Archivo de la etiqueta: PP

Cambio de tercio (28 12 11)

Cambio de tercio

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

.

.

Las corridas de toros van desapareciendo; en este año que termina el gran José Tomás lidió por última vez en la plaza Monumental, de Barcelona. En esas lides, cada cambio de tercio se anuncia con cornetas y redoblantes.

La comparación vale, al escuchar por estos días el cada vez más nítido retumbo del cambio de tercio histórico que estamos viviendo, en la lid de los gobiernos contra el toro bravo de la crisis.

Un pase que, en muchos aspectos, cruza desde las viejas arenas europeas hacia las tierras montaraces del sur de América.

Entre los pífanos de este retumbo de cambio de ciclo, algunas perlas navideñas.

Después del discurso de investidura –previsible y anodino- del presidente conservador del gobierno español, Mariano Rajoy, esta semana comenzaron las definiciones del nuevo gabinete, y no han sido precisamente para alegrarse.

El nuevo ministro de Economía, Luis de Guindos, eligió un escenario especial para su primera comunicación pública: un acto con la presencia de José María Aznar, el antiguo jefe del Partido Popular, y guardián de su ortodoxia. Guindos dijo que la economía española volverá a entrar en recesión con la llegada del 2012, que se superarán los cinco millones de desocupados, y que no habrá crecimiento tampoco en el primer semestre del próximo año.

Guindos, el banquero elegido por Rajoy para gestionar la crisis, es un ex ejecutivo de Lehman Brothers, la firma cuya quiebra desencadenó, precisamente, esta crisis financiera.

Otro de los pitidos de la fanfarria que denota el movimiento del centro hacia estas costas lo dio el nuevo Canciller de Rajoy, José Manuel García Margallo.

Dijo que los países latinoamericanos deben “dejar de revisar la historia”, y reconocer en España la madre común. Un discurso que atrasa un par de años (o de siglos), inclusive para un ministro de Exteriores conservador.

A García Margallo le ha dolido el fracaso de la última cumbre iberoamericana, de este año en Paraguay, y quiere que la de Cádiz del año que viene vuelva a ser una reunión familiar. Todo bien. Pero creer que la vía para lograr ese objetivo es llamar al olvido a los hijos pequeños y convocarlos a la mesa del Rey, huele a naftalina.

Y como si todos estos pitidos de cambio fueran pocos, el diario El País, otrora la voz intelectual del progresismo socialista, no deja de ahondar en una línea reaccionaria para con todos los temas políticos latinoamericanos.

Desde que los propietarios del diario se hicieran con acciones del Grupo Clarín, los artículos y las editoriales del periódico madrileño sobre Argentina se han incorporado, como un actor especialmente dinámico, a la oposición al gobierno nacional.

La editorial de ayer, titulada “La ley de Fernández” (y vergonzante a mi criterio), se refiere a la Argentina como un país apenas “formalmente democrático”.

Pífanos, trompetas y redoblantes. Mientras tanto, Brasil desplaza a Gran Bretaña y se ubica como la sexta mayor economía del mundo. ¡Ah, las costas americanas!

.

.

[Columna “En foco” – El Mundo – página 2 – Hoy Día Córdoba – martes 27 de diciembre de 2011]

.

Twitter:   @nspecchia

.

 

 

La cara oculta de la luna (20 12 11)

La cara oculta de la luna

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

.

.

Y un día, la derecha española volvió a La Moncloa.

Los conservadores del Partido Popular siempre sostuvieron que los socialistas en 2004 les “robaron” unas elecciones que ya daban por ganadas, cuando los islamistas fanáticos hicieron volar por los aires los trenes en Atocha y José María Aznar no pudo endilgarle el atentado a los vascos de la ETA: estaba claro que el extremismo islámico había decidido responder con sangre a la más impopular de todas las medidas del “amigo íntimo” de George W. Bush, la participación de España –en soledad europea- en la invasión norteamericana a Irak.

Pero lo que les quitó la fallida política exterior, se los ha devuelto la crisis económica.

Rodríguez Zapatero sale por la puertita de atrás, olvidado aún antes que termine de juntar sus petates. Intentó primero ignorar la crisis, diciendo que no existía tal cosa; para después pegar un golpe de timón y, con la fe de los conversos, aplicar todos los ajustes que el liderazgo neoliberal de la Unión Europea le pidieran.

Silencioso, mientras tanto, el gallego líder de la oposición, don Mariano Rajoy, esperaba que cayeran las brevas. Y todas fueron cayendo en los últimos meses, mientras el crecimiento de la derecha en las encuestas trepaba sostenidamente.

En todo este tiempo, el secreto mejor guardado fue el programa de gobierno que tenía Rajoy en carpeta; de eso no se hablaba, y apenas se daban sutiles y polisémicas señales.

Es común el dicho en la península, que si encuentras a un gallego en la mitad de una escalera, nunca sabrás si está subiendo o si está bajando, y don Mariano hacía honor a esa característica de su pueblo. Durante los últimos meses trabajó casi en secreto, se reunió con líderes del Partido Popular, intendentes, expertos, asesores, ministeriables, economistas, sociólogos y politólogos, preparando el mensaje que develaría la salida a la crisis, la luz al final del túnel.

El secreto se mantuvo hasta ayer, cuando el ex titular del registro de la propiedad de Santa Pola –ya convertido en Presidente del Gobierno español- dio su discurso de investidura.

Y, para desazón de unos pocos y como muchos temíamos, la sorpresa no reveló nada nuevo: la luna también es redonda del otro lado.

Mariano Rajoy, previsible hasta el cansancio, seguirá línea a línea el libreto neoliberal de Ángela Merkel. Ajuste por arriba y ajuste por abajo: disminuirá los impuestos, acabará con las subvenciones sociales y los subsidios a los desocupados, eliminará los feriados, recortará en 16.500 millones de euros el gasto, bajará los sueldos de los empleados públicos, congelará las pensiones durante un año, cancelará las prejubilaciones, y “cumplirá con los compromisos de Europa” (esto es, con el recetario merkeliano).

Lo demás, sólo fueron buenas intenciones, aunque ni una palabra de cómo piensa lograrlas.

Previsible, y soporífero. La canciller alemana al menos pega un par de gritos, y golpea el atril con el puño cerrado de vez en cuando.

.

.

[ Columna “En foco” – El Mundo – página 2 – Hoy Día Córdoba – martes 20 de diciembre de 2011 ]

.

.

Twitter:  @nspecchia

 

 

Bienvenidos, gallegos (29 11 11)

Bienvenidos, gallegos

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

.

Entre los coletazos más insólitos de la crisis del euro, está la posibilidad de una nueva emigración.

La salida de griegos y de irlandeses (especialmente hacia los Estados Unidos) ha hecho saltar algunas alarmas, y analistas demográficos sostienen que en los próximos meses llegará el turno de España.

El informe que la OCDE (la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, principal “think tank” europeo) hizo público ayer en París fue lapidario, y viene a abonar esta hipótesis.

Si se mantienen las tendencias históricas, la Argentina volverá a ser destino prioritario. Después de los peninsulares llegados a nuestras tierras en el período colonial, la segunda oleada, alrededor de los años ’40, trajo a más de dos millones de españoles, en un 70 por ciento gallegos: Buenos Aires es la segunda ciudad del mundo con mayor población de gentes de Galicia, después de La Coruña. Y en el último censo (2010) todavía se registraban más de cien mil españoles residentes en estas pampas.

Siempre fueron bienvenidos, aunque no supieron devolver la gentileza con el mismo trato cuando cambiaron las tornas y muchos compatriotas decidieron cruzar el “charco” en sentido contrario (por cierto, también una parte importantes de estos argentinos que en 2001 salieron a las disparadas, ya han regresado o están volviendo).

Ahora la OCDE anticipa las previsiones que pueden preparar una nueva corriente migratoria hacia América: la organización recorta todas las expectativas de crecimiento actuales, a pesar de que ya están bajo mínimos, y calcula que la tasa de desocupación seguirá aumentando en los próximos dos años. En el último recuento, España registró cinco millones de desempleados, y en 2012 serán muchos más.

La OCDE dice por primera vez, y sin empachos, que toda la eurozona está en recesión, y ante las difundidas versiones de la posibilidad de una vuelta a las antiguas monedas, sostiene en su informe de ayer que el abandono del euro convertiría la actual recesión en una depresión económica superior a la vivida en la crisis de 1929.

El cálculo menos pesimista es que la vuelta a la peseta implicaría una pérdida del 40 por ciento del valor de la moneda española, que –claro- sería cubierto por los pequeños ahorristas (corralito bancario mediante, al igual que aquella triste experiencia local) y los asalariados que aún tengan trabajo.

Para los técnicos de la OCDE, la media del “paro” español subirá al 23 por ciento de la población el año que viene, y el PBI se acercará al cero absoluto. Con Mariano Rajoy y el Partido Popular en el gobierno, además, el ajuste al gasto público será mayor que el contemplado hasta ahora, y el achicamiento del déficit para cumplir con la reciente reforma constitucional expulsará cientos de empleados públicos.

La combinación de estos factores llevará a un achicamiento del consumo; y remata el informe sosteniendo que también las exportaciones españolas sufrirán un frenazo.

Así que ya saben: otra vez se vienen los gallegos.

.

.

[  Columna “En foco” – El Mundo – página 2 – Hoy Día Córdoba – martes 29 de noviembre de 2011  ]

.

.

Twitter:   @nspecchia

.

 

 

 

“Dicen que en el reino del revés” (08 11 11)

Del revés

.

.

por Pedro I. de Quesada

.

.

El primer ministro griego, Giorgios Papandreu, ha terminado por sucumbir bajo la montaña de basura de la crisis, y con él uno de los últimos gobiernos socialdemócratas europeos (el de España, otro de esa rara clase en extinción, será barrido por la derecha del Partido Popular en las elecciones del mes que viene).

Decíamos hace un par de semanas, en esta columna de los martes, que la clase dirigente europea estaba desorientada, y la caída de Papandreu viene a mostrar la profundidad de esa desorientación, que varios dirigentes del mundo –la Presidenta argentina entre ellos- volvieron a enrostrar a sus pares del Viejo Continente en la reciente cumbre del G-20.

Porque es una lógica del Reino del Revés, como aquella que cantaba –con una crítica mordaz que no abandonaba la ternura- María Elena Walsh: Un reino donde “un ladrón es vigilante y otro es juez, y donde dos y dos son tres”.

Aquí también: Papandreu se termina yendo porque tuvo la desfachatez de plantear una consulta popular, para preguntar a los griegos sobre el plan de “salvataje” económico diseñado por los tecnócratas de Bruselas y del FMI, que acarrea un sinfín de costos que esa misma ciudadanía debe pagar, tanto con sus impuestos como con la renuncia a los derechos sociales que disfrutaba.

Y más allá de que haya sido un “manotazo de ahogado” de Papandreu, es innegable el principio democrático que sostenía al referéndum.

Sin embargo, la señora Merkel, quién no toma una sola decisión importante sin consultar antes al Bundestag alemán, puso el grito en el cielo; y rápidamente le hizo coro el presidente Nicolas Sarkozy, líder de la República donde se fundó la democracia moderna.

En el reino del revés, los demócratas censuraron una medida democrática, e impulsaron un golpe que tiró abajo a un gobierno: El Banco Central Europeo anunció que si había referéndum no habría crédito, y congeló la partida de 8.000 millones de euros que estaba lista para salir hacia Atenas.

El voluminoso ministro de economía, Evangelos Venizelos, del Pasok como Papandreu, salió a pedir su cabeza. Entonces ahí apareció el ubicuo Antonis Samaras, líder de la derecha de Nueva Democracia, como salvador de la patria.

Y otra vez el reino del revés: porque la crisis griega estalla con las cuentas fraudulentas con que los gobiernos de Nea Dimokratía –por entonces al mando de Kostas Karamanlis- mintieron a Europa sobre el déficit real; cuentas que, precisamente, sincera Papandreu y se propone rectificar.

El que transparentó la mentira cae, y los que dilapidaron y armaron la farsa vuelven al gobierno de Atenas.

Y otro ladrón es juez: esos mismos líderes acaban de nombrar presidente del Banco Central Europeo (BCE) al italiano Mario Draghi. Este banquero era uno de los jefes en Europa de Goldman Sachs en 2002, ese banco norteamericano que le ayudó a Karamanlis a fraguar las cuentas públicas para ocultar el déficit real.

Ah, “nada el pájaro y vuela el pez.”

.

.

[ Columna “En foco” – El Mundo – página 2 – Hoy Día Córdoba – martes 8 de noviembre de 2011 ]
.

.

Twitter:  @nspecchia

.

ETA renuncia al tiro en la nuca (28 10 11)

ETA renuncia al tiro en la nuca

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

Acorralada por la historia, la organización guerrillera E.T.A. (Euskadi Ta Askatasuna, Patria Vasca y Libertad) escenificó el pasado 20 de octubre su abandono definitivo de la lucha armada, como vía para conquistar la independencia del País Vasco de las “potencias ocupantes” de España y Francia. Apelando a la iconografía y los escenarios que han marcado la tradición de las guerrillas en las últimas décadas, tres individuos cubiertos de negro, con una capucha de seda blanca en la cual dos diminutos orificios sólo permiten ver las pupilas de los ojos, y tocados con una txapela, la tradicional boina vasca, anunciaron –esta vez en idioma castellano, no en euskera, porque estaba dirigido al mundo entero- que tras casi 900 víctimas, el reinado del terror, de los atentados homicidas a supermercados, del balazo frio en la nuca de un concejal detenido, de las bombas lapa en los guardabarros de los coches y, en fin, de la tensión de miedo y sospecha que ETA consiguió imprimir en la apacible y generosa vida civil vasca, ha terminado.

A diferencia de anuncios anteriores, esta vez parecían tres hombres los sentados a la corta mesa, frente a la insignia del hacha y la serpiente verde que ha sido el escudo de la banda; también era masculina la voz que leyó el comunicado. La contundencia del anuncio, y la tremenda importancia para la construcción cívica española, quedó en cierta manera opacada por la noticia, en simultáneo, del prendimiento y muerte del coronel Muhammar el Khaddafi, en la orilla sur del Mediterráneo, con su morbosa carga de fotografías y de videos ensangrentados. Pero, amén de su desplazamiento a los titulares menos destacados de las portadas, el paso dado por la organización terrorista debe ser leído como uno de los acontecimientos más importantes de la democracia peninsular desde el derrocamiento de la dictadura franquista, cuya transición ahora sí está cerrada. Al mismo tiempo, abre todo un nuevo capítulo en la política española, donde ETA ya no constituirá un obstáculo, pero tampoco podrá ser utilizada como excusa para no plantear las cuestiones de fondo, con que las comunidades autónomas (no sólo los vascos) interpelan al gobierno central de Madrid, desde las diversas áreas de competencias de gobierno local, hasta la distribución presupuestaria global del Estado.

LOS MUERTOS QUE VOS MATÁIS

Pero, antes de que el fin de la guerrilla separatista abra los nuevos capítulos del debate político, hay todo un conjunto de cuestiones que deben asumirse, para comenzar a cerrar las heridas que estas décadas de terror han dejado abiertas y engangrenadas. Esta semana ha sido la primera en la que los políticos y funcionarios, tanto del gubernamental Partido Socialista de Euskadi (PSE, la marca vasca del estatal PSOE), como de la oposición del conservador Partido Popular (PP), pudieron salir a la calle sin escoltas. Algunos de ellos pudieron volver a visitar los barrios viejos del centro histórico de San Sebastián o de Bilbao, tradicionales feudos de los proetarras, que se habían convertido en terreno vedado para toda una parte de la población. Habrá, también, que hablar de los presos políticos, que la estrategia antiterrorista del gobierno central ha mantenido dispersos por diversas cárceles españolas, en general alejadas del País Vasco. Habrá que abrir un debate amplio, donde sectores del tradicional partido regional, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), habrán de reconocer también su parte de responsabilidad en el mantenimiento, durante tantos años, de la amenaza del tiro en la nuca en un contexto democrático y de libertades civiles y políticas aseguradas. Otros colectivos gravitantes en la composición social de Euskadi, como la jerarquía y el clero de la Iglesia católica –una de las más nacionalistas de Europa- deberán hacer lo propio. Un grupo de sacerdotes dio el primer paso esta semana, al proponer un pedido de perdón, desde la Iglesia, a esa mayoría de la sociedad vasca que el terrorismo mantuvo de rehén; aunque sugirieron asimismo que “España también debería pedir perdón” a ese sector que ha aspirado históricamente a su independencia.

En esta reapertura de la discusión, donde las condiciones para el restablecimiento democrático de la paz deben estar necesariamente en el centro –y con prioridad ante cualquier discusión política, aunque falte menos de un mes para la celebración de las elecciones generales- debe comenzarse, considero yo, por el reconocimiento a la paciencia y a la tenacidad de las mayorías de Euskadi, que a pesar del peligro que suponía la banda, no se amilanaron y salieron a la calle una, dos, tres, cientos de veces, con las manos pintadas de blanco, en columnas silenciosas y pacíficas, multitudinarias marchas del silencio que fueron horadando el terror y arrinconando a los violentos.

En la escenificación donde los encapuchados anunciaron “el cese definitivo de la actividad armada”, ETA dijo que lo hacía obedeciendo al pedido de un grupo de “facilitadores internacionales”, entre los cuales se contaron al ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan; a la ex primer ministra noruega, Gro Harlem Brundtland; y al ex jefe de las guerrillas del IRA irlandés, Gerry Adams.  Los voceros de ETA, que se siguen considerando a sí mismos la “organización socialista revolucionaria vasca de liberación universal” y siguen saludando con el puño izquierdo en alto, comenzaron en ese mismo momento con la reescritura de su historia, de cara al futuro. Será muy difícil asumir que han sido unos asesinos que mataron a sangre fría a civiles desarmados; que plantaron la “kale borroka” (la violencia juvenil callejera) para amedrentar al ciudadano de a pie; y que extorsionaron con secuestros y con la amenaza del terror a cientos de comerciantes y pequeños empresarios. En su lugar, la parafernalia “socialista” del puño en alto, las rimbombantes apelaciones a la libertad y a la opresión de los pueblos, presagia el inicio de la construcción discursiva del mito de los héroes patrióticos. Por eso el “cese de las armas” se hace ante los intermediarios internacionales, para no admitir que ha sido el tesón y la resistencia social vasca la que terminó acorralándolos y quitándoles los últimos rastros de legitimidad, aquella que habían acumulado al oponerse con la fuerza a la dictadura del general Franco, y que se negaron a abandonar cuando las condiciones políticas cambiaron y el período dictatorial fue reemplazado por una democracia plena, con todas las libertades aseguradas.

“DE PIEDRA BLINDADA”

Abriendo ese debate amplio sobre la plena vigencia de los derechos humanos en Euskadi tras la desaparición final de ETA, habrá que reconocer que esta victoria de la sociedad civil (esos “vascos de piedra blindada” a los que cantó Miguel Hernández) sobre los violentos, contó también con el apoyo de un sector de la izquierda “abertzale”, que progresivamente se fue separando del apoyo a los etarras y adoptando un camino de inclusión en las instancias democráticas autonómicas y estatales.

Sería inconducente negar que ETA sobrevivió tantas décadas sin un respaldo social; minoritario tal vez, pero real. Entonces el rol de esos “abertzales” de la izquierda independentista será a partir de ahora conciliar el núcleo duro de su discurso separatista, con el respeto a las conductas y las vías representativas y democráticas. No alcanzará con apoyar el fin del tiro en la nuca, deberán también garantizar el pluralismo electoral y, cuando sea el caso, resignarse a la voluntad decidida por las mayorías. Y este compromiso de los sectores independentistas con las reglas del juego democrático será especialmente crítico a partir del mes que viene, con el más que probable regreso del derechista Partido Popular al Palacio de la Moncloa.

La performance electoral de las agrupaciones de la izquierda “abertzale” (las coaliciones de Bildu y de Amaiur) que se desmarcaron de ETA en las últimas elecciones municipales, tanto en el País Vasco como en Navarra, siguen mostrando que hay una quinta parte de la población vasca que continúa apoyando la histórica reivindicación del país propio. Pero la Constitución española de 1978 reconoce la posibilidad de plantear cualquier reforma legal, incluyendo las mociones de independencia de una parte del territorio, si se tienen los votos suficientes.

ETA había perdido todas las batallas. El cese final de la violencia no ha sido una concesión graciosa de su parte, sino una victoria democrática de los grandes colectivos sociales. Si los vascos quieren realmente independizarse de España, sólo tienen que plantearlo, en un entorno de libertad de expresión y participación, y decidirlo por mayoría.

.

.

Twitter:  @nspecchia

.

[ Hoy Día Córdoba – Periscopio  – Magazine – viernes 28 de octubre de 2011 ] 

.


“Indignados” y globalizados (17 10 11)

El movimiento de “indignados” alcanza una escala mundial

En 82 países hubo marchas exigiendo cambios estructurales en la política

.

.

MADRID.- Nuevamente fue la plaza de la Puerta del Sol, en la capital española, el epicentro del conjunto de movilizaciones que han recibido la poco precisa designación de “indignados”, en un nuevo aniversario del 15 de mayo, cuando por primera vez surgió esta espontánea manifestación de repudio a la manera en que los gobiernos –principalmente los europeos- estaban enfrentando la crisis.

La diferencia más notoria, además del aumento de caudal de gente que marchó hacia el centro de Madrid, fue la réplica de la marcha en diferentes conglomerados urbanos, desde las magalópolis japonesas y norteamericanas, hasta las ciudades medianas de Australia y Nueva Zelandia, cruzando por las principales capitales latinoamericanas y, por cierto, por prácticamente todas las grandes ciudades europeas, con el liderazgo de Madrid y Barcelona.

Con algunas concentraciones que rondaron el medio millón de personas, en 951 ciudades de 82 países el movimiento de protesta que reúne a diferentes colectivos sociales detrás de una búsqueda de espacios políticos más amplios y transparentes, ratificó este fin de semana que no quedará limitado a un fenómeno puntual de la juventud española, sino que hay un sentimiento generalizado de que el rumbo y la estrategia diseñada por la élite dirigente para afrontar la profunda crisis económica que golpea al sistema capitalista, está siendo cuestionado desde las bases en diferentes latitudes.

En la Puerta del Sol, y como en las dos concentraciones masivas anteriores, el centro de las críticas fue la clase política –sin distinciones de ideologías y partidos- y la gran banca concentrada, que ha logrado evitar los golpes más fuertes de la crisis merced a los salvatajes ordenados por los gobiernos y financiados con dinero público.

Las consignas coreadas por la multitud se mostraron durante esta tercera concentración muy enfocadas en un cambio de sistema; pero, a pesar de remarcar el hecho de que la democracia necesita de una imperiosa revisión, sigue sin haber en el planteo de los “indignados” propuestas alternativas de fondo.

Esta carencia ha llevado a algunos políticos a considerar despreciativamente al movimiento, como el ex presidente del gobierno español, José María Aznar. Aznar, del derechista Partido Popular, declaró ayer que los “indignados” sólo son una expresión de la “extrema izquierda marginal anti sistema”, sin mayores repercusiones, ya que “su representatividad no es importante en la vida española”.

Roma violenta

La capital italiana mostró una faz distinta del globalizado movimiento de los “indignados”, cuyas marchas multitudinarias transitaron en general de manera pacífica en casi todo el mundo.

En Italia, en cambio, la jornada de protesta convirtió a Roma en escenario de una batalla campal, causando uno de los peores disturbios de los últimos años.

Mientras el premier Silvio Berlusconi se enfrentaba a un nuevo voto de censura en el Parlamento –que nuevamente logró sortear- el descontento social llevó a un sector a enfrentarse a la policía y a establecer barricadas, incendiando contenedores de basura y automóviles.

Con daños estimados en más de un millón de euros, el estallido de violencia fue contestado con represión, y Berlusconi sostuvo que los responsables “deben ser identificados y castigados”, sin hacer ni una sola referencia a los altos índices de desocupación, parálisis política y al severo plan de austeridad que genera cada día mayor controversia en el país.

América latina se suma

Después del revuelo mundial provocado por el movimiento Occupy Wall Street, en el corazón financiero norteamericano, la jornada del sábado también sumó a la protesta mundial de los “indignados” las marchas en diferentes ciudades latinoamericanas.

Además del discurso global de protesta contra la falta de calidad democrática y el desbalance en las maneras de enfrentar la crisis, en América del Sur las movilizaciones fueron aprovechadas para apuntar a reclamos locales.

Entre las que lograron mayor convocatoria estuvieron las mexicanas. México vivió marchas en 15 estados, además de una multitudinaria en la capital.

En Brasil, la mayor concentración se desarrolló en San Pablo, un distrito donde la oposición al gobierno federal es fuerte, pero también en Rio de Janeiro y Brasilia.

Otras marchas se agruparon en situaciones tan disímiles como República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala, Honduras, Panamá, Santiago de Chile y Asunción del Paraguay.

En Argentina un festival

Aunque no alcanzó la dimensión de otras concentraciones en América latina, en la capital argentina también se replicaron las marchas de descontento anti sistema, con una agenda local marcada por un clima festivo y artístico.

Varios centenares de personas se concentraron frente al Congreso Nacional, con banderas de diferentes nacionalidades, a los que se agregó una bicicletada familiar y diferentes actividades artísticas, en una jornada que más que un reclamo duro de protesta tuvo un ambiente de festival.

Contribuyó a ese clima el que la movilización coincidiera con la concentración de la comunidad boliviana en Buenos Aires, que celebraba por las mismas calles la fiesta de la virgen de Copacabana, patrona del país vecino.

A menor escala, se convocaron marchas en La Plata, Rosario, Mar del Plata, Mendoza y Tucumán. La ciudad de Córdoba aportó también su propia columna.

.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

 

 

 

Tristes, solitarios, finales: Zapatero y Berlusconi (04 08 11)

La crisis de la deuda vuelve a sacudir a Italia y España

La Comisión Europea insiste en que no hay emergencia ni rescate previsto aun

.

.

MADRID, ROMA.- A pesar de que el Consejo Europeo logró conjurar la quiebra de Grecia con una cumbre de emergencia en Bruselas, el rescate heleno y el fortalecimiento del fondo de reserva continental para atender a los Estados con mayores dificultades no ha calmado a los mercados.

La confianza en los países más endeudados, que además afrontan una fuerte contracción económica interna aunada a una coyuntura política inestable, sigue cayendo en la percepción de las agencias calificadoras de riesgo, con el consecuente aumento en el costo de los títulos públicos que estos gobiernos salen a ofertar en los mercados internacionales.

De los países que se mencionaban como más expuestos al “contagio” griego, España e Italia han sido los que centraron las dudas de las agencias calificadoras y los ataques especulativos de los fondos de inversión durante los últimos días.

La sucesión de derrotas en las elecciones regionales de la coalición gobernante en la península italiana, y las declaraciones del primer ministro Silvio Berlusconi de que no se presentará a la reelección para el cargo, acosado por los escándalos personales y financieros, ha reducido fuertemente el margen de gobernabilidad de la alianza conservadora.

Por su parte, el presidente del gobierno español, José Luís Rodríguez Zapatero, se vio forzado a adelantar la fecha de las elecciones generales para el próximo 20 de noviembre, después de la debacle electoral donde el socialismo gobernante entregó la mayoría de los gobiernos autonómicos al opositor Partido Popular, que en todas las encuestas aparece como el favorito para reemplazar a la socialdemocracia en el Palacio de la Moncloa.

Aislado por una crisis que no remite, con la más baja popularidad de todo su gobierno como producto de las medidas restrictivas adoptadas para enfrentar la crisis, y presionado por su propio partido, Rodríguez Zapatero comanda un gobierno en minoría con mínima capacidad decisoria.

Frente a estos escenarios tan volátiles, las calificaciones de riesgo volvieron a dispararse ayer, mientras en Estados Unidos el presidente Barack Obama negociaba con el Congreso un acuerdo que permitiera esquivar la caída en cesación de pagos de la primera economía del mundo.

Con esta referencia de este lado del Atlántico, los discursos oficiales emitidos desde Madrid y desde Roma, asegurando la solidez de los respectivos fondos del tesoro para afrontar los intereses y los vencimientos de títulos no lograron convencer a los acreedores, y la debilidad de la demanda agravó la depreciación de los bonos de ambos países, que vivieron la peor jornada en los doce años en que lleva instalada la Eurozona.

El escenario más temido por Rodríguez Zapatero se alcanzó cuando la prima de riesgo de la deuda española trepó hasta los 404 puntos básicos, cruzando la barrera de los 400, que además del efecto psicológico que tiene para el sistema, se considera el nivel en que la economía debe comenzar a pedir socorro al Banco Central Europeo (BCE).

La bolsa de Madrid, además, se derrumbó con la noticia, y el Ibex volvió a retroceder, acumulando una caída total del 9,4 por ciento en la última semana. La prima de riesgo italiana también estuvo fuera de control y alcanzó un máximo de 386 puntos básicos, y se especula que Roma tampoco podrá evitar el socorro del BCE en breve.

Vuelven los indignados

El todavía jefe del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y presidente del gobierno no podría haber esperado una coincidencia de frentes problemáticos como los que se solaparon ayer en la capital.

Al derrumbe de los mercados y la caída de la bolsa, se sumaron las columnas de los “indignados”, el movimiento de protesta social antisistema, que había sido expulsado durante la madrugada por la policía de la céntrica plaza de la Puerta del Sol, y que en la tarde volvió con más fuerza que antes a tomar las principales avenidas y espacios públicos madrileños.

La reactivación de las protestas y las marchas masivas obedecieron al desalojo policial (los “indignados” argumentaban que sólo los echaban para mostrar una “ciudad falsamente ordenada frente a la visita del Papa”), sino también a las posturas del opositor Partido Popular, que intenta sacar el máximo provecho del acorralamiento del gobierno.

Los voceros del PP echaron la culpa del aumento del riesgo país a la Administración socialista, y exigieron a Rodríguez Zapatero un nuevo adelanto electoral, “este gobierno no llega a noviembre”, aseguraron.

.

.

sígueme en Twitter:   @nspecchia

.

 

Aznar, en el directorio de Murdoch, el affaire se extiende por Europa (19 07 11)

El affaire Murdoch comienza a extenderse al resto de Europa

Hallan muerto al periodista que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas    

.

Aznar y la famosa foto de su dedo medio respondiendo a los estudiantes. Es delegado-supervisor de las empresas de Murdoch, con sueldo de 220.000 dólares al año: no podría haber desconocido el tema de las escuchas telefónicas

.

El impacto político de la crisis que conmueve a Gran Bretaña comienza a ser un asunto de la agenda europea. En la víspera, la renuncia del segundo hombre fuerte de la policía londinense, John Yates, siguió a la presentada el fin de semana por sir Paul Stephenson, el comisario jefe de Scotland Yard.

La tradición legalista de la policía de la capital británica se ha visto gravemente tocada, no sólo se sospecha que por interés no hizo lugar a las denuncias de ilícitos por parte de la prensa sensacionalista, sino que cada día aparecen más pruebas de que sus agentes y directivos admitieron dinero a cambio de entregar datos e información clasificada a los periódicos amarillistas del grupo News Corp., propiedad del magnate Rupert Murdoch.

Por esta metodología ilegal, como por otros delitos contra la privacidad, el empresario, junto a su hijo James y a la ex delegada de la empresa en Inglaterra, Rebekah Brooks, comparecerán hoy frente a la comisión investigadora del Parlamento británico, reunido en sesión extraordinaria.

Los Murdoch se habían negado en un primer momento, y el magnate había respaldado “sin fisuras” a Brooks, su mano derecha y ex directora del periódico News of the World, el polémico dominical. Sin embargo, ante la deriva judicial del caso, Murdoch renunció a adquirir el canal BSB, cerró el problemático periódico, y obligó a renunciar a Rebekah Brooks unas horas antes de que la detuviera la policía.

Además del plano mediático, el escándalo ya contaminó todo el escenario político, y no solo en Inglaterra.

El premier conservador David Cameron, un viejo amigo de Murdoch, tuvo que despegarse del millonario pero sigue muy complicado, lo que ha vuelvo a aupar la popularidad del líder laborista, Ed Milliband.

Además, se difundió que el ex presidente español, José María Aznar, del derechista Partido Popular, integra el directorio de la corporación de Murdoch y podría estar asociado también a los ilícitos que se ventilan ya en sede judicial.

Los Murdoch podrían enfrentarse a cargos penales si las acusaciones se confirman.

Una muerte dudosa

The Guardian, el periódico de centroizquierda que ha sostenido la larga batalla contra los medios sensacionalistas de Murdoch, y que ve en estos días ratificadas con un sinnúmero de pruebas sus denuncias sobre los métodos poco limpios utilizados por los tabloides, dedicó su portada de ayer a una foto de Sean Hoare, el periodista del semanario News of the World que hace menos de un mes denunció los métodos de escuchas ilegales, pinchaduras de teléfonos y sobornos a policías que derivó en el escándalo que ha puesto en jaque a la política inglesa.

Hoare fue encontrado muerto ayer en su departamento del londinense barrio de Watford.

Las implicancias políticas se agravan con esta muerte, de la cual aún no se han dado razones, ya que fue Hoare quien declaró que Andy Coulson, el ex jefe de prensa del premier Cameron, conocía e impulsó la trama de escuchas telefónicas de los medios de Murdoch.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Europa mareada por la crisis griega (16 06 11)

Europa mareada por la crisis

Un sector de los “indignados” pasa al enfrentamiento policial en Cataluña. El premier griego ofrece su renuncia para apaciguar la movilización social. Alemania condiciona un nuevo rescate a Grecia a la participación de inversores privados. La crisis vuelve a amenazar a España y Portugal.     

.

.

ATENAS, BARCELONA.- “Hemos perdido el miedo”, con esta nueva consigna un sector de los “indignados” españoles, también identificados ya como Movimiento 15-M, cercó ayer el Parlamento autonómico catalán, en la Ciudad Vieja de Barcelona, e intentó hacer fracasar la sesión legislativa en la cual el gobierno regional presentaba los presupuestos.

Los forcejeos entre manifestantes y policías autonómicos (los “mossos d’esquadra”) fue subiendo de tono durante el transcurso de la mañana. Varios centenares de personas se concentraron frente al Palacio de la Generalitat de Cataluña, en la Plaza de Sant Jaume, y con un grado de organización superior al mostrado en las últimas jornadas, se desplazó por la Ciudad Vieja hasta el Parque de la Ciudadela, donde se ubica el Parlamento.

Con el edificio cercado por un cordón humano, los diputados que llegaban tuvieron que soportar empujones, gritos e inclusive alguna pintada.

El presidente autonómico, Artur Mas, y una treintena de miembros de su Ejecutivo, tuvieron que utilizar helicópteros para llegar a la sede legislativa.

Tras la agitada sesión, en la que finalmente la gobernante coalición centrista de Convergencia i Unió (CiU) logró aprobar los presupuestos con el apoyo de los votos de la derecha del Partido Popular (PP), los diputados salieron del Parlamento por puertas laterales, unas salidas casi sin uso y que comunican el antiguo edificio con el parque zoológico de Barcelona, para esquivar las concentraciones de “indignados”.

Desde Madrid, la asamblea ciudadana que ha abandonado el campamento en la céntrica plaza de la Puerta del Sol, cuestionó la movilización de los catalanes, por considerarla una “presión por encima de la ley”.

Dentro del mismo grupo barcelonés se veían posiciones encontradas, entre un sector que se oponía a cercar el Parlamento y otro más radical. En un clima de nerviosismo, también se criticaba a los Mossos d’Esquadra, algunos de cuyos agentes, vestidos de civil, se infiltraron en el colectivo de protesta, supuestamente con intentos de manipular la enorme masa de movilizados.

El presidente Mas anunció que, de repetirse la protesta, los cuerpos policiales harán “un uso legítimo de la fuerza” para disolver las columnas de manifestantes y garantizar el funcionamiento de las instituciones.

En Grecia, por otra parte, la reacción social también tuvo un pico crítico en la tarde de ayer, mientras la primera línea del liderazgo europeo discutía un segundo rescate a la economía griega.

La oposición a la política de ajustes económicos y restricciones sociales impulsado por el gobierno socialdemócrata de Giorgios Papandreu, volvió a tomar las calles de Atenas.

El primer ministro ofreció su renuncia para calmar los ánimos y formar un gobierno de unidad, pero ante la negativa de la oposición de centroderecha de sumarse al Ejecutivo, anunció que hoy modificará el gabinete, pero seguirá adelante con el plan de austeridad.

Atenas tira las bolsas

ATENAS.- Con cerca de 200.000 personas tomando las calles de la capital griega, y los líderes europeos sin definir un nuevo rescate a la economía helena, la tercera huelga general contra Papandreu y el Pasok arrastró ayer a los mercados, los bonos de la deuda soberana griega, la moneda europea, y llegó inclusive a impactar en el nivel general de Wall Street.

La multitudinaria huelga, que paralizó al país y generó duros enfrentamientos con las fuerzas policiales, podría haberse calmado con una clara señal que llegase desde Europa. Pero, por el contrario, la indefinición de la Unión Europea –principalmente de Alemania- produjo una corrida que arrastró al euro y empujó a la baja a todas las bolsas del continente.

El IBEX español perdió 10.000 puntos y terminó con un 2 por ciento de retroceso; la caída bursátil llegó inclusive a Nueva York, donde Wall Street acusó un 1,48 por ciento de pérdida en el cierre de operaciones.

La falta de rescate a Grecia, además, vuelve a poner en riesgo la solvencia de la deuda en España y en Portugal.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

 

 

 

 

 

Los “indignados” terminan favoreciendo a la derecha en España (23 05 11)

 La revuelta juvenil española decide ignorar las elecciones

Las asambleas se expanden a varias ciudades, aunque no se define su continuidad     

.

.

MADRID.- El acontecimiento político más original que vive Europa en estos días, la movilización popular y espontánea de miles de personas –mayormente jóvenes- que comenzó el domingo 15 de mayo en la madrileña Puerta del Sol, ha ignorado la jornada electoral de ayer, que dirimió la mayoría de gobiernos autonómicos y la totalidad de los municipales en España.

Las concentraciones de jóvenes (a los que se sumaron desocupados, trabajadores precarios, profesores, empleados públicos, jubilados, y muchos ciudadanos descontentos con el manejo que el gobierno ha hecho de la crisis económica), comenzaron con consignas antisistema y por los ya usuales canales de las redes sociales por internet, y tuvieron una respuesta multitudinaria que se dio, además, en coincidencia con el último tramo de la campaña electoral.

Si bien todas las encuestas y mediciones previas anticipaban una victoria de la oposición del derechista Partido Popular, no estaban claras las consecuencias que podría traer la irrupción del movimiento de los “indignados”, que en la variedad de las demandas planteadas en las asambleas pedían “votar contra todos” mediante el voto en blanco o nulo. Las tendencias previstas en los sondeos preelectorales, sin embargo, se han confirmado, otorgando una victoria arrolladora a la oposición, por lo cual la incidencia de las concentraciones y las acampadas en las plazas céntricas de las principales ciudades españolas parece haber sido marginal en la tendencia de los votantes.

Por su parte, tampoco los integrantes de los campamentos han seguido con ningún interés los resultados parciales del escrutinio en la tarde de ayer, donde las asambleas seguían discutiendo unas agendas de temas abiertos (desocupación, precariedad laboral, jubilaciones, relación Estado-Iglesia, costos del ajuste económico estructural, etcétera), ignorando los resultados parciales que se difundían por los medios de comunicación; coherentes quizás con una de las consignas que pueden leerse en las originales pancartas de la plaza: “no estamos contra el sistema, pero el sistema está contra nosotros”.

De estas asambleas, también salió anoche la resolución de los “indignados” de permanecer en la ocupación de la Puerta del Sol, “como mínimo” por una semana más, en reclamo de “un cambio político y social” de raíz.

El principal problema que manifiesta el movimiento es que esta demanda de cambio no termina especificándose aún en una agenda de políticas específicas, que puedan presentarse a las instancias gubernamentales para su aplicación.

De momento, el nivel del discurso –que se autodenomina “revolucionario”- sigue estando en el reclamo principista. Reivindica una “sociedad nueva”, que dé prioridad a las personas por encima de los intereses económicos, un cambio en la conciencia social. Pero si no logra traducir este discurso hacia un plano más pragmático, el movimiento corre el riesgo de diluirse en su misma vaguedad.

Algo similar ya ocurrió en 2005, con la ola de protestas juveniles que recorrió los suburbios parisinos (la “banlieue”), protagonizadas por jóvenes desencantados, franceses descendientes de inmigrantes africanos recientes, que alcanzó cotas altas de movilización pero que ante la carencia de estructura o programa, terminó diluyéndose.

.

en Twitter:   @nspecchia

.