Archivo de la etiqueta: Barack

¿Cómo parar el Estado Palestino? (29 09 11)

Las Naciones Unidas comienzan a tratar el pedido palestino

Rusia y China se suman a las críticas a Israel por entorpecer el proceso de paz

.

.

Mientras la iniciativa del premier palestino Mahmmoud Abbas frente a las Naciones Unidas sigue cosechando adherentes, la ampliación de 1.100 viviendas para judíos en la zona árabe de Jerusalén Este anunciada esta semana por el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu está poniendo en aprietos a su principal valedor, el presidente Barack Obama.

Desde Washington, Obama hizo saber, a través de su portavoz, que se sentía “profundamente decepcionado” por la decisión de la administración conservadora de Netanyahu; mientras que la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, tuveo ayer que improvisar un llamado a frenar la agresividad de los colonos israelíes, que podrían empeorar aún más el panorama, poniendo en evidencia que la vía apoyada por el Departamento de Estado no tiene demasiadas posibilidades de prosperar, debido a la inflexible postura de la derecha judía.

“Urgimos a evitar cualquier movimiento en las cercanías de Jerusalén que puedan considerase provocativos”, pidió Clinton en la víspera, dirigiéndose a ambas partes, aunque las excavadoras israelíes ya trabajan en el barrio de Gilo, en el corazón de la Jerusalén árabe.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidos comenzó ayer, siguiendo los procedimientos internos del órgano multilateral, a considera la petición de presentada por Mahmmoud Abbas ante la Asamblea General.

A pesar de los varios intentos de los enviados norteamericanos para que depusiera de su solicitud, la presentación formal de la carta al secretario general, Ban ki Moon, obliga a las comisiones de la organización internacional a abocarse a su tratamiento.

El Comité de Nuevas Admisiones, que incluye a los 15 miembros del Consejo, celebrará hoy su primera sesión con el petitorio palestino en el orden del día.

El proceso de revisión de una candidatura para lograr el estatus de Estado miembro suele extenderse por unos 35 días, pero diversos analistas aseguraron que, en este caso y dada la determinante presión estadounidense, ese periodo puede alargarse casi indefinidamente.

Aún así, el éxito diplomático para los palestinos ya se ha dado, especialmente por la abrumadora mayoría de países del mundo que respaldaron la solicitud.

Así, el jefe de la delegación de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante la ONU, Riyad Mansour, dijo ayer que los pasos formales están asegurados, y que si la decisión política de la potencia hegemónica presiona para que esos pasos no den resultados, deberá hacerse cargo también del costo político; “el proceso avanza paso a paso y esperamos que el Consejo de Seguridad cargue con su responsabilidad”, sostuvo Mansour.

Israel cada vez más solo

El claro respaldo norteamericano a Tel Aviv comienza a ser el único baluarte con que cuenta el Estado judío. Ayer, Rusia y China, dos potencias emergentes con una importancia determinante en la fijación de políticas globales (y ambos miembros permanentes del Consejo de Seguridad), criticaron abiertamente la expansión de asentamientos israelíes los territorios ocupados desde 1967.

El Departamento de Estado norteamericano no pudo dejar de expresar su “decepción” por la nueva medida, que afecta directamente la posibilidad de una reanudación de las conversaciones de paz entre ambas comunidades; y también la representante de la Unión Europea emitió un comunicado crítico.

“Es de especial preocupación que decisiones sobre un asunto tan delicado se tomen durante este período crucial”, sostuvo la Cancillería rusa, mientras sus homólogos chinos expresaron su “oposición” a la decisión de Israel.

Las condenas en los países árabes fueron homogéneas y contundentes.

.

Twitter:   @nspecchia

.

.

 

Obama se mueve (06 01 11)

BARACK OBAMA RECUPERA LA INICIATIVA POLÍTICA CON EL CONGRESO EN CONTRA

El presidente estadounidense cambia el gabinete para afrontar la nueva etapa

.

.

En lo que constituye un anticipo de los intensos juegos de poder que se vivirán en los próximos dos años en la potencia mundial, el presidente Barack Obama demoró apenas unas horas tras su vuelta de las fiestas navideñas para retomar la iniciativa política, con remodelaciones en el gobierno.

La estrategia del líder demócrata intenta adelantarse a las acciones del nuevo Congreso norteamericano, cuyos integrantes elegidos en noviembre pasado configuran una nueva relación de fuerzas, donde la oposición republicana ha conseguido la mayoría de la Cámara de Representantes, y planea utilizar esos 49 escaños de diferencia con el oficialismo para intentar modificar el rumbo del programa político de la Casa Blanca.

Ante las amenazas de los conservadores, que han adelantado que desde la primer semana de trabajo en el Capitolio se abocarán a tumbar las leyes más conflictivas impulsadas por el oficialismo -como la polémica reforma sanitaria, el control del gasto público o la introducción de herramientas de supervisión financiera- el titular del Poder Ejecutivo declaró en el avión que lo traía de vuelta a la capital que estaba “esperanzado” en que la oposición se concentrará en este tiempo en la “recuperación del país”, en lugar de hacer campaña para las próximas elecciones presidenciales.

Dirigiéndose al nuevo presidente republicano de la Cámara Baja, John Boehner, y al líder de la oposición en el senado, Mitch McConnell, el mandatario dijo esperar que “comprendan que hay mucho tiempo para hacer campaña para 2012”, invitándolos a que ambos partidos trabajen juntos en este momento en que la crisis económica global aún no ha remitido, para “estar seguros que construimos la recuperación”.

Sin embargo, y más allá de estas declaraciones de buena voluntad, los demócratas están convencidos de que la nueva mayoría republicana en el Congreso viene a librar una inmediata y agresiva confrontación con el gobierno en general y, de una manera específica, con la figura del presidente, al que apunta para reducir sus expectativas de un segundo mandato.

Frente a ello, Obama ha decidido no esperar estos seguros embates y adelantarse reformando el equipo de colaboradores más cercanos, de forma tal de mantener la iniciativa política en el Ejecutivo, aprovechar al máximo la pequeña diferencia de senadores que el oficialismo tiene en la Cámara Alta para defender las reformas ya aprobadas, y comenzar a tomar posiciones frente a las elecciones generales de 2012.

En este contexto, ayer se conocieron los primeros nombres de los funcionarios de primera línea que se moverán en el círculo más inmediato del presidente.

Robert Gibbs, quien ha sido hasta ahora su secretario de Prensa y uno de los rostros más visibles y mediáticos del gobierno, y el jefe de gabinete, Peter Rouse, dejarán la Casa Blanca para abocarse a preparar la futura campaña de reelección.

Y ha trascendido que Obama cambiará el equipo económico, agregará un nuevo asesor político, y reemplazará a dos vice jefes de gabinete, en una reestructuración del gobierno que se espera se complete la próxima semana, cuando comiencen a tomar forma los ataques opositores en el Congreso.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.