Archivo de la etiqueta: terrorismo

“Mil años hace, y unas horas” (01 11 11)

Apenas unas horas

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

Quien supuso que el intercambio de prisioneros entre Israel y los islamistas de Hamas presagiaba el inicio de un nuevo tiempo político, ha tenido al menos diez razones para comprobar su error durante el pasado fin de semana: una por cada muerte provocada por las escaramuzas entre árabes y judíos.

Apenas unas horas duró la fiesta del reencuentro entre los primeros 1.027 palestinos liberados por Israel a cambio del soldado Gilad Shalit, y la tregua de tiros.

Tel Aviv sostiene que “detectó actividad terrorista” en Rafah, al sur de la Franja de Gaza, y ahí nomás envió a la aviación. Los bombardeos mataron a 10 palestinos, y otros 5 heridos siguen muy graves.

Todos eran militantes de las Brigadas de Al Quds, el brazo armado de la Yihad Islámica. Ideológicamente más cerrada que Hamas, la Yihad criticó las negociaciones de la milicia mayoritaria (y gobierno de Gaza) que llevaron al intercambio de prisioneros.

De inmediato, la lógica de represalias, a pesar de la atroz diferencia de fuerzas, se puso en funcionamiento, y los de Al Quds salieron en camionetas a lanzar proyectiles contra las poblaciones israelíes más cercanas (Ashdod, Gan Yavne, Eskhol y Ber Sheva), matando a uno de sus pobladores.

Apoyado en que Al Fatah intenta permanentemente desalentar cualquier actividad violenta contra los judíos, ya que –sostiene- sólo sirven para dar argumentos para endurecer la represión y levantar nuevos muros, Israel hace responsable a Hamas de “toda actividad terrorista”, en tanto autoridad de facto en la Franja.

Pero los palestinos liderados por Ismail Haniya también tienen las manos bastante sujetas: el éxito de la operación de intercambio de presos les ha dado ventaja frente al partido árabe rival de Al Fatah, gobierno en Cisjordania; pero esa posición negociadora (directa con Israel, sin pasar por las oficinas de la Autoridad Nacional Palestina de Mahmmoud Abbas) también los debilita frente a las agrupaciones islamistas más radicales, los milicianos de la Yihad.

La tregua de emergencia, pactada con la intervención del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas egipcias el sábado a la mañana, se quebró apenas unas horas más tarde con los cohetes caseros lanzados por gente de Al Quds, sin que Hamas pudiera hacer mucho: el velorio y entierro de diez milicianos abatidos por las bombas de la aviación israelí eran un argumento demasiado iracundo para frenar.

La sangrienta escaramuza del fin de semana, y la evidencia de las tensiones internas entre los partidos palestinos, vuelve a poner de relieve la importancia de sumar a Hamas como interlocutor en las negociaciones regionales.

El argumento de su exclusión sistemática de todas las mesas de diálogo por el “carácter terrorista” que los Estados Unidos y la Unión Europea le adjudican, sigue promoviendo el desarrollo de fuerzas internas más radicales.

.

.

Twitter:  @nspecchia

.

.

Anuncios

Esa vieja Agencia pirata… (06 09 11)

Los vuelos secretos de la CIA siguen pasando factura en Europa

Critican la permisividad de los gobiernos con la inteligencia norteamericana    

.

 

.

Los vuelos secretos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) estadounidense siguen provocando roces políticos en Europa.

Los vuelos, con su pasaje de supuestos terroristas islámicos secuestrados, debían necesariamente repostar y para ello utilizaron aeropuertos y bases en países europeos.

Al tomar tierra –y la utilización del espacio aéreo- con personas detenidas en violación a las leyes y a los tratados internacionales, convierten en cómplices de facto de esa violación a las administraciones gubernamentales que, con conocimiento de la acción, la hubieran permitido.

En la víspera, además de este debate, vino a agregarse una intimación del máximo funcionario europeo de Derechos Humanos, que emplazó a Polonia, Rumania y Lituania a dar explicaciones sobre la supuesta existencia de centros de interrogatorios de la CIA en sus territorios.

El derecho comunitario europeo tiene rango de ley superior y es de cumplimiento obligatorio por parte de los Estados-Miembros de la Unión Europea (UE), y en el caso de que se comprueben las denuncias acerca de que estos países permitieron la instalación de oficinas de interrogatorios para los espías estadounidenses, en el marco de la “guerra contra el terrorismo” declarada por el ex presidente George W. Bush tras el 11 de septiembre de 2001, la violación del derecho comunitario sería flagrante.

Según el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, los agentes de inteligencia norteamericano habrían utilizado centros de detención de alta seguridad para proceder a “interrogatorios reforzados” contra presuntos terroristas.

En esos centros de detención no oficiales, denominados “sitios negros”, se habrían practicado interrogatorios con técnicas de tortura, como el “submarino” (ahogamiento del detenido en agua hasta el límite de su resistencia física), tal como ha podido comprobarse fehacientemente en otras instalaciones de interrogación y detención ilegales, como Abu Graib y Guantánamo.

Hammarberg sostuvo ayer en Estrasburgo que, según las investigaciones de su oficina, respaldadas por documentos oficiales desclasificados, hasta el momento ha logrado comprobar la existencia de “sitios negros” en siete lugares diferentes en el mundo, y “una parte de esas actividades, con graves consecuencias para los derechos humanos, se desarrollaron en países europeos”, concluyó.

El comisario sospecha que en Polonia se abrió un centro en 2002; en Bucarest otro en 2003; y un tercero en Lituania.

Ninguno de ellos podría haber funcionado sin el consentimiento de las respectivas autoridades gubernamentales.

 

.

.

sígueme en Twitter:   @nspecchia

.

 

Glauce Baldovin, una voz púrpura (24 06 11)

Glauce Baldovin, una voz púrpura

por Nelson Gustavo Specchia

.


 .

En la segunda mitad de los años ochenta, en una Córdoba que se despertaba –tímidamente aún- de una noche larga de horror político, en la pequeña cantina del Paseo de las Artes conocí a una mujer suave, de piel tersa, ojos grandes y un cabello enmarañado. Unos rasgos más propios de una abuela poco delicada que los de una poeta potente y feroz, como la que apareció desde dentro de ella a continuación: una voz fuerte y clara que comenzó a desgranar poemas profundos, cáusticos. Letras de dolor y de ira, de denuncia, de arrebato. Pero también de una ternura insólita, versos quebradizos, de una frágil levedad. Era Glauce Baldovín, y ya comenzaba a ser un mito. Habíamos ido a conocerla, aquella noche, asaeteados por una amiga común, Eugenia Cabral, otra grave mujer de las letras cordobesas.

Eugenia nos había advertido: Glauce tiene problemas, el alcohol le juega malas pasadas a veces y tiene sus temporadas, pero su poesía logra bajar a los infiernos y subir indemne; alguna vez ella sola será un capítulo entero de la literatura hecha en Córdoba. Y Eugenia no se equivocaba. Glauce entró y salió de neuropsiquiátricos los años que siguieron, y el alcohol y el dolor le siguieron jugando malas pasadas hasta su muerte, en 1995. Pero dejó atrás una obra grande y sólida, y sólo en parte conocida. Desde ayer, por fortuna, una parte de ese caudal poético vuelve a salir a la calle y a las nuevas horneadas de lectores. Por fortuna, digo, porque además del hecho estético inherente a un nuevo libro de poesía, la producción literaria de Glauce Baldovin se mixtura permanentemente con la historia política y de las luchas sociales cordobesas.

Una historia que aún no se ha terminado de escribir, y a la cual aquella voz potente y feroz de Glauce tiene una nota propia para aportar. Ayer, en el renovado espacio céntrico del “panal” de Rivera Indarte 55, rebautizado ahora como “Museo de las Mujeres” y abocado a impulsar diversas actividades culturales y de políticas de promoción de género, se presentó el volumen Poesía Inédita Reunida, que rescata todas las hojas sueltas y los cuadernos manuscritos de poemas que el tiempo, el dolor y la locura no le permitieron a la poeta cordobesa publicar en vida.

 VERSOS Y MILITANCIA

Glauce Baldovin había nacido en Río Cuarto, en 1928, y desde temprano entendió la creación literaria indisolublemente asociada a la militancia social y política. Un compromiso y una actitud que le trasmitió también a su hijo y que, con la tormenta autoritaria que asoló nuestra tierra en la segunda mitad del siglo pasado, a la postre tanto contribuiría con su desgracia. Pero a pesar del dolor, nunca se arrepintió de aquellas elecciones tempranas. Al final de su vida, cuando ya había puesto en paz a los fantasmas, afirmaba con aquella voz, que yo siempre asocié con el color rojo escarlata: “Sigo odiando el miedo, la culpa –decía-, sigo amando la solidaridad, el asombro y la ternura. Y también sigo firme con mis ideas”. Esas ideas eran las de un socialismo visceral, comunitarista, igualitario, distribuidor. Formalmente, se enroló en el Partido Comunista, pero lo abandonó poco después. Para 1965 había renunciado al PC y se había acercado al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), aunque la heterodoxia y la rebeldía –tan clara en sus poemas- siempre fueron más fuertes que las estructuras partidarias por las cuales intentó expresar su militancia. Así tituló, inclusive, uno de sus poemarios más conocidos, La militancia, que pone de manifiesto aquello que mencionaba arriba, sobre la permanente mixtura entre letras y expresión vital de ideas en la obra de Glauce.

La Casa de las Américas, en La Habana, le otorgó en 1972 su premio mayor, uno de los galardones más altos de las letras en nuestras tierras, precisamente por aquel libro de poemas que celebraba el compromiso y la participación política. Pero ya comenzaban a correr malos tiempos por estos lares: la poeta fue detenida durante diez días por esas ominosas “averiguaciones de antecedentes”, no se le permitió salir del país ni recoger el premio. Y unos años más tarde, en 1976, también se llevaron a su hijo, y le quebraron la vida. Poco antes de morir diría que con el secuestro y el asesinato de su hijo quedó menos de la mitad de ella misma, “fue más que el abismo, fue el infierno”. Pero siguió escribiendo, nunca dejó de escribir.

 “POESÍA INÉDITA REUNIDA”

El poeta Julio Castellanos fue uno de sus editores en Córdoba, y Baldovin publicó varios volúmenes después de los años de plomo: Poemas (1986), Libro de la soledad (1989), De los poetas (1991), Libro del amor (1993), Con los gatos el silencio (1994), Nuestra casa en el tercer mundo (1995). E inclusive Castellanos, albacea de su obra, siguió impulsando publicaciones tras su muerte. Aparecieron así Poemas crueles (1996), Libro de María – Libro de Isidro (1997), Yo Seclaud (1999), El rostro en la mano (2006), y Promesa postergada – Huésped en el Laberinto (2009). Pero aún quedaba mucho más, y el novel sello editorial “Las Nuestras”, que dirige Leandro Calle y que depende de la Secretaría de Inclusión Social y de Equidad de Género, del gobierno de Córdoba, recopiló todo ese material acabado y listo y que nunca había tenido oportunidad de llegar a los lectores. Esa es la Poesía inédita reunida que se presentó ayer en sociedad. Ahora sí tenemos a toda Glauce, una construcción literaria imprescindible para comprender cabalmente la historia local y nacional más reciente.

El proyecto tomó forma el año pasado, cuando el concurso de ensayos sobre las mujeres que hicieron historia en Córdoba, convocado por la misma secretaría provincial, puso de relevancia la obra de Glauce Baldovin en uno de los trabajos premiados. La editorial “Las Nuestras” se propuso entonces recuperar obras publicadas pero que ya no se consiguen en las librerías, y en esa búsqueda se toparon, en los archivos de Julio Castellanos y de Livia Hidalgo, con una voluminosa obra inédita, en manuscritos fechados y ordenados por la misma Baldovin antes de morir. Esos libros componen el volumen presentado ayer.

Junto con Romilio Ribero, la de Glauce Baldovin es una de las obras más originales de la poesía cordobesa contemporánea. Antes de ellos, las poéticas de Malvina Rosa Quiroga y de María Adela Domínguez habían logrado generar improntas personales, aunque sujetas a los movimientos literarios de la época. Hacia fines de los años sesenta aparece el primer poemario de Glauce, El libro de Lucía, con el que empieza a modelarse, a través de una larga –y desgarradora- carrera literaria, una de las voces más importantes de nuestra poesía. Aquel timbre escarlata que teñía los auditorios con imágenes como esta: Antes de morir / la mujer inca parida por la tierra con el don / de la tejeduría / la tejedora a quien piel y carne se le fueron / gastando / mientras más aparecían los huesecillos del dedo / falange / falangina / falangeta / más bello y perfecto / casi humano / tejía. // Antes de morir / repito para que esto quede bien prendido / en la memoria / se convirtió en esa araña gris perlado / que en las noches suele posarse en el centro / de la frente / penetrar en el cerebro / para tejer sueños con la palabra anhelada / buscada / reclamada / mendigada. // Anoche / locura / la araña tejió tu nombre en mis sesos.

.

[ publicado en Hoy Día Córdoba, viernes, 24 de junio de 2011 ]

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Capitalizar la muerte (08 05 11)

Repercusiones críticas tras la muerte de Osama ben Laden

La Casa Blanca intenta capitalizar rápidamente la desaparición del terrorista  

.

.

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama ha decidido dejar de lado las posiciones de líderes mundiales, juristas y expertos en política internacional, que han alimentado en los últimos días un debate creciente en torno a la vía escogida para ultimar al fundador de Al Qaeda.

Después que Obama anunciara el exitoso ataque contra la guarida del terrorista en Pakistán, al festejo popular en Washington y Nueva York se sumaron las felicitaciones de algunos mandatarios; en Londres, como en Madrid y en Berlín los jefes de gobierno expresaron su satisfacción.

Luego, sin embargo, el análisis de la medida por parte de especialistas comenzó a atemperar este ambiente festivo y victorioso, instalando una mayor cautela que terminó dando paso a un claro frente crítico.

El centro de los cuestionamientos apunta al hecho de que el gobierno estadounidense haya decidido dejar de lado toda legalidad interna e internacional en el procedimiento; que no haya intentado detener al terrorista para que sea juzgado; que no le haya preocupado violar la soberanía de un país amigo; y que se haya deshecho del cadáver del multimillonario saudita arrojándolo al mar.

Algunas frases del discurso de Obama, así como la decisión del presidente de no aportar fotos, videos ni ninguna prueba más que su palabra, alimentaron estas posiciones disidentes con el político demócrata, que ha optado por mostrar la faceta más realista y dura de su poder.

Además de los aspectos jurídicos, las críticas apuntan a que la quita de legitimidad interna de la decisión de asesinar a Ben Laden puede terminar provocando el efecto inverso al buscado: menos seguridad mundial, al otorgarle nuevos y renovados argumentos de tensión a la red fundamentalista islámica de Al Qaeda.

Inclusive quienes habían salido a felicitar a Washington en los primeros momentos tras el mensaje, hubieron de rectificar en parte su postura: el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que no apoyaba “ninguna muerte discrecional”, y el vocero de la canciller alemana Ángela Merkel pasó toda la semana relativizando la afirmación de la mandataria, en el sentido de que el ajusticiamiento sumario de Ben Laden la “alegraba”.

Frente a esta espiral crítica, Barack Obama ha decidido redoblar la ofensiva, y aprovechar el éxito militar de los comandos para mostrar que su decisión fue acertada al prevenir nuevos atentados, neutralizar un peligro con el menor costo, e inclusive revisar la alianza de defensa con Pakistán, un país permanentemente acusado de jugar a dos bandas (públicamente con los norteamericanos, pero por debajo con el radicalismo islamista afgano).

En esta línea, Obama visitó y celebró un emotivo acto en el Ground Zero neoyorquino, acudió personalmente a felicitar a los militares involucrados en la operación en Abbottabad, y pidió públicamente que el gobierno paquistaní de Asif Ali Zardari investigue las “redes de apoyo” al terrorismo fundamentalista que operan en el país, sin descartar que las mismas tengan inclusive conexiones militares y políticas con el propio gobierno de Islamabad.

.

Al Qaeda se vengará

ISLAMABAD, KANDAHAR.- A falta de pruebas aportadas por el gobierno norteamericano, la ratificación de la muerte de Osama ben Laden vino de la propia organización terrorista.

Al Qaeda confirmó que era, efectivamente, su líder, y prometió de inmediato vengar su muerte.

Los talibanes afganos, muy cercanos al pensamiento y al ideario yihadista de Ben Laden, aumentaron su ofensiva militar en Afganistán.

Por segundo día consecutivo se enfrentaban ayer a las tropas regulares –apoyadas por militares de la OTAN- en Kandahar, lanzando ataques con lanzagranadas y combatientes suicidas en la región sur de Afganistán.

En Pakistán, la difícil situación en la que ha quedado el gobierno del presidente Asif Ali Zardari, con sospechas de haber permitido la residencia de Ben Laden en su suelo, se complicó ayer con el pedido de renuncia de todo el gobierno, formulada por los partidos de oposición, por haber tolerado la violación de la soberanía por los Marines norteamericanos.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

“Menos legitimidad, menos seguridad” Entrevista de Luis Zegarra para el diario Puntal (08 05 11)

“tras la muerte de bin laden, el mundo es más inseguro”

Entrevista a Nelson G. Specchia, por Luis Zegarra

(para el diario Puntal)

http://www.puntal.com.ar/v2/article.php?id=69753

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Un asesinato a sangre fría (02 05 11)

EE.UU. mata a Bin Laden

Barack Obama anuncia al mundo el asesinato del líder de Al Qaeda en un tono victorioso, pero las críticas se mezclan con las celebraciones. Se consolida la supremacía militar de la potencia hegemónica. Temores por reacciones de los sectores fundamentalistas islámicos.    

.

.

WASHINGTON.- En la medianoche del domingo, el presidente estadounidense Barack Obama anunció la muerte de Osama bin Laden, el multimillonario saudita creador de la red yihadista Al Qaeda y principal responsable de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

El comunicado, que se inició a las 0:35 horas del lunes y fue transmitido en directo por las televisiones de Occidente, se había anunciado con algunos minutos de anticipación, que sirvieron para que la opinión pública se pusiera en alerta, dado lo inusual de la metodología y de la hora elegida por el mandatario demócrata.

Las redes sociales, además, contribuyeron a concentrar una máxima audiencia mundial, las oficinas de tráfico de internet contabilizaron más de cuatro mil mensajes por segundo enviados por la red Twitter mientras duraba la alocución de Obama, y el debate, análisis y comentarios ocuparon las redes hasta muy entrada la madrugada.

En el mensaje, Barack Obama confirmó oficialmente el trascendido que había comenzado a correr en los minutos previos, aseverando que Osama bin Laden había sido asesinado de un balazo en la cabeza, disparado por un francotirador, en una acción militar planificada y ejecutada por las fuerzas militares estadounidenses en un suburbio de Islamabad.

El corto discurso, de frases muy cuidadas, apuntó a mostrar una victoria militar sobre el principal enemigo declarado de los Estados Unidos, el hombre que logró atacar por primera vez al gigante norteamericano en su suelo, y que esquivó durante una década entera la búsqueda y persecución de los servicios de inteligencia de la primera potencia del mundo.

Algunas de estas cuidadas oraciones del mensaje, sin embargo, han causado en los momentos siguientes reacciones dispares, tanto de los analistas políticos como de la opinión pública, especialmente en esa nueva modalidad horizontal de manifestación del humor social que posibilitan las redes por Internet.

Obama presentó la muerte de Bin Laden como una acción enmarcada en un conflicto bélico, pero los detalles no pueden ocultar que se trató de un asesinato a sangre fría, calculado (y hasta ensayado, con órdenes de “tirar a matar”) por un cuerpo de comandos Navy Seal de la Armada, violando la soberanía de un país aliado (Pakistán), y sin dar lugar a ningún tipo de juicio o tratamiento a prisioneros de guerra, como prevén los tratados internacionales.

El otro hito central del mensaje fue que la muerte del terrorista –que en el pasado también fue agente de inteligencia formado y financiado por los norteamericanos- constituye un acto de justicia reparadora para las víctimas de los ataques de septiembre de 2001. La lógica de la “Ley del Talión” (“ojo por ojo”) subyacente en estas palabras aparece como un posible aumento de riesgo para la seguridad interna norteamericana.

Obama, en cambio, insistió en que a partir de anoche “el mundo es más seguro”.

.

¿Justicia o cálculo?

WASHINGTON.- Tras el discurso de Obama, cientos de manifestantes comenzaron a concentrarse frente a la Casa Blanca, y en el “Ground Zero”, donde estuvieron las Torres Gemelas en Nueva York.

Sin embargo, este clima de victoria, de brindis y de fervor patriótico (se entonaba en himno estadounidense con frecuencia), fue dando lugar con el transcurso de las horas y a medida que se conocían detalles de la operación, a otra sensación, más crítica y menos entusiasta.

El asesinato de Bin Laden de ninguna manera puede considerarse un acto de guerra, ni menos aún un acto de justicia, como lo presentó Obama en su mensaje.

Por el contrario, parece acercarse más a una medida dirigida a mostrar el poderío de la nación en un tiempo de debilidad y crisis; de efectividad de estrategias (en el mismo momento en que se difunden datos sobre el campo de concentración de Guantánamo); y del firme pulso del propio Barack Obama, cuando comienza la carrera por la reelección presidencial.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

WikiLeaks ataca de nuevo (29 04 11)

WikiLeaks ataca de nuevo

por Nelson Gustavo Specchia

.

 

.

La organización no gubernamental WikiLeaks lo ha hecho de nuevo: ha vuelto a acaparar la atención internacional con la divulgación de 759 informes militares secretos, intercambiados por altos mandos castrenses y personal de los servicios de inteligencia, con responsables políticos del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica sobre el campo de concentración de Guantánamo, que dejan al descubierto las múltiples violaciones a los derechos humanos, a la Constitución y leyes estadounidenses, y a los tratados internacionales suscriptos por el Estado.

Mucho de lo que se lee en estos documentos ya se suponía, claro está, y era denunciado y criticado abiertamente desde diferentes foros y latitudes. Pero la contundencia de la prueba documental que los informes aportan, constituye un duro golpe para toda la estrategia exterior impulsada por la Casa Blanca y por el presidente Barack Obama. Porque no solamente devela el grado de ilegalidad, vejación y maltrato a que fueron sometidos hombres –inclusive adolescentes y niños- en el penal de la base militar que el ejército norteamericano ocupa en la isla de Cuba. Los informes también muestran que la justificación discursiva que ha utilizado Washington para mantener funcionando ese centro clandestino de detención no tiene un fundamento cierto ni siquiera en la opinión de los propios interrogadores militares: apenas un puñado de prisioneros son evaluados como “potencialmente peligrosos” para la seguridad nacional norteamericana. Guantánamo no sólo es una flagrante vergüenza para el sistema político estadounidense, es, además,  una vergüenza injustificada.

PRIMER ROUND

Hace algunos meses, cuando WikiLeaks dio el primer gran golpe, las reacciones fueron cautas. Algo olía a podrido en Dinamarca. Algunos lo consideraban la mayor filtración de la historia diplomática, pero otros apenas veían un mediocre intercambio de cables entre los representantes consulares y el Departamento de Estado: poco más que una lista de miserias humanas y datos ya aparecidos en la prensa. Pero luego comenzaron a sentirse las reacciones a nivel de decisiones de gobierno. Ya no se trataba tanto de enterarse que los embajadores norteamericanos desconfiaban de sus pares chinos, querían aislar a Chávez, no les simpatizaban los raptos de autonomía de Kirchner, se sentían ninguneados por la altanería de Sarkozy o intimidados por el autoritarismo machista de Putin. Tampoco se trataba ya de las intimidades de las orgías sexuales de Berlusconi con prostitutas menores de edad, o las especulaciones sobre el cáncer de Lugo, el tumor en la nariz de Evo Morales, los cambios de humor de Cristina Fernández, o la mala predisposición de Rodríguez Zapatero a recibir consejos de nadie.

De esas supuestas revelaciones sobre los caracteres y vida privada de los líderes, pasó a considerarse con mayor atención los cables que hacían referencia a modalidades, estrategias y actitudes del personal de las delegaciones diplomáticas de la primera potencia del mundo. Las órdenes de espiar a las Naciones Unidas, la obsesión por detener a Irán cueste lo que cueste, las dificultades de comprensión de la agenda islamista en los países aliados –como Turquía y Arabia Saudita-, las tácticas en torno a regímenes díscolos –como Libia-, el lugar real de importancia otorgado a socios estratégicos –como la Unión Europea- o la relevancia de América Latina para el Departamento de Estado, ya no fueron noticias propias de prensa amarilla o semanarios con chismorreos de la farándula, sino aportaciones de datos claves para reubicar las relaciones bilaterales con Washington. Datos que, como digo, empezaron a fundamentar decisiones de gobierno. Por caso, el presidente ecuatoriano Rafael Correa acaba de expulsar, a principios de este mes, a la embajadora norteamericana Heather Hodges, a la que declaró “persona non grata” en Quito a raíz de un documento filtrado por WikiLeaks, donde la diplomática exponía su parecer sobre la corrupción policial en Ecuador.

Este cambio en la comprensión del fenómeno de transparentar más de 250.000 documentos secretos del primer poder mundial, comenzaron a darle a la labor de la ONG y a su líder, Julian Assange, una relevancia simbólica que, con la aportación de esta semana sobre el campo de concentración de Guantánamo, puede efectivamente convertirse en un punto de inflexión en la manera de gestionar –y legitimar- la política internacional. Así parece entenderlo también la sociedad civil: la Cátedra Unesco acaba de entregar, en Málaga, el premio internacional a la libertad de prensa a los cinco diarios que han actuado de canales de divulgación de los papeles de WikiLeaks: El País, de Madrid; el británico The Guardian; The New York Times (que suma este reconocimiento a los 104 premios Pulitzer que acumula); el francés Le Monde y el alemán Der Spiegel.

 HORROR EN EL CARIBE

En este marco, los cables y comunicaciones sobre Guantánamo adquieren un status documental mayor aún, y además de arrojar luz sobre los métodos empleados en la cárcel y las intenciones políticas perseguidas con ellos, pueden afectar la política exterior de la Administración Obama, especialmente lo concerniente a la presencia norteamericana en Irak y Afganistán, así como lo relacionado con la revuelta árabe que cruza el Magreb norafricano y el Oriente Medio.

Los 759 informes secretos difundidos por los cinco diarios abarcan todo el período de funcionamiento del conflictivo centro penitenciario, creado en 2002 por el ex presidente George W. Bush y ubicado en la zona militar norteamericana en Cuba, para sortear deliberadamente cualquier legalidad (la sola presencia de la base militar en territorio cubano viola leyes internacionales) y todo el sistema de garantías individuales y equilibrios procesales previstos en la estructura judicial estadounidense. Guantánamo fue, desde su inicio, un auténtico limbo jurídico. Y en ese “no-lugar” administrado discrecionalmente por personal militar, la “guerra contra el terrorismo” declarada por Bush tras el 11 de septiembre de 2001 justificó el secuestro de personas en diferentes países; su traslado en vuelos clandestinos –contraviniendo también tratados internacionales con los Estados por los que se pasaba, o en los cuales se aterrizaba con los secuestrados para repostar los aviones-; la aplicación de tormentos psicológicos y físicos a los prisioneros para obtener información en interrogatorios comandados por espías y personal de los servicios secretos; la internación de personas con enfermedades mentales; e inclusive el alojamiento de niños y adolescentes menores de edad. En definitiva, un completo sistema de sospechas, secuestros, traslados ilegales, conjeturas, arbitrariedades, denuncias, torturas y vejaciones que constituyen un baldón sobre el sistema político norteamericano en su conjunto, y cuyas consecuencias a nivel de relacionamiento multilateral y liderazgo mundial aún son inciertas.

Obama encendió las esperanzas de muchos, no solamente de sus connacionales, en los discursos de campaña. Uno de esos discursos, que repetía cada semana durante enero de 2009 en aquella apasionante carrera hacia el poder, repicaba como una campana: “no quiero que haya ninguna ambigüedad en este tema: Cerraré Guantánamo.” Pero ese campo de concentración, por el que pasaron más de 700 presos detenidos arbitrariamente y fuera de toda ley, sigue abierto. Y sigue alojando desde hace casi una década a unos 170 hombres que, a criterio de los propios mandos militares, ni siquiera son considerados peligrosos. Y aquellos a quienes se los sospecha responsables –como al supuesto cerebro del 11-S, Khalid Sheik Mohamed- no serán juzgados por tribunales regulares con las garantías del justo proceso, sino por “comisiones militares”, consejos de guerra celebrados entre las alambradas de Guantánamo.

También el liderazgo moral que quiso encarnar Barack Obama entra en una ruta incierta.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Horror Caribe: Wikileaks devela los papeles de Guantánamo (27 04 11)

Guantánamo al descubierto

ESTUPOR MUNDIAL POR LAS REVELACIONES SOBRE LA PRISIÓN ILEGAL ESTADOUNIDENSE EN CUBA. ADOLECENTES OBLIGADOS A ALISTARSE POR LOS TALIBANES ENCERRADOS DURANTE AÑOS, SIN CARGOS NI POSIBILIDAD DE DEFENSA. LOS PROPIOS MANDOS MILITARES HABÍAN INDICADO SU NULA PELIGROSIDAD

.

.

En una nueva filtración del material clasificado y secreto que ha decidido divulgar a través de una selección de medios de prensa muy confiables, la organización no gubernamental Wikileaks ha puesto a disposición del público algunas fichas militares de los presos islamistas retenidos en la base estadounidense de Guantánamo, que por su tono y contenido han despertado la indignación mundial.

La prisión de Guantánamo, en la bahía del mismo nombre de la isla de Cuba que se encuentra ocupada por el ejército estadounidense, fue creada por el ex presidente George W. Bush para alojar presuntos terroristas islámicos, cuya peligrosidad fuese considerada tan alta que la seguridad norteamericana se viera en riesgo si se los introducía en el territorio nacional.

En realidad, la extraterritorialidad de la cárcel la ubicaba en un limbo jurídico, y daba lugar al tratamiento de los presos por fuera del sistema de equilibrios y derechos que establece el sistema jurídico estadounidense.

En un extremo de estas posibilidades, estaba el obtener información vital para la “guerra contra el terrorismo” que comenzaba la Administración Bush, inclusive mediante la aplicación de torturas físicas y psicológicas a los detenidos.

El secuestro de personas en diferentes partes del mundo, la ignorancia de la Convención de Ginebra por parte de los servicios secretos norteamericanos, el traslado de los presuntos terroristas a Guantánamo en vuelos secretos –que violaban las leyes humanitarias de los países por los que atravesaban o en los que aterrizaban para reabastecer combustible-, y la lógica del tratamiento extra legal a los presos, han concentrado la mayor crítica que la pasada Administración republicana recibió por este tema.

Ahora, además, los documentos revelados por Wikileaks ponen en cuestión la propia lógica interna del proceso, al demostrar que la supuesta peligrosidad de los presos no era tal, y que inclusive se encarceló durante años a niños y adolescentes menores de edad, aún cuando los propios jefes militares norteamericanos sostenían que no había razones para mantenerlos en ese estado, y que no serían de ningún provecho para los servicios de información.

Los documentos son demoledores, al sostener que de los 14 menores de edad que se encerró en Guantánamo, los interrogadores sólo creían que 4 podían ser de “riesgo probable”; sin embargo no se los liberó sino hasta años más tarde. En conjunto, los documentos concluyen que los militares descartaron el riesgo de amenaza de casi el 60 por ciento del total de los detenidos. Sin embargo y a pesar de estos informes, los responsables políticos mantuvieron la prisión en funcionamiento.

El presidente Barack Obama prometió, durante la campaña electoral que lo llevó al poder, que cerraría Guantánamo, pero la promesa aún sigue pendiente.

Los médicos, cómplices

El fiscal general de EE.UU., Eric Holder, sostiene que los juicios extraterritoriales en el penal de Guantánamo, criticados por la judicatura estadounidense, seguirán a pesar del golpe que han significado las revelaciones de Wikileaks.

Aunque admitió ayer que la filtración “afectará” las relaciones norteamericanas con sus aliados, volvió a criticar a la ONG.

Una parte muy sensible es la que hace referencia al papel jugado por los médicos en la cárcel que contuvo a menores de edad sin juicio ni defensor desde 2002 y hasta 2009.

Al mismo tiempo que Wikileaks revela que ni los propios militares creían que había motivos para retenerlos, la publicación científica Plos Medicine sostiene que los médicos y psicólogos a cargo de los presos ocultaron evidencia de abusos y torturas infligidas intencionalmente a los detenidos, incluidos a los menores.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Moscú: los islamistas chechenos apuntan a Putin (25 01 11)

Alerta máxima en Rusia tras el ataque terrorista al aeropuerto

El islamismo separatista checheno vuelve a golpear en el centro de Moscú

.

.

Domodédovo, el principal aeropuerto internacional de la capital rusa por tamaño físico y por cantidad de tráfico aéreo, fue objeto en la tarde de ayer (10:40 en Argentina) de una explosión provocada por un atacante suicida.

El presidente Dmitri Medvédev calificó el hecho de “ataque terrorista”, tras reunirse de urgencia con el fiscal general, el jefe del comité de investigación y el ministro de transportes rusos en el Kremlin. Medvédev declaró, asimismo, que los autores del atentado “serán perseguidos y castigados”; aunque el presidente no brindó precisiones sobre su identidad, los servicios de seguridad informaron posteriormente que el atacante suicida procedería del Cáucaso Norte, donde se asientan los milicianos musulmanes nacionalistas que luchan por la creación de un Estado islámico.

De aquella inestable zona, con fuertes guerrillas separatistas, la capital rusa ya ha sufrido en el pasado ataques terroristas; en 2004 dos milicianos chechenos provocaron el estallido en el aire de dos aviones que habían partido de este mismo aeropuerto de Domodédovo, en los que fallecieron 90 personas; y el año pasado dos mujeres suicidas, musulmanas del Daguestán, causaron 40 muertos en el metro de Moscú.

Ayer, al cierre de esta edición las autoridades sanitarias rusas iban informando de 35 muertos y unos 130 heridos, 20 de extrema gravedad.

Las víctimas podrían pertenecer a varias nacionalidades, ya que la explosión se produjo en el área de arribo de vuelos internacionales, en un horario en que habían aterrizado los vuelos regulares procedentes de Nueva York, Londres, El Cairo, Dubai, Munich, Hamburgo y Tokio.

Las autoridades informaron que desde la mañana de ayer rige el “nivel de alerta máxima”, y que se han reforzado las medidas de seguridad en los aeropuertos y estaciones de trenes y colectivos, en todos los nudos de comunicación del país.

Los Juegos Olímpicos de Invierno, que deberían llevarse a cabo en 2014 en Sochi, una región que los islamistas chechenos reclaman como parte de su “emirato”, y la cercanía de las elecciones presidenciales rusas de 2012, puede alentar la violenta campaña de los separatistas, que ya habían prometido al primer ministro, Vladimir Putin, que “llevarían la guerra al corazón de Rusia”.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Ola de coches bombas en Bagdad (26 08 10)

SANGRIENTA DESPEDIDA DE IRAK A LAS TROPAS NORTEAMERICANAS

La insurgencia sunnita vinculada a Al Qaeda intenta ocupar el vacío de poder

.

.

Como lo habían advertido algunas voces, el repliegue estadounidense que da fin de hecho a la guerra en Irak está provocando una reacción terrorista, asociados por las autoridades a la minoría sunnita relacionada con Al Qaeda.

Los guerrilleros aprovechan el vacío de poder que deja el ejército invasor para lanzar ataques contra el débil orden institucional de un gobierno que no se termina de definir.

La jornada de ayer fue sangrienta, con el estallido de una docena de coches bomba que se cobraron al menos 64 muertes y dejaron un tendal de más de 220 heridos. Los objetivos de los ataques fueron oficinas gubernamentales y cuerpos de seguridad, los lugares y las tropas en que los norteamericanos han delegado su poder tras el abandono del suelo iraquí por la frontera con el emirato de Kuwait, el mismo borde por el que habían iniciado la invasión persiguiendo el derrocamiento del régimen de Saddam Hussein casi ocho años atrás.

Tras el repliegue, el número de efectivos estadounidenses bajó a menos de 50.000 marines, que se mantendrán en Bagdad para cuidar de la legación americana, los intereses de algunas de las empresas involucradas en la reconstrucción iraquí, y para capacitar a las nuevas fuerzas locales de seguridad, antes de retirarse definitivamente a fines del presente año.

Los ataques de la víspera ponen nuevamente sobre la mesa la capacidad de estas nuevas policías para garantizar la seguridad interna, en un escenario, además, de extrema debilidad institucional. Ayer, el ataque más letal ocurrió en Kut, al sur de la capital, donde un suicida hizo estallar el coche cargado con explosivos que conducía cerca de una comisaría y mató a 19 personas, 15 de ellas policías. En el norte de Bagdad, otro coche bomba más estalló en un local policial, y un tercer atentado casi simultáneo hirió a otras 58 personas en el barrio bagdalí de Qahira. Unas horas después, al norte de la capital, en Muqdadiyah, al menos tres civiles murieron y 18 personas resultaron heridas por la explosión de otro coche bomba frente al Concejo Municipal local.

Fuera de la ciudad capital, en Fallujah, un guerrillero suicida estrelló un quinto coche bomba contra varias patrullas de policías iraquíes, mientras cuatro coches bomba más estallaron en las ciudades norteñas de Kirkuk, Mosul y Dujail. También en Iskandariyah, en el sur, en Mosul y en otras ciudades más pequeñas del interior, se registraron ataques con la misma modalidad de terroristas suicidas.

La violencia insurgente e intercomunitaria entre chiítas y sunnitas pone en serio riesgo la posibilidad del establecimiento de un gobierno en el corto plazo.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.