Archivo de la etiqueta: guerra fría

Obama y el riesgo nuclear (14 04 10)

OBAMA ALERTA CONTRA POSIBLES ATAQUES ATÓMICOS DE REBELDES

.

Resguardar y proteger el uranio disponible, una de las metas de la Cumbre

.

.

.

El presidente norteamericano Barack Obama centró su discurso ante el pleno de la Cumbre sobre Seguridad Nuclear con una advertencia, “dos décadas después del final de la Guerra Fría, enfrentamos una cruel ironía de la historia: el riesgo de un enfrentamiento nuclear entre naciones disminuyó, pero aumentó el riesgo de un ataque nuclear” por parte de extremistas, dijo. “Redes terroristas como Al Qaeda han intentado adquirir material para crear un arma nuclear y, si alguna vez lo consiguen, con seguridad lo utilizarán”, puntualizó el presidente.

.

La mayor reunión de líderes mundiales que ha acogido la capital norteamericana en su historia, cuyas sesiones finalizan hoy, fue convocada por la Administración Obama con el objetivo expreso de aumentar la cooperación en la agenda de seguridad global, y para reducir al mínimo la existencia y movilidad de uranio enriquecido, base del armamento atómico.

.

Desde su apertura del lunes, las deliberaciones estuvieron orientadas hacia intensificar los cuidados frente a la amenaza que representan organizaciones, no países; sin embargo, la conferencia derivó hacia la consideración central de la crisis que enfrenta a la Casa Blanca con el gobierno iraní, al que los norteamericanos y sus aliados europeos acusan de querer dotarse de armas atómicas, e impulsan sanciones contra la República Islámica en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

.

Desde Teherán, Mahmmoud Ahmadinejad se ha referido despectivamente a las deliberaciones de Washington, y ha adelantado que su gobierno no piensa acatar las resoluciones que se adopten en la Cumbre.

.

En este sentido, una gran expectativa se había generado con la asistencia a la reunión del presidente chino, Hu Jintao. China tiene poder de veto en la ONU, y ha manifestado reiteradamente que su postura es seguir dialogando con Irán, antes de optar por la vía de la aplicación de sanciones económicas.

.

El portavoz de la Administración norteamericana anunció ayer que en el encuentro de Obama con Hu, ambos líderes habían progresado en el entendimiento de la aplicación de sanciones, pero esta afirmación fue relativizada desde Pekín, “China siempre creyó en el diálogo y la negociación como la mejor manera de resolver ese asunto, la presión y las sanciones no pueden resolverlo”, aclaró el vocero del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Jiang Yu.

.

ACUERDOS BILATERALES

.

Una intensa actividad paralela a la Cumbre sobre Seguridad Nuclear se ha vivido en la capital norteamericana, con encuentros bilaterales entre el presidente Obama y los jefes de Estado que asisten a la conferencia.

.

Además del esperado encuentro con el líder chino Hu Jintao, Obama ha firmado con el presidente ruso Dmitri Medvédev un compromiso para destruir 34 toneladas métricas de plutonio altamente refinado de sus correspondientes programas de defensa.

.

Además, en reuniones por separado con diversos mandatarios, se han producido acuerdos parciales en torno a la agenda de la Cumbre.

.

Así, Ucrania anunció la eliminación total de sus reservas de uranio enriquecido, y los países del NAFTA -Estados Unidos, Canadá y México- acordaron reconvertir tecnológicamente el reactor nuclear de México, para que produzca energía eléctrica con combustible de uranio pobremente enriquecido, un material que no puede utilizarse para construir bombas atómicas.

.

.

http://www.hoydia.com.ar/

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Una nueva relación atómica mundial (09 04 10)

OBAMA Y MEDVEDEV ACUERDAN UNA NUEVA RELACIÓN ATÓMICA MUNDIAL

.

El nuevo START se erige como certificado de defunción de la guerra fría

.

.

.

En el simbólico entorno de la capital checa, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y Rusia, Dmitri Medvédev, firmaron ayer los documentos del nuevo acuerdo START (Tratado de Reducción de Armas Nucleares Estratégicas, por sus siglas en inglés), que supone el comienzo de un capítulo superador de la era nuclear.

.

En Praga, donde se diera en plena guerra fría uno de los más importantes levantamientos contra la dominación soviética, y donde el presidente George W. Bush proponía instalar un sistema de misiles a escasos kilómetros de la frontera rusa –una iniciativa que amenazó con retrotraer la confrontación entre ambas potencias a los peligrosos tiempos de la disuasión nuclear-, ayer los líderes de ambos países manifestaron la decisión política conjunta de avanzar hacia la reducción drástica de la cantidad de bombas atómicas en el mundo.

.

El acuerdo alcanzado reemplaza al vigente desde 1991, y asegura una reducción del 30 por ciento de los arsenales nucleares de ambos países de aquí al 2017. De las 2.200 cabezas nucleares hoy existentes, el nuevo pacto estipula un descenso a 1.500. La estrategia de Obama, más allá de la reducción del stock ruso (remanente aún, en gran parte, de los poblados arsenales de la época soviética), que desde una perspectiva realista no representa una amenaza real a la seguridad norteamericana, apunta a limitar, con esta medida, la circulación general de armamento atómico, que podría facilitar su alcance por parte de grupos extremistas, o fundamentalistas religiosos que han planteado abiertamente una yihad (guerra santa) al poder de Washington.

.

Al acuerdo de Praga se llegó dos días después que el presidente Obama hiciera pública la nueva estrategia nuclear de su gobierno, que incluye la seguridad de no usar armas atómicas contra países que hayan renunciado a ellas. Aún así, en esa postura militar explicitada, el Pentágono se reserva la posibilidad de la utilización de armamento atómico contra potenciales enemigos donde se sospeche que existen armas de estas características; los analistas interpretaron que este mensaje iba dirigido principalmente a Irán y a Corea del Norte, que se resisten a abandonar sus planes de desarrollo nuclear.

.

El presidente Barack Obama recibirá, con la puesta en vigencia del nuevo START, a las delegaciones de 47 países en Washington, en la Cumbre de Seguridad Nuclear, a partir del lunes de la semana que viene, y a la que asistirá la presidenta Cristina Fernández. La Cumbre de la capital norteamericana se convoca con el objetivo de aumentar la cooperación internacional para la seguridad global.

.

.

http://www.hoydia.com.ar/

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Las uñas de Vladimir (29 08 08)

Publicado en La Voz del Interior, Internacionales, pág. A-12, Córdoba, 29 de agosto de 2008

http://www2.lavoz.com.ar/08/08/29/secciones/internacionales/nota.asp?nota_id=235336

.

.

.

.

.

.

LAS UÑAS DE VLADIMIR

.

.

Por Nelson G. Specchia

Profesor de Política Internacional de la Universidad Católica de Córdoba

.

.

No corren buenos tiempos para los optimistas del nuevo orden internacional y de la aldea global. Los peores pronósticos, luego del aventurero intento del presidente georgiano Mijaíl Saakashvili de someter por la fuerza a los rebeldes osetios, se vienen cumpliendo con rigurosa puntualidad. Y ello ante el asombro pasmado de quienes predecían para estos tiempos una larga “pax americana”, una estabilidad global con altos flujos de comercio y baja intensidad conflictiva bajo la tutela de los EE.UU.

.

Desde estas mismas páginas advertimos hace pocos días que la reacción rusa ante el ataque georgiano, teniendo tan fresco además el antecedente del reconocimiento de Kosovo por parte de norteamericanos y europeos en febrero pasado, no se limitaría al restablecimiento del statu quo en la región separatista, sino que podría avanzar hacia la creación de nuevas entidades políticas en el Cáucaso. A pesar de la escenificación de la firma de los acuerdos de paz que le llevaba el presidente francés –y de turno de la Unión Europea- Nicolás Sarkozy, el líder ruso Vladimir Putin ha decidido mostrar las uñas. Manteniendo aún sus tropas en Georgia, y en un gesto que va dirigido a múltiples frentes (principalmente a los EE.UU., pero también a los pequeños países de su periferia, a sus aliados musulmanes de Asia central, a sus ex satélites de Europa oriental y hoy tan pro-occidentales, a la OTAN, a la UE y –no en última instancia- a la emergente China) ha concluido la respuesta militar con una audaz muestra política de su intenciones –y de su poder real- reconociendo unilateralmente como nuevos estados a Osetia del Sur y Abjasia.

.

En un juego irónico de palabras, el “delfín” de Putin, Dimitri Medvédev ha usado las mismas expresiones de los líderes occidentales en oportunidad del reconocimiento de Kosovo para justificar la decisión rusa, e invitar a los demás miembros de la comunidad internacional a seguir la misma vía. Desde su residencia de verano de Sochi, el presidente de la Federación Rusa, afirma que el reconocimiento de estos dos nuevos estados no implica un precedente para casos similares, pero inmediatamente agrega: “Nos decían que Kosovo era un caso especial, pero todos los casos lo son: Kosovo, Osetia del sur, Abjasia…” Dicho más directamente, el principio de integridad territorial –uno de los elementos fundamentales en que se basa el estado moderno- acaba de ser puesto en cuestión, y será una realidad presente en las negociaciones y en las crisis internacionales a partir de ahora. De estos antecedentes no hay retorno.

.

Pero, además, hay dos elementos adicionales que no deben escapar al análisis, uno de índole interna regional, y otro externo, que hace a la estabilidad y previsibilidad global de las relaciones internacionales.

.

Respecto del primero, las reivindicaciones nacionalistas en el Cáucaso y en Asia central son numerosas y cada una esgrime un abanico diverso de razones, pero que confluyen en una aspiración compartida: la independencia. El Transdniéster, en Moldavia, y el Alto Karabaj –enclave armenio en el medio de Azerbaiján- son los dos principales conflictos que permanecen congelados y con sectores internos enfrentados, unos recibiendo el apoyo de Occidente, otros aliados a Moscú. La independencia de Osetia del Sur y Abjasia puede tener en estos dos enclaves su réplica más cercana, con lo que la balcanización sobre bases étnicas en el Cáucaso se vería profundizada.

.

Y en lo que hace a la estabilidad global, el zarpazo de Rusia muestra sus intenciones de recuperar protagonismo geopolítico, y deja claro que en su área de influencia no admitirá riesgos a su seguridad interna.

.

La independencia de Abjasia –y su muy probable incorporación a la Federación Rusa en un plazo cercano- le otorga a la estrategia internacional de Vladimir Putin un territorio costero de alta importancia estratégica. Hoy la flota rusa se estaciona en Sebastopol, en Crimea, pagando a Ucrania un alquiler anual de unos cien millones de dólares por el uso de los puertos, y teniendo que soportar los vaivenes de la política ucraniana. El litoral abjasio le otorgaría una extensa línea costera bajo su control total, desde donde patrullar el mar Negro.

.

Frente a las uñas afiladas de Vladimir Putin, Occidente no encuentra la manera de recuperar la iniciativa. EE.UU. se ha limitado a decir que Rusia debería rever su decisión, la OTAN no ha podido hacer otra cosa que suspender la colaboración con el ejército ruso, y los líderes europeos han llamado a una reunión de urgencia del Consejo de jefes de Estado y de gobierno de la UE, en Bruselas, para el próximo lunes 1 de septiembre, para ver qué hacen.

.

Todos dicen que no hay que volver a los escenarios de guerra fría, pero nadie deja de caminar en esa dirección.

.

.

.

.

.

.