Archivo de la etiqueta: Medio Oriente

Hillary desconoce el pacto de Lula en Irán (19 05 10)

Crisis nuclear iraní

.

ESTADOS UNIDOS DESESTIMA EL PACTO  FIRMADO POR IRÁN, BRASIL Y TURQUÍA

.

Hillary Clinton acelera los acuerdos para aprobar las sanciones en la ONU

.

.

.

Un día después de la firma del convenio entre los presidentes de Brasil e Irán, junto al primer ministro turco, para lograr destrabar el conflicto del enriquecimiento de uranio por parte de la República Islámica, el Departamento de Estado norteamericano anunció que sigue adelante con la propuesta de la imposición de sanciones por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y que el borrador del documento político ya cuenta con las aprobaciones de Rusia y China, que hasta este momento no habían prestado su consentimiento a esa línea de acción.

.

El lunes, tras una gira por la región, el presidente brasileño Luiz Inácio da Silva y el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, convinieron con el presidente iraní Mahmmoud Ahmadinejad que Irán depositaría uranio poco enriquecido en Turquía, bajo supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), y recibiría a cambio uranio enriquecido a los niveles necesarios para hacer funcionar su reactor médico.

.

Con este acuerdo deberían despejarse las dudas de las potencias globales, en el sentido de que los desarrollos nucleares del programa persa puedan ser utilizados con fines bélicos. Tras la celebrada firma del acuerdo, Lula sostuvo que no había ya más razones para seguir avanzando en la negociación de sanciones; una postura similar pareció adoptar Francia, que en un comunicado del presidente Nicolás Sarkozy evaluó como un “paso positivo” el convenio de Teherán.

.

Sin embargo, en la víspera la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, anunció que había logrado consenso para aprobar nuevas y duras sanciones contra Irán en el seno del Consejo de Seguridad, que programó una sesión plenaria para el final de la tarde. “Hemos alcanzado un acuerdo para una propuesta firme con la cooperación de Rusia y China”, dijo la jefa de la diplomacia estadounidense.

.

La vía de sancionar a Irán sigue abierta porque tanto los Estados Unidos como Gran Bretaña y Alemania, junto a la diplomacia de la Unión Europea, coinciden en evaluar que el acuerdo logrado por Lula es insuficiente y no da las garantías que están esperando. El principal motivo que arguyen es que Irán no renuncia a enriquecer uranio hasta el 20 por ciento. El presidente Ahamdinejad sostuvo el pasado 11 de febrero que “Irán es capaz de enriquecer uranio a más de 20 por ciento e incluso a más de 80 por ciento”, lo que aumentó las reservas de las grandes potencias acerca de las intenciones reales de su programa atómico.

.

El anuncio de Clinton, que parece haber acelerado los tiempos diplomáticos luego del acuerdo del lunes, llega tras semanas de negociaciones exploratorias entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Rusia y China), a los que se sumó Alemania.

.

Tanto Brasil como Turquía ocupan en este momento asientos no permanentes, por lo que los resultados de la votación final siguen siendo impredecibles.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Ahmadinejad acepta el plan de Lula (18 05 10)

AHMADINEJAD SORPRENDE AL MUNDO ACEPTANDO EL PLAN ATÓMICO DE LULA

.

Irán acepta la propuesta del líder brasileño sobre su programa nuclear

.

.

.

Cuando desde diversas instancias se afirmaba que ya no había más espacio para la negociación con el gobierno iraní de Mahmmoud Ahmadinejad respecto de sus pretensiones nucleares, y avanzaba la imposición de sanciones económicas a la República Islámica, ayer la mediación del presidente brasilero Luiz Inácio da Silva consiguió destrabar el conflicto y reencausar las negociaciones.

.

Luego de un periplo regional que lo había llevado a Qatar, Egipto, Turquía y Rusia, Lula llegó a Irán y mantuvo una larga reunión de trabajo con el presidente Ahmadinejad, con quien Brasil ha establecido una cercanía estratégica.

.

El centro de la agenda entre ambos mandatarios estaba ocupado por la idea de Lula de que Irán aceptara enriquecer uranio en Turquía, bajo supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), con lo que se despejarían las dudas sobre las posibilidades de que los desarrollos nucleares del programa persa pudiesen ser utilizados con fines bélicos.

.

Esta hipótesis, que desestabilizaría fuertemente el frágil escenario en Oriente Medio, fundamenta la iniciativa del presidente Barack Obama de imponer sanciones económicas a Irán hasta que permitiese el control real de sus instalaciones por parte del OIEA, propuesta que contaba, hasta este momento, con el firme respaldo de Gran Bretaña y Francia –miembros permanentes del Consejo- y de Alemania.

.

Para respaldar la negociación de Lula, viajó a Teherán también el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en cuyo país se enriquecerá el uranio iraní hasta los niveles necesarios para la investigación médica y las aplicaciones civiles, según el acuerdo firmado ayer, informó oficialmente el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores en Teherán.

.

El acuerdo prevé el almacenamiento en territorio turco de 1.200 kilogramos de uranio iraní poco enriquecido, hasta que Teherán reciba el combustible que necesita para su reactor de investigación médica.

.

El jefe de la Organización de Energía Atómica iraní, Ali Akbar Salehi, afirmó que con este pacto diplomático “Irán demostró su buena voluntad, y ahora les toca a las potencias mundiales demostrar la suya”.

.

Exultante, Lula dijo que el acuerdo era una “victoria de la diplomacia”; refiriéndose -sin nombrarla- a la postura escéptica de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que había descartado la posibilidad que Ahmadinejad cediera a una mediación, Lula dijo que “Brasil creyó que era posible lograr un acuerdo. Hay un millón de razones para tener argumentos para construir la paz, no hay ninguna razón para que construyamos la guerra.”

.

CAUTELA EN ESTADOS UNIDOS

.

El gobierno del presidente Barack Obama ha tenido una reacción muy mesurada al anuncio de que Irán aceptará enriquecer uranio en Turquía bajo supervisión del OIEA.

.

La Casa Blanca aseguró “reconocer” los esfuerzos de Brasil y Turquía, pero mantiene sus dudas sobre la disposición de Teherán de cumplir con el compromiso adquirido.

.

La Administración americana recordó que el año pasado, en el marco de la ONU, Washington, Moscú y la Unión Europea ofrecieron a Ahmadinejad enriquecer el uranio iraní en Francia y Rusia, bajo supervisión del OIEA. La propuesta de Lula, argumentan, en nada se diferencia de aquella, salvo que establece a Turquía como país en el que se llevará a cabo el proceso.

.

En todo caso, hasta que haya un consenso internacional, el departamento de Estado anuncia que insistirá en la vía de la aplicación de sanciones.

.

LULA, IMPARABLE

.

Hillary le dijo que no podría. Medvédev, uno de los entusiastas, afirmó que tenía “un 30 por ciento” de posibilidades.

.

Los demás, de ahí para abajo. Pero Lula sacó otras cuentas: en Moscú anunció que sus chances eran de 9,9 sobre 10. Y al día siguiente, en Teherán, sacó el conejo de la galera.

.

En Occidente desconfían: en Washington sospechan que es otra treta para dar largas al asunto; los conservadores británicos, que están estrenando gobierno, dicen que se debe continuar la misma vía hasta que Teherán asegure al mundo que su programa nuclear es pacífico.

.

Es más, algunos columnistas sostienen que el gambito de Lula no sólo ayudaría a que Ahmadinejad evite sanciones más duras, de momento, sino también que contribuirá a afirmar su liderazgo tras los meses de disturbios, y de represión a la oposición, que siguieron a su dudosa reelección en 2009.

.

Quizá.

.

Aunque el acuerdo de ayer no clausure el tema, es innegable que constituye una cuña, una alternativa al monólogo de las sanciones. Y todo el mérito es de Lula.

.

Habrá que argumentar mucho para no dejarlo sentarse en el sillón de las Naciones Unidas, en breve.

.

N. G. S.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Negocios brasileños en Oriente Medio (19 03 10)

BRASIL SE CONSOLIDA COMO SOCIO COMERCIAL DE MEDIO ORIENTE

.

El presidente Lula afirma los intercambios comerciales con la región

.


.

En una muestra más de la combinación entre la defensa de la paz y la estabilidad internacional con una visión pragmática del desarrollo de su país, el presidente de Brasil, Luiz Inazio da Silva, cumplió ayer su segundo día en Jordania con una agenda centrada en la intensificación de las relaciones comerciales.

.

Una actividad similar ya había tenido lugar en Tel Aviv, cuando Lula comenzó su gira por Medio Oriente. En la capital israelí, el mandatario sudamericano realizó una encendida defensa del proceso de paz con el pueblo palestino, censurando los planes expansionistas ante el Parlamento, e insistiendo en que un “Estado palestino plenamente soberano, seguro y viable” será el verdadero reaseguro para la paz en la región. Lula terminó ofreciendo su mediación personal en el conflicto, postura que presentó también al rey Abdallah al arribar a la capital jordana.

.

Junto a esta intensa actividad diplomática, la gira de Lula por Medio Oriente persigue el objetivo de consolidar a Brasil como el principal socio comercial sudamericano en la región. Junto al presidente, la comitiva está integrada por unos cincuenta grandes empresarios, que se han reunido en foros comerciales con más de 200 directivos de empresas israelíes en Jerusalén, y un número similar de inversionistas árabes en Ammán.

.

El próximo 4 de abril entrará en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado hace dos años entre Israel y el Mercosur. La balanza comercial entre Brasil e Israel se ha duplicado (alcanzó los 1.600 millones de dólares en 2008), y Lula tiene la expectativa de seguir atrayendo inversiones y productos israelíes, en especial de los rubros energía, infraestructura, y tecnologías avanzadas. El 80 por ciento de las exportaciones israelíes al Mercosur van a parar a Brasil, mientras que el 60 por ciento de las ventas desde el bloque comercial del Mercosur a Israel son brasileras, especialmente en materias primas y productos alimenticios.

.

Ayer, en Jordania, en la etapa final de su viaje por Medio Oriente, el mandatario brasileño volvió a repetir el esquema, se reunió con Abdallah II para analizar “los impedimentos que traban una solución al conflicto palestino-israelí”, según informó la casa real jordana, y convocó a una ronda de conversaciones comerciales entre los empresarios que lo acompañan y los inversionistas árabes. La balanza comercial con Jordania también ha repuntado en los últimos años, pasando de 28 millones de dólares en 2002 a 318 millones en 2008.

.

El canciller brasileño, Celso Amorin, viajó ayer a Siria, donde trasmitió al presidente Bachar al Assad la invitación de Lula para visitar Brasilia este año. Lula dijo que “si los países de Europa y Estados Unidos no están conversando con Siria, y Brasil tiene buena relación con Siria, Brasil hablará con Siria.” En la agenda del encuentro entre ambos mandatarios estará el conflicto árabe-israelí y, claro, también los intercambios comerciales entre la potencia sudamericana y el país clave de Medio Oriente.

.

MISILES CASEROS DESDE GAZA

.

.

Tras el anuncio de la construcción de 1.600 nuevas viviendas en Jerusalén Este, los islamistas de Hamas, que dominan la vida política en la Franja de Gaza, convocaron a reavivar un nuevo ciclo de protestas (“intifada”) contra la ocupación judía de los territorios palestinos.

.

En este marco, ayer volvieron a aparecer los disparos de mortero desde Gaza hacia las granjas comunitarias de colonos judíos (“kibutz”) que rodean a la Franja, provocando la primera baja desde la guerra que devastó esta lengua de tierra semiautónoma a fines de 2008.

.

La acción, que fue reivindicada por una desconocida facción islamista radical, Ansar al-Suna, coincidió con la visita a la zona de la representante europea, lady Catherine Ashton. Tanto la Unión Europea como la ONU condenaron inmediatamente el suceso, y llamaron a “encontrar caminos de paz”. Pero el viceprimer ministro israelí, Silvan Shalom, dijo que “la respuesta israelí será apropiada. Será fuerte.”

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Gaza, entre la sangre y la agonía (15 11 07)

Publicado en “Hoy Día Córdoba” – ( 15 de noviembre, 2007)
.
.
.
.
.
.
.

GAZA ENTRE LA SANGRE Y LA AGONÍA

.

.

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

.

.

.

A principios de esta semana, un nuevo baño de sangre volvió a enlutar Gaza, la delgada franja de suelo palestino, donde una población prisionera del más largo conflicto de Oriente Medio sobrevive, a duras penas, sin luz, ni medicamentos, ni servicios básicos, con racionamiento hasta en el agua de consumo, con las fronteras cerradas a cal y canto por el ejército israelí, y una división interna entre Hamas y Al Fatah que ya en poco disimula la latente guerra civil.

.

.

El proyecto de dos estados (el “divorcio justo y equitativo”, como dice el escritor judío Amos Oz) agoniza, y se acerca a un punto de no retorno. Los territorios palestinos del original proyecto de partición están en un porcentaje alarmante ocupados por colonos israelíes. En sólo diez años, durante la década del ´90, la cifra de colonos asentados en suelo palestino se duplicó. La división física queda plasmada en la separación entre esta franja aprisionada de Gaza, y Cisjordania, convertida en una sucesión de islotes cruzados por carreteras sólo para israelíes, y por un muro de cemento. Estos breves kilómetros ya muy difícilmente puedan vertebrar algo similar a un gobierno con autonomía real.

.

.

La segunda fractura, entre los partidos palestinos, es aún más dolorosa. El acceso de Hamas al poder aisló internacionalmente al gobierno de la Autoridad Palestina, en 2006. A la condena internacional de los EE.UU., se sumó, de una manera inexplicable, la Unión Europea. Ese aislamiento internacional impactó directamente en la sociedad civil, que se vio más debilitada, y en el sistema político, quitándole capacidad de acción al gobierno electo del islamista Ismail Haniya.

.

.

Finalmente, y mediante una solución de compromiso que destrabó la cuestión institucional pero agravó el enfrentamiento entre ambos partidos, Mahmoud Abbas asumió la presidencia, y Hamas decidió resistir en Gaza. Desde el mes de junio de este año controla la Franja, aislada ahora no solamente del mundo, sino también de la propia administración palestina. En ese hundimiento en la miseria, Hamas se planteó un objetivo central: controlar el orden y mantener la paz. Y esta semana, hasta ese objetivo de mínima para la convivencia de los miles de hombres y mujeres abigarrados en Gaza ha fracasado. La conmemoración del aniversario de la muerte de Yaser Arafat, el mítico líder fundador de Al Fatah, terminó en un nuevo baño de sangre en la Franja.

.

.

La escalada de violencia y enfrentamiento civil está directamente vinculada con la resolución del conflicto. Mientras se mantenga, la guerra civil palestina será una realidad cada vez más visible, y afectará, además, la estabilidad del propio Estado de Israel.

.

.

La Secretaria de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, afirma que el establecimiento de un hogar nacional palestino, desmilitarizado, pero viable y soberano, es la dirección en la que se orienta su administración, y la convocatoria a una nueva conferencia bajo los auspicios de los EE.UU. figura en la agenda de Rice para fines de este mes de noviembre. Pero parece más un gesto dirigido a conseguir el apoyo árabe en la estrategia norteamericana en Irak, y contra el plan nuclear iraní, que a resolver el contencioso palestino. 

.

.

En enero de este año, el filósofo francés Régis Debray –que había sido comisionado por el ex presidente Jacques Chirac para elaborar un informe sobre terreno de la situación en Oriente Medio- elevó sus conclusiones, que vuelven una vez más sobre la imperiosa necesidad de retomar las negociaciones sobre la hipótesis de dos estados. Y aun en los EE.UU. es posible advertir ciertas fisuras en el apoyo y sostenimiento de la política de Israel. Un grupo de eminentes intelectuales, de mucha incidencia en la elaboración de la política exterior norteamericana, acaba de publicar una carta (“El fracaso tendría consecuencias devastadoras”), sosteniendo la necesidad de una conferencia internacional auténticamente resolutiva. Los puntos centrales de la propuesta, entre cuyos firmantes está el ex Consejero de Seguridad del presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, vuelven también a la propuesta de dos comunidades políticas según las líneas fronterizas de 1967, con la doble capitalidad de Jerusalén, deteniendo los asentamientos israelíes en suelo palestino, e impulsando el regreso de una parte de los tres millones de refugiados. Esa, concluyen, es la única alternativa de una sociedad viable, y de una auténtica paz duradera para el propio Israel.

.

.

Sería, además, la posibilidad cierta de detener la agónica sangría de Gaza, una deuda de toda la comunidad internacional.

.

.
.
.
.
.
.


Profesor de Política Internacional. Universidad Católica de Córdoba.

Una apuesta por el fin de la guerra en Medio Oriente (20 11 06)

Publicado en “Reporte 15” – Córdoba. (20 de noviembre, 2006)
.

.

.

.

.

UNA APUESTA POR EL FIN DE LA GUERRA

.

.

.

.

Europa promueve una nueva iniciativa para terminar con el eterno conflicto de Oriente Medio, clave para la paz mundial

.

.

Por Nelson Gustavo Specchia

.

.

.

.

Hacer la crónica internacional en nuestros días implica, con amargura, resignarse a hacer el recuento de muertos, invasiones, atentados, y ultrajes a hombres y mujeres de todas las latitudes, especialmente aquellos con menos capacidades para defenderse: los más pobres, nuestros hermanos más débiles, los sectores más vulnerables y desvalidos. No nos ha tocado un tiempo generoso y solidario, sino un ambiente hostil, tanto más incomprensible cuanto que las herramientas y las capacidades que hemos alcanzado permitirían, de existir la voluntad política para ello, reducir la distancia entre los pocos que lo tienen todo, y las crecientes multitudes que no tienen nada de nada. Sabiendo, por añadidura, que en esta distancia está la base del desequilibrio mundial.

.

.

Por eso las noticias que –de tanto en tanto- arrojan una esperanza en el sentido opuesto al de la clásica crónica de dolor y espanto, son tan bienvenidas. Inclusive cuando sea firme la sospecha que ese optimismo inicial puede dar paso, luego, a una frustración más, de las tantas que acumulamos frente al peso real del poder.

.

.

La semana pasada nos dejó vislumbrar un par de apuestas esperanzadas en que las cosas pueden hacerse en otro sentido. Y ambas –al comienzo y al fin de la semana- llegaron desde la iniciativa del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

.

.

El lunes, reunido en Estabul con el premier turco, Recep Tayyip Erdogan, Zapatero volvió a insistir con su idea (lanzada hace ya un par de años), de constituir una Alianza de Civilizaciones, para cambiar el rumbo del enfrentamiento creciente entre Occidente y el Islam, que conlleva un aumento del peso cualitativo del fanatismo religioso y de las consecuentes acciones terroristas con sus secuelas de horror y muerte, hacia una cooperación armoniosa entre credos y culturas que –sin afectar la personal identidad de cada uno- ubique a ambos en veredas de diálogo, coexistencia y tolerancia. La historia ha demostrado, en repetidas oportunidades, que esa tríada es tierra fertil para generar prosperidad y paz.

.

.

Y tanto Zapatero como Erdogan coincidieron en que una alianza de este tipo supone, en primer lugar, abocarse a darle un corte de raíz al eterno problema entre palestinos e israelíes, donde se concentran todos los elementos del problema, que luego alcanzan diversas –y trágicas- expresiones en el resto del mundo.

.

.

Por eso Zapatero volvió a dar otra bocanada de esperanza el jueves, cuando anunció la iniciativa de España de impulsar un plan de paz en Oriente Medio. Esta vez estaba acompañado del presidente francés, Jacques Chirac, quien expresó el inmediato apoyo de su gobierno. Ambos, además, consultaron con el italiano Romano Prodi, y con Javier Solana, representante de la política exterior de la UE. La idea de Zapatero es presentar el plan ante el pleno de los jefes de gobierno, en diciembre, para que sea asumido por la Unión Europea en su conjunto.

.

.

El proyecto del presidente español contempla seis etapas: un alto el fuego inmediato por parte del ejército israelí y de los milicianos palestinos; la formación de un gobierno de unidad entre Hamas y Fatah; la liberación de los secuestrados (aquel soldado judío que retienen los palestinos, y la de los miembros del gobierno de Hamas y los diputados palestinos en poder de Israel); una cumbre entre el premier Ehud Olmer y el presidente Mahmud Abbas; un despliegue de observadores militares internacionales (como los que la UE ya tiene en Líbano) en la martirizada franja de Gaza; y, por último, la convocatoria a una Conferencia Internacional.

.

.

La “hoja de ruta”, que intentaba reconducir la coexistencia política en el Cercano Oriente, quedó sepultada entre los escombros del Líbano. Tampoco habían sido provechosos los intentos previos, como la Conferencia de Madrid de 1991, o el Plan de Beirut (con la participación de la Liga Arabe) de 2002, o la Iniciativa de Ginebra, de 2003. Pero, a pesar del fracaso de estos ensayos, la vía diplomática de una conferencia internacional es el único camino alternativo al de las armas de una guerra que se eterniza, sin que ningún bando pueda nunca llegar a una victoria sobre el otro, y que genera crecientes tensiones en toda la línea de contacto con el Oriente, no sólo entendido como una realidad geográfica, sino en el más amplio sentido cultural.

.

.

Pero a esta iniciativa española le queda un muy largo camino que recorrer. Primero deberá convencer de su bondad a los propios socios europeos, donde países como Gran Bretaña o Alemania son renuentes a interferir con la política exterior de los EE.UU. en la región, y –por ello- con su principal aliado: Israel. Luego habrá de convencer a los palestinos, que recelan de esa Europa un tanto diletante en su política internacional, y que acaba de adherir al bloqueo económico planteado por los EE.UU. contra el gobierno de Hamas, que terminó por derribarlo. Tercero, habrá de convencer al Departamento de Estado norteamericano, verdadero árbitro de Oriente Próximo, y ya se sabe que George W. Bush es reacio a sentarse en una reunión multilateral donde esté la Autoridad Nacional Palestina (ni hablar de que también esté Siria, o ese Irán al que está planeando invadir en una nueva guerra preventiva). Sin embargo, no serán los EE.UU. el actor más difícil de convencer: Israel ya ha dicho que ni siquiera piensa considerar el proyecto europeo; no le mereció ni una respuesta diplomática, sólo el desprecio irónico: “es de nivel de café”, fue el argumento para rechazarlo.

.

.

Y quizá termine, como tantos otros, en aguas de borraja. El camino hacia la paz está lleno de escollos y de barreras que levanta el poder, y sin embargo no nos queda ninguna alternativa a intentar transitarlo.

.

Chipre, las puertas europeas de Asia (24 04 06)

.
publicado en La Mañana de Córdoba (24 – abril – 2006)

http://www.lmcordoba.com.ar/2006/06-04-24/33_opinion_02.htm

.

.

.

.

Chipre, las puertas europeas de Asia

.

.

.

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

.

.

El reciente ingreso de Chipre a la Unión Europea, y las negociaciones para la futura incorporación de Turquía a la comunidad, le dan a la isla mediterránea un nuevo rol protagónico en las futuras relaciones de Europa con el oriente próximo.

.

Europa acaba de celebrar, los últimos días de noviembre del año pasado, la Cumbre Euro-mediterránea, en Barcelona. La reunión, convocada a diez años de la primera Cumbre, intenta encontrar vías de entendimento político para afrontar dos de los grandes retos internacionales de occidente: África, y Oriente Medio. La Unión Europea entiende que ya no puede seguir delegando en organismos multinacionales o de defensa, como la ONU o la OTAN, un estado de cosas explosivo e irresuelto, y que llama a sus puertas –geográficamente tan próximas- cada día con mayor insistencia.

.

El mar mediterráneo tiene dos focos de atención para los europeos: la costa meridional, donde el tema central es la inmigración africana empujada por el abismo económico (una diferencia de ingresos de aproximadamente 1 a 50 entre ambas bandas); y el borde oriental, que constituye las puertas de ingreso (o de contención) a los regímenes del cercano oriente, con el conflicto palestino-israelí como foco central, y el terrorismo de raíz islámica como telón de fondo.

.

En el extremo Este del mare nostrum ancestral, dos puertas privilegiadas para la relación de occidente con Asia han recuperado protagonismo en los últimos tiempos, tanto por su ubicación estratégica como por la compleja trama de sus características políticas, sociales, culturales y religiosas constitutivas: Turquía y Chipre.

.

El gigante turco, forzando los tiempos y hasta las voluntades de algunos socios europeos, consiguió que se iniciaran las negociaciones para su adhesión al club –que tomará unos 20 años- la medianoche del pasado 3 de octubre. Unos meses antes, el 1 de mayo de 2004, Chipre había ingresado como miembro de pleno derecho de la Unión Europea.

.

Los líderes europeos parecen ahora haber decidido asumir un rol más activo con estos actores, de importancia estratégica creciente, dejando de lado la relativa neutralidad descomprometida que había caracterizado, más allá de las declaraciones y los discursos, su rol internacional durante la segunda mitad del siglo veinte.

.

Esta aparente neutralidad –que, en realidad, expresaba una aceptación del status quo- fue especialmente dolorosa para Chipre.

.

El eterno paso

.

La isla del extremo mediterráneo, de ribetes casi míticos, es prácticamente un “caso testigo” del desarrollo de la civilización occidental. Por sus exiguos 9.000 kilómetros cuadrados de superficie han pasado casi todos. El rastro más antiguo en su suelo es el de la civilización micénica, unos diecisiete siglos antes de Cristo; luego los fenicios, los egipcios, y el asentamiento de los griegos hacia el año mil. Más tarde, el sometimiento persa, hasta la liberación por Alejandro Magno, en el 331 aC, que la vuelve al cause helénico, y la convierte en uno de los frutos más apetecibles del reparto del botín entre sus generales, tras su muerte. Nuevamente los ptoloméos, y por fin los romanos, promediando el último siglo antes de Cristo.

.

Caída Roma, Chipre –de cuyo nombre derivó la denominación del cobre, tan en abundancia en su suelo- pasa por las dominaciones bizantina, árabe, y griega, hasta que, ya iniciado el primer milenio, los cruzados la conquistan, con Ricardo Corazón de León al mando. La muy comercial República de Venecia ejerció su dominio en ella desde 1489, hasta la invasión turca otomana en 1570. Finalmente, la isla pasó a administración británica en 1878, siendo convertida en colonia con el inicio de la Guerra Mundial.

.

Durante el colonialismo británico, los grecochipriotas comienzan a movilizarse a favor de la anexión de Chipre a la madre patria, Grecia, liderados por quién será luego el jefe político de la isla: el arzobispo (de la iglesia ortodoxa griega) Makarios.

.

Makarios logra la independencia de Gran Bretaña en 1960, negociándose una Constitución donde se intenta representar a ambas comunidades residentes en la isla, los greco chipriotas (cerca del 80 por ciento) reciben la presidencia, y los turco-chipriotas (algo menos del 20 por ciento) la vice-presidencia, pero con derecho a veto. Gran Bretaña conserva dos bases militares soberanas en la isla, y se erige, junto a Turquía y Grecia, en garante de la estabilidad política chipriota.

.

Esta solución no conformó a nadie. Los greco chipriotas aspiraban a anexionar la isla a Grecia (enosis), mientras que los turco chipriotas deseaban una división de la isla y una doble unión, una parte con Grecia y otra con Turquía (taksim)

.

Los garantes, además, poco hicieron por colaborar con el normal juego democrático del nuevo estado, antes bien, alentaron esfuerzos encubiertos, o incluso abiertos, para desestabilizar al régimen del arzobispo-presidente. Estos movimientos externos culminaron en el verano de 1974, con el golpe de estado dado por extremistas pro-griegos, con el apoyo de la junta militar que se había hecho del poder en Atenas.

.

Como respuesta, y alegando la protección de la comunidad turco chipriota, Turquía invade el tercio septentrional de la isla, y la ONU envía una misión de paz para dividir ambas zonas, con la denominada línea verde. La invasión produjo un movimiento forzado de población desde y hacia ambos sectores, que ha creado, por primera vez en su larga historia –como digo: tan larga como la civilización occidental- una división geográfica, física y demográfica entre las dos comunidades.

.

La creciente militarización de la isla (Turquía mantiene un contingente de cerca de 40.000 efectivos) ha convertido a Chipre en una de las zonas más militarizadas del planeta. Al amparo de este ejército, el 15 de noviembre de 1983, el líder turco chipriota, Raúf Denktash, declaró la independencia y la formación de una República Turca del Norte de Chipre (TRNC) en el tercio norte de la isla. Este estado ha sido reconocido solamente por Turquía, mientras que la ONU y la comunidad internacional siguen reconociendo a la República de Chipre, que domina los dos tercios meridionales, como la única existente de iure.

.

La diplomacia europea no intervino tampoco en los años noventa, bajo la argumentación de que apoyaba los esfuerzos de la ONU en la resolución del contencioso, y de que no quería implicarse en un conflicto bilateral entre uno de sus miembros (Grecia había ingresado a la Unión Europea en 1981) y uno de los vecinos con quién mantenía relaciones privilegiadas (Turquía ya era miembros del Consejo de Europa, de la OTAN, y comenzaba a preparar su candidatura para ingresar a la comunidad).

.

En estos mismos años, con la solicitud de ingreso a la Unión Europea por parte de la isla, se vislumbró una posibilidad de resolver el desencuentro entre ambas comunidades, y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, presentó un plan a media distancia entre el estado federal tradicional, y un estado confederal bi-comunitario. Sometido a referéndum, el plan Annan fue aceptado por los turco chipriotas, pero rechazado por la mayoría griega, lo que no dejó más opción que admitir el ingreso a la Unión Europea del estado legalmente reconocido, esto es, la república greco chipriota, que ingresó efectivamente de pleno derecho en la ampliación del 2004.

.

Otro problema europeo

.

A pesar de la no asumida responsabilidad colonial y postcolonial en los problemas de la legendaria isla, la política internacional europea encuentra hoy a Chipre en su seno, partida en dos comunidades vecinas y enemigas, con una división política institucionalizada de facto, y con el más desafiante de sus candidatos a ingresar al espacio económico, político, y cultural europeo –Turquía- como potencia ocupante.

.

Y como si el cuadro no fuera de por sí tan complejo, ambos países, Turquía por tierra y Chipre por mar, son las puertas de Europa para cruzar a Asia, ese vecino enorme, extraño y tan poco conocido, con quién habrá que comenzar a dialogar seriamente, antes de que sea demasiado tarde para las palabras.
.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.