Archivo de la etiqueta: desocupación

Merkozy contra todos (06 12 11)

Merkozy contra todos

.

.

por Pedro I. de Quesada

 .

.

.

.

Un nuevo fantasma recorre Europa: Merkozy. Un animal con cabeza y medio cuerpo alemán, y el otro medio francés.

No está claro si lo soltaron las nunca claras fuerzas de los mercados, o si el mefisto estaba aguardando una oportunidad como esta para zafarse de las cadenas. Pero la cuestión es que ya campea a sus anchas por los caminos y los palacios de gobierno, y después de haber conseguido imponer su disciplina en Grecia, Italia, Portugal e Irlanda, se apresta a dar un golpe espectacular ante el pleno de la Cumbre Europea de esta semana.

La canciller demócrata-cristiana alemana, Ángela Merkel, y su aliadísimo partenaire, el presidente conservador francés Nicolás Sarkozy, han decidido que la Unión Europea orientada a la preservación de la paz y basada en la solidaridad y en el Estado de bienestar, está perimida.

Vienen a coincidir con Donald Rumsfeld, aquel secretario de Defensa de Bush que la tildó de “vieja Europa”, cuando se mostró remisa a secundar sus planes de guerra preventiva. Merkozy quiere refundar la Unión, pero con otras bases: achicamiento y control de los gastos públicos, junto a una férrea disciplina fiscal.

Para lograrlo, la señora Merkel prevé una nueva instancia: un superministro de Economía (todavía no acierta con el nombre del cargo, pero por ahí va) que supervise y apruebe los presupuestos de todos los países.

Y también imagina una nueva policía fiscal: los países que incumplan las normas de déficit y deuda serán acusados ante el Tribunal de Luxemburgo, y soportarán duras sanciones; quiere que se les niegue el derecho a voto, se le quiten las partidas, e inclusive que se los expulse de la organización.

Además, como ya le exigió a España, aspira a que el tope del control del gasto figure en la Constitución de cada Estado.

Las palabras, esas cambiantes servidoras, ponen, además, el plan de ajuste de Merkel-Sarkozy en titulares edulcorados.

Porque Merkozy afirma a diestra y siniestra que su intención es “salvar a Europa y al euro”. O sea, que la destrucción de aquel proyecto solidario de una Europa unida que fuera el marco para la realización de los proyectos de vida buena de cada cual, es en realidad la salvación de Europa, sostiene Merkozy.

Extraño salvataje, pensamos nosotros.

Con 23 millones de desocupados; las economías mediterráneas (incluyendo la italiana, la 3º del continente) al borde del default; los bancos sin depósitos por falta de circulante; las previsiones de crecimiento para 2012 rondando el cero absoluto; y el consumo cayendo en picada; una política draconiana de contención del gasto público no puede sino llevar al agravamiento del enfermo.

Y no sólo a él: el presidente Barack Obama acaba de enviar al secretario del Tesoro norteamericano, Timothy Geither, a Berlín y a París, porque la obcecación de Merkozy está dando los primeros coletazos de este lado del Atlántico.

Ojalá que alguien le acerque a la señora una traducción al alemán de aquel librito, tan ilustrativo, de Lord Keynes.

.

.

[ Columna “En foco” – El Mundo – página 2 – Hoy Día Córdoba – martes 6 de diciembre de 2011 ]

.

.

 

 

 

Anuncios

Los “indignados” terminan favoreciendo a la derecha en España (23 05 11)

 La revuelta juvenil española decide ignorar las elecciones

Las asambleas se expanden a varias ciudades, aunque no se define su continuidad     

.

.

MADRID.- El acontecimiento político más original que vive Europa en estos días, la movilización popular y espontánea de miles de personas –mayormente jóvenes- que comenzó el domingo 15 de mayo en la madrileña Puerta del Sol, ha ignorado la jornada electoral de ayer, que dirimió la mayoría de gobiernos autonómicos y la totalidad de los municipales en España.

Las concentraciones de jóvenes (a los que se sumaron desocupados, trabajadores precarios, profesores, empleados públicos, jubilados, y muchos ciudadanos descontentos con el manejo que el gobierno ha hecho de la crisis económica), comenzaron con consignas antisistema y por los ya usuales canales de las redes sociales por internet, y tuvieron una respuesta multitudinaria que se dio, además, en coincidencia con el último tramo de la campaña electoral.

Si bien todas las encuestas y mediciones previas anticipaban una victoria de la oposición del derechista Partido Popular, no estaban claras las consecuencias que podría traer la irrupción del movimiento de los “indignados”, que en la variedad de las demandas planteadas en las asambleas pedían “votar contra todos” mediante el voto en blanco o nulo. Las tendencias previstas en los sondeos preelectorales, sin embargo, se han confirmado, otorgando una victoria arrolladora a la oposición, por lo cual la incidencia de las concentraciones y las acampadas en las plazas céntricas de las principales ciudades españolas parece haber sido marginal en la tendencia de los votantes.

Por su parte, tampoco los integrantes de los campamentos han seguido con ningún interés los resultados parciales del escrutinio en la tarde de ayer, donde las asambleas seguían discutiendo unas agendas de temas abiertos (desocupación, precariedad laboral, jubilaciones, relación Estado-Iglesia, costos del ajuste económico estructural, etcétera), ignorando los resultados parciales que se difundían por los medios de comunicación; coherentes quizás con una de las consignas que pueden leerse en las originales pancartas de la plaza: “no estamos contra el sistema, pero el sistema está contra nosotros”.

De estas asambleas, también salió anoche la resolución de los “indignados” de permanecer en la ocupación de la Puerta del Sol, “como mínimo” por una semana más, en reclamo de “un cambio político y social” de raíz.

El principal problema que manifiesta el movimiento es que esta demanda de cambio no termina especificándose aún en una agenda de políticas específicas, que puedan presentarse a las instancias gubernamentales para su aplicación.

De momento, el nivel del discurso –que se autodenomina “revolucionario”- sigue estando en el reclamo principista. Reivindica una “sociedad nueva”, que dé prioridad a las personas por encima de los intereses económicos, un cambio en la conciencia social. Pero si no logra traducir este discurso hacia un plano más pragmático, el movimiento corre el riesgo de diluirse en su misma vaguedad.

Algo similar ya ocurrió en 2005, con la ola de protestas juveniles que recorrió los suburbios parisinos (la “banlieue”), protagonizadas por jóvenes desencantados, franceses descendientes de inmigrantes africanos recientes, que alcanzó cotas altas de movilización pero que ante la carencia de estructura o programa, terminó diluyéndose.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Los trabajadores europeos reaccionan contra el ajuste (08 09 10)

LOS SINDICATOS EUROPEOS COORDINAN UNA MOVILIZACIÓN CONTRA EL AJUSTE

La primera gran huelga continental se convoca para el 29 de septiembre

.

.

Las centrales gremiales europeas están caldeando el fin del verano con huelgas y movilizaciones en varios países, en preparación a la anunciada jornada continental de protesta contra las políticas adoptadas por los gobiernos de la Unión Europea para enfrentar la crisis económica, y que como rasgo general apuntan a la contracción de derechos sociales, salarios y jubilaciones.

En la víspera, sendas huelgas en Francia y en Inglaterra pararon las economías. Los trabajadores franceses marcharon para rechazar el proyecto de reforma social del gobierno conservador del presidente Nicolás Sarkozy, que planea elevar la edad jubilatoria para ahorrar recursos y mejorar los ingresos fiscales del país.

En Londres, por su parte, las marchas contra la Administración “tory” de David Cameron intentan frenar el anunciado plan de austeridad, que supone ahorrar 7.260 millones de euros recortando prestaciones sociales.

En otros países de la UE la situación es similar: En España, José Luís Rodríguez Zapatero terminó plegándose a la estrategia encabezada por la canciller alemana Ángela Merkel, y anunció un drástico plan de recorte de gastos del orden de los 15.000 millones de euros, con retrocesos salariales y subas de impuestos; las dos centrales sindicales anunciaron la primera huelga general que le harán al gobierno socialista.

En Grecia, uno de los primeros países en sufrir el terremoto de la crisis en las cuentas públicas, el gobierno congeló los salarios de los funcionarios, subió dos puntos el IVA y los impuestos a varios de los principales rubros de consumo masivo; el ejecutivo de Georgios Papandreu soporta, desde el anuncio de estas medidas, continuas huelgas y movilizaciones de protesta.

Merkel, mostrando el ejemplo de lo que predica, lanzó el mayor ajuste de su historia, recortando más de 10.000 puestos de trabajo en el sector público.

Frente a esta ola, la Confederación Europea de Sindicatos (CES), integrada por 82 confederaciones gremiales nacionales de 36 países, convocaron a una jornada europea de protesta para el próximo 29 de septiembre, cuando espera juntar a unas cien mil personas marchando por el centro de Bruselas, sede de la Comisión Europea, y movilizaciones de acompañamiento en la mayoría de los países de la UE.

.

DURÁO, EL BLANDO

José Manuel Duráo Barroso, el presidente de la Comisión Europea, es un hombre dúctil.

Un blando, aunque su apellido denote lo contrario.

Así, Duráo fue un trotsko tempranero, luego se afilió al maoísta Partido Comunista de los Trabajadores Portugueses, el Movimiento Reorganizativo del Partido del Proletariado; luego, cuando los vientos movieron la veleta, se pasó al Partido Social Demócrata. Para cuando fue elegido primer ministro de Portugal ya era un conservador convencido, que apoyó la invasión de Irak e implementó un neoliberal ajuste económico.

Su deriva hacia la derecha lo alojó al frente del ejecutivo de la Unión Europea, y su ductilidad ahí lo mantiene.

Desde ese lugar, Duráo Blandoso asegura ahora que todos tendrían que trabajar jornadas más extensas durante una mayor cantidad de años.

Y lo mejor: los europeos deben esforzarse para así “ganar la batalla a los países emergentes”. Es muy difícil imaginarse qué película está viendo este hombre.

N. G. S.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Enfrentamientos en una conmemoración de 1 de mayo diferente (03 05 10)

Día del Trabajador, en plena crisis

ENFRENTAMIENTOS SOCIALES SIGNAN

LA CONMEMORACIÓN DEL 1 DE MAYO

Las calles de Atenas se convierten en la primera línea de resistencia

.

gre

.

.

En un mundo que se debate entre las vías de salida de la crisis económica estructural que lo sacude y las posibilidades de caer a niveles aún más profundos de esa crisis en el futuro próximo, cobró una significación especial la celebración, este sábado, del Día del Trabajador.

.

Con niveles de desocupación rondando los 20 puntos porcentuales en las primeras economías, el 1 de mayo tuvo picos de enfrentamientos violentos en aquellas sociedades que deberán soportar la aplicación de recetas de ajustes para hacer frente a la debacle de las cuentas públicas.

.

El 1 de mayo fue establecido por la Segunda Internacional Socialista en 1889; originalmente fue asumida como una jornada reivindicativa en memoria de los sindicalistas ejecutados en Estados Unidos por su lucha por la jornada de ocho horas. Con el tiempo, el día de los trabajadores ha devenido en un feriado festivo, pero los crecientes golpes de reducción en los derechos de los asalariados ha vuelto a colocar la fecha en una perspectiva de resistencia y reivindicación.

.

Uno de los enfrentamientos más graves fue el que sostuvieron manifestantes y policías en las ciudades griegas. En Atenas y Tesalónica se convirtió en la antesala de la gran huelga general con que esperan parar Grecia el miércoles 5. Las movilizaciones del sábado en Atenas –mayoritariamente protagonizadas por jóvenes, el sector más castigado por el desempleo en todos los países europeos- fueron duramente reprimidas por la policía frente al Parlamento.

.

Grecia vive un tiempo decisivo, que fue calificado por el primer ministro Giorgios Papandreu como de “supervivencia nacional”. Papandreu tiene la difícil tarea de convencer a los griegos que los sacrificios que tendrán que soportar es la única posibilidad para salir del ahogo del país, al borde del default.

.

En la primera prueba seria que soporta la moneda común europea, la canciller alemana Ángela Merkel ha dilatado hasta el extremo el rescate de la economía griega, y finalmente Papandreu ha tenido que apelar al Fondo Monetario Internacional. El FMI exige a Grecia un ajuste social gravísimo, para alcanzar un ahorro de 25.000 millones de euros en dos años, entre reducción de gastos sociales y aumentos de impuestos. Sólo así el FMI entregaría las ayudas de 120.000 millones de euros que Grecia necesita para enfrentar sus obligaciones financieras en los próximos tres años.

.

MOVILIZADOS EN EUROPA

Además de las multitudinarias protestas griegas, en las principales capitales europeas el 1 de mayo se vivió nuevamente en clave de lucha reivindicativa de masas. La crisis como telón de fondo, y las estrategias de ajuste de los gobiernos, fueron los principales objetivos de los manifestantes.

.

En Berlín las demandas de reivindicaciones laborales se sumaron a las próximas elecciones en varias regiones, donde el gobierno de Ángela Merkel se juega sus mayorías parlamentarias.

.

En España, donde el desempleo ya supera la quinta parte de la población (la más alta de toda Europa), los manifestantes pidieron al ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero una reforma laboral pactada que genere más puestos de trabajo.

.

El gobierno francés de Nicolás Sarkozy, por su parte, afrontó la protesta de más de 200.000 manifestantes, que se oponen a su proyecto de reforma del sistema jubilatorio.

.

EN LA REGIÓN

En América, el Día del Trabajador tuvo diferentes expresiones, muy asociadas a cada contexto político.

.

En el estado norteamericano de Arizona, la jornada era utilizada para canalizar el rechazo social a la recién sancionada ley que criminaliza la inmigración indocumentada, principalmente procedente de México, Honduras y Guatemala. Las movilizaciones con este objetivo se repitieron en más de 70 ciudades norteamericanas.

.

En América del Sur, por su parte, sobresalieron las protestas de los trabajadores colombianos. Colombia, que cuenta con unos 10 millones de desocupados, y un estimado de 20 millones de habitantes por debajo de la línea de pobreza, se manifestó demandando  mayores acciones públicas en salud y en seguridad social por parte del gobierno de Álvaro Uribe. Durante la actual administración, han sido asesinados más de 527 sindicalistas, según las organizaciones de derechos humanos.

.

.

http://www.hoydia.com.ar/

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.