Archivo de la etiqueta: Latinoamérica

Obama: recuperar la magia (27 01 11)

Barack Obama recupera la iniciativa política en un país decaído

Crecimiento, innovación y educación, las claves de salida en Estados Unidos

.

.

“Es verdad, nosotros hacemos grandes cosas”, con frases como esta, que apelaron a los valores más profundos de la idiosincrasia estadounidense y –al mismo tiempo- a acciones concretas de un plan de gobierno, el presidente Barack Obama relanzó anoche, en su discurso anual del Estado de la Nación, su gestión al frente de la Casa Blanca.

Los analistas coincidían en que el discurso apuntó a capitalizar la imagen de liderazgo tras la matanza de Arizona, enviar un mensaje de esperanza de salida de la crisis, y preparar el camino a una reelección en 2012.

Con una vuelta a la oratoria que lo hizo famoso, Obama propuso un plan para “ganar el futuro”, que debería concentrarse en el crecimiento económico. Una expansión que se asentará en la innovación, la educación, el ahorro y la unidad.

Estos puntos estratégicos requieren de “políticas de Estado”, para lo cual el presidente llamó a que ambos partidos trabajen con “responsabilidad”. Los representantes interrumpieron el informe con cerrados aplausos, especialmente desde la bancada del oficialismo demócrata –que tras las elecciones de noviembre pasado perdió la mayoría en la Cámara Baja- y por algunos legisladores republicanos, especialmente cuando Obama hacía referencia a los cambios que deberá enfrentar la estructura burocrática, y a “congelar el gasto anual para los próximos cinco años a partir de este año” para contener el déficit público, que ya supera los 1,3 billones de dólares.

Escoltado en la tribuna por el vice presidente, Joe Biden, y por el nuevo jefe de los diputados, el republicano John Boehner, el mandatario volvió a ratificar los rumbos de la política exterior, que no innovan el libreto de la primera mitad de su gobierno: retiro de Irak, próximo fin de la guerra en Afganistán, sanciones a Irán por su programa nuclear, presiones a Corea del Norte, apoyo a Israel, alianza estratégica con la Unión Europea; (América latina seguirá siendo un área marginal en la agenda del Departamento de Estado en los próximos dos años).

En definitiva, una presentación optimista que apeló a renovar el espíritu emprendedor de los padres fundadores del país, con inyección de esperanza pero al mismo tiempo con cautela. Barack Obama se presentó al mundo como un líder que ha aprendido de la gestión, más ubicado en el centro del espectro ideológico, sin grandes ni arriesgadas propuestas, por sobre las divisiones partidarias, pragmático y concentrado en recuperar el “sueño americano” y la posición de potencia hegemónica de su país.

Esta será la estrategia con que enfrentará en los próximos dos años la posibilidad de un segundo mandato.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

La cólera haitiana (19 11 10)

La cólera haitiana

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

.

.

 

.

En el último informe sobre desarrollo humano, difundido este año tras la exhaustiva investigación del Banco Mundial, se confirmó un dato que los analistas políticos y económicos internacionales venían sosteniendo como hipótesis hace algún tiempo: América latina es la región más desigual del planeta. Hay países y regiones más pobres que la nuestra en la larga y pormenorizada lista de la organización multilateral, pero ninguna donde las desigualdades entre los sectores que detentan la riqueza y los estratos que tienen poco o nada, la distancia entre los mayores y los menos ingresos, sea tan grande como en América latina. Y de esa vergonzante injusticia política y social, la herida más profunda y más notoria es, recurrentemente, Haití.

En estos días, una imparable epidemia de cólera se extiende por las tierras haitianas, las víctimas mortales ya superaron el listón de los mil cadáveres; los hospitalizados se acercan a los veinte mil; y las organizaciones sanitarias advierten que, si no media una acción regional conjunta para detener la pandemia, ésta no parará hasta infringir unas diez mil muertes.

Además, a pesar del relativo aislamiento insular de Haití, como una venganza de los humillados y de los olvidados, la isla ha comenzado a exportar el cólera, y esta semana se detectaron los primeros casos en República Dominicana. Inclusive, para dar todavía una vuelta de rosca más a la ironía, desde las costas del país ubicado en el vagón de cola de las listas de las organizaciones internacionales, la enfermedad ha logrado cruzar las aguas del Caribe, y la cólera haitiana ha llegado hasta los Estados Unidos.

EL PECADO DE LA RIQUEZA

Hace algunos años me encontraba trabajando en República Dominicana, en unas misiones de cooperación internacional, y aproveché la oportunidad para cruzar la frontera con Haití en varias oportunidades, para relacionarme con colegas, profesores e investigadores universitarios especialmente dedicados a estudiar el caso haitiano, uno de los extremos más sui generis de nuestros tan particulares desarrollos sociopolíticos latinoamericanos. En Santo Domingo, un querido colega me explicaba su versión sobre el drama de la otra mitad de la isla: para él, el “pecado original” de Haití fue su riqueza y su osadía, y la soledad a la que lo abandonaron sus vecinos. Sobre las dos primeras se cebó el poder de los grandes, la tercera sigue siendo un lastre que la región arrastra.

Porque Haití se rebeló temprano y fuerte. Era en las tierras americanas una de las colonias más ricas, la joya de la corona francesa en el nuevo mundo. Contra el rey de Francia se alzó en 1804, y quebró las cadenas coloniales. Fue el primer país de América latina en cortar esas cadenas –y el segundo en todo el continente, tras la emancipación de las colonias norteamericanas del trono británico-. Pero, además, la revolución haitiana fue una novedad mundial, porque se alimentó de una filosofía igualitarista y una lucha abolicionista que venía fraguando desde la última década del siglo XVIII, y que tras la independencia convirtió a la vieja Isla La Española en una república independiente, rica económicamente –tanto en recursos naturales como en valor agregado-, y con una nueva ciudadanía proveniente, con apenas matices, de una situación de esclavitud.

Más del 90 por ciento de la población haitiana al momento de la independencia provenía del África subsahariana. Aquella revolución, por eso, pasó a las páginas de los libros de historia y de ciencia política como la primera experiencia social en que la rebelión de esclavos produce la emancipación, la independencia política, la creación de un nuevo Estado, y la abolición de un sistema de explotación humana. En América latina, fue en Haití donde nació la libertad política y la igualdad social. Era un símbolo demasiado importante para que los poderes fácticos no tomaran nota de ello.

Y tomaron nota. Una burguesía acriollada fue paulatinamente haciéndose cargo de los resortes económicos del país, y antes de que éste cumpliera su primer siglo, el ejército de los Estados Unidos invadía formalmente el territorio, y se hacía cargo de los resortes políticos en forma directa. Washington sólo dejó la administración del país caribeño cuando estuvo seguro de que la gestión de su gobierno recaería en manos seguras. En plena guerra fría, y con el ejército norteamericano ocupando los cuarteles haitianos, comenzó la dictadura de los Duvalier, Francois –“Papá Doc”- y su hijo Jean-Claude –“Bebé Doc”-. Cuando un golpe militar terminó con la dictadura, a fines de los años ochenta, ya no quedaban ni rastros de aquel ímpetu revolucionario e igualitarista. Tampoco quedaba nada, o casi nada, de aquella riqueza que hacía brillar a la isla en la corte de París. Haití ya era un sumidero social, cultural y político.

Y mientras era expoliado por una oligarquía criolla y por la fuerza de una potencia extranjera, descendiendo año a año en los indicadores de las listas de desarrollo y calidad institucional de todos los organismos internacionales, los países de la región miraron hacia otro lado. Hubo que esperar hasta que la degradación tocara fondo. En 2004, cuando la mezcla de pobreza, hambre, miseria, violencia, todos los tipos posibles de escases y el vacío de poder ubicaran al país al borde del abismo, para que los Cascos Azules de las Naciones Unidas se hicieran cargo de la situación.

LAS PLAGAS DE EGIPTO

Pero frente a una sociedad desarticulada metódica y sistemáticamente durante doscientos años, la misión de la ONU podía hacer poco, inclusive con la voluntad del Brasil de Lula da Silva, involucrándose y tomando la responsabilidad de la conducción de la misión; o del envío de contingentes y recursos importantes, como los dispuestos por la Argentina durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Y como en una maldición bíblica, sobre ese golpeado y sufrido pueblo se han encarnizado también los elementos naturales. En enero de este año un terremoto de magnitud 7.0 en la escala de Richter desarticuló los pocos servicios públicos que aún quedaban en pié, barrió con las chabolas de frágil construcción y enterró bajo su furia a unas 250.000 personas (aunque dada la debilidad estadística, es probable que fueran muchas más). Unos tres millones de haitianos quedaron más desamparados de lo que estaban, y hasta el Palacio Presidencial, una de las pocas construcciones en material de los años de gloria, se partió en mil pedazos.

A principios de este mes de noviembre, el huracán Thomas volvió a agravar la situación sanitaria, devastando los campamentos de tiendas, donde los desplazados por el sismo de enero buscaban algún tipo de cobijo. Los vientos, provenientes de la vecina isla de Santa Lucía, castigaron Haití con torrentes de agua y ráfagas de 130 kilómetros por hora durante todo un fin de semana. El huracán provocó inundaciones, aisló diferentes zonas del país adonde ninguna ayuda pudo llegar, desplazamientos y deslaves de tierra, y crecidas de ríos. Unos ríos que se usan al mismo tiempo para proveerse de agua de consumo, y de depósito de detritos. La epidemia de cólera tenía, así, todos los elementos para prosperar.

El brote de cólera, aparecido a mediados de octubre tras más de un siglo sin tener presencia en Haití, vuelve a traer la atención internacional sobre la isla.  Hasta ahora, el último balance de las oficinas sanitarias registran 1.110 muertos, más de 18.000 enfermos hospitalizados, y la propia Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que, de no intervenir de forma efectiva la ayuda internacional, esas cifras se multiplicarán indefectiblemente. El cólera podría afectar a unas 200.000 personas y provocar miles de muertos en los próximos seis meses. La actual tasa de mortalidad se ubica entre el 4 y el 5 por ciento, de mantenerse ese indicador, la OPS admite que causaría, cuando menos, unos 10.000 muertos.

Si con estas perspectivas la región vuelve a repetir el error histórico de abandonar a Haití a su suerte, será muy difícil hacer creíble, a futuro, cualquier discurso sobre la importancia de la integración política de América latina.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Vargas Llosa, la dimensión política de un Nobel (08 10 10)

Vargas Llosa, la dimensión política de un Nobel de Literatura

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

Leí “La guerra del fin del mundo” en Santiago de Chile, en el invierno de 1989. Los vientos llenos de agua del Pacífico chocan con la cordillera y largan la gota fría en esa temporada de lluvia y estío, de días cortos y noches que calan la humedad en cuentas largas. Hasta ese invierno tan duro y tan triste de mi vida, había leído poca cosa de Mario Vargas Llosa, el escritor peruano nacido en Arequipa el 28 de marzo de 1936, y a quien la Academia Sueca acaba de galardonar con el Premio Nobel de Literatura.

Yo no había leído mucho de su obra, pero para fines de los ochenta ésta ya era vasta y cuantiosa, y seguiría aumentando desde entonces para rondar, mientras escribe hoy una nueva novela (“El sueño del celta”, cuyo lanzamiento está previsto para noviembre) el medio centenar de títulos, entre teatro, poesía, narrativa, ensayo, crítica y crónica periodística.

Una obra tan vasta se estructura comenzando muy temprano y muy decididamente, y Vargas Llosa hizo ambas cosas. Su primer libro se editó cuando tenía 16 años; “La ciudad y los perros” lo catapultó a la fama con apenas 27; dos años después llegaría “La casa verde”, en 1965, y en otros dos “Los cachorros”. Para cuando cumplió los treinta años, el peruano era un escritor mundialmente reconocido, e inmerso, de lleno, en ese maremoto de las letras latinoamericanas que dio en llamarse “el boom”.

Todos los escritores del “boom”, como hijos de su tiempo al fin y al cabo, ya sea por acción o por omisión tuvieron una importante presencia en la escena política de América latina –desde García Márquez a Onetti, desde Neruda a Borges, desde Cortázar a José Donoso, de Octavio Paz a Benedetti- y Vargas Llosa no quedó fuera de esa ola que impulsaba a los intelectuales a tomar partido por la política y las transformaciones sociales.

Y el otorgamiento del Premio Nobel (hoy a él, ayer a algunos de los otros) también guarda una relación con los roles que cada uno decidió jugar en aquellos años.

LA PROSA DENSA

Decía que aquel triste invierno en que rehuía de la gente y me internaba en los parques de la ribera del Mapocho con el grueso lomo de “La guerra del fin del mundo” bajo el brazo, se abrió ante mí un universo literario que desde entonces me acompaña desde muy cerca. Y –al mismo tiempo- una discusión permanente con su creador: por sus posturas ideológicas tan cerradas, por su manera de leer la realidad política y social de una manera voluntariamente sesgada, por esa costumbre suya de apostar siempre en contra. En contra del camino que tomen las mayorías, en contra de los discursos socialmente inclusivos, en contra de todo lo que huela a popular. Vargas Llosa es, políticamente, un reaccionario que utiliza la parafernalia discursiva del liberalismo para cubrir con esa lana de oveja su verdadera piel de lobo, puro y duro.

Sin embargo, esa postura de ortodoxia liberal fin fisuras, se desdibuja y queda en los márgenes al momento en que uno se zambulle en sus novelas. Aquella “La guerra del fin del mundo” se había publicado en 1981, y tenía, como sus grandes libros anteriores y los que le siguieron (desde “Conversación en La Catedral” hasta “La fiesta del chivo”) la pretensión de la novela “total”, el texto que –desde la libertad de la invención literaria- lograse dar cuenta de ese mundo distinto que se expresa en la singularidad hispanoamericana en estas tierras.

Mario Vargas Llosa vuelve del derecho y del revés las versiones oficiales de los libros de historia, y logra, a través de un estilo muy puro, una estructura interna rigurosa, y unas notas de dolor y de color que salpican cada página, relatar experiencias profundamente humanas, a un tiempo específicamente latinoamericanas e inocultablemente universales. En “La guerra del fin del mundo” toma un capítulo ya casi olvidado de un rincón ignoto del Brasil más secreto y profundo: la masacre de Canudos, que ocurriera en 1896 en los sertones nordestinos, donde unas seis mil mujeres y hombres olvidados en esos bordes remotos de la civilización se levantaron de golpe en una gran marcha alucinada, y terminaron muriendo bajo las balas de los representantes formales de la República, supuestamente la enseña de los derechos de Occidente, de la modernidad tolerante y de la convivencia civilizada.

El crimen de Canudos, aquellas seis mil muertes en un árido y remoto punto de las inmensas extensiones americanas, se vuelve vida en la prosa iluminada por el talento de Mario Vargas Llosa. Los infinitos sertones brasileros tienen su imagen en las cientos de páginas del argumento; la complejidad del heroísmo y testarudez de los campesinos simples tienen su correlato en la estructura de la novela, intrincada y perfecta, construida al detalle. Y esa cuidadosa construcción termina siendo el reflejo formal de la complejidad humana, según puede apreciarse en cada uno de esos personajes que, en su magia y en su llana realidad, en su mística pero también en sus extremos fanáticos, se nos presentan tan latinoamericanos como rabiosamente universales.

Lo que hizo con “La guerra del fin del mundo”, esa pretensión de llegar a una novela vasta y densa que cobijara la visión de todo un continente, ya lo había intentado una década antes con “Conversación en La Catedral”, desmenuzando desde el discurso los intersticios dictatoriales de las formas políticas de América latina (la novela está contextualizada en la dictadura del general Odría); y volvió a intentarlo una vez más con “La fiesta del chivo”, en el año 2000. El régimen autocrático, entre fantasmal y circense, de Trujillo en la República Dominicana, sus excesos y su locura, su lógica interna y sus compromisos económicos, su pasión por los coloridos uniformes entorchados, y, al mismos tiempo, el pavor del generalísimo a mearlos por su poco control de esfínteres, aportan más elementos para la comprensión de ese fenómeno y de ese estadio de la historia continental americana que varios sesudos tratados académicos.

EL VEDETISMO ELECTORAL

Por eso escuece tanto cuando ese escritor genial, de prosa densa, de obra vasta, de talento comprobado, deja la literatura y se sube a la tribuna. Una grada política que, sin excepción, utiliza para defender a los poderosos de la tierra, a las grandes fortunas, y al statu quo.

Él dice que su militancia está enfocada contra los autoritarismos y las corrupciones, las dos lacras que lastran el desarrollo democrático y republicano en América latina. Pero cuando, en sus artículos excelentemente escritos, este paradigma toma forma concreta, los que reciben sus palos y sus diatribas son siempre los mismos. Hoy en la región, salvo los gobiernos del colombiano Juan Manuel Santos y del chileno Sebastián Piñera, todos los demás caen bajo los epítetos gruesos de quien maneja las palabras como instrumentos cortantes.

Su activismo contra, en sus palabras, “el autoritarismo y la corrupción endógena de latinoamérica” ceba sus dardos en Cuba –y contra Fidel Castro el tema ya es personal-; contra la Venezuela de Hugo Chávez; la Bolivia indigenista de Evo Morales; Rafael Correa en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua. Apenas un escalón más abajo de esos villanos de toda villanía, Vargas Llosa también articula argumentos críticos punzantes contra los “populismos” del Partido de los Trabajadores que ha llevado a un tornero mecánico a ocupar la presidencia brasilera durante los últimos ocho años, o el recalcitrante peronismo argentino, que vuelve una y otra vez a escena, ahora de la mano de un matrimonio presidencial que le provoca más sospechas que otra cosa.

Por eso en los últimos ochenta, cuando yo lo descubría en aquellas húmedas y heladas tardes chilenas a través de sus páginas literarias, Mario Vargas Llosa decidía pasar de la tribuna intelectual a la real, y se postuló para la presidencia del Perú. Justificaba su salto a la arena política en que su persona traería racionalidad y realidad a un ambiente viciado. Alan García, para el escritor, era la imagen del desgobierno al que había llevado al Perú el populismo de izquierda del APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana); la guerrilla de Sendero Luminoso era la expresión de la locura a la que la izquierda radical puede empujarnos. Y Alberto Fujimori era la traducción del populismo vacío de ideología. Quizá en esto último no se equivocaba tanto.

Pero lo venció Fujimori. Despechado, Mario Vargas Llosa se fue a Madrid, y tomó la nacionalidad española. Que allá se quedaran los peruanos con sus políticos poco realistas y poco racionales, él seguiría con la literatura. Cada vez que leo un nuevo libro suyo, creo que fue una buena decisión.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

 

El “candanga” Chávez se somete a las urnas (27 09 10)

VENEZUELA VIVIÓ UNA CRÍTICA Y TRANQUILA JORNADA ELECTORAL

.

Inédita utilización de las redes sociales por Internet durante las elecciones

.

.

Para un país con los estándares de violencia social y criminalidad tan altos como los que históricamente registra Venezuela, la jornada electoral de esto domingo constituyó una tranquila y controlada cita democrática sin elementos destacables para la crónica policial.

Desde el sábado a la noche, se informó de normalidad en los procesos de instalación de 12 mil centros de votación, despliegue militar y orden público. La frontera con Colombia fue cerrada por razones de seguridad, una medida que se ha tomado en el pasado en coyunturas electorales.

En este contexto de normalidad, la posibilidad de chaparrones que desalentaran la asistencia de los más de 17 millones de venezolanos convocados a las urnas constituyó uno de los comentarios más recurridos por los analistas locales y los observadores internacionales.

Las mesas y los centros de votación abrieron sus puertas a las 06:00 de la mañana, y anoche, al cierre de esta edición, muchos colegios electorales aún permanecían abiertos. Las votaciones pueden prolongarse inclusive hasta horarios nocturnos, ya que la ley venezolana establece que las recepciones de votos deben permanecen abiertas mientras haya electores en las colas de espera para ingresar al cuarto oscuro.

Por ello, en esta crítica cita electoral convocada para elegir a los 165 miembros de la Asamblea Nacional para el período 2011-2016, así como una representación al Parlamento Latinoamericano, no está del todo claro cuándo se conocerán los resultados. Técnicamente, el Consejo Nacional Electoral ha dicho que está en capacidad de tenerlos dos horas después de concluido el proceso de votación, debido a que éste es totalmente automatizado, pero no se fija una hora límite para cerrar los colegios.

Según la mayoría de los analistas de medios internacionales acreditados en Caracas este domingo, y también de las diversas encuestas de boca de urna que al final del día se fueron conociendo, los porcentajes entre el bloque oficialista comandado por el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) y el arco opositor, que por primera vez logró concretar acuerdos para presentar candidaturas únicas en todo el país, serán muy ajustados.

Chávez se levantó muy temprano y comenzó a convocar a la militancia socialista desde las redes sociales, aunque él fue a depositar su voto recién después del mediodía, en el liceo Manuel Palacio de Caracas, a donde llegó acompañado de algunos familiares y miembros del PSUV. También desde Twitter fue adelantando durante el día porcentajes estimados, y cuando las mesas comenzaron a cerrar, el presidente emitió un último mensaje corto por la red: “Bueno mis Candangueros y Candangueras, ahora a mantenerse alertas! Estamos en plena Fase de Consolidación! Venceremos!”.

La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, calificó la jornada de “excelente”, por la celeridad de los comicios y la conducta democrática de los venezolanos.

ANTE UN MOMENTO CRÍTICO

El presidente Hugo Chávez comenzó a arengar a sus militantes desde la red Twitter muy a primera hora, diciendo que él iría a votar “bien tempranito”, e invitando a las bases a hacer lo propio.

El PSUV, además, preparó un amplio operativo de vigilancia en los centros de votación, con el fin de “asegurar la transparencia y el respeto” de los resultados.

Estos gestos evidencian la crítica importancia que el gobierno les ha otorgado a estas elecciones legislativas, y también que prevén que la pelea será voto a voto.

Chávez no anduvo con medias tintas: “acá está en juego el futuro de Venezuela”, repitió en la televisión oficial VTV una hora antes del inicio de las votaciones.

Además del virtual plebiscito a la figura de Chávez y a su forma de ejercer el poder, los resultados ratificarán u obligarán a cambios en el “socialismo del siglo XXI” impulsado por el presidente.

REAPARECE LA OPOSICIÓN

La estrategia del arco opositor en las anteriores elecciones ha implicado la ausencia de control al gobierno, y que el oficialismo tuviera las manos libres para avanzar con las leyes fundamentales de la transformación del Estado, a pesar de que la Constitución le exige la mayoría calificada de dos tercios de la Asamblea Nacional para este tipo de leyes.

Pero el denominado “boicot” de los opositores a Chávez en 2005 –aduciendo falta de garantías pero en realidad por no poder ponerse de acuerdo entre ellos- le dejó la mayoría calificada servida en bandeja al oficialismo.

Cualquiera sea finalmente el resultado de las elecciones de ayer, es altamente probable que la oposición rearmada consiga obtener más de un tercio de los diputados, esto es, 56 de 165. Ello acabaría con la mayoría automática del chavismo en la legislatura, y necesariamente deberá inaugurar una nueva manera de gobernar.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Culmina la cumbre de la ONU con un plan de salud (23 09 10)

.

Los tres días de deliberaciones de la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) culminaron ayer en las Naciones Unidas (ONU).

Tras las jornadas en las que se escucharon los mensajes de unos 140 jefes de Estado y de gobierno del mundo, la Cumbre se cierra sin demasiados resultados concretos que permitan asegurar el cumplimiento de las prioridades para la erradicación de la pobreza y el hambre para 2015, salvo la propuesta de generar un nuevo impuesto a las transacciones financieras internacionales, sostenida por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pero resistida por un importante grupo de economías emergentes y países en vías de desarrollo.

Frente a ello, el secretario general de la ONU, Ban ki Moon, anunció en la jornada de cierra de la Cumbre que en las negociaciones multilaterales se habían logrado compromisos para destinar 40.000 millones de dólares a mejorar las condiciones sanitarias de niños y mujeres, dos colectivos sociales prioritarios en los ODM fijados en el año 2000.

Con esta estrategia, los técnicos de la ONU calculan que en los próximos cinco años se posibilitará la vida de unos 15 millones de niños, se evitarán unos 33 millones de embarazos no deseados, y se salvarán 740.000 mujeres que mueren por complicaciones en el parto, anunció Ban.

Los recursos para financiar la estrategia provendrán tanto de aportaciones de países miembros, como de la participación de fundaciones privadas, entre las que destacan las campañas filantrópicas de los millonarios Bill Gates y Carlos Slim, dos de los hombres más ricos del mundo que han comenzado a incursionar en el mecenazgo político.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duráo Barroso, anunció que Europa destinará 1.300 millones de dólares en cooperación especial al África, a los países del Caribe y del Pacífico, zonas muy retrasadas en el cumplimiento de los ODM, luego de que el presidente de Ruanda, Paul Kagame, asumiendo la voz de los países de la región, instara a los mandatarios de los Estados desarrollados a que se hagan cargo de sus agendas de desarrollo, en vez de dejar que los donantes (como Gates y Slim) y las ONG’s humanitarias ocupen su lugar.

AMÉRICA LATINA APRUEBA EN LA ONU

El escenario global que permitió visualizar la Cumbre de los Objetivos del Milenio (ODM) arroja diversas lecturas. Entre ellas, sorprende lo relativamente bien parada que sale América latina en comparación con otras zonas del globo, especialmente con las economías líderes, como la Unión Europea y los Estados Unidos, y las estrategias de éstos para llegar a 2015 con los objetivos cumplidos.

Frente a la postergación de los ODM en los países centrales debido a la recesión económica, y el incumplimiento por imposibilidad en zonas como África y el Caribe, en Latinoamérica las metas trazadas en el año 2000 se han cumplido en su mayor parte.

Brasil y Chile ya han reducido la pobreza extrema a la mitad; y Perú, Costa Rica y México están a punto de alcanzarla. Argentina y Uruguay han cumplido la meta y se enfrentan ahora a los núcleos de pobreza más duros y difíciles de resolver; mientras Ecuador, de mantener este nivel de crecimiento, también cumplirá el primer ODM, aunque siga teniendo altos niveles de pobreza.
.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Santos y Chávez juntos en Colombia (10 08 10)

EXPECTATIVAS EN LA REGIÓN POR EL ENCUENTRO ENTRE SANTOS Y CHÁVEZ

Se espera que Colombia y Venezuela abran un nuevo tiempo en sus relaciones

.

.

En un acelerado giro en las relaciones regionales, el nuevo presidente colombiano Juan Manuel Santos recibirá hoy en Bogotá al venezolano Hugo Chávez, en un gesto rotundo de distensión entre ambos países, jaqueados durante los últimos tiempos por la denuncia del ex presidente Álvaro Uribe, en el sentido de que Chávez y su gobierno cobijan campamentos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en su suelo.

Esa denuncia llevó a un nuevo rompimiento de relaciones diplomáticas, pero la intervención mediadora del secretario general de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), Néstor Kirchner, conjuntamente con los buenos oficios del presidente brasileño Lula da Silva, lograron descomprimir el estado de crispación.

Así, Chávez envió a su canciller, Nicolás Maduro, a la toma de posesión de Santos, y tras la ceremonia, en una reunión entre Maduro y su par colombiana María Ángela Holguín, y con la presencia de Kichner, acordaron que uno de los primeros actos diplomáticos del nuevo presidente sería reunirse en Bogotá con su homólogo venezolano. Chávez, que se encontraba al aire con su programa “Aló presidente”, interrumpió para difundir la noticia.

El mandatario declaró que se sentía “muy feliz” por el encuentro negociado y con altas expectativas sobre el inicio de una nueva era en la relación bilateral, “[llegaremos] allí con la mano extendida”, dijo, tras afirmar una vez más que las FARC deberían liberar a “todos sus secuestrados” y a abandonar la “vía de las armas”. Para Chávez, que la guerrilla mantenga la estrategia de lucha armada, en un contexto favorable a la negociación política y a la paz, sólo sirve de “excusa” para que el ejército estadounidense sostenga bases militares en territorio sudamericano, desestabilizando los equilibrios defensivos de toda la región.

Bogotá también quiere recomponer prontamente las relaciones con Ecuador, interrumpidas desde 2008, tras el bombardeo del ejército colombiano de un campamento de las FARC en territorio de Ecuador. Luego de un cordial encuentro entre Santos y el presidente ecuatoriano Rafael Correa, la canciller Holguín se reunió su homólogo Ricardo Patiño, ministro de Exteriores ecuatoriano, para despejar el camino hacia la normalización bilateral.

DIPLOMACIA MARCA “UNASUR”

Hace un par de días, una corresponsal de un diario europeo se preguntaba qué esperaba Néstor Kirchner para salir a hacerse cargo de la primera crisis importante desde que la Unasur comenzara a andar.

Al estilo diplomático de Kirchner se lo ha definido como “lento y cauteloso”, pero parece ser rotundamente efectivo. En apenas unos días, la escalada entre Colombia y Venezuela, que ya presagiaba el envío de tanques a la frontera, se ha reconducido hacia una esperanzadora reunión en la Quinta de San Pedro Alejandrino (donde murió Simón Bolívar en 1830), en la colombiana villa de Santa Marta.

No fue un camino simple, aunque a los corresponsales extranjeros no les pareciera evidente. Claro que empujó mucho la buena predisposición de Lula y de las cancillerías involucradas, pero puede ser el embrión de una nueva manera de resolución de conflictos en el bloque político de América del Sur, por fuera de las instancias un tanto esclerosadas de la OEA.

N. G. S.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Bookmark and Share

Colombia: Santos se reunirá con Chávez el martes (09 08 10)

COLOMBIA: ASUMIÓ SANTOS CON GESTOS FUERTES HACIA LA REGIÓN

Gestiones de Kirchner y Lula mejoraron el clima con Venezuela a último momento

.

.

Tras un denso período de transición debido a la espiral de confrontación con el gobierno venezolano, Juan Manuel Santos reemplazó a Álvaro Uribe en la presidencia colombiana, en presencia de 17 jefes de Estado invitados y delegaciones de más de 70 países. Y tal como se esperaba, sus primeras declaraciones estuvieron dirigidas a descomprimir el clima político regional, “restablecer las relaciones con Ecuador y Venezuela es un objetivo de mi gobierno”, declaró el nuevo mandatario en su discurso de investidura.

Santos dio asimismo señales de continuidad con el gobierno de Uribe –del que se supone su heredero, pero al mismo tiempo del que intenta despegarse por razones tácticas- al asegurar que su Administración combatirá “el hambre con la misma intensidad que combatimos el terrorismo”. La política de mano dura frente a las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha sido la principal razón para la altísima popularidad con que se retira el ex mandatario.

Apenas unas horas antes de dejar la presidencia, Uribe había hecho un último gesto en su enfrentamiento con el vecino país, al demandar al presidente Chávez ante la Corte Penal Internacional (CPI) y a Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), acusándolos de proteger a las FARC en su suelo.

Santos, en cambio, saludó una profundización en la integración regional, una vía, dijo, para lograr que Colombia “alcance su prosperidad en paz”. En referencia al secretario de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), el ex presidente argentino Néstor Kirchner, y del primer mandatario brasileño Luiz Inácio da Silva, Lula, que en los últimos días intercedieron frente a Hugo Chávez (que finalmente terminó enviando a su canciller, Nicolás Maduro, a la asunción), Santos agradeció “las voluntades” de los mediadores, “pero les digo, que por mi estilo, yo mismo buscaré el diálogo lo más pronto posible”.

Esta afirmación se ratificó al final de la tarde de ayer, cuando tras una reunión entre los cancilleres de ambos países, y la presencia de Kirchner, se anunció que la primera reunión entre Santos y Chávez se llevará a cabo este mismo martes, en un lugar a definir. El cambio de estrategias ya se califica como un éxito de la diplomacia regional de la Unasur.

Respecto del espinoso tema de la guerrilla, Santos advirtió a las FARC que los caminos del diálogo “no están cerrados”, aunque serán imposibles mientras los grupos armados “no liberen a los secuestrados”. Como un gesto de los nuevos tiempos, que generan expectativa en todos los gobiernos latinoamericanos, el presidente venezolano respaldó al día siguiente las palabras del nuevo presidente colombiano, al pedir a las FARC “demostraciones contundentes” de que quieren la paz, y les propuso que dejen en libertad a todos los secuestrados. “La guerrilla colombiana no tiene futuro por la vía de las armas”, lanzó Chávez ayer durante su programa Aló Presidente.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Bookmark and Share

Unasur no alcanza acuerdos (01 08 10)

UNASUR NO ALCANZA UN ACUERDO ENTRE COLOMBIA Y VENEZUERLA

Los cancilleres mantienen inflexibles las posturas de sus gobiernos

.

.

.

Los cancilleres de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) se reunieron en la capital ecuatoriana, para avaluar alternativas de resolución al conflicto planteado por el gobierno colombiano de Álvaro Uribe, sobre la supuesta existencia de bases guerrilleras territorio venezolano, y que llevó la semana pasada a la ruptura de relaciones entre ambos Estados latinoamericanos. Sin embargo, en la maratónica reunión, tras cinco horas de discusión, los cancilleres de la Unasur no lograron un consenso que permita una salida a la ruptura de relaciones diplomáticas. El canciller de Ecuador, país que ostenta la presidencia rotatoria de la organización regional, afirmó no obstante que la reunión constituyó “un importantísimo paso”, al lograr que los representantes de la política exterior de ambos países se sentaran a dialogar en torno a posibles alternativas de salida.

La reunión de cancilleres se desarrolló en un ambiente de tensión, el representante colombiano, Jaime Bermúdez, volvió a presentar las presuntas evidencias (que ya había expuesto ante periodistas en Bogotá, y luego ante el Consejo Permanente de OEA, reunido de emergencia a instancias del presidente Álvaro Uribe). Mientras que el ministro venezolano Nicolás Maduro negó categóricamente la pariticipación del gobierno de Hugo Chávez en cualquier tipo de sostenimiento ilegal a la insurgencia colombiana, calificando de “vulgares mentiras” las supuestas pruebas de fotos y videos ofrecidos por la parte colombiana; evidencias “no se pueden calificar de pruebas, son videos y fotos que conforman un paquete de mentira, una manipulación para agredir a nuestro país”.

La reunión de Quito se cerró con el anuncio, por parte de la presidencia ecuatoriana, de una convocatoria a una reunión Cumbre de presidentes de los doce países que integran la Unasur, para buscar a ese máximo nivel líneas de superación del conflicto bilateral entre Colombia y Venezuela, aunque se da por sentado que tal convocatoria se postergará hasta la segunda semana de agosot, luego de que el día 7 Juan Manuel Santos reemplace a Álvaro Uribe en la presidencia colombiana.

SE ATENÚAN LOS DISCURSOS

Colombia rechazó durante el fin de semana que su gobierno haya tenido presente en algún momento una hipótesis de conflicto militar con Venezuela. También las declaraciones del ejecutivo venezolano apuntaron a descomprimir el clima bilateral: “los fusiles de los soldados jamás serán disparados contra colombianos”, se afirmó desde Caracas.

Ambos discursos apuntan hacia bajar las tensiones entre ambos países, que habían alcanzado niveles críticos con las declaraciones del presidente Hugo Chávez, en el sentido de que había reforzado la frontera porque Colombia podía decidir una agresión.

Sin embargo, luego de una activa mediación de algunos mandatarios latinoamericanos, el tenor de los discursos a ambos lados de la frontera se ha suavizado.

Chávez aseguró en la víspera que la reunión de la Unasur fue positiva, “a lo largo de toda esta semana estuvimos combatiendo activamente por la paz”, afirmó.

Las gestiones al máximo nivel, sin embargo, continuarán muy activas durante los próximos días, el secretario general de la Unasur, el ex presidente argentino Néstor Kirchner, se reunirá el próximo viernes 5 con Chávez y un día después con Uribe y Santos, y reuniones idénticas planea el brasileño Lula Da Silva.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

La UNASUR se reune en Quito (29 07 10)

LA UNASUR SE REUNE EN QUITO PARA TRATAR UN PLAN DE PAZ

.

El diferendo entre Colombia y Venezuela, único tema de la agenda de los cancilleres

.

.

Los cancilleres de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) se reunirán la tarde de hoy en la capital ecuatoriana, para avaluar posibilidades de salida al conflicto planteado por el presidente colombiano Álvaro Uribe, en el sentido de que el régimen venezolano de Hugo Chávez cobijaría bases guerrilleras en su territorio, y que llevó a la ruptura de relaciones entre ambos Estados latinoamericanos.

La reunión extraordinaria fue convocada de emergencia por el presidente ecuatoriano Rafael Correa, a cargo en este momento de la conducción rotatoria de la organización continental.

Correa respondió así a la solicitud de uno de los doce países miembros de la Unasur, Venezuela, y de inmediato todos los cancilleres confirmaron su presencia.

La reunión tiene el conflicto entre los países vecinos como único tema de agenda; los ministros de Exteriores seguramente se abocarán a la “propuesta de paz” que el canciller venezolano Nicolás Maduro ha difundido en una recorrida contrarreloj por los países de la región (estuvo durante algunas horas en Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile, y ayer la presentó en Lima y en La Paz).

En todo caso, y aunque no han trascendido demasiados detalles de la propuesta de Maduro, el gobierno colombiano ya adelantó su rechazo a la iniciativa; el canciller colombiano Jaime Bermúdez la descartó afirmando que “un verdadero plan de paz arranca por la no intervención en asuntos internos”, con lo que viene a ratificar la postura de su gobierno.

Tras las declaraciones del ministro de Exteriores, el presidente Álvaro Uribe alertó que tal propuesta de paz puede ser una “trampa” frente a la cual es necesario tener cuidado, porque en Colombia la paz ya existe, dijo, y “esta paz nace de mantener una autoridad firme que se sustente en los valores democráticos”.

El foro de la Unasur parece el ámbito propicio para favorecer un acercamiento entre ambos países, especialmente luego que varios de sus miembros (Argentina y Brasil entre ellos) adelantaran posturas mediadoras para superar el diferendo.

Correa tiene la intención de convocar también a una Cumbre de presidentes, pero lo hará seguramente después del 7 de agosto, cuando en la presidencia colombiana ya se encuentre Juan Manuel Santos.

UNASUR “versus” OEA

La OEA no había recibido nunca tantos cuestionamientos como en los últimos tiempos. Su ubicación en Washington y el hecho que EEUU aporte el grueso de su presupuesto, ha llevado a que algunos Estados critiquen el peso relativo de los norteamericanos en la organización continental.

Frente a ella, el rol de los foros alternativos de diálogo subregional es creciente. La reunión de la Unasur en Quito también se inserta en esta disyuntiva, ya que cuestiona, en el fondo, la actitud de la OEA al reunir a su Consejo Permanente, por pedido de Álvaro Uribe, antes de la habitual ronda de consultas a los gobiernos.

La postura de la OEA volvió a reflotar las críticas de parcialidad hacia EEUU y sus aliados, y motivó quejas de algunos Estados miembros ante su secretario general, el chileno José Miguel Insulza.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Bookmark and Share

Colombia pide a la OEA inspeccionar Venezuela (23 07 10)

COLOMBIA PIDE UNA MISION DE LA OEA PARA INSPECCIONAR VENEZUELA

.

Chávez tilda de “circo mediático” las supuestas pruebas de presencia guerrillera

.

.

Apenas quince días separan la asunción del nuevo presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de la embestida diplomática que el actual primer mandatario, Álvaro Uribe, ha dirigido contra el vecino gobierno venezolano de Hugo Chávez en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

.

Luego de hacer públicas unas imágenes de video según las cuales se probaría la existencia de bases militares de la guerrilla, tanto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como del Ejército de Liberación Nacional (ELN), asentadas en territorio venezolano, Uribe solicitó la urgente reunión del Consejo Permanente de la OEA para “aportar las pruebas documentales” de la existencia de las bases y de la permisibilidad de Venezuela con los insurgentes.

.

La versión fue rotundamente negada por Chávez, que canceló su asistencia a la ceremonia de investidura de Santos el 7 de agosto en repudio a lo que considera un hostigamiento del país vecino.

.

Caracas, además, mantiene congeladas las relaciones desde mediados del año pasado, como respuesta al acuerdo militar entre Bogotá y Washington que el mandatario venezolano ve como una amenaza a su soberanía.

.

La reunión del Consejo de la OEA estuvo a punto de no realizarse, e inclusive obligó a la renuncia de su presidente pro tempore, el embajador ecuatoriano Francisco Proaño. Reunido finalmente en la víspera, el embajador de Colombia ante la organización, Luis Alfonso Hoyos, presentó las que su gobierno considera “pruebas documentales” de la presencia de líderes de las FARC y del ELN en Venezuela, y pidió “que se constituya una comisión internacional de verificación con todos los Estados presentes en la OEA” para ir a comprobar estos 87 asentamientos, de los que ofreció las coordenadas exactas, todas correspondientes a la geografía venezolana.

.

Al mismo tiempo, Hoyos se dirigió al gobierno de Chávez y le solicitó formalmente que Venezuela enfrente y persiga a los cerca de 1.500 guerrilleros de las FARC que residirían en el país vecino, y que “los entregue para que sean juzgados”.

.

La decisión del gobierno de Álvaro Uribe descalabra el proceso de acercamiento que había iniciado el nuevo presidente electo para descongelar las relaciones entre Colombia y Venezuela.

.

RAFAEL CORREA, PIEZA CLAVE

El presidente ecuatoriano Rafael Correa puede constituirse en una pieza central para reencauzar el enrarecido clima en la región.

.

A pesar de que el conservador Álvaro Uribe parece haber elegido el contencioso con Hugo Chávez como una manera de condicionar políticamente al ejecutivo de su sucesor, Juan Manuel Santos, la postura de Correa se ha mostrado como conciliadora y de buena voluntad para acercar posiciones.

.

El ecuatoriano se opuso a utilizar la OEA para ventilar la denuncia de Uribe, pero al mismo tiempo confirmó su asistencia a la ceremonia de toma de posesión de Santos. La futura canciller colombiana, María Ángela Holguín, realizó una visita de cortesía a Quito, y le entregó una esquela personal del presidente electo. “Con todo gusto asistiremos”, respondió Correa, lo que permite calcular que hay una voluntad política de mejoría por ambas partes, y esa voluntad puede trasladarse a la relación con Chávez, muy cercano al ecuatoriano.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.