Archivo de la etiqueta: Congreso

Oxígeno envenenado: Sin default pero sin programa (03 08 11)

Obama esquiva el default con el voto del Senado

El presidente cede ante los republicanos, dominados por el radicalismo del Tea Party  

.

.

WASHINGTON.- Después de más de un mes de debate sobre la posibilidad de extender el endeudamiento del gobierno, y de unas negociaciones a contrareloj desde el fin de semana pasado, finalmente el presidente norteamericano Barack Obama logró en la tarde de ayer alejar el fantasma de la cesación de pagos, una situación inaudita en la historia de la primera potencia global.

Los tirones y las argumentaciones de las bancadas republicanas en ambas Cámaras del Capitolio al final consiguieron imponerse y obligar a que algunos puntos centrales del programa demócrata fueran resignados.

Ésto, junto a la llamada a la disciplina en el voto de los legisladores oficialistas, terminó inclinando la balanza y abriendo la posibilidad de que el gobierno extienda el límite legal de endeudamiento, y con ese margen ampliado de deuda pública atendiera ayer, in extremis, sus vencimientos.

Sin esa medida, y con las reservas de gasto discrecional del Ejecutivo agotadas en el Tesoro, el país hubiera entrado técnicamente en cesación de pagos, con las imprevisibles consecuencias que un default de estas proporciones podría haber causado en la confiabilidad del dólar como divisa de intercambio internacional, y en la capacidad de la Casa Blanca para asegurar los flujos financieros globales.

El principal beneficiario de la gran pulseada que tuvo en vilo a la sociedad política estadounidense durante los últimos días es el extremo más combativo de los republicanos, el Tea Party, que logró doblarle la mano al Ejecutivo, imponiéndole un cambio en la orientación de su estrategia económica a través de la reducción del gasto público (seguros de desempleo y salud pública, principalmente), y la renuncia a la suba de impuestos a los sectores de mayores ingresos, dos aspectos que el presidente había manifestado –en forma reiterada- que estaban “fuera de la negociación”.

El cambio en la postura de la presidencia levantó ampollas en los sectores más progresistas del oficialismo demócrata. Esos sectores rebeldes ya habían hecho escuchar sus protestas en la votación de la Cámara Baja el lunes, y mantuvieron en vilo la sesión del Senado en la tarde de ayer, ya que si sostenían su rechazo al pacto alcanzado por las primeras líneas de ambos partidos, y si esa postura se sumaba a algunos senadores del sector republicano más radical, toda la estrategia del acuerdo podría haber naufragado.

Sin embargo, terminó imponiéndose la disciplina partidaria, y el Congreso convirtió en ley la extensión del techo del endeudamiento, por una clara mayoría de 74 votos contra 26.

Si bien el acuerdo sigue de cerca el guión republicano, Obama al menos ha conseguido que la medida alcance hasta el fin de su período de gestión. Los grupos más reaccionarios apoyaban sólo un crédito de coyuntura, que hubiera sorteado el default pero habría complicado mucho el tramo final de la presidencia, con Barack Obama ya enteramente embarcado en la campaña por la reelección. Pero, por el contrario, la ley aprobada ayer le asegura que el techo del endeudamiento permanecerá flexible hasta 2013, lo que constituye un auténtico balón de oxígeno para la Admistración.

Desde hoy, el presidente dispone de 900.000 millones de dólares adicionales para financiar el funcionamiento del gobierno (por encima de los 14,29 billones consumidos), pero al mismo tiempo deberá recortar el gasto público por un monto idéntico en los próximos diez años.

.

.

síguemen en Twitter:   @nspecchia

.

 

Anuncios

Israel elige la oposición frontal a Obama (26 05 11)

Bibi Netanyahu desafía a Obama en el Congreso norteamericano

Cerrados aplausos de la oposición republicana al premier israelí en Washington   

.

.

WASHINGTON.- La esperada comparecencia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en el Capitolio aclaró el rol que ha decidido jugar Tel Aviv frente a su principal aliado global: la oposición a cualquier propuesta mediadora del presidente Barack Obama, y resistir durante los próximos dos años, apostando a que en las elecciones de 2012 un republicano venga a reemplazar al mandatario demócrata.

El premier israelí, jefe de un gobierno de coalición en el que abundan los sectores conservadores y de la derecha radical, llegó al Congreso de la capital norteamericana luego de entrevistarse con el presidente en la Casa Blanca.

Allí, le había expresado personalmente a Obama que el gobierno de Israel no avalará su iniciativa de volver a la mesa de negociaciones sobre el supuesto de las fronteras de 1967.

La línea vigente entonces es la única que tiene un reconocimiento internacional válido, y ha sido sostenida como la base de cualquier negociación entre las partes por todos los planes serios que se han intentado para lograr la paz durante los últimos años; no sólo la apoyan personalidades relevantes dentro como fuera de Israel, sino que ha sido la hipótesis negociadora propiciada por los norteamericanos en forma continuada, incluidas las Administraciones republicanas de George W. Bush.

El frontal rechazo ahora, cuando es Barack Obama quien la enuncia, muestra en realidad la estrategia israelí de oponerse a cualquier posibilidad de reabrir el proceso negociador.

Las fronteras de 1967 se traspasaron tras la denominada guerra de los Seis Días, cuando Israel ocupó porciones de Cisjordania, Gaza, la mitad oriental de Jerusalén, los Altos del Golán y la península del Sinaí. Algunos de estos territorios luego se devolvieron –como el Sinaí a Egipto- y otros permanecen en un limbo jurídico –como el Golán sirio-, pero básicamente la guerra impulsó el establecimiento de colonias judías en los territorios palestinos, en una expansión que no se ha detenido desde entonces.

La vuelta a las líneas fronterizas entre ambas comunidades implicaría desactivar y retraer el proceso colonizador, y las facciones que integran el actual gobierno israelí no están dispuestas ni siquiera a contemplar esa posibilidad.

Sin embargo, en el discurso ante los diputados y senadores norteamericanos, Netanyahu volvió a repetir el conocido argumento de que él está dispuesto a hacer “dolorosas concesiones” por la paz con los vecinos árabes; aunque a renglón seguido enumera los límites de cualquier negociación aceptable: Israel no entregará Jerusalén Este, no retirará la presencia militar de los bordes del río Jordán, no tolerará el retorno de los refugiados palestinos, ni detendrá el proceso de instalación de colonos en los territorios ocupados. Los cuatro puntos básicos del reclamo árabe.

El rechazo frontal a la propuesta de Barack Obama, que se ha comprometido personalmente a impulsar la paz en su aliado de Medio Oriente en un contexto regional especialmente crítico por los alzamientos insurgentes, deja a los árabes las manos libres para presentar la moción de la creación del Estado Palestino a la Asamblea General de la ONU en septiembre próximo.

El apoyo de la Asamblea a la iniciativa se da ya por seguro. También el veto de los Estados Unidos a su ejecución, en el seno del Consejo de Seguridad.

Obama insiste

LONDRES.- En medio de su gira europea y junto al británico David Cameron, Barack Obama respondió a las palabras del premier israelí.

La antipatía personal entre ambos mandatarios ya es obvia, y las 26 veces que el discurso de Netanyahu fue interrumpido con aplausos en el Congreso muestran el apoyo  que dispone en Washington, tanto de los republicanos como de los demócratas, entre cuyos votantes destaca la comunidad judía norteamericana y sus aportes económicos.

Obama, sin embargo, remarcó ayer en que “confía” que la solución del conflicto pueda alcanzarse mediante el diálogo entre ambas comunidades. Aunque para ello pidió a los palestinos mayor capacidad de entendimiento con los israelíes. Admitió que no apoyará la creación de un Estado Palestino en la ONU, y cediendo a una demanda de Netanyahu, declaró que su meta es “un Israel que sea seguro y esté reconocido por sus vecinos”, en referencia a Hamas, que se niega a reconocer la existencia del Estado judío y plantea una oposición y una resistencia armada a la ocupación.

Unidad palestina

RAMALLAH.- Las dos facciones palestinas reaccionaron airadamente contra el discurso del premier israelí en Washington.

El líder de Hamas, Ismail Haniyeh, se mostró partidario de poner en marcha “cuanto antes” el pacto de unidad firmado con la Autoridad Nacional Palestina (ANP) del partido Al Fatah.

Hamas, mayoritaria en la Franja de Gaza, llegó a un acuerdo con la facción gobernante en Cisjordania el 4 de mayo, en El Cairo, para poner fin a cuatro años de divisiones, implementar un gobierno de unidad, y convocar a elecciones generales el año que viene.

Haniyeh afirmó que, ante la cerrada posición del gobierno de Tel Aviv, se requiere “una estrategia palestina, árabe e islámica, de unidad nacional” para “acabar” con la ocupación.

El presidente de la ANP, Mahmmoud Abbas, no respondió públicamente a la solicitud de Hamas, pero sostuvo que las palabras de Netanyahu muestran que Israel “no ofrece nada” para construir la paz, por lo que ratificó que avanzarán en la presentación ante la ONU para que se avale la creación de un Estado Palestino.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Obama: recuperar la magia (27 01 11)

Barack Obama recupera la iniciativa política en un país decaído

Crecimiento, innovación y educación, las claves de salida en Estados Unidos

.

.

“Es verdad, nosotros hacemos grandes cosas”, con frases como esta, que apelaron a los valores más profundos de la idiosincrasia estadounidense y –al mismo tiempo- a acciones concretas de un plan de gobierno, el presidente Barack Obama relanzó anoche, en su discurso anual del Estado de la Nación, su gestión al frente de la Casa Blanca.

Los analistas coincidían en que el discurso apuntó a capitalizar la imagen de liderazgo tras la matanza de Arizona, enviar un mensaje de esperanza de salida de la crisis, y preparar el camino a una reelección en 2012.

Con una vuelta a la oratoria que lo hizo famoso, Obama propuso un plan para “ganar el futuro”, que debería concentrarse en el crecimiento económico. Una expansión que se asentará en la innovación, la educación, el ahorro y la unidad.

Estos puntos estratégicos requieren de “políticas de Estado”, para lo cual el presidente llamó a que ambos partidos trabajen con “responsabilidad”. Los representantes interrumpieron el informe con cerrados aplausos, especialmente desde la bancada del oficialismo demócrata –que tras las elecciones de noviembre pasado perdió la mayoría en la Cámara Baja- y por algunos legisladores republicanos, especialmente cuando Obama hacía referencia a los cambios que deberá enfrentar la estructura burocrática, y a “congelar el gasto anual para los próximos cinco años a partir de este año” para contener el déficit público, que ya supera los 1,3 billones de dólares.

Escoltado en la tribuna por el vice presidente, Joe Biden, y por el nuevo jefe de los diputados, el republicano John Boehner, el mandatario volvió a ratificar los rumbos de la política exterior, que no innovan el libreto de la primera mitad de su gobierno: retiro de Irak, próximo fin de la guerra en Afganistán, sanciones a Irán por su programa nuclear, presiones a Corea del Norte, apoyo a Israel, alianza estratégica con la Unión Europea; (América latina seguirá siendo un área marginal en la agenda del Departamento de Estado en los próximos dos años).

En definitiva, una presentación optimista que apeló a renovar el espíritu emprendedor de los padres fundadores del país, con inyección de esperanza pero al mismo tiempo con cautela. Barack Obama se presentó al mundo como un líder que ha aprendido de la gestión, más ubicado en el centro del espectro ideológico, sin grandes ni arriesgadas propuestas, por sobre las divisiones partidarias, pragmático y concentrado en recuperar el “sueño americano” y la posición de potencia hegemónica de su país.

Esta será la estrategia con que enfrentará en los próximos dos años la posibilidad de un segundo mandato.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Obama se mueve (06 01 11)

BARACK OBAMA RECUPERA LA INICIATIVA POLÍTICA CON EL CONGRESO EN CONTRA

El presidente estadounidense cambia el gabinete para afrontar la nueva etapa

.

.

En lo que constituye un anticipo de los intensos juegos de poder que se vivirán en los próximos dos años en la potencia mundial, el presidente Barack Obama demoró apenas unas horas tras su vuelta de las fiestas navideñas para retomar la iniciativa política, con remodelaciones en el gobierno.

La estrategia del líder demócrata intenta adelantarse a las acciones del nuevo Congreso norteamericano, cuyos integrantes elegidos en noviembre pasado configuran una nueva relación de fuerzas, donde la oposición republicana ha conseguido la mayoría de la Cámara de Representantes, y planea utilizar esos 49 escaños de diferencia con el oficialismo para intentar modificar el rumbo del programa político de la Casa Blanca.

Ante las amenazas de los conservadores, que han adelantado que desde la primer semana de trabajo en el Capitolio se abocarán a tumbar las leyes más conflictivas impulsadas por el oficialismo -como la polémica reforma sanitaria, el control del gasto público o la introducción de herramientas de supervisión financiera- el titular del Poder Ejecutivo declaró en el avión que lo traía de vuelta a la capital que estaba “esperanzado” en que la oposición se concentrará en este tiempo en la “recuperación del país”, en lugar de hacer campaña para las próximas elecciones presidenciales.

Dirigiéndose al nuevo presidente republicano de la Cámara Baja, John Boehner, y al líder de la oposición en el senado, Mitch McConnell, el mandatario dijo esperar que “comprendan que hay mucho tiempo para hacer campaña para 2012”, invitándolos a que ambos partidos trabajen juntos en este momento en que la crisis económica global aún no ha remitido, para “estar seguros que construimos la recuperación”.

Sin embargo, y más allá de estas declaraciones de buena voluntad, los demócratas están convencidos de que la nueva mayoría republicana en el Congreso viene a librar una inmediata y agresiva confrontación con el gobierno en general y, de una manera específica, con la figura del presidente, al que apunta para reducir sus expectativas de un segundo mandato.

Frente a ello, Obama ha decidido no esperar estos seguros embates y adelantarse reformando el equipo de colaboradores más cercanos, de forma tal de mantener la iniciativa política en el Ejecutivo, aprovechar al máximo la pequeña diferencia de senadores que el oficialismo tiene en la Cámara Alta para defender las reformas ya aprobadas, y comenzar a tomar posiciones frente a las elecciones generales de 2012.

En este contexto, ayer se conocieron los primeros nombres de los funcionarios de primera línea que se moverán en el círculo más inmediato del presidente.

Robert Gibbs, quien ha sido hasta ahora su secretario de Prensa y uno de los rostros más visibles y mediáticos del gobierno, y el jefe de gabinete, Peter Rouse, dejarán la Casa Blanca para abocarse a preparar la futura campaña de reelección.

Y ha trascendido que Obama cambiará el equipo económico, agregará un nuevo asesor político, y reemplazará a dos vice jefes de gabinete, en una reestructuración del gobierno que se espera se complete la próxima semana, cuando comiencen a tomar forma los ataques opositores en el Congreso.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Berlusconi: “O voto de confianza o elecciones” (18 11 10)

SI PIERDE EL VOTO DE CONFIANZA ITALIA ADELANTARÁ LAS ELECCIONES

Berlusconi se resiste a dejar el gobierno en plena crisis de su partido

.

.

El primer ministro italiano, el conservador Silvio Berlusconi, manifestó en la víspera que dará batalla para conservar el poder en Italia tras la crisis de gobierno abierta por su ex socio en el partido derechista Pueblo de la Libertad, Gianfranco Fini.

Los ministros aliados a Fini en el gabinete dejaron sus carteras en el Ejectuvo, y pasaron a formar parte del nuevo partido con que Fini ha dividido a la derecha, Futuro y Libertad.

Con la nueva agrupación sumándose al arco opositor, Berlusconi se queda en minoría en el Congreso, lo que implicó que el presidente de la República, el comunista Giorgio Napolitano, interviniera para establecer los mecanismos que permitan sortear la crisis.

En la tarde de ayer, Napolitano se reunió con los dos dirigentes de las cámaras legislativas, Gianfranco Fini de Diputados, y el presidente del Senado, Renato Schifani.

Con ambos consensuó que el Parlamento no demoraría la tramitación de los presupuestos generales del país, una ley que tiene carácter urgente en el contexto de crisis económica internacional, dado el riesgoso endeudamiento italiano, y, al mismo tiempo, que se realizarían las votaciones para las sendas mociones que el gobierno de Berlusconi tiene pendiente en el Congreso: la moción de censura presentada por la izquierda de Italia de los Valores y del Partido Demócrata en Diputados, y el voto de confianza que promueven sus senadores leales en la Cámara Alta.

Ambas votaciones se llevarían adelante el próximo 14 de diciembre.

Tras conocer el acuerdo alcanzado por el presidente Napolitano con los líderes del recinto legislativo, Silvio Berlusconi aseguró ayer que convocará elecciones anticipadas si su administración no supera la moción de confianza en ambas votaciones.

Aunque la disolución del actual gobierno y la convocatoria a elecciones es una competencia del Jefe de Estado, Berlusconi declaró que “si hay confianza seguiremos adelante, si no hay confianza iremos al voto”, confiando en que unas elecciones anticipadas pueden volver a darle una nueva mayoría y formar un nuevo gobierno, sin la participación del grupo de Fini, pero con el seguro respaldo del partido filofascista de la Liga Norte de Umberto Bossi.

A pesar de que su popularidad registra uno de los mínimos históricos de su carrera política (ninguna consultora le otorga más de un 27 por ciento en los sondeos), Berlusconi juega con la carta de que la oposición no está mejor: el principal partido del arco opositor, el izquierdista Partido Democrático apenas suma un 26 por ciento de intenciones de voto.

RÍO REVUELTO

Que Silvio Berlusconi haya logrado mantenerse en el gobierno tras los escándalos en que se ha visto envuelto se explica por la extrema dispersión partidaria en que se divide el sistema político italiano, y la paridad en las cuotas de votos que cada agrupación logra convocar.

Por ello, los dos principales partidos de derecha italiana, el PDL del primer ministro y la independentista y xenófoba Liga Norte de Bossi, sumados, tienen posibilidades reales de conservar el poder en un escenario de elecciones anticipadas.

Los últimos sondeos revelan que el PDL encabeza las intenciones de voto, con un 28,5 por ciento. La izquierda del Partido Democrático sólo alcanza a un 26 por ciento, y en tercer lugar se ubica la Liga Norte, con el 12,5 por ciento.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Berlusconi se queda solo (16 11 10)

BERLUSCONI QUEDA SOLO: SE QUIEBRA EL GOBIERNO EN ITALIA

El presidente Giogio Napolitano convoca hoy a los líderes parlamentarios

.

.

Finalmente, tras escenificar un divorcio progresivo, los dos líderes de la derecha italiana terminaron por separarse. Ayer se retiraron los ministros afines a Gianfranco Fini del Ejecutivo de Silvio Berlusconi. La ruptura de la alianza que llevó al gobierno a la derecha italiana en 2008 genera una crisis que hunde al primer ministro y deja a su partido, el “Pueblo de la Libertad”, en minoría. Los disidentes se aglutinarán a partir de julio próximo en el nuevo partido fundado por Fini, denominado “Futuro y Libertad”.

El rompimiento que se hizo efectivo ayer se venía anunciando desde hace cuatro meses, mediante declaraciones críticas por parte de ambos líderes y a través de muy ajustadas votaciones legislativas, donde los diputados rebeldes le pusieron permanentemente palos en la rueda a los proyectos enviados por el Ejecutivo de “il cavaliere”, como todo el mundo designa al primer ministro. Con la crisis de gabinete, ahora Berlusconi ya puede considerar a aquellos rebeldes como abiertamente opositores, con lo cual queda en minoría en la Cámara Baja, donde, además, está pendiente una moción de censura en su contra, presentada por la oposición de izquierdas y que con la nueva composición de fuerzas a partir de ayer puede prosperar positivamente.

Sin embargo, se abre un período de incertidumbre, aún mayor a la habitual inestabilidad que es propia de la estructura institucional italiana. Pero es que el primer ministro mantiene una pequeña diferencia a su favor en el Senado. Y sus senadores incondicionales acaban de presentar, precisamente para equilibrar el embate en Diputados, una moción de confianza al Ejecutivo. Por eso, sabiendo que se venía el divorcio con Fini y su grupo, el domingo pasado Berlusconi sostuvo que se podría llegar a disolver la Cámara de Diputados, convocando unas elecciones sólo para elegir representantes a los 630 escaños de la Cámara Baja, manteniendo a los senadores en sus asientos sin incluirlos en las papeletas de voto. Una movida al más puro estilo berlusconiano.

Además, Italia es el país con la mayor deuda de los Estados de la zona euro, y necesita urgentemente aprobar la Ley de Presupuestos, esta necesidad puede darle unos días más de oxígeno al gobierno de Silvio Berlusconi. El presidente de la República, Giorgio Napolitano, que como Jefe de Estado tiene competencias representativas y muy poca incidencia en las decisiones políticas, convocó para hoy a los presidentes de ambas cámaras del Congreso, Gianfranco Fini y Renato Schifani, para asegurar el trámite de aprobación de los presupuestos en medio de la crisis de gobierno. La “era Berlusconi”, en todo caso, parece llegar a su fin.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

 

¿Y si fuera Serra…? (06 10 10)

EN BRASIL SE DEFINE LA NUEVA COMPOSICIÓN DEL CONGRESO NACIONAL

Continúan las negociaciones en miras a la segunda vuelta del 31 de octubre

.

.

Mientras las planas mayores de los grandes partidos brasileros afinan las estrategias para captar porciones del electorado de los adversarios, la composición del nuevo Congreso resultante de las elecciones generales del domingo pasado le otorga a la candidata oficialista, Dilma Rousseff, una cómoda mayoría de escaños.

El Partido de los Trabajadores (PT) logró arrebatarle a la oposición de centroderecha varias bancas, con las cuales el oficialismo sumará finalmente 402 diputados de un total de 513 de la cámara baja, según las proyecciones conocidas ayer. En el Senado, por su parte, el PT tendrá 55 curules sobre un total de 81.

Si las alianzas entre la primera minoría y los sectores más afines a Lula en el Partido Verde, tercera fuerza a nivel nacional, terminan confirmando a Dilma en la Presidencia, que es la hipótesis más factible tras la primera vuelta electoral, la heredera de Lula tendrá un Parlamento mayoritariamente afín, algo que su mentor no contó durante los ocho años de sus dos mandatos consecutivos.

Luiz Inácio da Silva, Lula, gobernó el gigante brasileño con el colegio legislativo dominado por el arco opositor, mayoritariamente integrado por los socialdemócratas del PSDB. El escenario que le tocó al actual presidente sería idéntico al que tendría que enfrentar el “tucano” José Serra, si los negociadores del oficialismo no tienen la capacidad suficiente para trasladar hacia Dilma los votos de Mariana Silva, y éstos terminan apoyando al candidato opositor; en este caso Serra debería asumir la Presidencia con el Poder Legislativo controlado por el PT.

Esta segunda alternativa –el trasvase de votos “verdes” a los socialdemócratas- es una de las más recurridas en los análisis políticos desde el domingo a la noche, cuando se conocieron los cómputos oficiales y quedó demostrado que la gran sorpresa de esta primera vuelta era el casi 20 por ciento nucleado alrededor de Marina Silva, ecologista, ex ministra de Lula, y que supo captar a una franja importante del voto joven y de los colectivos cristianos evangelistas, estos últimos con peso numérico creciente en Brasil.

La dirigencia del Partido Verde (PV) sigue deliberando sobre la postura que la agrupación tendrá frente al ballottage. Se espera una “neutralidad” (que, en definitiva, terminaría beneficiando al PT), aunque en las últimas horas varios dirigentes importantes han manifestado su preferencia por la alternativa de apoyar a Serra.

El presidente del PV, José Luis Penna, afirmó que dada la mayor “afinidad” de los verdes con los socialdemócratas, en segunda vuelta la opción es apoyar a Serra. En el mismo sentido se expresó ayer el diputado Fernando Gabeira, derrotado el domingo como candidato a gobernador de Río de Janeiro por el PV, “mi posición es apoyar a Serra, no sólo porque me apoyó en Rio de Janeiro sino porque lo considero el mejor candidato”, dijo en la víspera en la ciudad carioca. Gabeira, ex guerrillero como la propia Dilma Rousseff, afirmó que entre los “verdes” es mayoritario el respaldo a la oposición socialdemócrata.

Marina Silva, frente a estas posturas, se ha convertido en la “gran electora” en la segunda vuelta, y para definir la función de árbitro de su agrupación, ha convocado a una convención partidaria para fijar una posición común.

Los principales candidatos, por su parte, han comenzado con movimientos estratégicos: Dilma anunció un cambio respecto de su postura sobre el aborto, que la acercaría a los evangélicos de Marina; mientras que Serra pidió a la justicia electoral cambiar a su candidato a vicepresidente, con lo cual atraería al sector disidentes de los socialdemócratas.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Nuevo libro: CAMINO AL BICENTENARIO – Los programas presidenciales en 25 años de democracia argentina

Nelson Gustavo Specchia - Camino al bicentenario

.