Archivo de la etiqueta: democracia

Caminar con el oso ruso (08 02 10)

Caminar con el oso ruso

.

Vladimir Putin se propuso recomponer Rusia, herida desde el desmembramiento soviético, en tres frentes: las relaciones con EE.UU., una vecindad con la Unión Europea sostenida en la provisión de gas, y recuperar un papel tutor con los Estados del viejo cinturón soviético.

.

Logró que Obama desistiera de la instalación del escudo nuclear, y en el tema energético, la dependencia gasífera de Europa es tan concentrada, que sus intereses económicos priman sobre los derechos humanos y las libertades democráticas. En los nuevos socios de la Unión Europea esta flexibilización con Putin impacta más que en ningún lado.

.

Hasta ahora, los movimientos internos, como la “revolución naranja” en Ucrania, habían servido de contrapeso a las imposiciones del petróleo y del gas ruso. Con Víktor Yanúkovich instalándose en el gobierno de Kiev, Vladimir Putin recupera un aliado en una de esas esquinas tan delicadas del borde oriental.

.

Y la vieja Europa, con sus tibias y zigzagueantes posiciones, deja sin respuesta, una vez más, a un país al que había llenado de ilusiones de libertad e independencia.

.

N. G. S.

.
.
[ HOY DÍA CÓRDOBA, columna corta, Internacionales, 08 02 10 ]
.
.

Anuncios

Chile, entre sonrisas y cuchillos largos (20 01 10)

.

.

Chile, entre sonrisas y cuchillos largos

.

por Nelson-Gustavo Specchia

.

.

En la segunda vuelta electoral en Chile, el domingo pasado se impuso Sebastián Piñera. Presidirá el país hasta 2014. Las elecciones fueron muy ajustadas, y la ventaja de Piñera sobre el candidato oficialista, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, fue de tres puntos, apenas 220.000 votos, de un padrón de más de ocho millones de electores (sólo los votos nulos duplicaron esta exigua diferencia).

.

La Concertación –la reunión de partidos de centro y centroizquierda que gobierna Chile desde el fin de la dictadura- deja el poder tras 20 años, y Piñera lo recupera para la derecha, por la vía electoral, después de 52 años; (por la vía autoritaria la derecha lo ejerció durante 17 años, desde 1973 a 1990, bajo el férreo comando del general Augusto Pinochet).

.

El proceso electoral fue sobrio, tranquilo y limpio. Para la medianoche del domingo todos los votos estaban escrutados y controlados. El candidato derrotado inmediatamente asumió los resultados y felicitó a su contrincante, que fue recibido por la presidenta Michele Bachelet al día siguiente en la Casa de la Moneda. Estas características, de las que tanto se han admirado algunos comentaristas políticos locales al contrastarlas con las actitudes argentinas frente a los mismos eventos, y el hecho de que la alternancia de las opciones políticas es algo deseable para la buena salud de un sistema democrático, pueden llevar a la conclusión de que los resultados del domingo constituyen un elemento positivo para la región, y que vienen a equilibrar un tanto las balanzas en los discursos y las posiciones ideológicas de América latina.

.

Yo no estoy de acuerdo con esa lectura, considero que es simplista, y que no tiene en cuenta algunas características que, aunque no formen parte de los titulares de la prensa, impactan fuertemente en la constitución del sujeto político chileno, y que marcan, ineludiblemente, su relación con el contexto regional latinoamericano.

.

En primer lugar, los buenos modales de los dirigentes y la eficacia administrativa no significan, necesariamente, altos grados de madurez democrática. Los largos años de la dictadura calaron muy hondo en el pueblo chileno, en su muy inequitativa distribución de la riqueza, y en ciertos rasgos fuertemente autocráticos en la concepción de la autoridad, presentes en la cultura política nacional. Esas características hacen que la derecha –que aunque se disfrace de modernidad y de cambio, es la continuidad real del modelo político que encarnó el general Pinochet- obtenga amplios apoyos en los sectores socioeconómicos más bajos. En los años de la dictadura, el periódico que ésta financiaba no se conseguía en los quioscos de los barrios altos, los canillitas del centro lo tenían aunque lo ocultaban un tanto, pero según se seguía bajando a las poblaciones humildes de los alrededores, estaba en todas las esquinas. En los barrios más pobres estaban los más entusiastas seguidores del dictador. Paradójicamente, los dos presidentes socialistas del período democrático –Ricardo Lagos y Michele Bachelet, ambos con altísimos índices de aprobación popular- han tenido a estos sectores humildes como los principales receptores de políticas de protección y asistencia, pero ello no ha movido sustantivamente la adhesión ideológica de estos colectivos, que siguen apoyando en altos porcentajes a las opciones de derecha.

.

La sonrisa y los buenos modales de Sebastián Piñera, además, no pueden ocultar que la gran base de su electorado no lo aporta su partido, Renovación Nacional, sino la otra agrupación que apoyó su candidatura, la UDI – Unión Democrática Independiente, que reúne a los herederos políticos directos del pinochetismo. Por eso había tantos bustos y fotografías del ex dictador en las manifestaciones de festejo.

.

Estos sectores tenían tanta fuerza al final del período autoritario, que los partidos opositores tuvieron que crear la Concertación para hacerles frente. Ricardo Lagos, Patricio Aylwin, los dos Frei –padre e hijo- y José Miguel Insulza fueron los artífices de ese frente de sectores democráticos aglutinados en torno, principalmente, a la Democracia Cristiana y al Partido Socialista. Pero veinte años es mucho tiempo cuando se tiene el poder en las manos. La Concertación terminó manifestando cierto hastío y desgaste, no realizó recambios generacionales (el candidato derrotado, Eduardo Frei hijo, además de pertenecer a una dinastía política antigua, ya fue presidente, y tiene casi 70 años), no permitió la emergencia de nuevos liderazgos (por eso Marco Henríquez-Ominami tuvo que ir por fuera), ni –después de la promesa de ruptura que significó la elección de Michele Bachelet, tampoco permitió recambios en cuanto al género: la política, en Chile, sigue siendo cosa de hombres, y de hombres grandes.

.

Los jóvenes –y las mujeres- de la Concertación han reaccionado contra las esclerosadas direcciones de sus partidos inmediatamente después de la elección del domingo, y es posible que logren introducir los cambios urgentes que el campo popular y democrático chileno necesita. Los cuchillos largos ocuparán este tiempo, junto a las sonrisas del triunfo.

.

Pero no hay que llamarse a engaño: un acaudalado empresario (Piñera ocupa el puesto 701 en la lista de millonarios de Forbes), dueño del club de fútbol Colo-Colo y de la aerolínea de bandera, supuestamente liberal pero rodeado de hombres enamorados del autoritarismo conservador de la derecha, no es una buena noticia para Chile. Como no lo ha sido para Italia. Y como tampoco sería una buena noticia, en algún momento, para la Argentina.

.

[ HOY DÍA CÓRDOBA, 21 / 01 / 2010 ]

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

Honduras sin rumbo (03 12 09)

Honduras sin rumbo

.

por Nelson-Gustavo Specchia

.

“Bipolares”, 3 de diciembre de 2009

.

.

Como era de esperarse, el Congreso de Honduras votó ayer en contra de la restitución en el poder del depuesto presidente Manuel Zelaya, fuera del poder tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio, y que ya lleva 74 días cercado por el ejército en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

.

Las delegaciones representantes de Zelaya y del gobierno golpista de Roberto Micheletti habían acordado en octubre, en Costa Rica, que sería el Congreso quien habría de decidir sobre el regreso de Zelaya a la presidencia hasta el 27 de enero, fecha en que teóricamente culminaría su mandato constitucional.

.

Zelaya, viendo cómo venía la mano, dio por concluido el acuerdo de Costa Rica el 8 de noviembre, pero Micheletti se aferró a él, y tras las elecciones presidenciales del domingo pasado, en las que ganó Porfirio “Pepe” Lobo, el Congreso le daba el carpetazo final a la vuelta de Zelaya.

.

Honduras, así, sigue estirando la cuerda, tanto al interior del país como a nivel internacional. Como se vio en la Cumbre Iberoamericana de Estoril, en Portugal, que acaba de concluir, los países latinoamericanos están polarizados, y las posiciones no tienen visos de acercarse. Todos esperaban una declaración de consenso en Portugal, pero los esfuerzos no dieron ningún fruto, y apenas se emitió una declaración en la que se condena el golpe de Estado y se vuelva apoyar la restitución del depuesto presidente constitucional, sin entrar a considerar el resultado de las elecciones, y el reconocimiento –o no- del nuevo gobierno surgido de ellas.

.

Además de los Estados Unidos del presidente Obama, en América latina Colombia, Costa Rica, Panamá y Perú defienden la legitimidad de las elecciones, mientras que Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela las consideran ilegítimas, porque vendrían a avalar una interrupción autoritaria de un proceso democrático. (Zelaya, por cierto, fue el único presidente ausente en la Cumbre Iberoamericana, por haber sido víctima de un golpe de Estado; fue representado por la canciller de su gobierno destituido, Patricia Rodas). Fuera de América latina, España –y la Unión Europea- hasta ahora no han reconocido el proceso eleccionario ni los candidatos triunfadores.

.

Zelaya ha declarado nulas las elecciones, con el apoyo –además de Chávez y los líderes del ALBA- de Lula de Silva, y aquí viene el nuevo elemento de atención: la cuña entre la posición de Brasil y la de los Estados Unidos.

.

La brecha entre Brasil y Estados Unidos no puede agrandarse más, y Honduras será el pato de la boda.

.

Brasil no ha resuelto una postura definitiva sobre el tema de las bases colombianas para el uso del ejército norteamericano, y recibió con bombos y platillos la visita en Brasilia del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, precisamente cuando crece las tensiones entre los norteamericanos y los iraníes porque estos últimos se niegan a poner bajo supervisión internacional (o sea, de Occidente) sus desarrollos nucleares. No puede, por eso, jugarse la relación con Obama por Honduras.

.

La pequeña Honduras, sin rumbo en su errático destino, en las simpatías y rechazos que ha despertado pone en evidencia el desencuentro internacional de toda la región latinoamericana, un desorden que tuvo su máxima expresión en Portugal, donde ni haciendo equilibrios con las palabras pudo redactarse un comunicado conjunto.

.

Honduras ha destapado el tablero real de la política internacional latinoamericana, pero el realismo político terminará jugándole en contra, porque, realizadas las elecciones y habiendo votado el Congreso la no restitución de Zelaya, tras la aceptación del gobierno norteamericano de esta manera de resolver la crisis, la oposición a Micheletti tiene los días contados, como también las posibilidades reales de recomposición de la administración de Zelaya.

.

Más temprano que tarde, se acabará aceptando la situación, Honduras tendrá un nuevo gobierno conservador que perpetuará el statu quo, y la democracia latinoamericana habrá perdido una batalla. Cuán importante habrá sido esta batalla perdida para la salud política del futuro de la región, nadie puedo decirlo en estos momentos.

.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

Presentación de CAMINO AL BICENTENARIO en Alta Gracia

Museo Alta Gracia

– Museo de la Estancia Jesuítica de Alta Gracia –

Actividades para todo público
“Los programas presidenciales en 25 años de Democracia”
El Museo de la Estancia Jesuítica
de Alta Gracia
invita a la presentación del libro:
Camino al Bicentenario
Los programas presidenciales

en 25 años de Democracia
Argentina

de Nelson Gustavo Specchia
y Emilio Graglia
los discursos presidenciales argentinos ante el Congreso Nacional, desde el retorno de la Democracia (1983) hasta 2008.

Jueves 29 de octubre

a las 19 hs

Salón Auditorio
Entrada libre

Nota: el presente es un mensaje de difusión cultural, no pretende ser Spam. Si no desea seguir recibiendo este tipo de invitaciones, por favor responda con el asunto “Remover”. Disculpe las molestias ocasionadas.

Mails de contacto: difusion@museoliniers.org.ar / info@museoliniers.org.ar
Teléfonos de contacto: 03547 421303 / 03547 428734
Avda. Padre Domingo Viera 41 esq. Paseo de la Estancia

Las palabras de los presidentes (Suplemento “Temas”)

Domingo 27 de setiembre de 2009

.

Las palabras de los presidentes

.
Los cordobeses Emilio Graglia y Nelson Specchia se propusieron analizar los discursos más representativos de los presidentes argentinos, desde 1983 hasta 2008. No pudieron hacerlo porque descubrieron que no existía ninguna publicación oficial que se pudiera tomar como base documental. Así, decidieron saldar la deuda y el resultado es un libro que no tiene antecedentes.
.

Por Rogelio Demarchi
Especial
.

Nelson G. Specchia - Camino al Bicentenario

.

Argentina se aproxima al Bicentenario. La fecha es propicia para realizar distintos tipos de balances políticos, por ejemplo porque además tan emblemático aniversario tendrá lugar en el marco del periodo democrático más extenso de nuestra historia.

En ese contexto, y habida cuenta de que nuestro régimen de gobierno es marcadamente presidencialista, dos investigadores y docentes cordobeses, Emilio Graglia y Nelson Gustavo Specchia, se propusieron poner bajo la lupa los discursos presidenciales.

El resultado esCamino al bicentenario. Los programas presidenciales en 25 años de democracia argentina(Editorial de la Universidad Católica de Córdoba), donde han reunido los discursos de asunción de los siete presidentes que hemos tenido desde 1983 y los que pronunciaron en cada apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, desde 1984 hasta 2008.

Según los autores, el camino elegido es uno de los “muchos modos de indagar el presente” entre los que podían optar. Para Graglia, la decisión final implicó privilegiar “las intenciones y las palabras de nuestros presidentes democráticos”. Para Specchia, eso se tradujo en la búsqueda de la palabra presidencial “en uno de los momentos más simbólicos que tiene la liturgia republicana: el momento en que el primer mandatario recibe el bastón de mando, frente a los representantes del pueblo reunidos en asamblea, y comunica qué va a hacer para gobernar el Estado”.

Sin antecedentes
Ahora bien, es curioso que casi la totalidad del libro consista en un “aporte documental concreto”. Dicho de otra manera, no se analiza la palabra presidencial sino que sólo se la presenta, como si no estuviese al alcance del lector interesado por otra vía, supongamos, Internet, la Biblioteca o el Boletín del Congreso de la Nación.

Según Graglia, “en un primer momento habíamos pensado en una investigación sobre los discursos presidenciales, pero fue una sorpresa la dificultad para dar con ellos, lo que dice mucho del valor que le terminamos asignando a la palabra política en estos tiempos. Encontrábamos trozos sueltos, aislados, frases reproducidas por medios de prensa. Tuvimos entonces que reorientar la investigación, y en primer lugar ubicar los discursos, indagar en los diarios de sesiones, recopilarlos, asegurarnos de que estuvieran completos, comprobar su autenticidad. Después de sortear múltiples obstáculos burocráticos, nos hicimos con todo este cuerpo documental: los siete mensajes de asunción más los 25 de apertura de las sesiones ordinarias. Resulta inadmisible, para un sistema que se enfrenta a retos de calidad y de profundización democrática, no disponer de estos documentos, que son básicos para cualquier investigación sobre la política argentina. Por eso nos decidimos a presentarlos aquí, por primera vez y al alcance de todos”.

“¿Qué tipo de actividades implicó esta recolección y qué tiempo demandó?

“Specchia:Iniciamos el trabajo en 2008. Una parte sustantiva del trabajo de relevamiento y ordenación documental estuvo coordinada por nuestra colaboradora, Silvia Nadalin, y armamos equipos de alumnos de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, donde enseñamos. Con estos equipos de trabajo recopilamos los documentos, analizamos y discutimos los contenidos, y fuimos armando líneas con los respectivos contextos, tanto nacionales como internacionales, que es el tiempo histórico con el que cada programa presidencial viene a dialogar.

“Imagino que a lo largo de esa búsqueda deben haberse generado varias situaciones anecdóticas dignas de recordar.

“Graglia:Hay una anécdota protagonizada por una empleada del Congreso Nacional, planta permanente. En uno de los encuentros, al pedirle las “versiones oficiales”, nos dijo: “¿Para qué quieren publicar los discursos de los presidentes? Si la gente no los leyó antes, menos ahora”. Una síntesis de una sociedad que desvaloriza la palabra, la palabra empeñada, el compromiso.

“¿Cómo se realizó el trabajo de edición de esos discursos? Hay textos introductorios, notas al pie para contextualizar alusiones…

“Graglia:Luego de estudiar y discutir cada discurso, decidimos agregar notas al pie para aclarar cuestiones específicas, como una guía para los lectores (referencias históricas o geográficas sobre doctrinas, tratados o hechos, indispensables para entenderlos). También elaboramos una introducción a cada mensaje de asunción; tratamos de ofrecer nuestro análisis sobre los contenidos y los contextos de cada discurso, destacando lo que decía cada presidente al asumir sus funciones, cómo analizaba la situación y qué proponía al respecto. Pero, también, lo que sucedía en el país y en el mundo en esos días.

Alarmantes recurrencias
El libro aprovecha las posibilidades que brinda la tecnología informática: en el papel, se pueden leer los discursos de asunción; y en un disco compacto, un CD para leer en la computadora, los discursos de apertura de las sesiones ordinarias. Acaso se pueda pensar de algún modo en la unión de estos materiales como una manera de diferenciar los documentos.

¿Hay continuidad o discontinuidad entre unos y otros discursos? ¿Los de asunción constituyen un relato más estructural y los anuales son más de coyuntura? En cualquier caso, ¿no deberían los discursos que inauguran las sesiones parlamentarias dar cuenta de qué parte del proyecto anunciado en la asunción se ha cumplido o se instrumentará en los meses subsiguientes?

Specchia señala la distancia entre la teoría y la práctica: “En teoría, al asumir las funciones, se supone que los presidentes han de proponer su plan de gobierno, que debería, a su vez, estar en relación con la plataforma programática que expuso en la campaña, que es el plan que votó la mayoría que lo convirtió en gobernante. Luego, anualmente, el presidente debe dirigirse a los diputados y senadores “que tienen la obligación de controlarlo” para rendir cuentas de la gestión en marcha, según aquel plan, y anticipar las acciones para el año político que se inicia en ese momento”.

Pero la realidad es otra. Según Specchia, el libro demuestra que “en la práctica, a veces los discursos de asunción sólo son usados para criticar a los antecesores en el cargo y los discursos anuales, para hacer anuncios y justificar decisiones o acciones que no necesariamente están en relación con el estado de la Nación”.

De hecho, una de las particularidades que los autores subrayan en los discursos de asunción representa una constante peligrosa: la alusión a que se recibe una Nación en crisis “terminal”, “quebrada”, “al borde del abismo”, y que por lo tanto se trata de sacar al país de la postración y forjar una alternativa, un futuro promisorio, etcétera, lo que no se habría cumplido jamás porque el siguiente presidente habla de una nueva crisis. Las dos únicas excepciones de este círculo vicioso son lógicas porque entran en el campo de la reelección real (el segundo mandato de Menem) o figurada (el traspaso de Néstor a Cristina Kirchner).

Puede haber datos objetivos que permitan hablar de una “pesada herencia”, pero a la hora de narrar esa crisis, ¿hasta qué punto no se dramatiza la cuestión para darle un marco épico a la presidencia que se inicia?

Para Graglia, “la lectura de los discursos demuestra que cada presidente se ha visto a sí mismo como un fundador. Cada uno ha criticado sin piedad a sus antecesores y ha prometido inaugurar una era de prosperidad. Muchas críticas se entienden en el momento que se vivía. Pensemos en las crisis de 1989 y de 2001-2002. Publicar los discursos, juntos y contextualizados, supone empeñarnos en la tarea de que se lean, se analicen y se obtengan conclusiones para no repetir errores y para tomar lo bueno de cada uno”.

A Specchia, por último, le resulta “alarmante la incapacidad de rescatar elementos positivos de otras presidencias. Esta incapacidad de reconocer que hay temas de Estado que traspasan el período de una gestión es muy grave, política e institucionalmente. El país no puede refundarse cada cuatro o seis años, y la palabra del primer mandatario debería, en algún momento, comenzar a trazar líneas de continuidad. Eso sería un signo de madurez democrática”.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

La noticia del día: Zelaya: “Patria, muerte o restitución” (22 09 09)

EL HERALDO – HONDURAS

http://www.elheraldo.hn

“Patria, muerte o restitución”, dice “Mel”

Su arribo fue intempestivo, supuestamente en horas de la madrugada. Sus simpatizantes se lanzaron a las calles en su apoyo. Zelaya se encuentra refugiado en la embajada de Brasil
.
21.09.09 . Tegucigalpa.
.
Nelson G. Specchia - Zelaya regresa a Honduras

.

El ex presidente Manuel Zelaya afirmó ayer que regresó al país para “buscar el diálogo” para que “regrese la paz a Honduras”. El ex mandatario manifestó a la cadena CNN que está listo para someterse “a cualquier juicio de la historia o juicio que quieran con supuestas acusaciones”, no sin antes sostener que regresó “con la frente en alto”. Consideró que solo con el diálogo que lo restituya en el poder podrá dejar atrás “el mal recuerdo, nada más, en nuestra historia del golpe de estado”.

Por las múltiples violaciones a la Constitución de la República, Zelaya fue depuesto de su cargo el pasado 28 de junio. Quería perpetuarse en el poder con la conformación de una Asamblea Constituyente. Su puesto lo ocupó el presidente del Congreso Nacional Roberto Micheletti, por la falta de un vicepresidente.

Zelaya ingresó, según sus informaciones, en horas de la madrugada de ayer.

“Tuve que viajar por más de 15 horas… por diferentes tipos de transportes, diferentes regiones, viajando con obstáculos porque habían retenes policiales”, amplió sin precisar qué medios usó.

Confesó que recibió ayuda para lograr su propósito de entrar a territorio hondureño. “Tuve colaboración, que no puedo mencionarla porque temo que le puedan hacer un daño… en Honduras hay mucha persecución, hay mucho temor en nuestro país”, apuntó. Destacó el apoyo que ha recibido de la comunidad internacional, que ha presionado al gobierno de Micheletti para que restituya a Zelaya. Se le preguntó qué papel había jugado Estados Unidos en su regreso a Honduras, pero prefirió no referirse sobre quiénes le ayudaron a entrar al territorio.

Luego reiteró que su regreso responde “a una estrategia pacífica para buscar un arreglo de frente”. El mandatario permanece en la embajada que Brasil tiene acreditada en el país, hasta donde llegaron cientos de manifestantes a expresarle su apoyo, lo que obligó a cerrar las calles cercanas a esa oficina. Zelaya agradeció al presidente de Brasil, Ignacio Lula da Silva, por ofrecerle protección en su embajada acreditada en Honduras, desde donde “vamos a iniciar nuestras actividades”. Pidió a las Fuerzas Armadas que no intervengan en la crisis.

Un desafiante Zelaya

“A partir de ahora nadie nos vuelve a sacar de aquí, por eso nuestra posición es patria, restitución o muerte”, dijo un desafiante Zelaya ante sus seguidores subido en la terraza de la embajada de Brasil. Aunque dice que viene en son de diálogo y de paz, el depuesto presidente pidió a sus simpatizantes que levantaran las manos “los que quieren que se vaya la dictadura de Casa Presidencial”. Y luego dijo: Quiero decirles que estoy comprometido con el pueblo hondureño y que no voy a descansar ni un día, ni un minuto, hasta bajar a la dictadura del poder, que no les corresponde”.

Además expresó: No nos vamos de aquí, del bulevar Morazán, en estas calles hasta que caiga la dictadura. Fuera los tiranos. Fuera los tiranos. Voy a visitar a cada uno de los dirigentes y de los líderes que han mantenido la resistencia 86 días. Si ustedes quieren irse a vivir a mi casa, a Olancho, se van todos conmigo. No hay problema. Por eso yo tengo muchas manzanas de tierra en Olancho, así es que los que quieran irse a Olancho conmigo, aceiten su máquina y nos vamos”.

Manifestó que “espero que en las próximas horas podamos comunicarnos también con los miembros del régimen golpista… espero que el diálogo sea de frente, en mi propia tierra y en mi propio pueblo”.

Cuando el mediador Óscar Arias, presidente de Costa Rica, convocó a Zelaya y a Micheletti para que se encontraran por primera vez en San José. El ex presidente Zelaya aceptó, pero por instrucciones de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, abandonó la capital tica porque alegó una trampa de Estados Unidos.

Zelaya amplió que también planea reunirse con “prominentes ciudadanos de Honduras”, que no identificó. Con estos diálogos espera que los planteamientos hechos por la comunidad internacional logren concretarse. Dijo que procederá a integrar comisiones de diálogo, con sus cercanos colaboradores. El presidente de Costa Rica, apoyado por Estados Unidos y otras naciones del mundo, propuso un plan denominado Acuerdo de San José que contiene 12 puntos, entre ellos la restitución de Zelaya y amnistía para sus funcionarios.

El ex canciller de la república y actual asesor de la Cancillería, Mario Fortín, es de la opinión que el Acuerdo de San José debe replantearse para darle de nuevo vigencia. Zelaya dijo que hoy llegaba al país el secretario de la OEA, José Insulza.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

Nuevo libro: CAMINO AL BICENTENARIO – Los programas presidenciales en 25 años de democracia argentina

Nelson Gustavo Specchia - Camino al bicentenario

.

La noticia del día: La ONU y el fraude en Afganistán (09 09 09)

U.N.-Backed Panel Finds

Fraud in Afghan Vote

Partial Recount Ordered on Same Day

That Results Show Likely Karzai Victory

Washington Post Staff Writers
Wednesday, September 9, 2009

elecciones en Afganistán

KABUL, Afghanistan’s troubled presidential election was thrown into further turmoil Tuesday when a U.N.-backed complaints panel charged widespread fraud and ordered a partial recount, just as election officials announced that President Hamid Karzai appeared to have gained enough votes to win.

The growing political crisis threatens to set off a direct confrontation between Karzai and his Western backers, who have been increasingly alarmed by mounting evidence of ballot-box stuffing and other irregularities, much of it reportedly benefiting Karzai’s campaign.

In the days immediately following the Aug. 20 vote, U.S. officials were uniform in praising what President Obama called “a successful election.” Obama said he looked forward “to renewing our partnership with the Afghan people as they move ahead under a new government.”

But the widening fraud issue now seems likely to further prolong the slow election process, leaving the country without a clear leader for weeks or even months while tens of thousands of U.S. and NATO troops are battling the Taliban alongside Afghan forces. Obama’s strategy also includes major economic development initiatives, improved delivery of services and a crackdown on corruption — all of which will be difficult to implement without a valid Afghan government.

The unresolved political contest raises the prospect of street protests by angry opponents of Karzai or a belated runoff that could be volatile, costly and difficult to carry out once cold weather sets in. Former foreign minister Abdullah Abdullah, Karzai’s top challenger in the presidential race, has charged that the entire vote was a “state-engineered fraud” and has hinted that he may not be able to control his emotional supporters if the government steals the election.

The Obama administration — which had hoped the election would quickly produce a credible partner in the faltering battle against Taliban insurgents — urged “all the different actors out there” to show patience. “A legitimate electoral process is vital to us and vital to any kind of partnership that we would have with the government going forward,” State Department spokesman Ian Kelly said.

In a strongly worded statement issued Tuesday, the internationally led Electoral Complaints Commission said it had found “clear and convincing evidence of fraud” at many polling stations, especially across the southern provinces that form Karzai’s ethnic support base. The panel said it was ordering Afghanistan’s Independent Election Commission to conduct a recount of votes from all polling places where turnout appeared to be more than 100 percent or where a single candidate received 95 percent or more of the votes. The complaints commission is continuing separate investigations into more than 2,000 specific fraud complaints.

Just hours later, the Afghan election commission said Karzai had won 54 percent of 5.4 million valid votes tallied — 91 percent of the total. The results indicate that he probably has enough votes to avoid a runoff with Abdullah, who has 28 percent. Afghan law requires a runoff only if no candidate wins more than 50 percent.

At a contentious news conference, election commission spokesman Daoud Ali Najafi said officials had “quarantined” about 600 suspicious ballot boxes, but he offered no response to the written recount order. He said a recount could take two to three months.

After the new results were announced, a spokesman for Karzai’s campaign said that the president would wait until the fraud investigations and any recount were complete but that he expected to win. “We are obviously very happy,” spokesman Waheed Omer said. “We will definitely respect the process, but we don’t think there will be any [runoff]. We have enough of a lead, and we don’t think the fraud was so wide as to make a difference for any candidate.”

An aide to Abdullah said the announcement of the results was “by no means final or valid.”

Kai Eide, the U.N. secretary general’s special envoy for Afghanistan, released a statement calling on members of both the election and complaints commissions “to redouble their efforts to ensure full rigour in their work at every stage. This includes excluding from the preliminary count results from ballot boxes where there is evidence of irregularities.”

.

.

nelson.specchia@gmail.com

La noticia del día: Brasil y Francia, nueva alianza (08 08 09)

LA NOTICIA DEL DÍA

martes, 8 de septiembre de 2009

Folha Online

.

Brasil e França querem formar

indústria aeronáutica conjunta

.

Lula y Sarkozy

.

.

Brasil e França divulgaram nesta segunda-feira um comunicado em conjunto para confirmar um acordo de cooperação militar entre os dois países que fornecerá tecnologia à indústria brasileira e tem como foco o mercado na América Latina.

Pelo acordo, o Brasil comprará da França 36 aviões de combate Rafale e 50 helicópteros. Já a França, vai adquirir dez aviões de transporte militar KC-390, que serão fabricados pela Embraer.

O acordo firmado hoje abre caminho também para que os dois países desenvolvam uma indústria aeronáutica em parceria.

Apesar de demonstrar a preferência pelos caças Rafale, o governo brasileiro sinalizou que quer uma redução do preço cobrado pelos franceses.

“Queremos desenvolver uma grande indústria aeronáutica, construir aviões em conjunto, vender aviões em conjunto”, disse o presidente francês, Nicolas Sarkozy, a jornalistas em Brasília, após ter participado das comemorações do 7 de Setembro.

O presidente Luiz Inácio Lula da Silva comemorou o acordo, que permitirá ao Brasil fabricar e vender as aeronaves a outros países da América Latina.

“A visita do presidente Sarkozy é mais que uma visita, é a consolidação de uma parceria estratégica entre dois povos que têm muita coisa em comum”, disse Lula.

Lula justificou a decisão de renovar as aeronaves da FAB (Força Aérea Brasileira) citando a necessidade de o país proteger a Amazônia e as reservas de petróleo encontradas na camada pré-sal.

Helicópteros e submarinos

Os acordos assinados hoje também estipulam as bases para a construção de cinco submarinos, um deles de propulsão nuclear, e 50 helicópteros do modelo EC-725, da empresa Eurocopter, filial do grupo europeu EADS, que serão adquiridos em sua totalidade pelo Brasil.

Segundo os convênios, os navios e helicópteros serão construídos no Brasil —que obterá toda a tecnologia, exceto a nuclear– e as fábricas que serão erguidas com esse fim serão responsáveis pelas possíveis e futuras vendas a outros países latino-americanos.

Toda essa operação, que será cumprida em várias etapas até 2021, custará ao Brasil US$ 12,317 bilhões, dos quais cerca de US$ 9 bilhões serão destinados à compra dos equipamentos militares.

Caças

Em entrevista coletiva conjunta com Sarkozy, Lula anunciou o interesse em adquirir 36 aviões de combate Rafale, mas não informou se isso significa o anúncio final de uma licitação na qual também concorrem a sueca Saab, com os caças Gripen, e a americana Boeing, com o F-18 Super Hornet.

“É somente uma decisão de iniciar negociações”, disse Lula, que, no entanto, deu sinais mais claros depois ao apontar que Brasil e França não estão negociando uma simples associação comercial, mas pretendem ‘criar, construir e vender muito juntos’.

O ministro das Relações Exteriores Celso Amorim disse que as negociações com a Dassault não se referem a “uma mera compra”, porque a França ofereceu “a possibilidade de que os caças sejam fabricados no Brasil”, para vendê-los inclusive a outros países da América Latina.

Também indicou que “o principal atrativo da oferta francesa é a transferência real de tecnologia”, o que não representa somente “o acesso ao conhecimento, mas também o acesso livre a este tipo de operação comercial”.

Sarkozy afirmou que o Brasil ‘é um parceiro obrigatório’, e ressaltou que a França está convencida de que, em conjunto, os dois países podem ‘construir uma grande indústria aeronáutica comprometida com a segurança mundial’.

Essa convicção ficou evidente no comunicado no qual os dois governantes anunciaram sua “decisão” de transformar seus países em “parceiros estratégicos também no domínio aeronáutico”, área na qual “possuem vantagens importantes”.

Sarkozy, que chegou ao Brasil na noite de ontem, assistiu hoje junto com Lula ao desfile Dia da Independência, que pela primeira vez contou com a participação de soldados e aviões de acrobacia franceses.

.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

Un tsunami en la política japonesa (03 09 09)

Yukio Hatoyama

Un tsunami en la política japonesa

.

por Nelson-Gustavo Specchia

.

Unos vientos aciclonados barrieron con fuerza el archipiélago japonés, pero un movimiento de dimensiones aún mayores sacudía su vetusta arquitectura política, que permanecía inmóvil desde la posguerra, fiel al talante de uno de los países más conservadores del planeta. El Partido Liberal Democrático (PLD), que ha retenido el gobierno en los últimos cincuenta años, acaba de caer derrotado por un discurso que viene a renovar generacional e ideológicamente el modelo de desarrollo, de la mano del Partido Demócrata del Japón (PDJ) y del futuro primer ministro, Yukio Hatoyama.

.

La derrota del imperio japonés en la segunda guerra mundial tuvo consecuencias perecederas para su cultura política, y las deudas de aquella capitulación se siguen saldando en estos días. Las elecciones de esta semana no pueden entenderse sin el marco interpretativo que sugieren aquellas consecuencias.

.

Las condiciones de posguerra dejaron a un Japón atado a las políticas del Departamento de Estado norteamericano, con una presencia importante de “marines”, unos 50.000 efectivos norteamericanos siguen operando en las islas japonesas, especialmente en la base de Okinawa. Los Estados Unidos impusieron a los derrotados, además, una Constitución pacifista, que se firmó en 1946, y en la que se renuncia –a perpetuidad- a disponer de un ejército propio. La seguridad de Japón depende por ello de la presencia efectiva de los “marines”, y de unas débiles Fuerzas de Defensa, de organización más policial que militar.

.

Frente a estas limitaciones concretas a la soberanía, las élites derrotadas elaboraron una estrategia asentada sobre una formación política prácticamente monopólica –el Partido Liberal Democrático (PLD)-, con alianzas trazadas desde el poder con los principales grupos familiares, dueños, a su vez, de los más importantes consorcios empresarios. Esta estrategia generó un modelo económico basado en el crecimiento, el ahorro interno y la exportación masiva.

.

Las grandes empresas establecían una relación de por vida con sus empleados, y con ese predicamento instaban a los trabajadores a apoyar electoralmente al partido gobernante, con el que, en su momento, pactaban la política económica, los subsidios, la estructura impositiva, y el aliento exportador.

.

Tras medio siglo, y con una pirámide poblacional invertida (cada vez más viejos y menos nacimientos), el esquema político estructurado en la posguerra, que llevó a Japón a convertirse en una potencia, parece haberse agotado.

.

Aquel esquema terminó favoreciendo la perpetuación de familias endogámicamente instaladas en los altos cargos de la Administración, un envejecimiento fuerte en los mandos, la captura electoral por un único partido (el PLD), el agrandamiento de la burocracia, la baja en los niveles de competitividad, muy pocas iniciativas de contención social hacia los colectivos menos favorecidos, y un desincentivo político creciente.

.

Y encima, llegó la crisis global. Con la flexibilización y el empleo temporario las corporaciones dejaron de ser el “segundo hogar” del trabajador japonés, y el empuje de China desplazará en poco tiempo a Japón del segundo lugar entre las economías líderes.

.

Teniendo en cuenta la combinación de estos dos factores, el agotamiento del viejo modelo y las nuevas condiciones internacionales, los japoneses han expulsado del gobierno al sempiterno PLD y al conservador primer ministro Taro Aso. Con la determinante participación de los jóvenes y de las mujeres (excluidas y relegadas en la cultura nipona, tan fuertemente patriarcal y masculina), han revertido la balanza de poder, y colocado en el futuro gobierno al Partido Demócrata del Japón, y al discurso renovador de Yukio Hatoyama.

.

El salto del PDJ ha sido espectacular (de 115 diputados, a 308), como espectacular ha sido la caída de la vieja guardia del PLD (de 300 en la legislatura que ahora acaba, ha logrado retener sólo 119). Y entran mujeres al Parlamento: 52 diputadas, un 11,3 por ciento de los 480 escaños; muy poco todavía, pero es un cambio de la tendencia dominante, donde las mujeres prácticamente no existían, y la edad media de los representantes se acercaba a los 80 años.

.

Las posturas renovadoras del líder del PDJ traen nuevo aire, y no sólo para las mujeres. Hatoyama ha prometido un subsidio de unos 3.000 dólares anuales por niño, para incentivar los nacimientos; ampliar los alcances de la educación escolar básica; atemperar los altísimos costes de la Universidad con políticas de becas; mejorar las condiciones de los jubilados japoneses; y atender a los campesinos y a los desempleados, cuyo número no deja de aumentar desde la crisis.

.

La política exterior

Pero de las medidas anunciadas por el futuro primer ministro, las que pueden tener un impacto global más incisivo son las que apuntan a las relaciones exteriores. Yukio Hatoyama se propone rediseñar el mapa estratégico del Japón con una reforma constitucional, que retome la posibilidad de dotarse de unas fuerzas armadas para defender la seguridad de Japón por sus propios medios, y despegar de las prioridades del Departamento de Estado norteamericano.

.

Al mismo tiempo, Hatoyama colocará a los vecinos asiáticos en los primeros planos del diálogo regional. Plantea un viraje hacia la reconciliación con China, y estudia una distribución de mercados internacionales en una perspectiva de complementación con sus vecinos, además de China, también con India, Australia, Nueva Zelandia, Vietnam, Malasia y Filipinas.

.

En otras palabras, Hatoyama se propone desplazar el eje de la alianza occidental y redimensionar un polo de poder centrado en el sudeste asiático y el Pacífico sur. Semejante movimiento político puede tener los efectos de un tsunami, también en las costas americanas.
.
.

Publicado en HOY DIA CÓRDOBA, viernes 4 de septiembre de 2009, suplemento MAGAZINE, portada.

.
.
nelson.specchia@gmail.com