Archivo de la etiqueta: Ruby

Silvio a los tribunales (01 06 11)

Se reanuda el juicio contra Berlusconi por abuso de poder

La corte de Milán reabre las sesiones y complica aún más la gobernabilidad  

.

.

ROMA.- Apenas unas horas después de recibir el fuerte impacto de la derrota de su partido, el Pueblo de la Libertad (PdL), en Milán, Silvio Berlusconi ha visto ayer cómo se reanudaba el juicio que se le sigue por incitar a una menor a la prostitución.

El primer ministro conservador sigue sosteniendo que la judicatura italiana “lo persigue”, e inclusive intentó llevar la argumentación a un plano internacional, cuando en la reciente cumbre del G-8, en Francia, apeló al presidente estadounidense, Barack Obama, para que lo asista frente al “intento de instalar una dictadura” por parte de “jueces marxistas”.

Más allá del tono operístico elegido por el premier para intentar sortear las citaciones judiciales (además del “Caso Ruby” por incitación a la prostitución de menores, tiene abiertas otras cuatro causas, y un reciente proceso por violación de la ley electoral al utilizar los medios de comunicación para hacer campaña proselitista en Milán) los plazos se cumplen y debe hacer frente a los fiscales.

Sus abogados intentan dilatar al máximo los procedimientos, y ayer solicitaron que el juicio por el “Caso Ruby” pase de la justicia penal a un cuerpo parlamentario especial. Ya en sus inicios, Berlusconi había admitido con sorna que se dedicaba a la política “porque no quería terminar en la cárcel”, y ha utilizado durante la última década las mayorías que la derecha instaló en el Parlamento para impulsar leyes especiales que lo exculparan de responsabilidades penales.

Sus abogados alegan ahora que el primer ministro creía que Karima el Mahroug, de origen marroquí -conocida como “Ruby Robacorazones”- era realmente la sobrina del presidente egipcio Hosni Mubarak, y que por ese motivo intercedió para sacarla de la cárcel. No se trataría de un abuso de autoridad en sus funciones, y por ello no debería ser juzgado por una corte del fuero penal sino por sus pares diputados, es el alegato de Niccolo Ghedini, su abogado defensor.

Las cuatro fiscales del tribunal de Milán que sustancia la causa, por el contrario, sostienen que se trató de un abuso de poder para beneficiar a la adolescente, a la que pagaba para obtener sexo; como además la adolescente marroquí era menor de edad en ese momento, lo acusan de incitación a la prostitución de menores.

La reanudación del juicio, tras una postergación por varias dilaciones procesales durante dos meses, encuentra al primer ministro en un momento complicado a nivel de gobernabilidad del Estado y de alianzas políticas.

La debacle electoral en Milán, junto al hecho de que la izquierda lograra retener la alcaldía de Nápoles, y ganara las municipales de enclaves importantes como Trieste, Bolonia, Turín y Cagliari, le dejan a Berlusconi muy poco espacio de maniobra para gestionar el gobierno central.

Además, su principal aliado en la coalición, el partido filofascista de Umberto Bossi, la Liga Norte, ya ha dado señales de estar dispuesto a romper el pacto con el PdL, ante la evidencia de que los escándalos y los juicios del premier han terminado por debilitar a toda la derecha.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Berlusconi otra vez contra las cuerdas (24 01 11)

El abuso de poder y la corrupción sexual acorralan a Berlusconi

Las causas de la Fiscalía de Milán contra el primer ministro son contundentes

.

.

La nueva embestida judicial contra el primer ministro conservador italiano, Silvio Berlusconi, parece ser la definitiva.

Después de los múltiples escándalos relacionados con orgías con prostitutas de lujo, desarrolladas en la mansión del premier en la isla de Cerdeña, que terminaron con la separación matrimonial y el millonario juicio de divorcio de Berlusconi, las nuevas pruebas acumuladas por la Fiscalía de Milán suman al escándalo los delitos de abuso de poder y de corrupción a menores, ambos graves.

Una de las protagonistas de las fiestas sexuales del primer ministro y su selecto círculo de invitados, que en los códigos privados de esa elite se designaban con el nombre de “bunga bunga”, habría sido la joven prostituta marroquí conocida como Ruby.

Ruby, hoy de 18 años, habría participado al menos en 17 oportunidades en orgías sexuales organizadas por el premier conservador italiano, según se desprenden de los casi 400 folios del sumario judicial impulsado por los fiscales milaneses; en esas fiestas, que tuvieron lugar durante el año 2010, Ruby era menor de edad.

El texto del legajo de la acusación judicial se filtró la semana pasada a la prensa, que volvió a ocuparse profusamente de todos los detalles escabrosos contenidos en las declaraciones de las prostitutas ante los agentes judiciales, y ha significado un nuevo frente de conflicto para el jefe del Ejecutivo italiano.

Y con pocos resquicios por donde salir en esta oportunidad, ya que la demanda de los tribunales es contundente: la acusación de “prostitución de menores agravada y abuso del cargo de primer ministro” no es un trámite que pueda resolverse en los arreglos políticos del Congreso, donde el último intento de voto de censura dejó claro que el jefe de la derecha italiana controla las mayorías.

Jaqueado por la justicia, y en esta oportunidad también por la opinión popular (el diario Il Corriere della Sera publicó una encuesta donde afirma que el 49 por ciento de los italianos opina que el premier debería renunciar), Berlusconi sin embargo ha decidido una vez más aferrarse al cargo.

Ante un simposio organizado por su formación política, el partido de derecha Pueblo de la Libertad (PdL), afirmó que “no huyo y no renuncio”, e intentó volver a ponerse en el papel de víctima, al asegurar que el auténtico delito es que él haya sido “sometido a un espionaje” en referencia a escuchas telefónicas que develaron sus encuentros sexuales con la menor Ruby.

De probarse la acusación de la Fiscalía, la pena que podría corresponderle a Silvio Berlusconi, el hombre más poderoso de Italia, asciende a quince años de cárcel.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.