de Bani Walid.

En Sirte domina la tribu de los khaddafa y se supone que una parte importante de su población sigue siendo afín al ex dictador. Y en Bani Walid, una ciudad de 50.000 habitantes a 150 kilómetros al sudeste de Trípoli, es mayoritaria la tribu warfala, y se supone que dos hijos de Khadaffi –Saif al Islam y Mutasin- con grupos de seguidores y guardaespaldas se han refugiado en la ciudad.

En ambos casos, los delegados del CNT están intentando agotar las negociaciones con los jefes tribales locales, para evitar una toma militar directa, que conllevarían altos costos en vidas humanas, no solamente entre los combatientes, sino en los rehenes que los khaddafistas pueden tomar en Bani Walid para utilizarlos como escudos humanos.

Que el desplazado mandatario siga sin aparecer, y que mantenga una postura de enfrentamiento llamando a resistir, a la guerra santa, y a limpiar de “ratas, invasores y traidores” los territorios ocupados por la insurgencia, no facilita precisamente las negociaciones con los líderes tribales de las ciudades.

Ayer, el jefe del Estado Mayor del CNT, Abdul Hakim Beldhaj, declaró a la cadena Al Jazeera que ya se conoce el paradero de Khaddafi, pero que no se lo ha buscado porque también eso forma parte de las negociaciones en curso.

Por su parte, el ex portavoz del régimen, Musa Ibrahim, había informado a primera hora del domingo de que el coronel seguía en el país, “rodeado de gente preparada para protegerle”.

Trapos sucios

La precipitada salida del ex dictador libio de sus palacios no ha dejado al descubierto solamente las pruebas de los lujos y derroches de la élite dirigente.

También comienzan a aparecer documentos comprometedores, que arrojan luz sobre los métodos y la trama de relaciones urdidas por Khaddafi para mantener la dictadura.

Voluntarios de Human Rights Watch (HRW), una ONG que colabora con los rebeldes, afirmaron haber encontrado en Bab al Aziziya, el complejo oficial desde donde el coronel gobernó Libia, documentos probatorios de la asistencia de las agencias de inteligencia estadounidense y británica –la CIA y el MI6- al régimen autocrático, para reprimir a disidentes y opositores internos.

La relación parece haber sido especialmente intensa en el período 2002-2004, pero los británicos también habrían ayudado al dictador a encontrar opositores exiliados en territorio inglés.

Los documentos se habrían hallado en la oficina del ex jefe de la Inteligencia libia, Musa Kusa, y podrían complicar la actual alianza entre el nuevo gobierno del CNT con norteamericanos y británicos.

.

.

sígueme en Twitter:   @nspecchia

.

 

Anuncios

Negro petroleo, verdes billetes (30 08 11)

Comienzan las disputas por la reconstrucción Libia

El cerco sobre Sirte alarga la guerra y Khaddafi sigue en paradero desconocido   

.

 

.

 

TRÍPOLI.- Algunos focos de entrentamientos entre insurgentes y leales al coronel Muhammar el Khaddafi se mantienen aún en la capital, y el cerco a la ciudad de Sirte –cuna de la tribu de los khaddafa y posible lugar de refugio del ex dictador- alarga la guerra en Libia.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), reunida en Qatar, sostuvo ayer que la campaña aérea debe continuar en apoyo a los rebeldes, porque la guerra no habrá terminado hasta que Khaddafi no entregue el poder.

Sin embargo, las empresas occidentales, especialmente las grandes firmas europeas, ya han comenzado a pujar por los contratos para la reconstrucción, que con seguridad serán financiados por los fondos emergentes de la exportación petrolera.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, uno de los líderes que pugnó con más énfasis insertar a su país en el conflicto libio en apoyo del Consejo Nacional de Transición (CNT) establecido en la mitad oriental de Libia, ya anunció la semana pasada que promoverá una conferencia internacional en París para apoyar el inicio de la reconstrucción del país tras la guerra.

Un proceso que implicará la remodelación de grandes obras públicas y edilicias, así como de infraestructura para recomponer la prestación de servicios; en todos los casos serán negocios millonarios, y no solo los empresarios, sino también los gobiernos europeos han comenzado una carrera por obtener porcentajes sustantivos de ellos con el nuevo gobierno.

Italia, uno de los países que mantenía lazos económicos muy estrechos con el régimen de Khaddafi, intentará mantener la posición dominante de su empresa petrolera, ENI, que con el coronel Muhammar el Khaddafi manejaba el 15 por ciento de la producción de crudo libio.

Francia, que tras el empuje de Sarkozy por entrar en la guerra fue también el primer país en reconocer la representación gubernamental de los rebeldes del CNT, ya ha reabierto su embajada en Trípoli, y seguramente París ofrecerá su industria armamentista para rearmar al nuevo país una vez reestablecida la paz.

Pero también están los chinos, británicos, rusos y norteamericanos, que pugnarán por las empresas de sus respectivos paíoses.

El gobierno provisional está abocado, además de negociar para que Occidente desbloquée los fondos retenidos en los bancos, en restablecer la producción petrolera, el único ingreso en concepto de exportaciones de Libia, y que con el conflicto civil de los últimos meses prácticamente se ha detenido.

Denuncia africana

La Unión Africana protestó ayer por las matanzas de castigo que los rebeldes que desde la medianoche del sábado pasado ocupan la capital de Libia estrían realizando sobre los milicianos leales al depuesto régimen del coronel Khaddafi.

Muchos de los soldados incorporados al ejército regular, y que han estado en la defensa de Trípoli, son mercenarios contratados en los países subsaharianos, de raza negra, y la Unión Africana sostiene que los insurgentes que ahora dominan la ciudad están “matando indiscriminadamente” a negros, al confundir a los inmigrantes con mercenarios.

En el caos de la capital ocupada es muy difícil contrastar la denuncia de la organización, antes muy cercana al gobierno de Khaddafi, pero imágenes de prensa mostraron a decenas de cadáveres abandonados en las calles y las plazas de Trípoli, generalmente hombres de raza negra, y muchos de ellos con las manos atadas en la espalda.

Cerco sobre Sirte

La fase final de la guerra libia se pelea en Sirte, hacia donde las tropas rebeldes siguen avanzando –desde Trípoli y desde Bengazi- mientras los aviones de la Alianza Atlántica (OTAN) continuó ayer con los bombardeos, por tercer día consecutivo.

Según las fuentes del CNT, siguen las negociaciones con los grupos leales al coronel Muhammar el Khaddafi –al que se supone oculto entre las familias de su tribu en la ciudad sitiada- para lograr una rendición pacífica del antiguo puerto pesquero, donde Khaddafi nació en 1942.

Otras versiones que circulaban en la víspera indicaban que el ex mandatario ya habría dejado Libia rumbo al exilio, en Argelia, donde ayer llegaron su esposa, junto a sus hijos Hannibal, Mohammed, y Aisha, según informó la Cancillería argelina.

Argelia es uno de los pocos países de la región que no ha reconocido al nuevo gobierno del CNT.

.

.

sígueme en Twitter:   @nspecchia

.

 

 

Libia, el daño civil (04 07 11)

Libia acusa a la OTAN de atacar una escuela técnica en Trípoli

Las víctimas civiles siguen siendo la mayor debilidad en la estrategia aliada        

.

 

.

TRÍPOLI.- La semana pasada, el anuncio de que el fiscal de la Corte Penal Internacional, el jurista argentino Luis Moreno Ocampo, había decidido librar ordenes de captura internacional para el coronel Muhammar el Khaddafi y sus principales colaboradores, fue presentado como un respaldo diplomático de la sociedad internacional a la ofensiva que la Alianza Atlántica (OTAN) despliega en Libia.

El accionar militar, sin embargo, cada día encuentra más dificultades para validarse, por el alto costo que la guerra tiene para la población civil. Diversos observadores, como el nuncio papal en Libia, han manifestado ya reiteradamente que las bombas aliadas, supuestamente dirigidas a neutralizar objetivos militares, causan ingentes daños a una población que, inerme, se encuentra entre dos fuegos.

En esta línea, el gobierno de Khaddafi denunció que en la noche del viernes último una misión de la Alianza Atlántica bombardeó una escuela técnica, causando un número indeterminado de víctimas entre los estudiantes, técnicos e ingenieros docentes.

La denuncia, realizada por los canales informativos oficiales de la televisión libia, coincide con un reporte de la cadena británica BBC, que informó sobre un ataque de esas características en la capital durante la noche del viernes.

La OTAN admitió la acción militar, pero como ya es de uso en los partes sobre la guerra de Libia, no se refirió a las posibles víctimas civiles sino que sostuvo que los objetivos habían sido lanzamisiles y varios tanques y vehículos militares.

El informe de los mandos militares conjuntos fue ratificado también por la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, de visita oficial en España. En Madrid, Clinton sostuvo que la guerra en el norte de África va en la dirección estratégica esperada, y que los aliados “mantendrán los ataques” hasta tanto Khaddafi abandone el poder.

Junto a ella, la ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, ratificó que la Unión Europea respalda sin fisuras la posición estadounidense.

Rebeldía africana

El régimen de Muhammar el Khaddafi, que ha presentado una inédita resistencia a las acciones militares occidentales, está decidido a ignorar también la orden de arresto contra sus principales dirigentes, emitida por la Corte Penal Internacional (CPI).

Y ha utilizado para hacerlo público la tribuna de la Unión Africana (UA), una organización regional muy cercana a Trípoli, gobierno que aporta la porción sustancial de su presupuesto de funcionamiento. La UA exhortó ayer a sus miembros a ignorar la orden de captura, y recomendó a los países del continente, firmantes de la CPI, no arrestar a Khaddafi si éste los visita.

Esta decisión regional habilitaría al mandatario a moverse libremente por África, en el caso eventual que decidiera salir de Trípoli, lo que es altamente improbable.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

 

 

 

 

Los rebeldes quieren a Sarkozy (13 04 11)

La OTAN suma nuevas críticas por la intervención en Libia

El cerco sobre Misrata empuja la situación de la ciudad hacia una crisis humanitaria

.

.

TRÍPOLI.- La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la alianza militar integrada por los ejércitos de los Estados Unidos de Norteamérica y sus socios europeos, que asumió la coordinación total de la intervención en el conflicto bélico libio, sigue sumando críticas desde los ángulos más diversos.

Después de que el coronel Muhammar el Khaddafi y sus hijos repitieran que los ataques aliados constituían una “intervención colonialista” en los asuntos internos del país norafricano, el liderazgo del bando insurgente, por boca de los máximos representantes del Consejo Nacional opositor, criticaron la actuación militar de la OTAN, tanto por el “fuego amigo” que causó bajas entre las propias filas rebeldes, como por la “poca contundencia” de sus acciones para detener a las tropas de Khaddafi.

A pesar de los varios centenares de misiones de ataque aliado contra objetivos artillados, defensas antiaéreas y tanques blindados del régimen, las fuerzas leales al dictador han seguido su ofensiva sobre los enclaves rebeldes, y durante el último fin de semana estuvieron a punto de recuperar las ciudades de Misrata y de Ajdabiya, la última localidad en poder de los alzados antes de llegar a Bengasi, el centro de la insurrección.

A estas críticas, además, en la víspera se sumaron voces de censura desde los gobiernos francés y británico, los más involucrados en el conflicto libio, y desde donde partió la iniciativa de bombardear las defensas de Khaddafi, junto a los misiles lanzados desde barcos norteamericanos, para establecer una zona de exclusión aérea el 19 de marzo, en la fase iniciar de la intervención armada externa.

Para los altos mandos de Francia y del Reino Unido, la estrategia de la Alianza Atlántica es insuficiente para frenar la contraofensiva lanzada desde Trípoli.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, tuvo a su cargo el mando de las acciones bélicas en un primer momento, hasta que, cediendo a una iniciativa del presidente Barack Obama, delegó junto a su par británico David Cameron la coordinación en la OTAN; desde Bengasi se pedía ayer que Francia recupere el liderazgo de los ataques.

El canciller de Sarkozy, Alain Juppé, se sumó a las críticas al admitir desde París que la OTAN “no hace lo suficiente”. El ministro británico de Exteriores, William Hague, también insistió en la misma línea, y llamó a otros países a sumarse a la intervención contra Khaddafi.

Cita en Qatar

DOHA.- Mientras los combates en Libia se suceden sin que ninguno de ambos bandos pueda imponerse y las muertes de civiles aumentan a diario, hoy se reunirá en la capital qatarí el Grupo de Contacto internacional sobre Libia, que se constituyera en Londres el 29 de marzo pasado, y que intenta formular posibles vías de salida a la crisis en la dictadura encabezada por Muhammar el Khaddafi y su entorno.

A la reunión que comienza hoy en el pequeño Estado árabe asistirán representantes de unos veinte países, que en Londres estuvieron de acuerdo con hostigar al régimen libio con acciones militares, junto a delegados de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Africana (UA), la Liga Árabe y la Conferencia Islámica.

Los esfuerzos diplomáticos para ofrecer una salida a Khaddafi y el inicio de una transición cobran mayor importancia cuando desde el propio mando aliado se ha admitido que no hay posibilidades de imponerse al aparato militar de Trípoli en el corto plazo.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Nuevo freno a Khadafi frente a Ajdabiya (11 04 11)

 

.

La OTAN frena otra ofensiva de Khaddafi frente a Ajdabiya La Unión Africana anuncia que el régimen dialogará con los insurrectos en Libia

.

TRÍPOLI.- El papel de la Alianza Atlántica (OTAN) sobre el escenario bélico libio, que fue blanco de múltiples críticas del bando rebelde la semana pasada debido a su supuesta ineficacia para detener la contraofensiva, volvió en la tarde de ayer al centro de la escena.

Los ataques aliados contra los leales al coronel Muhammar el Khaddafi lograron detener la ocupación de Ajdabiya en el último momento, cuando algunos medios ya habían filtrado la noticia de que los soldados oficialistas controlaban el enclave rebelde.

Pero a pesar de estos cables, que durante unas horas dieron por recuperada la ciudad para Khaddafi, diferentes testimonios desde el frente de batalla, a últimas horas de ayer, sostenían que el centro de Ajdabiya se mantenía bajo control rebelde, después que durante la mayor parte del día los bombardeos de la OTAN hicieran mella en los carros blindados y en las unidades artilladas de las tropas leales a Trípoli.

Los aviones británicos y franceses, bajo la coordinación unificada de la Alianza Atlántica, también tuvieron un papel activo durante el fin de semana bombardeando columnas y tanques en los alrededores de Misrata, en el oeste, uno de los escenarios de combates más violentos de toda la guerra libia, y donde sigue sin una definición clara cuál de los dos bandos controla la ciudad, una de las más importantes de la mitad occidental.

Por su parte, el coronel Khaddafi recibió en Trípoli a una delegación de la Unión Africana (UA), encabezada por el presidente sudafricano, Jacob Zuma. La UA ha sido históricamente uno de los foros regionales financiados por Khaddafi, y utilizados para su proyección en África.

Zuma, en todo caso, aseguró que el líder libio estuvo dispuesto a aceptar un alto el fuego y el inicio de un proceso de diálogo con la insurgencia. La noticia toma relevancia luego de que la propia OTAN admitiera que el conflicto no tiene posibilidades de ser resuelto por la vía armada.

Dura represión en Siria

DAMASCO.- Las policías y cuerpos parapoliciales leales al partido Baas y al presidente sirio Bachar el Assad volvieron a abrir fuego contra los movilizados en Damasco y en Banias, causando un número indeterminado de muertes.

Las bajas se suman a la cincuentena de fallecidos por acción policial desde que comenzaran las protestas, hace un mes.

Las movilizaciones, que se convocan por mayor democracia y libertad, evidencian los límites de un modelo político dictatorial cooptado por una minoría religiosa, al frente del cual se ubican los Assad y sus familiares.

Las protestas árabes se mantienen también en los otros frentes abiertos: en Bahrein se denunció la muerte de manifestantes detenidos vivos por la policía; mientras en Yemen, la inflexibilidad del presidente Ali Abdullah Saleh está empujando la crisis a una situación de guerra civil.

.

en Twitter:  @nspecchia

.

 

A las puertas de Sirte (29 03 11)

La rebelión cerca al régimen libio

Se reúne en Londres la conferencia internacional para prever la transición política en Libia tras la dictadura de Khaddafi

.

.

La insurgencia rebelde contra el régimen del coronel Muhammar el Khaddafi sigue avanzando sobre el terreno, y después de haber ocupado los principales puertos petroleros de la costa oriental del país, se encontraba en las últimas horas de ayer cercando la ciudad de Sirte, la población natal del líder libio, donde se espera que los alzados encuentren una fuerte resistencia de parte de las tropas gubernamentales.

Mientras tanto, una extendida conferencia internacional, con los representantes oficiales de un total de 35 Estados, se reunirá hoy en la capital británica para analizar la evolución de la intervención externa en el escenario libio, en aplicación de la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), que se hizo efectiva con el bombardeo de fuerzas francesas, inglesas y estadounidenses sobre las posiciones antiaéreas de Khaddafi; una acción militar de emergencia que frenó el avance gubernamental sobre el bastión rebelde de Bengasi y ha permitido el nuevo avance insurrecto sobre la porción occidental del país.

Además, a la conferencia de Londres asistirán países del Magreb árabe y de Oriente Medio, junto al secretario general de la ONU, Ban ki Moon, y representantes de organizaciones regionales muy vinculadas al conflicto, como el presidente de la Unión Africana, Jean Ping, y el jefe de gabinete de la Liga Árabe, Hesham Yusef, que compartirán la mesa con los referentes de los miembros de la Alianza Atlántica (OTAN).

Esta confluencia de altos representantes será utilizada para discutir un escenario de futuro para Libia, dando por sentado que ante el avance de los rebeldes el régimen autoritario del coronel Khaddafi terminará por ceder el poder.

Frente a ello, la conferencia espera aportar a una transición que evite desastres humanitarios y facilite la apertura de un proceso de diálogo político –tal vez encabezado por el Consejo Nacional rebelde- que lleve a la celebración de elecciones libres.

Las iniciativas de paz se multiplican, y luego de que Italia y Alemania anunciaran que llevarán a Londres un plan para habilitar un “corredor humanitario permanente”, y que incluye la salida hacia el exilio de Khaddafi, la Liga Árabe –que ha elevado el tono crítico con la fuerza utilizada por la OTAN en los bombardeos- defendió en la víspera el fin de las operaciones militares y la apertura de conversaciones con Trípoli, para alcanzar un “acuerdo político” que lleve al fin del conflicto.

Ante estas críticas, el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, que ha asumido la coordinación operativa de toda la intervención militar externa sobre Libia, volvió a remarcar que el objetivo de la OTAN es “proteger en forma imparcial” a toda la población civil que esté bajo amenaza de ataque; para lo cual se requiere destruir la artillería y las defensas antiaéreas del régimen.

En ese marco, los británicos anunciaron que sus aviones destruyeron un depósito de armas en Sebha, en el desierto, que estaban destinadas a atacar Misurata y otras ciudades del norte en poder de los rebeldes; en los últimos días ya habían neutralizado 22 tanques y vehículos militares en la zona de Misurata y Ajdabiya, que permitió que los insurrectos volvieran a tomar posesión de estas ciudades.

Todo indica que la próxima batalla se dará, durante las próximas horas, en los muros de Sirte, la cuna del dictador.

.

en Twitter:   @nspecchia

.