Archivo de la etiqueta: Ban Ki-moon

Israel frena al “Rachel Corrie” (07 06 10)

.

ISRAEL FRENA AL ÚLTIMO BARCO CON AYUDA HUMANITARIA A GAZA
.

.

TEL AVIV.- El asalto israelí a la flotilla de barcos con ayuda alimentaria a Gaza del lunes pasado sigue en el centro de atención de los gobiernos y de los principales medios de prensa del mundo, y la tensión provocada por esa acción, especialmente con Turquía, sigue creciendo y dibuja un conflicto con final abierto.

Este sábado, el último buque de la flotilla, el “Rachel Corrie”, que se había retrasado por reparaciones técnicas, fue tomado por asalto por los mismos escuadrones que abordaron la “Flotilla de la Libertad” la semana pasada, causando un número aún indeterminado de muertes entre la tripulación civil, unas 700 personas de más de 60 países.

El “Racher Corrie”, nombrado así en homenaje a una activista norteamericana que murió aplastada bajo una excavadora israelí en Gaza, fue tomado por asalto a pesar de la condena unánime que durante toda la semana debió soportar el gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu.

El canciller ultraderechista, Avigdor Lieberman, volvió a recalcar que se parará a “cualquier otro barco que intente desafiar la soberanía de Israel. No hay posibilidad de que el Rachel Corrie llegue a Gaza.” El barco, que navegaba bajo bandera irlandesa, fue detenido y abordado en aguas internacionales, lo que técnicamente constituye un acto de piratería, en abierta violación al derecho internacional vigente.

A bordo del “Racher Corrie”, entre otras personalidades viajaban la premio Nobel de la Paz Mairead Maguire y el ex subsecretario general de Naciones Unidas (ONU), Denis Halliday.

En esta oportunidad no hubo víctimas, mientras que en Turquía, tras la autopsia efectuada a los cadáveres de los cooperantes muertos por el ejército israelí en el abordaje del lunes, el Consejo de Medicina Forense afirmó que los nueve murieron por disparos a quemarropa, cinco de ellos por tiros en la cabeza.

La información, que divulgó el diario británico The Guardian, señala que Ibrahim Bilgen, de 60 años de edad, recibió cuatro disparos en la sien, mientras que el joven turco-estadounidense Fulkan Dogan, de 19 años, fue tiroteado una vez en la cabeza, dos en las piernas y una en la espalda. Otros dos hombres recibieron cuatro disparos, y cinco de las víctimas fueron tiroteadas por la espalda.

Tras estas revelaciones, el secretario general de la ONU, Ban ki Moon, insistió en la víspera la intención de la organización de realizar una investigación externa independiente, con una comisión encabezada por el ex primer ministro de Nueva Zelanda, Geoffrey Palmer, pero el gobierno israelí volvió a oponerse a una iniciativa de esas características.

.

RESPALDO NORTEAMERICANO

.

ANKARA.- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmmoud Abbas, arribó anoche a Turquía, el país que avanza rápidamente hacia una posición de liderazgo y referencia en el mundo musulmán.

Abbas se reunirá hoy con el presidente Abdullah Gül y con el primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatollah Alí Jamenei, manifestó que la Guardia Revolucionaria iraní está “preparada” para escoltar militarmente a los barcos que intenten romper el bloqueo israelí.

En esta escalada de tensión, causó estupor la postura de la Administración norteamericana, que ha decidido volver a respaldar a Israel contra la opinión del resto del mundo.

Ayer, el vicepresidente Joe Biden desató la indignación en los países árabes al considerar que Israel “tenía derecho” a abordar los navíos, donde se produjeron las muertes a quemarropa, en defensa de su propia seguridad.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

Condena mundial a Israel (02 06 10)

.
EL MUNDO ENTERO CONDENA A ISRAEL POR LA DESPROPORCIONADA AGRESIÓN
.

NEW YORK, TEL AVIV.- Al día siguiente de que Israel conmocionara al mundo por el insólito y desproporcionado ataque de su ejército a un convoy humanitario en aguas internacionales, el incidente ocupa la atención de las diplomacias de los principales Estados y la gestión de las organizaciones multilaterales, mientras se suman condenas y repulsas desde la práctica totalidad del arco político, con movilizaciones de importantes sectores de la sociedad civil en las principales capitales.

El gobierno de Israel, sin embargo, ha desestimado hasta el momento todas las críticas, ha respondido a la censura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) despectivamente, e insiste en su argumento de que los tripulantes desarmados de los barcos con cooperantes solidarios “atacaron violentamente” a los soldados israelíes que los abordaron desde el aire.

En respuesta, los militares del cuerpo de élite a cargo del abordaje habrían tenido que cambiar las balas de goma con que preveían detener el convoy, y habrían pasado a utilizar las balas de plomo, hiriendo a múltiples personas y causando un número aún indeterminado de muertes, que las organizaciones de derechos humanos cifran en 19.

El Estado de Israel ha reconocido, en medio del estrecho silencio informativo que mantiene sobre toda la cuestión, 9 muertos.

La ONU, cuyo secretario general, Ban Ki Moon, calificó ayer el hecho como un “baño de sangre”, reunió inmediatamente al Consejo de Seguridad a petición de Turquía, que ocupa uno de los lugares no permanentes del Consejo en este momento.

A pesar de que la reunión se extendió por unas 13 horas, la declaración final no condena taxativamente a Israel. En cambio, pide la “inmediata liberación de las embarcaciones y de las personas detenidas”. Israel ha informado que aquellos tripulantes –entre los cuales hay una Premio Nobel, varios diputados y dirigentes civiles europeos- que no acepten volver de inmediato a sus países de origen, serán encarcelados hasta tanto se tramite su deportación.

El documento de la ONU finaliza llamando a una “investigación rápida, imparcial, creíble y transparente conforme a los estándares internacionales.” A pesar de la relativa tibieza de la declaración, el gobierno israelí reaccionó inmediatamente y en duros términos, ratificando su accionar militar contra la flota humanitaria con destino a la Franja de Gaza y calificando de “inaceptable e insostenible” el documento de la ONU.

El canciller hebreo, Avigdor Lieberman, dijo que el secretario general Ban Ki Moon debería “lamentar la hipocresía de la comunidad internacional en relación a Israel”, al tiempo que aseguró que el gobierno de Tel Aviv mantendrá el bloqueo territorial, comercial y humanitario (tanto por tierra, por aire y por mar) contra la Franja de Gaza.

Israel cerró todos los pasos e inició el bloqueo contra la escueta franja de tierra de la costa mediterránea tras el acceso al poder del partido islámico Hamas, en junio de 2007; la situación de la población civil de Gaza es, a estos momentos, desesperada.

.

EGIPTO COMUNICA A GANA

EL CAIRO.- Sumándose a la condena y repudio del resto del mundo al ataque israelí a los seis barcos que transportaban ayuda humanitaria a Gaza, el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, ordenó hoy la apertura del paso de Rafah, la única vía de acceso al territorio palestino no controlada por el Estado de Israel a la Franja.

Rafah, ubicado en la frontera egipcia, es imprescindible para que la ayuda (alimentos y medicamentos, principalmente) pueda llegar a población civil palestina.

Las esporádicas aperturas del paso por Egipto es aprovechado por los habitantes de Gaza para acceder a ayuda médica y trasladar al país vecino a los heridos y enfermos cuyos casos clínicos son imposibles de atender sin agua, ni luz eléctrica, ni hospitales funcionando, tal como se vive la cotidianidad de la Franja desde la invasión y bombardeo israelí –en la operación “plomo fundido”- del año pasado.

Israel admite que la ayuda humanitaria pase por Egipto, aunque Hamas condicionó la aceptación de las mercaderías a la liberación de los cooperantes retenidos por el ejército hebreo.

.

ISRAEL: ¿POR QUÉ? ¿QUÉ GANAN?

.

.

La acción militar israelí de ayer debería ser inadmisible para toda la comunidad internacional, y no sin respuesta como tantas otras desde que el Estado de Israel decidió desoír las resoluciones de la ONU sobre la necesidad de habilitar un espacio político propio para el pueblo palestino.

Desde el análisis, la postura del gobierno israelí –un arco de partidos de derecha, tradicionalistas y religiosos- no es fácil de comprender ni siquiera desde su propia dinámica.

Turquía ha sido uno de los pocos amigos que Israel dispone en esa región, un mar de pueblos musulmanes que ni siquiera reconocen su existencia y que –en el exaltado tono discursivo tan propio- lo amenazan.

Turquía ha sido el mediador y el interlocutor, inclusive el puente para recomponer las relaciones con Siria, para que el régimen de Bachar al Assad deje de fomentar a la milicia del Hezbollah libanés.

Y es un barco de bandera turca, del país amigo, el que se ataca desproporcionada y gratuitamente.

Porque ese ejército, uno de los mejores y más equipados del mundo, armado con la última tecnología, y una potencia nuclear que atesora más de 200 bombas atómicas, se enfrentó a gomeras, bolitas de vidrio, pelotas de goma y sillas de plástico. I

ncompresible y bochornoso.

Lamentablemente, también trágico.
N. G. S.

.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Las cancillerías cercan al gobierno de Netanyahu (23 03 10)

LA COMUNIDAD INTERNACIONAL AUMENTA LA PRESIÓN SOBRE ISRAEL

.

.

Luego de la impactante visita del presidente brasileño Lula da Silva a Medio Oriente durante la semana pasada, y las críticas del mandatario sudamericano por la falta de resultados concretos en el conflicto entre israelíes y palestinos, las cancillerías de las potencias implicadas en las negociaciones diplomáticas en la zona han recuperado la iniciativa política, y las manifestaciones a favor de un relanzamiento del proceso de paz se suceden a diario.

.

Estas reacciones comenzaron la semana pasada, cuando los máximos responsables de las relaciones internacionales del Cuarteto (ONU, Estados Unidos, Unión Europea y Rusia) se reunieron en Moscú, para condenar enérgicamente el anuncio israelí de habilitar la construcción de 1.600 nuevas viviendas en la zona oriental de Jerusalén, y empujar a ambas partes a sentarse a la mesa de negociaciones. La nota más destacada de la reunión de Moscú, expresada por boca del secretario general de la ONU, Ban ki Moon, fue emplazar al surgimiento efectivo de un Estado Palestino en el término de 24 meses. Casi en los mismos términos, se había expresado el presidente Lula ante la Knesset israelí, al abogar por un “Estado palestino plenamente soberano, seguro y viable” coexistiendo junto a Israel.

.

A pesar de la fuerza de estas declaraciones, el gobierno de Benjamín Netanyahu afirmó que no habrá vuelta atrás con los planes de viviendas judías en la zona árabe de Jerusalén, para Israel “construir en Jerusalén es como construir en Tel Aviv, no hay ningún impedimento”, desafió el primer ministro, apenas unas horas antes de partir a los Estados Unidos.

.

En Washington será recibido por el presidente Barack Obama, en una reunión orientada a recomponer las debilitadas relaciones entre ambos socios estratégicos. Netanyahu, además, asistirá a la reunión del Congreso Anual del Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC), el principal lobby judío en Norteamérica. Y fue precisamente ante este foro donde la secretaria de Estado, Hillary Clinton, expresó la posición de su gobierno: Israel debe detener los nuevos asentamientos, porque “minan el proceso de paz con los palestinos, minan la confianza mutua.” Con esta postura Bibi Netanyahu será recibido en la Casa Blanca, en un encuentro donde se jugará la continuidad del proceso de paz.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

La resistencia palestina lanza una nueva intifada (17 03 10)

LA RESISTENCIA PALESTINA LANZA UNA NUEVA INTIFADA EN JERUSALEN

.

El gobierno de Barack Obama afirma estar “decepcionado” por Israel

.

lu

La coincidencia entre dos hechos políticos internacionales de suma importancia ha contribuido a desatar una escalada inesperada en el conflicto de Medio Oriente.

.

Luego de la sorpresiva irrupción del presidente brasileño, Lula da Silva, criticando la falta de resultados del “Cuarteto” (ONU, EEUU, Unión Europea, y Rusia) y ofreciéndose a mediar, el presidente norteamericano Barack Obama terminó de acusar recibo del desplante israelí a su vicepresidente, Joe Biden.

.

Biden llegó la semana pasada a Tel Aviv para relanzar formalmente el diálogo, y mientras se encontraba reunido con el presidente Shimon Peres, el gobierno de Benjamín Netanyahu anunció la construcción de 1.600 nuevas viviendas en la zona oriental de Jerusalén, reivindicada por los palestinos como capital de su Estado.

.

El anuncio israelí fue interpretado como un intento de boicotear las negociaciones, abortándolas aún antes de iniciadas, y en Washington se lo calificó como “insultante”. El hecho llevó a un conflicto diplomático como no habían vivido ambos aliados en 35 años. Como consecuencia de ello, la Casa Blanca anunció que su enviado especial, George Mitchel, cancelaba el viaje programado desde hace meses, y manifestó su “consternación y decepción” por boca de la secretaria de Estado, Hillary Clinton. Israel ha tenido que receptar las críticas también del secretario general de la ONU, Ban ki Moon, y de la representante exterior europea, lady Catherine Ashton.

.

Estos forcejeos diplomáticos, que han vuelto a poner el conflicto en la atención del mundo, fueron aprovechados por los sectores más rebeldes de la resistencia palestina, que ayer protagonizaron una escalada de protestas que puso en vilo a toda Jerusalén, donde se ubica uno de los sitios religiosos centrales del judaísmo –el Muro de los Lamentos- y dos de las mezquitas más veneradas del Islam.

.

Las movilizaciones, lanzamiento de piedras, e incendio de cubiertas amenazaban anoche con extenderse a las dos zonas palestinas, Cisjordania y la Franja de Gaza. El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, declaró ayer como “día de ira” y convocó por la cadena árabe Al Jazeera a aprovechar este estado de conmoción para generar una tercera “intifada” contra la ocupación israelí, como las que se vivieron de 1987 a 1993 y de 2000 a 2005.

.

LULA LLEGA A JERUSALEN

.

Desde la peregrinación a Tierra Santa del emperador Pedro II, en 1876, la llegada de Luiz Inacio da Silva a Israel es la primera en la historia de un mandatario brasileño. Y Lula llega apenas unos días después de que el vicepresidente norteamericano Joe Biden sufriera el escarnio de arribar con todas las buenas intenciones demócratas, y el partido religioso sefardí Shas le lanzara el balde de agua fría de más asentamientos.

.

Ninguno de los dos hechos es fortuito, y la lectura de ellos influirá en Los nuevos rumbos que puede adoptar Medio Oriente. Los asentamientos, y la declaración de Bibi Netanyahu de que esta política es “irrenunciable”, están dirigidos a marcar la cancha a las posibilidades norteamericanas.

.

Obama nunca recabó muchas simpatías en Tel Aviv, el canciller Avigdor Lieberman usa palabras gruesas para referirse al líder norteamericano, y los partidos ultraortodoxos integrados a la coalición de gobierno no quieren ni hablar de nuevas negociaciones.

.

De ahí el desplante a Joe Biden. Entonces aparece Lula, con aire fresco, una autoridad indiscutible y con su estrella en meteórico ascenso.

.

¿Qué significa Lula? Además del carisma, Lula es América latina, es un potencial asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, es la alianza BRIC (con Rusia, India y China), es un universo de recursos naturales renovables, es el líder de un país –y un mercado- con tamaño de continente. Nadie puede no escucharlo, ni siquiera los israelíes.

N. G. S.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

El G-8, el hambre y los ricos

El G-8, el hambre y los ricos

.

.

por Nelson Gustavo Specchia

.

.

g8

.

.

Los rituales de las cumbres de los líderes más ricos del mundo suelen generar dosis crecientes de escepticismo. ¿Qué pensar, cuando los focos de atención apuntan a la tortícolis del primer ministro italiano, y las expectativas se centran en si los periodistas seguirán haciéndole pasar malos ratos con preguntas sobre las fiestas en su residencia veraniega, con prostitutas y menores de edad involucradas?

Por otra parte, la sucesión de estas reuniones de los grandes líderes del mundo desarrollado minan su propia credibilidad, con la distancia creciente que van estableciendo entre la espectacularidad de las promesas, anunciadas en grandes titulares periodísticos con las inevitables “fotos de familia” donde los jefes del mundo se alinean sonrientes, y el posterior cumplimiento –reticente y avaro- de los contenidos de esas promesas. La imperiosa urgencia de aumentar los montos de la cooperación internacional al desarrollo, especialmente hacia los integrantes de ese “cuarto mundo” que engloba a los Estados africanos, es un punto recurrente en la agenda de las cumbres de los ricos, y también es uno de los puntos que más decepciones acumula: en la cumbre de Escocia, en 2005, anunciaron su compromiso de aumentar a 21.500 millones de dólares anuales la ayuda destinada a África, pero para el año pasado habían depositado apenas la tercera parte de ese monto. Y la propia FAO, la agencia alimentaria de la ONU, afirma que se ha girado apenas una cuarta parte de los casi 7.000 millones de dólares prometidos con bombos y platillos en la última cumbre del G-8, en Toyako, Japón.

Por eso cuando el club de los países más ricos del mundo anunció la semana pasada en L’Aquila, en la castigada región italiana que vivió hace apenas tres meses unos movimientos sísmicos que alteraron toda su fisonomía, unos resultados más bien modestos, a mí me llamó la atención. Me pregunté, a renglón seguido, si eso no significaría, desde el vamos, una buena noticia. Y el compromiso –prácticamente a título personal- del presidente de los Estados Unidos en los principales capítulos de las conclusiones de la cumbre, me pareció la segunda buena noticia. De alguna manera, estos dos elementos vienen a modificar el derrotero de estas reuniones, tal como se han presentado en los últimos años.

El compromiso frente al hambre, denominado “Iniciativa de L’Aquila para la Seguridad Alimentaria”, alcanzará los 20.000 millones de dólares, pero a las discusiones sobre su destino fueron invitadas también algunas economías emergentes, como Brasil y China, otros países europeos que no pertenecen al exclusivo círculo del G-8, e inclusive representantes de ocho Estados africanos. Según los cálculos de las Naciones Unidos, la actual crisis global aumentará este año la población con hambre en 100 millones de hombres y mujeres, con lo que se rozará la escandalosa cifra de mil millones de hambrientos, una sexta parte de la humanidad.

Por eso es de remarcar que más allá del asistencialismo coyuntural de todo ese dinero, la reunión de L’Aquila puso sobre la mesa los elementos estructurales del problema: la protección de los países desarrollados (especialmente la Unión Europea y los Estados Unidos) frente a las importaciones agrícolas proveniente de países pobres, las necesarias inversiones internacionales en tecnología y seguridad de los alimentos, el acceso al agua potable y de riego. Sin enfrentar estos ítems, el hambre no hará sino crecer.

El otro capítulo, donde se vuelve a ver la mano y la intención personal del presidente Barack Obama, tiene que ver con los largos plazos y con el futuro del planeta. Para que la diferencia con su antecesor, George W. Bush, se siga marcando, el líder norteamericano logró arrastrar a sus colegas a un compromiso fuerte: una reducción del 80 por ciento de los gases de efecto invernadero antes de 2050 (con una exigencia menor, del 50 por ciento, en los países en vías de desarrollo). No es suficiente, por supuesto, como lo recalcó el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; pero si lo comparamos con la actitud de la Administración Bush, que se negó taxativamente a firmar el Protocolo de Kioto o a comprometerse a cuantificar ningún tipo de disminución, limitándose a discutir si el cambio climático debía medirse en grados Centígrados o Farenheit, el salto es espectacular.

La seguridad nuclear fue el tercer tópico más destacado de la agenda. Tampoco aquí los anuncios fueron espectaculares, pero por eso mismo parecen cargados de racionalidad. Los líderes de los países ricos ven con preocupación el crecimiento díscolo de programas como el de Corea del Norte, o el de la cada vez más autocrática República Islámica de Irán. Pero Obama ha logrado evitar condenas taxativas, y sigue imponiendo esa vía dialogal y negociadora con que ha hecho frente al tema. El año que viene, en 2010, habrá que revisar el Tratado de No Proliferación Nuclear, y posiblemente esta estrategia “blanda” termine dando sus resultados en ese marco.

Por todo ello, como decía al principio, quizá los magros y mesurados resultados de esta nueva cumbre de los ricos sean, precisamente por eso, una buena noticia. En un contexto crítico de alta complejidad, no necesitamos líderes teatrales ni anuncios tan espectaculares como vacíos a la larga. Metas más próximas y estrategias más prudentes, aunque no den para grandes titulares, pueden estar más en consonancia con las necesidades de la hora.

.

.

.

.

(en LA VOZ DEL INTERIOR, lunes 20 de julio de 2009)

.