Archivo de la etiqueta: Coulson

Yo no fui. Fue Rebekah…! (20 07 11)

Murdoch declaró en el Parlamento pero el escándalo no termina

Intentarán que la periodista Rebekah Brooks se responsabilice de todo    

.

LONDRES.- El magnate Rupert Murdoch asistió finalmente ayer a declarar al Parlamento británico por la serie de ilícitos adjudicados a los periódicos sensacionalistas que integran su grupo empresario, y aunque eludió asumir cualquier tipo de responsabilidades, el escándalo de espionaje y corrupción que ha salpicado a las fuerzas policiales y al gobierno está lejos de agotarse.

En una estrategia armada para evitar que el caso judicial alcance a los demás medios del conglomerado News Corporation en Gran Bretaña, la que fue hasta hace unos días la mano derecha del empresario y ex directora del dominical News of the World, Rebekah Brooks, declaró a continuación de Murdoch y admitió haber utilizado detectives privados para conseguir primicias.

Brooks fue arrestada por el caso, y se encuentra en libertad bajo fianza. La defensa del millonario intenta concentrar las culpas en la periodista y así encapsular el caso. Rupert Murdoch, tras sostener que fue “engañado”, aseguró que la responsabilidad es de “las personas en las que confié y en las personas en que ellos confiaron”. Así, él y a su hijo James quedarían fuera del alcance de las acusaciones por ilícitos.

Ante la comisión parlamentaria lamentaron “profundamente” lo ocurrido, y aseguraron “estar avergonzados” de que algunos gerentes periodísticos de sus medios hayan echado mano de métodos ilegales para vulnerar la vida privada y sobornado a funcionarios públicos.

En esa misma línea, el millonario australiano (que en fechas recientes tomó la ciudadanía estadounidense, por lo que no estaba obligado a concurrir a la citación de los parlamentarios) publicó una solicitada de disculpas a los ingleses a página entera en todos sus diarios, y concurrió a pedirle perdón a la familia de una adolescente asesinada, cuyo teléfono celular fue intervenido ilegalmente por los tabloides sensacionalistas para intentar obtener alguna primicia, vaciando la casilla de mensajes, lo que generó la falsa esperanza en sus padres de que la menor pudiera seguir con vida.

El escándalo sigue firme en el centro de atención político y económico en Gran Bretaña, aunque el poder de la comisión parlamentaria sea limitado y sólo pueda hacer recomendaciones sin fuerza legal.

Las acciones de las empresas de Murdoch se desploman a diario, y todavía se desconoce la profundidad de las consecuencias políticas que puede arrastrar.

Rupert, el amigo de Cameron

Las claras preferencias conservadoras de Rupert Murdoch le están jugando una mala pasada a los sectores de derecha, tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos, e inclusive en el resto de Europa.

En América, la cadena Fox, propiedad de News Corp. es una de las naves insignias de los políticos republicanos. También en Inglaterra la derecha suele hacer gala de ser la reserva moral del país. Que el escándalo de sus medios afines pase precisamente por violaciones a la vida privada, corrupción de policías y sobornos a funcionarios es duro de tragar.

Sir Paul Stephenson, el renunciado jefe de Scotland Yard también testificó ante el Parlamento, e intentó despegar al premier conservador David Cameron, cada vez más criticado por la deriva del caso.

El líder laborista, Ed Miliband, no deja de enrostrarle haber contratado como asesor a Andy Coulson, un periodista que fue director del dominical News of the World, y uno de los impulsores de las escuchas ilegales.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

en Twitter:   @nspecchia

.

 

 

 

Anuncios

Aznar, en el directorio de Murdoch, el affaire se extiende por Europa (19 07 11)

El affaire Murdoch comienza a extenderse al resto de Europa

Hallan muerto al periodista que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas    

.

Aznar y la famosa foto de su dedo medio respondiendo a los estudiantes. Es delegado-supervisor de las empresas de Murdoch, con sueldo de 220.000 dólares al año: no podría haber desconocido el tema de las escuchas telefónicas

.

El impacto político de la crisis que conmueve a Gran Bretaña comienza a ser un asunto de la agenda europea. En la víspera, la renuncia del segundo hombre fuerte de la policía londinense, John Yates, siguió a la presentada el fin de semana por sir Paul Stephenson, el comisario jefe de Scotland Yard.

La tradición legalista de la policía de la capital británica se ha visto gravemente tocada, no sólo se sospecha que por interés no hizo lugar a las denuncias de ilícitos por parte de la prensa sensacionalista, sino que cada día aparecen más pruebas de que sus agentes y directivos admitieron dinero a cambio de entregar datos e información clasificada a los periódicos amarillistas del grupo News Corp., propiedad del magnate Rupert Murdoch.

Por esta metodología ilegal, como por otros delitos contra la privacidad, el empresario, junto a su hijo James y a la ex delegada de la empresa en Inglaterra, Rebekah Brooks, comparecerán hoy frente a la comisión investigadora del Parlamento británico, reunido en sesión extraordinaria.

Los Murdoch se habían negado en un primer momento, y el magnate había respaldado “sin fisuras” a Brooks, su mano derecha y ex directora del periódico News of the World, el polémico dominical. Sin embargo, ante la deriva judicial del caso, Murdoch renunció a adquirir el canal BSB, cerró el problemático periódico, y obligó a renunciar a Rebekah Brooks unas horas antes de que la detuviera la policía.

Además del plano mediático, el escándalo ya contaminó todo el escenario político, y no solo en Inglaterra.

El premier conservador David Cameron, un viejo amigo de Murdoch, tuvo que despegarse del millonario pero sigue muy complicado, lo que ha vuelvo a aupar la popularidad del líder laborista, Ed Milliband.

Además, se difundió que el ex presidente español, José María Aznar, del derechista Partido Popular, integra el directorio de la corporación de Murdoch y podría estar asociado también a los ilícitos que se ventilan ya en sede judicial.

Los Murdoch podrían enfrentarse a cargos penales si las acusaciones se confirman.

Una muerte dudosa

The Guardian, el periódico de centroizquierda que ha sostenido la larga batalla contra los medios sensacionalistas de Murdoch, y que ve en estos días ratificadas con un sinnúmero de pruebas sus denuncias sobre los métodos poco limpios utilizados por los tabloides, dedicó su portada de ayer a una foto de Sean Hoare, el periodista del semanario News of the World que hace menos de un mes denunció los métodos de escuchas ilegales, pinchaduras de teléfonos y sobornos a policías que derivó en el escándalo que ha puesto en jaque a la política inglesa.

Hoare fue encontrado muerto ayer en su departamento del londinense barrio de Watford.

Las implicancias políticas se agravan con esta muerte, de la cual aún no se han dado razones, ya que fue Hoare quien declaró que Andy Coulson, el ex jefe de prensa del premier Cameron, conocía e impulsó la trama de escuchas telefónicas de los medios de Murdoch.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

en Twitter:   @nspecchia

.