Murdoch sigue en picada: arrestan a Rebekah Brooks (18 07 11)

Cae la prensa amarilla

Renuncia el jefe de la policía británica por los sobornos de los diarios sensacionalistas. Rupert Murdoch pide públicamente perdón, pero su imperio mediático se tambalea. Lo investigan también en Estados Unidos.    

.

La señora de los titulares: En el casamiento de Rebekah Brooks estuvo toda la clase política británica, incluyendo a David Cameron y a Gordon Brown

.

La crisis desatada por la corrupción a funcionarios por los medios amarillistas de Rupert Murdoch crece en Gran Bretaña, implicando cada vez más a policías y a miembros del gobierno.

En la tarde de ayer, sir Paul Stephenson, el comisario jefe de Scotland Yard, la policía metropolitana de Londres, una fuerza que goza de una tradición de corrección y legalidad, renunció al estar relacionado con las escuchas ilegales para el periódico dominical News of the World.

Desde hace varios años que los medios del grupo de Murdoch son señalados por la prensa seria, especialmente por el diario de centroizquierda The Guardian, de falsear fuentes y violar la ley para conseguir noticias exclusivas de alto impacto.

Muchas de esas denuncias fueron realizadas ante la policía, pero, de manera sospechosa, las denuncias fueron descartadas y no prosperaron.

Ahora, además de esa falta de celo policial, se supo que el comisario Stephenson, que hace unos días admitió que algunos oficiales habían recibido “pagos inapropiados” por parte de los medios de Murdoch, mantuvo, durante el período de las escuchas ilegales, como consultor de Scotland Yard a Neil Wallis, ex subdirector del periódico sensacionalista.

Wallis acaba de ser detenido, en una seguidilla de arrestos que están haciendo tambalear todo el imperio mediático reunido en News Corporation.

Entre los diez arrestos importantes con que la operación –denominada “Weeting”- está alterando la política británica, ayer también fue detenida Rebekah Brooks, delegada del grupo en Inglaterra y mano derecha de Murdoch.

De hecho, cuando la semana pasada el magnate aterrizó en Londres, afirmó que no llegaba para salvar la compra del canal BSB (a la que finalmente tuvo que renunciar) sino para “respaldarla a ella”. Sin embargo, también tuvo que soltarle la mano, porque a estas alturas el propio Murdoch comienza a estar en peligro.

En Estados Unidos, el FBI anunció la apertura de una investigación en el mismo sentido que los ingleses: sospechan que los medios del magnate espiaron nada menos que a las víctimas de los atentados de 11 de Septiembre de 2001.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s