Archivo de la etiqueta: Ecuador

Insulza dice que fue intento de Golpe (07 10 10)

LA OEA RESPALDA LA VERSIÓN DE CORREA Y ADVIERTE A LA REGIÓN

El presidente ecuatoriano responsabiliza al golpista Lucio Gutiérrez

.

.

La Organización de los Estados Americanos (OEA), a través de Secretario General, el chileno José Miguel Insulza, entró ayer en el debate sobre el tenor de la revuelta desatada contra el gobierno de centroizquierda de Ecuador, que incluyó el detención del presidente Rafael Correa en un hospital militar, y tiroteos contra su automóvil.

Correa dijo, desde un primer momento, que se había tratado de un intento de golpe de Estado, inspirado por los sectores de la derecha política; concretamente señaló al coronel Lucio Gutiérrez, quién ya encabezara una asonada militar en el pasado y aspira gobernar el país al frente de un conglomerado conservador denominado Sociedad Patriótica.

A la postura de Correa se le opuso otra interpretación, que ponía en duda las “condiciones técnicas” de un golpe de Estado como los que tradicionalmente ha vivido la región en el pasado (no hubo intento de recambio presidencial, por ejemplo), y limitaba el malestar a una cuestión salarial de los cuerpos policiales.

Sin embargo, el diario español El País difundió esta semana unas grabaciones de audio de los sublevados, donde se escucha claramente la orden “maten a Correa, para terminar maten al hijo de puta de Correa”.

En la víspera la OEA emitió una declaración en la que sostiene que la sublevación policial ecuatoriana tuvo por objetivo “desestabilizar el gobierno y promover un golpe de Estado.”

El informe, con la firma de Insulza, también avanza con recomendaciones hacia el resto de los países de la región, a los que llama a “estar alertas”, ya que, afirma, situaciones parecidas pueden repetirse en otras partes de América latina.

Coincidiendo con la advertencia realizada por Hebe de Bonafini el miércoles pasado en Buenos Aires, el secretario general de la OEA comparó la situación de Ecuador con el antecedente de Honduras, Insulza dijo que “se intentó otra vez y es posible que si no tenemos los cuidados se pueda producir una vez más”, dijo, y pidió sancionar a los responsables.

En una larga entrevista concedida a la prensa internacional desde el Palacio de Carondelet, sede del Poder Ejecutivo, el presidente Correa ha admitido que en la mañana del jueves de la semana pasada acudió al cuartel policial para dialogar con los que protestaban, y cuando recibió en la cara el impacto de una bomba de gas lacrimógeno se dio cuenta “de que era una trampa”.

Correa ratifica que el descontento policial fue manipulado por los sectores reaccionarios afines al ex mandatario Lucio Gutiérrez, aunque descartó la intervención de la inteligencia norteamericana, como habían sugerido otros líderes regionales.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Culmina la cumbre de la ONU con un plan de salud (23 09 10)

.

Los tres días de deliberaciones de la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) culminaron ayer en las Naciones Unidas (ONU).

Tras las jornadas en las que se escucharon los mensajes de unos 140 jefes de Estado y de gobierno del mundo, la Cumbre se cierra sin demasiados resultados concretos que permitan asegurar el cumplimiento de las prioridades para la erradicación de la pobreza y el hambre para 2015, salvo la propuesta de generar un nuevo impuesto a las transacciones financieras internacionales, sostenida por el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pero resistida por un importante grupo de economías emergentes y países en vías de desarrollo.

Frente a ello, el secretario general de la ONU, Ban ki Moon, anunció en la jornada de cierra de la Cumbre que en las negociaciones multilaterales se habían logrado compromisos para destinar 40.000 millones de dólares a mejorar las condiciones sanitarias de niños y mujeres, dos colectivos sociales prioritarios en los ODM fijados en el año 2000.

Con esta estrategia, los técnicos de la ONU calculan que en los próximos cinco años se posibilitará la vida de unos 15 millones de niños, se evitarán unos 33 millones de embarazos no deseados, y se salvarán 740.000 mujeres que mueren por complicaciones en el parto, anunció Ban.

Los recursos para financiar la estrategia provendrán tanto de aportaciones de países miembros, como de la participación de fundaciones privadas, entre las que destacan las campañas filantrópicas de los millonarios Bill Gates y Carlos Slim, dos de los hombres más ricos del mundo que han comenzado a incursionar en el mecenazgo político.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duráo Barroso, anunció que Europa destinará 1.300 millones de dólares en cooperación especial al África, a los países del Caribe y del Pacífico, zonas muy retrasadas en el cumplimiento de los ODM, luego de que el presidente de Ruanda, Paul Kagame, asumiendo la voz de los países de la región, instara a los mandatarios de los Estados desarrollados a que se hagan cargo de sus agendas de desarrollo, en vez de dejar que los donantes (como Gates y Slim) y las ONG’s humanitarias ocupen su lugar.

AMÉRICA LATINA APRUEBA EN LA ONU

El escenario global que permitió visualizar la Cumbre de los Objetivos del Milenio (ODM) arroja diversas lecturas. Entre ellas, sorprende lo relativamente bien parada que sale América latina en comparación con otras zonas del globo, especialmente con las economías líderes, como la Unión Europea y los Estados Unidos, y las estrategias de éstos para llegar a 2015 con los objetivos cumplidos.

Frente a la postergación de los ODM en los países centrales debido a la recesión económica, y el incumplimiento por imposibilidad en zonas como África y el Caribe, en Latinoamérica las metas trazadas en el año 2000 se han cumplido en su mayor parte.

Brasil y Chile ya han reducido la pobreza extrema a la mitad; y Perú, Costa Rica y México están a punto de alcanzarla. Argentina y Uruguay han cumplido la meta y se enfrentan ahora a los núcleos de pobreza más duros y difíciles de resolver; mientras Ecuador, de mantener este nivel de crecimiento, también cumplirá el primer ODM, aunque siga teniendo altos niveles de pobreza.
.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Droga y sangre en Tamaulipas (27 08 10)

Droga y sangre en Tamaulipas

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

Tamaulipas es una bella lengua de tierra mexicana bañada por las aguas azules del Caribe, con ciudades medianas y hospitalarias, un interior rural de postal novohispana, y un largo brazo estirado hacia el noroeste, que marca durante decenas de kilómetros la frontera con el estado norteamericano de Texas. Encerrado entre Veracruz y las sierras de San Luis Potosí, esta geografía de playas for export y ranchos de tortillas y frijoles hace tiempo que ha perdido su frescura y sus colores de publicidad turística. En su lugar, el gris del miedo y el rojo de la sangre lo han ido cubriendo todo. Tamaulipas es ahora tierra del narco.

El narco ha pasado, en el breve lapso de una década, de ser una organización mafiosa y marginal, a ocupar todos los espacios de la vida pública; estableciendo sus propias leyes, códigos y condenas; permeando las fuerzas de seguridad y proyectándose incluso hacia el interior de los partidos políticos y las instituciones representativas.

Esta reconversión acelerada obedece a dos grupos de factores, unos internos y otros impuestos desde la realidad política exterior. En el primer grupo se deben incluir el aumento en los precios y en los beneficios del tráfico ilegal de estupefacientes, debido a las mayores trabas que éste encuentra en las vías de comercialización en el primer mercado consumidor del mundo. También han alimentado este crecimiento la debilidad de las fuerzas armadas, penetradas por los narcodólares, frente a unos ingresos legales paupérrimos. Pero el renacimiento del narco también se ha debido a factores externos, especialmente a la declaración de “guerra abierta” lanzada por el presidente Felipe Calderón, nada más asumir su mandato. Antes, el narco se limitaba a comprar policías y militares y tal vez algunos alcaldes, pero jaqueado abiertamente y puesto en el centro de la agenda política, se retuerce como un animal herido y ataca con más saña y más violencia que nunca. Desde la asunción de Calderón, en diciembre de 2006, la “guerra abierta” se va cobrando unas 28.000 muertes. Si el combate es a matar o morir, el narco no lo duda y sale a matar a mansalva. Y Tamaulipas, con su costa caribeña a la que pueden atracar botes clandestinos, su interior rural y débilmente institucionalizado, y su larga frontera con los Estados Unidos, tiene todas las condiciones para derivar en un narcoestado.

La horrible masacre de inmigrantes descubierta esta semana en un rancho de Tamaulipas (la más grande que se recuerde en el México contemporáneo), así como el asesinato del candidato a gobernador en junio pasado, revelan hasta qué punto el narco está dispuesto a llegar, para establecer sus códigos y su ley en un territorio que ya considera propio.

ASALTAR LA GOBERNACIÓN

Desde hace tiempo que hay sospechas fuertes de las “contribuciones” de las organizaciones de narcotraficantes al poder político, tanto en las costosas campañas electorales, como en los gastos de la gestión gubernamental. Estipendios de dinero negro que luego siempre encuentran la manera de retornar en forma de favores o disposiciones administrativas que le dan aire a las mafias. Pero en estos tiempos el narco ya no se contenta con los sobornos o las corruptelas a políticos intermedios, sino que muestra las intenciones de colocar a hombres afines en los puestos de mando.

El 28 de junio de 2010, en medio de una “balacera”, fue asesinado Rodolfo Torre Cantú, candidato seguro a gobernar Tamaulipas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Torre Cantú, un político de la vieja escuela priísta mexicana, había basado toda su campaña en la promesa de que cerraría la puerta de la gobernación al narco. A media mañana de ese día de junio, cuando ya las papeletas con su nombre estaban impresas y faltaban sólo unas horas para que abrieran las mesas electorales, la custodiada comitiva del candidato fue emboscada por los sicarios del narco, un batallón disciplinado y bien entrenado (de hecho, sus efectivos fueron militares y policías antes de engrosar las filas de este ejército clandestino), del cual ni Torre Cantú ni sus asesores, secretarios, jefes de campaña ni guardaespaldas salieron vivos.

Las elecciones estaduales, en Tamaulipas y en otros once estados mexicanos no se suspendieron, y el domingo siguiente, 4 de julio, el hermano del asesinado candidato concurrió en su nombre, y ganó la gobernación. El asesinato de Torre Cantú fue el más grave atentado político del México actual, que retrotrae la imagen a aquellos tiempos de la violencia institucionalizada, cuando las pistolas al cinto y las cananas cruzadas formaban parte del paisaje. El candidato fue reemplazado por su hermano, pero el mensaje del narco quedó grabado a fuego, tanto para Tamaulipas como para el resto de las gobernaciones federales, especialmente en los territorios del fronterizo borde norte.

MIGRANTES Y CAUTIVOS

La debilidad institucional impacta con mayor intensidad cuanto más débiles sean los colectivos sociales (más en el campo que en la ciudad, más en los barrios periféricos que en el centro, más en los pobres que en los sectores acomodados). Los migrantes que vienen desde Centroamérica y cruzan Tamaulipas hacia la frontera norteamericana, integran esos colectivos débiles que aprovecha el narco. En estos grupos de ilegales que se desplazan sin papeles y sin derechos, el narco busca apropiarse de los ahorros que llevan para pagar a los tratantes de la frontera, o bien incorporarlos a sus filas como sicarios. En el caso de que no consigan uno de esos dos objetivos, o ninguno, no dudan en masacrarlos. Este parece haber sido el caso de los 72 inmigrantes fusilados, maniatados y con los ojos vendados, a lo largo del paredón de un rancho de Tamaulipas esta semana.

La matanza ha conmocionado a México, a la opinión pública de los sureños estados norteamericanos, y a toda la región. Un hecho que, más allá de la gravedad propia que encierra, también pone de manifiesto una perversa práctica habitual. La matanza de Tamaulipas -58 hombres y 14 mujeres provenientes de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil- forma parte de esa espiral de violencia que no deja de crecer, y que, como una consecuencia diametralmente opuesta a la esperada, ha provocado la política de “guerra abierta” del presidente conservador Felipe Calderón. Los cuerpos descoyuntados y apilados unos sobre otros, con las manos atadas a la espalda y los ojos vendados con trapos, fueron descubiertos por personal de la marina mexicana, después de que un hombre herido de bala pidiera socorro en un puesto de control caminero, y relatara la carnicería.

Los infantes de marina se trasladaron en helicópteros artillados a la zona, donde el ejército del narco defendió sus posiciones a balazos. Tras la batalla, los marinos confiscaron rifles M-4, fusiles AK-47, escopetas calibre 12, rifles calibre 22, cargadores, cerca de 7.000 cartuchos, chalecos antibalas y uniformes camuflados. Los pertrechos de un auténtico ejército. El sobreviviente, un migrante ecuatoriano de 18 años, reveló que los narcos les ofrecieron convertirse en sicarios, con un sueldo mensual de 2.000 dólares, y que cuando se negaron, la orden fría fue fusilarlos a todos.

Por la profesionalidad de la acción militar, todas las señales apuntan a Los Zetas. Este ejército irregular está compuesto por desertores de las fuerzas armadas mexicanas, asociados a ex efectivos de grupos de élite del ejército de Guatemala (los “kaibiles”), entrenados para la lucha contrainsurgente por expertos militares norteamericanos en los años 80 y 90. Además de su enfrentamiento con las tropas gubernamentales enviadas por el presidente Calderón, las facciones narco luchan entre ellas por el control de los espacios cercanos a la frontera. Los Zetas constituían hasta hace algunos meses el brazo ejecutor del cartel del Golfo, pero ahora parece que se han escindido y han tomado vuelo propio, lo que les lleva a luchar también contra sus ex patrones.

Entre los unos y los otros, los más desfavorecidos quedan en el medio. A la sangría existencial que significa, de por sí, lanzarse a cruzar los llanos y las sierras mexicanas para llegar al Río Grande y la frontera con los Estados Unidos (donde, además, los esperan las leyes anti-inmigración tan en alza en estos tiempos), deben sumar el riesgo de caer en manos del narco. Según proyecciones sobre cifras oficiales, cerca de 40.000 inmigrantes procedentes de Centroamérica serían secuestrados anualmente en México por las bandas de narcotraficantes. El pedido de rescate a sus familiares en Norteamérica, la esclavitud sexual, o la conversión en sicarios, es el destino más usual para estos miles de pobres arrastrados por su propia miseria.

O el paredón y la muerte, como en Tamaulipas.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Distención en América del Sur (12 08 10)

CAMBIO DE CLIMA POLÍTICO EN LA REGIÓN SUDAMERICANA TRAS LA CUMBRE

Venezuela y Colombia abren un tiempo de distención tras cinco años de litigios

.

.

La reunión entre los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, concertada por el secretario de la Unión Sudamericana de Nacionales (Unasur), Néstor Kirchner, en la estancia de Santa Marta, ha resultado un éxito celebrado en todo el mundo.

Con un retrato de Simón Bolívar como testigo del encuentro, los primeros mandatarios se reunieron a solas, apenas unas horas después de que Santos asumiera la jefatura de la Administración colombiana, y en uno de sus primeros actos de gobierno.

Hacia el final de la tarde de ayer, luego de la reunión personal de los presidentes, y de otros encuentros con participación de Kircher y de los ministros de Exteriores de ambos países, los mandatarios ofrecieron una conferencia de prensa en la que presentaron el documento que prevé los pasos a seguir en el acercamiento bilateral “sobre la base de un diálogo transparente”.

Sin esquivarle al espinoso tema de la guerrilla, que fue determinante para la ruptura final de las relaciones entre ambos países, Santos anunció el compromiso de Chávez de no permitir la presencia de grupos armados en su territorio, compromiso ratificado públicamente por el venezolano: “Hemos patrullado y no hemos conseguido ningún campamento guerrillero, pero ni uno”, dijo; y también recordó que el ejército de Venezuela se ha enfrentado en el pasado a la guerrilla, a los paramilitares y a los narcotraficantes colombianos.

Sobre los principales temas de la agenda bilateral, los mandatarios consensuaron el establecimiento de cinco comisiones de trabajo, que van desde las maneras de saldar la deuda externa venezolana con los empresarios colombianos, acordar la competitividad económica, el manejo de inversión social, las infraestructuras a lo largo de la frontera, y una comisión general para la seguridad binacional.

Desde Brasil a Francia, desde Washington a México, prácticamente todo el arco político internacional saludó la reunión, en tono de satisfacción y tranquilidad. Ecuador, que espera también restablecer pronto sus relaciones con Colombia, expresó su “complacencia”; y la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, se pronunció a favor de una “solución positiva” para el largo diferendo entre los países vecinos.

Clinton también felicitó el papel desempeñado por Argentina y por el ex presidente Kirchner a la hora de “alentar una solución pacífica”, y aseguro que su país continuará apoyando estos esfuerzos. El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, cuyo organismo fue un tanto desplazado por la iniciativa diplomática de la Unasur, expresó su confianza en que se “mantenga y expanda” el espíritu de cooperación surgido en la cumbre de Santa Marta.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Finalmente juntos: Chávez y Santos en Santa Marta (11 08 10)

NUEVA DIPLOMACIA REGIONAL

LA CUMBRE DE SANTA MARTA CONCENTRÓ TODAS LAS MIRADAS

.

Colombia y Venezuela se reencuentran en un escenario de alta carga simbólica

.

.

SANTA MARTA, COLOMBIA.- Finalmente, el conflicto bilateral entre los gobiernos de Venezuela y Colombia, que ha tenido en vilo a la región latinoamericana en el último tiempo, comenzó ayer a cambiar de rumbo con el encuentro de los primeros mandatarios de ambos países en la estancia histórica de Santa Marta, en el caribe colombiano.

El recientemente asumido presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder venezolano Hugo Chávez, con la mediación y la presencia del secretario de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), el ex presidente argentino Néstor Kirchner, se encontraron en el mediodía de ayer para recomponer unas relaciones que se han venido desmejorando progresivamente en la última década, y que en un par de oportunidades estuvieron a punto de decantar hacia un enfrentamiento más allá de las diatribas verbales a ambos lados de la frontera.

El ex presidente Álvaro Uribe, en sus últimas horas al frente del ejecutivo en Bogotá, realizó un último intento por desacreditar a su homólogo venezolano, al demandar a Chávez y a su gobierno ante la Corte Penal Internacional (CPI) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), insistiendo en la acusación –ya desplegada antes en la Organización de los Estados Americanos (OEA)- de proteger a las FARC en su suelo.

Santos, en cambio, y siguiendo con las señales que venía dando en los últimos días antes de asumir el ejecutivo, agradeció las gestiones mediadoras de Kirchner y aclaró, a renglón seguido, que se ocuparía personalmente de buscar el diálogo con Venezuela “lo más pronto posible”.

Chávez, al escuchar el discurso de Santos por televisión, instruyó a su canciller, Nicolás Maduro –a quien había enviado al acto de asunción- que gestionara una reunión. Al parecer, Chávez también sugirió el escenario, tan simbólicamente bolivariano: a la estancia Santa Marta llegó en 1830 el libertador Simón Bolivar, en sus últimos días, y en esas habitaciones murió el 17 de diciembre de ese año. Las gestiones para el encuentro se debieron a la diplomacia discreta del secretario de la Unasur, Kirchner, que ya venía manteniendo conversaciones con ambas partes y que había aterrizado en Caracas antes de llegar a Colombia.

Kichner se encontró el lunes con Santos en el Palacio Nariño, en uno de los primeros actos de gobierno del nuevo presidente, para ultimar los detalles de esta reunión, que ya se menciona con un éxito diplomático de la joven organización regional.

Chávez, vestido con una campera con la bandera venezolana, aterrizó exultante y antes de dirigirse a Santa Marta expresó sus buenos augurios, “llegamos a tierra sagrada para nosotros. Santa Marta, sin duda la primera buena decisión, venir a encontrarnos acá con el padre Bolívar”, y en vena poética saludó a Colombia: “vengo a ratificarte mi amor, a pesar de todas las cosas, de todos los avatares. La paz debe construirse cueste lo que cueste… Qué viva Colombia, que viva la paz.”

Si bien no es esperable contar con cambios drásticos en el corto plazo, la cumbre de Santa Marta marca el inicio de un nuevo tiempo político en las relaciones regionales de América latina.

INTERESES EMPRESARIOS

Además de la carga simbólica y los gestos políticos, la Cumbre de Santa Marta era esperada con ansiedad por los industriales colombianos, que soportan la carga de la disminución de los intercambios con el país vecino desde el pasado 22 de julio, cuando el presidente Hugo Chávez decidió la ruptura de las relaciones bilaterales.

El intercambio comercial entre ambos países siempre ha sido voluminoso y de una importancia central para Bogotá; llegó a ser de 7.000 millones de dólares en 2008, a pesar del desmejoramiento de las relaciones con el gobierno de Uribe.

Pero luego de que Caracas decidiera el “congelamiento” de las relaciones, en 2010 cayó a 1.000 millones de dólares. Solo en junio pasado las exportaciones colombianas a Venezuela cayeron en 74 por ciento.

En el sector del cuero y calzado, por ejemplo, entre enero y mayo de este año las ventas a Venezuela no llegaron ni a 10 millones de dólares, un 91 por ciento menos que en el mismo periodo de 2009.

TAMBIÉN CON ECUADOR

Tal como lo aseguró en su discurso de asunción, el presidente Juan Manuel Santos ha dispuesto que la recomposición de relaciones diplomáticas con Ecuador se agilicen y tengan prioridad en la agenda de los primeros actos de su gobierno.

Así, le aseguró en Bogotá al presidente Rafael Correa que accedería a las reclamaciones ecuatorianas, pendientes desde el ataque del ejército colombiano a un campamento de las FARC instalado en las inmediaciones de la frontera pero en suelo y soberanía ecuatoriana, en marzo de 2008.

Cumpliendo se compromiso, Santos entregó a la Fiscalía ecuatoriana un maletín sellado y un conjunto de documentos con la información secuestrada tras el ataque, en el que murió el comandante de las FARC “Raúl Reyes”, de los discos duros de sus computadoras.

La entrega de esta documentación era una de las condiciones de Ecuador para recomponer las relaciones bilaterales.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

UNASUR mediará entre Colombia y Venezuela (26 07 10)

LA UNASUR SE PREPARA PARA MEDIAR ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA

Rafael Correa y Néstor Kirchner gestionan para enfriar una nueva espiral belicista

En un intento por frenar la nueva escalada de tensión desatada entre Colombia y Venezuela, la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) se apresta a interceder en un diferendo que aumenta el riesgo de decantar hacia un conflicto armado.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, que ejerce la conducción pro témpore de la organización continental, aseguró que mediará en el conflicto, “trataré de poner nuestros buenos oficios”, declaró.

También el ex presidente argentino Néstor Kirchner, en su carácter de secretario general de la Unasur, afirmó el pasado viernes que viajará a Caracas y Bogotá a principios de agosto para mediar entre ambos mandatarios.

Varios analistas interpretan la actual crisis como un movimiento del presidente colombiano Álvaro Uribe para condicionar la política exterior de su sucesor, Juan Manuel Santos, que se ha abstenido de respaldar las denuncias.

El largo pulso diplomático que el conservador Uribe ha mantenido con Chávez se agravó la semana pasada, cuando Bogotá afirmó poseer “evidencias” de la presencia de 1.500 guerrilleros de las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano.

Luego, Uribe solicitó la urgente reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para “aportar las pruebas documentales” de la supuesta existencia de tales bases.

El gobierno de Chávez negó rotundamente la versión, y el venezolano canceló su asistencia a la ceremonia de investidura de Santos, terminando de golpe con el tibio intento de acercamiento que el presidente electo había comenzado.

Por el contrario, el jueves pasado Caracas rompió las relaciones diplomáticas, y movilizó efectivos del ejército hacia la frontera colombiana.

Hugo Chávez afirma que la maniobra de Uribe busca crear un pretexto que justifique una posible intervención militar de Estados Unidos en Venezuela. En la reunión del Consejo de la OEA, el embajador de Colombia pidió “que se constituya una comisión internacional de verificación con todos los Estados presentes en la OEA” para ir a comprobar los supuestos asentamientos; Venezuela rechazó la solicitud, afirmó que no autorizaría tal inspección en su suelo, y criticó la utilización del foro de la organización continental como arma política por parte del gobierno colombiano.

Teniendo en cuenta la influencia del Departamento de Estado norteamericano en el accionar de la OEA, Venezuela apeló a la mediación de la Unasur, y Rafael Correa confirmó que los cancilleres de los países miembros de la asociación sudamericana se reunirán el próximo jueves en Quito, en un encuentro de emergencia, para proponer un camino de mediación que supere el contencioso y restablezca las relaciones entre Venezuela y Colombia tras la asunción del nuevo ejecutivo presidido por Juan Manuel Santos.

.

URIBE: DESPEDIDA CON MALAS NOTICIAS

.

Álvaro Uribe ha llevado las relaciones con Venezuela a un punto de tensión que haría viable una respuesta militar. Chávez dijo ayer que “la posibilidad de una agresión armada tiene hoy una probabilidad como nunca la tuvo”.

Esta postura de línea dura debería ratificar la estrategia llevada adelante por su gobierno, sin embargo algunas noticias apuntan precisamente en sentido contrario, debilitando las líneas centrales de esa estrategia.

Una delegación de la Unión Europea, encabezada por seis eurodiputados, certificó ayer la existencia de una fosa común con 2.000 cadáveres no identificados, presuntas víctimas de los paramilitares en la avanzada gubernamental contra las guerrillas.

Al mismo tiempo, un juez de la Corte Constitucional colombiana declaró inconstitucional el acuerdo que permite a Estados Unidos usar siete bases militares colombianas, ya que el tratado debería ser aprobado por el Congreso. Si la Corte admite la ponencia del juez, el acuerdo que generó malestar en la mayor parte de los países de la Unasur quedaría sin validez jurídica alguna.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Colombia pide a la OEA inspeccionar Venezuela (23 07 10)

COLOMBIA PIDE UNA MISION DE LA OEA PARA INSPECCIONAR VENEZUELA

.

Chávez tilda de “circo mediático” las supuestas pruebas de presencia guerrillera

.

.

Apenas quince días separan la asunción del nuevo presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de la embestida diplomática que el actual primer mandatario, Álvaro Uribe, ha dirigido contra el vecino gobierno venezolano de Hugo Chávez en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

.

Luego de hacer públicas unas imágenes de video según las cuales se probaría la existencia de bases militares de la guerrilla, tanto de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como del Ejército de Liberación Nacional (ELN), asentadas en territorio venezolano, Uribe solicitó la urgente reunión del Consejo Permanente de la OEA para “aportar las pruebas documentales” de la existencia de las bases y de la permisibilidad de Venezuela con los insurgentes.

.

La versión fue rotundamente negada por Chávez, que canceló su asistencia a la ceremonia de investidura de Santos el 7 de agosto en repudio a lo que considera un hostigamiento del país vecino.

.

Caracas, además, mantiene congeladas las relaciones desde mediados del año pasado, como respuesta al acuerdo militar entre Bogotá y Washington que el mandatario venezolano ve como una amenaza a su soberanía.

.

La reunión del Consejo de la OEA estuvo a punto de no realizarse, e inclusive obligó a la renuncia de su presidente pro tempore, el embajador ecuatoriano Francisco Proaño. Reunido finalmente en la víspera, el embajador de Colombia ante la organización, Luis Alfonso Hoyos, presentó las que su gobierno considera “pruebas documentales” de la presencia de líderes de las FARC y del ELN en Venezuela, y pidió “que se constituya una comisión internacional de verificación con todos los Estados presentes en la OEA” para ir a comprobar estos 87 asentamientos, de los que ofreció las coordenadas exactas, todas correspondientes a la geografía venezolana.

.

Al mismo tiempo, Hoyos se dirigió al gobierno de Chávez y le solicitó formalmente que Venezuela enfrente y persiga a los cerca de 1.500 guerrilleros de las FARC que residirían en el país vecino, y que “los entregue para que sean juzgados”.

.

La decisión del gobierno de Álvaro Uribe descalabra el proceso de acercamiento que había iniciado el nuevo presidente electo para descongelar las relaciones entre Colombia y Venezuela.

.

RAFAEL CORREA, PIEZA CLAVE

El presidente ecuatoriano Rafael Correa puede constituirse en una pieza central para reencauzar el enrarecido clima en la región.

.

A pesar de que el conservador Álvaro Uribe parece haber elegido el contencioso con Hugo Chávez como una manera de condicionar políticamente al ejecutivo de su sucesor, Juan Manuel Santos, la postura de Correa se ha mostrado como conciliadora y de buena voluntad para acercar posiciones.

.

El ecuatoriano se opuso a utilizar la OEA para ventilar la denuncia de Uribe, pero al mismo tiempo confirmó su asistencia a la ceremonia de toma de posesión de Santos. La futura canciller colombiana, María Ángela Holguín, realizó una visita de cortesía a Quito, y le entregó una esquela personal del presidente electo. “Con todo gusto asistiremos”, respondió Correa, lo que permite calcular que hay una voluntad política de mejoría por ambas partes, y esa voluntad puede trasladarse a la relación con Chávez, muy cercano al ecuatoriano.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Débil respado de la OEA al freno de las armas (09 06 10)

.

DÉBIL RESPALDO DE LA OEA AL FRENO DEL ARMAMENTISMO EN AMÉRICA

.

.

LIMA.- La cuadragésima cumbre de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunida desde el domingo pasado en la capital peruana bajo el lema “Paz, seguridad y cooperación en las Américas”, desplazó la atención del tema principal hacia el planteo de la reincorporación de Honduras en el seno de la organización, una propuesta capitaneada por la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton.

El tema de las compras de armamentos por varios países de la región (Brasil, Colombia y Chile en los tres primeros lugares), había sido planteado por el presidente peruano Alan García en el discurso inaugural de la Asamblea como prioritario.

García afirmó que las compras de armas en América latina ascenderán a más de 35.000 millones de dólares en los próximos años, a los que habría que sumar los 661.000 millones de dólares de las adquisiciones norteamericanas, las primeras del mundo.

Sin embargo, antes de inaugurarse la cumbre el recientemente reelecto secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, había declarado que el continente no se encuentra inmerso en una carrera armamentista, lo que venía a deslegitimar un tanto la solicitud del presidente peruano. Por ello, a pesar del lema convocante, no se esperaba que en la declaración final, cuyo borrador final se revisaba a últimas horas de ayer, se mencionara el tema en términos relativizados y sólo como aspiraciones, no como programa de las políticas exteriores de los países de América.

Por el contrario, la introducción de Honduras en la agenda de la cumbre de la mano de la secretaria Clinton, ocupó una buena parte de los debates de la víspera. En el programa de la reunión se había previsto que la hipotética reincorporación del país centroamericano, que se encuentra suspendido de la OEA desde el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009, se tratase en encuentros privados entre los cancilleres, en cambio Clinton logró trasladarlo al seno del plenario, “ha llegado el momento en que el hemisferio debe acoger nuevamente a Honduras en la comunidad interamericana”, exigió.

Sus palabras no fueron del todo bien recibidas por Brasil, cuyo canciller, Celsio Amorin, no se encuentra en Lima, pero que por los embajadores ante el organismo insistió en que el tema sólo puede destrabarse si Honduras permite que el depuesto presidente Zelaya retorne al país sin ningún tipo de persecución judicial. Los cancilleres acordaron la creación de una comisión de alto nivel que inicie las gestiones para el regreso de Honduras, informó el canciller peruano, José Antonio García. Esta comisión deberá presentar sus recomendaciones al pleno de la OEA antes del 30 de julio próximo.

.

Hillary: Gira sudamericana

QUITO.- Tras la Asamblea de la OEA, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton prosiguió con una gira en la que espera visitar Ecuador y Colombia.

En Quito, donde un alto funcionario norteamericano no aterriza desde hace una década, Clinton se reunirá con el presidente Rafael Correa, quien actualmente además ejerce la Presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

La agenda bilateral incluye conversaciones en torno a la cesión de siete bases colombianas a militares estadounidenses para la lucha contra el narcotráfico, tema que ha despertado el rechazo de varios miembros de la Unasur, ya que podrían ser un factor de desestabilización para la seguridad regional.

El miércoles volará a Colombia, donde se reunirá con el presidente Alvaro Uribe y con los candidatos presidenciales que competirán en la segunda vuelta, el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, y Antanas Mockus.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Colombia: un futuro del color del café

Colombia: un futuro del color del café

por Nelson Gustavo Specchia

.
.
.
.
Para la derecha colombiana, el futuro pinta negro. Y esto es una sorpresa en un escenario que auguraba, con los altos índices de aceptación de las postrimerías del gobierno de Álvaro Uribe, una continuidad sin mayores tropiezos. Pero la línea continuista ha recibido diversos golpes, y los analistas ya descartan una victoria clara en la primera vuelta, el 30 de mayo. Cuanto menos, habrá que esperar al ballotage del 20 de junio, y tampoco para entonces se vislumbra ninguna ficha segura.

.

El ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, largó montado en el caballo del comisario. Pero entre la reaparición de algunos cabecillas de las fuerzas paramilitares; la divulgación de la utilización de los grupos paramilitares por parte del gobierno; las pruebas de la connivencia entre militares, fuerzas de seguridad, y paramilitares en una red mafiosa orientada hacia objetivos políticos; y el hecho de que informes internacionales muy confiables afirmen que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) siguen activas y hasta hayan incrementado su poder en los últimos años, ha colmado el vaso. La sumatoria de escándalos ha descabalgado al candidato elegido por Uribe para sucederlo, y ha hecho ascender a otros personajes, como Antanas Mockus, que de golpe aparece como favorito en las encuestas. Una patada al tablero del poder conservador en Colombia, y la apertura de una campaña con final incierto.

.

La construcción del “uribismo”

La transformación de un futuro promisorio en un frente negro para la derecha comenzó cuando el propio presidente Álvaro Uribe Vélez fue derrotado por los jueces. Uribe pretendía utilizar la alta tasa de aceptación popular para forzar un tercer mandato; había llegado incluso a apelaciones místicas, se refería a la posibilidad de presentarse nuevamente como candidato como la “encrucijada de su alma”, que confiaba Dios le ayudaría a resolver. Si Dios lo ayudó, fue negándole tal posibilidad, a través de un dictamen judicial. Por 7 votos contra 2, la Corte Constitucional cerró el último viernes de febrero un año de incertidumbre y medias tintas. Uribe no podría llamar a una consulta popular para presentarse a un tercer mandato. La derrota impuesta por los tribunales obligó al uribismo a definir rápidamente un candidato de sucesión.

.

Álvaro Uribe, hijo de un dirigente conservador presuntamente asesinado por las FARC, concentrado en un discurso fuerte en la seguridad ciudadana y contra la insurgencia revolucionaria, se convirtió en presidente de Colombia en 2002. No era un improvisado en la vida política nacional: desde la municipalidad de Medellín, a comienzos de los años ochenta, hizo un largo cursus honorum (dos veces alcalde, concejal, senador y gobernador de Antioquía) hasta llegar a Bogotá. Y uno de sus primeros actos de gobierno fue reformar la Constitución, en 2004, para abrir las puertas a la reelección. Pero en aquel momento se conformó con una.

.

Así, Uribe obtuvo un segundo período en 2006, ganando en primera vuelta, e incluso aumentando su caudal de apoyo al 62 por ciento. Los colombianos estaban hartos de violencia e inseguridad, y el presidente les aseguró que terminaría con las FARC, como había terminado con los paramilitares de extrema derecha de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

.

Mantuvo ese alto nivel de aceptación, e incluso por momentos se superó a sí mismo, como cuando las FARC liberaron a Ingrid Betancourt, hace dos años. Los colombianos parecían aceptar su estrategia de mano dura, denominada “seguridad democrática”. Apoyado en esos altos índices de popularidad, Uribe confió hasta último momento que la encrucijada del alma terminaría, naturalmente, decantándose por el camino corto de una nueva reelección. El fallo del Tribunal Constitucional le cerró esa alternativa. Y, además, comenzaron los escándalos.

.

Una historia poco clara

En el convencimiento de que la lucha contra las FARC justificaba los métodos, inclusive los arriesgados, Uribe ordenó a su entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, el bombardeo de un campamento guerrillero ubicado en suelo ecuatoriano. La violación de la soberanía enardeció al gobierno –nada amigable con Uribe, por otra parte- de Rafael Correa, y el venezolano Hugo Chávez vio la posibilidad de alimentar con hechos justificados su discurso belicista contra el colombiano. En su programa televisivo “Aló, presidente”, Chávez ordenó en cámara la movilización de tanques a la frontera con Colombia. Para completar el distanciamiento con sus pares latinoamericanos, Uribe puso a disposición del ejército norteamericano la utilización de bases en territorio colombiano. Además, dejó de ir a las cumbres regionales; concurrió a Bariloche –por la solicitud expresa de la presidenta argentina Cristina Fernández- sólo para escenificar en directo, por la televisión, su fría relación con los demás jefes de Estado.

.

Al enfrentamiento internacional con los vecinos, que puso a la región peligrosamente cerca de un nuevo conflicto armado, comenzaron a sumársele noticias de un derrotero poco claro en el ámbito interno. Escandalizó la publicación de las relaciones entre funcionarios gubernamentales con los paramilitares supuestamente desmovilizados, conocida como la “parapolítica”, que mostraban un lado para nada transparente de la totalidad de la gestión de Álvaro Uribe.

.

Y en los últimos días, ya nominado Juan Manuel Santos como el hombre designado por el presidente para sucederlo en el Palacio de Nariño, esta espiral de escándalos no ha hecho sino extenderse en todos los sentidos. Los espías del servicio secreto dependiente de la presidencia (el Departamento Administrativo de Seguridad, DAS) fueron descubiertos pinchando teléfono (“chuzando”, dicen en Bogotá) de políticos opositores, de periodistas y hasta de jueces. Las escuchas telefónicas, que hoy investiga la Fiscalía, habrían servido para filtrar datos hacia los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, que, según parece, permanecen en activo y al servicio del poder. El vínculo estrecho entre fuerzas de seguridad y paramilitares irregulares fue confirmado por el ex dirigente de las AUC Salvatore Mancuso, desde una cárcel norteamericana. Mancuso, además de lanzar una nueva bomba contra el candidato de Uribe (dijo que Santos le había propuesto encabezar un golpe de Estado contra el ex presidente Ernesto Samper), afirmó que la alianza entre las AUC, el ejército y los espías del DAS es estrecha y continua.

.

Las palabras de Mancuso tienen, lamentablemente, asidero: el gobierno de Uribe afirma que ha desmovilizado a las AUC a través de las negociaciones de paz, sin embargo la OEA sostiene que de los 31.000 paramilitares desmovilizados, más de 7.000 han regresado a las armas, al narcotráfico, a la extorsión, y otras buenas ocupaciones relacionadas. El Comité Internacional de la Cruz Roja, por su parte, acaba de publicar que la guerrilla insurgente de las FARC tampoco ha sido desactivada, como repite Uribe en cada tribuna, sino que sigue siendo un polo activo orientado a la lucha política, e inclusive que se habría fortalecido en el último año.

.

Y llega Mockus

Y cuando esta confluencia de escándalos arrincona al gobierno y a su principal candidato, aparece Antanas Mockus y se convierte en personaje y en suceso. Un “tsunami verde”, dice la prensa. Académico, profesor, pensador, filósofo y matemático, con sus lentes de estudiar mucho, su pelo blanco y su andar descuidado, Mockus aparece como la antítesis de los envarados y conservadores dirigentes de la derecha gubernamental. Esta semana, tras los primeros debates televisivos, el cruce entre los escándalos del oficialismo y la novedad de su imagen lo han catapultado al primer lugar en las encuestas de preferencia de voto, un sitial de donde nadie esperaba que fuera a moverse Juan Manuel Santos.

.

Ex rector de la Universidad de Colombia, Antanas Mockus, descendiente de lituanos, acumuló experiencia política en sus dos períodos como intendente de Bogotá. Su discurso, sin embargo, no es el del político tradicional, sino una mezcla de profesor que explica todo y activista de organizaciones de base. Y no tiene demasiados complejos, ya es una anécdota recurrida su respuesta a una protesta estudiantil que no le permitía dictar una conferencia: se bajó los pantalones y les mostró su retaguardia. Logró callarlos, aunque le costó el puesto de rector.

.

Más allá de estas notas de exotismo, Mockus parece haber sido un buen gobernante en la ciudad capital de Colombia. Su postura es la del respeto por las reglas de juego, la transparencia, y el fin de la mano dura. Con el Partido Verde por fuera de las tradicionales divisiones del escenario político colombiano, su propuesta de un gobierno de legalidad democrática, con fuerza ética y diálogo, podría ser el bálsamo que Colombia, uno de los países históricamente más violentos de toda América latina, esté necesitando.

.

.

http://www.hoydia.com.ar

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Campaña sucia en la presidenciales colombianas (23 04 10)

COLOMBIA VIVE UNA CAMPAÑA SUCIA POR LA SUCESIÓN DE ÁLVARO URIBE

.

Los líderes de agrupaciones paramilitares vuelven a la escena política

.

.

.

Las elecciones presidenciales colombianas, cuya primera vuelta se celebrará el próximo 30 de mayo, han entrado en una espiral de acusaciones y denuncias que presagian una campaña caliente, que además se seguirá con mucha atención desde los países vecinos, Venezuela y Ecuador, ideológica y discursivamente enfrentados al presidente Álvaro Uribe y al principal candidato a sucederlo, el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos.

.

Esta misma semana Uribe tuvo que salir a negar categóricamente su implicación en las pinchaduras de teléfonos (popularmente conocidas como “chuzadas”) hacia opositores y periodistas, por parte de los espías del servicio secreto colombiano. Uribe negó bajo juramento tener nada que ver, y afirmó ayer en Cali que “si el gobierno ordenara el espionaje ilegal tendría que ir a la cárcel, empezando por el presidente de la República”. Las escuchas telefónicas, que hoy investiga la Fiscalía, habrían servido para recolectar datos y filtrarlos a los grupos paramilitares de ultraderecha, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), lo que revela la connivencia entre mandos militares, servicios de inteligencia y agrupaciones paramilitares en la vida política nacional.

.

Juan Manuel Santos, candidato del gubernamental Partido Social de Unión Nacional (La U), que agrupa al sector mayoritario de los uribistas, encabeza todas las encuestas para las presidenciales, y es conocida su postura de “mano dura” en la estrategia de lucha contra la insurgencia de las FARC. En un debate televisivo, Santos dijo que perseguiría a las FARC “donde quiera que se encuentren”, lo que provocó la respuesta airada de los presidentes de Venezuela y Ecuador.

.

Ecuador sufrió un bombardeo colombiano sobre un campamento de las FARC instalado en su territorio, en marzo de 2008, cuando el ahora candidato presidencial comandaba el ministerio de Defensa. El ataque llevó a la ruptura de relaciones diplomáticas, que se mantienen hasta hoy. Santos matizó luego su postura, aunque sigue sosteniendo que “para nadie ha sido un secreto que los jefes guerrilleros están en Venezuela”.

.

También complicó a Juan Manuel Santos el ex dirigente paramilitar de las AUC Salvatore Mancuso, preso en una cárcel estadounidense. Mancuso afirmó este miércoles que Santos le había propuesto encabezar un golpe de Estado contra el ex presidente Ernesto Samper, y que la alianza entre las AUC, el ejército y los espías del DAS era estrecha y continua.

.

El gobierno de Uribe afirma que ha desmovilizado a las AUC a través de las negociaciones de paz, sin embargo la Organización de Estados Americanos (OEA) sostiene que de los 31.000 paramilitares desmovilizados, más de 7.000 han regresado a la lucha armada. El candidato presidencial tildó las declaraciones de Mancuso de recursos sucios de campaña, pero no se explayó sobre su contenido.

.

.

http://www.hoydia.com.ar/

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.