La OTAN seguirá atacanda a Khaddafi (13 07 11)

El frente libio retrocede hasta Zintan sin soluciones políticas

La OTAN y los rebeldes acuerdan seguir la guerra hasta la caída de Khaddafi   

.

.

TRÍPOLI.- A pesar del desgaste y el empantanamiento de la guerra entre las dos facciones combatientes en Libia, la esperada negociación política que condujera hacia un armisticio sigue lejos.

La avanzada insurgente había logrado tomar el control de la estratégica ciudad de Al Qawalish, ubicada apenas a 100 kilómetros al suroeste de la capital, y por donde pasa la autopista que vincula a Trípoli con los centros urbanos bajo dominio del régimen del coronel Muhammar el Khaddafi.

Pero este avance, logrado con el apoyo de la OTAN, quedó neutralizado ayer cuando una contraofensiva del ejército regular recuperó Al Qawalish, haciendo retroceder el frente de guerra hasta la ciudad de Zintan.

La recuperación del enclave por parte de las fuerzas leales a Khaddafi pone de manifiesto la fragilidad militar de los rebeldes, que responden al mando –también precario- del Consejo Nacional de Transición (CNT), con sede en Bengasi.

Precisamente estas dificultades en el sostenimiento de una estrategia militar sólida, y el impacto en la población civil, es el que motiva los pedidos de que la comunidad internacional fuerce el inicio de negociaciones entre ambos bandos.

Sin embargo, los altos mandos de la OTAN se reunieron ayer en Bruselas con representantes del CTN libio, a quienes aseguraron que los ataques de la Alianza Atlántica contra objetivos militares del régimen seguirán adelante.

El secretario general aliado, el danés Anders Fogh Rasmussen, no descarta la apertura de negociaciones en el plano político, pero sigue haciendo hincapié en que “las operaciones de la OTAN deben continuar para proteger a los civiles”.

Los representantes del Consejo de Bengasi, por su parte, también siguen apoyando las acciones armadas como la “única vía” realista para terminar con el régimen, y calificaron en Bruselas la acción de la OTAN como “indispensable por su carácter humanitario”.

Hoy se reunirá en Estambul el Grupo de Contacto, el conjunto de países implicados en las operaciones en el país norafricano, y volverá a tratarse la posibilidad de plantear un armisticio con Trípoli; mientras los rebeldes preparan un nuevo ataque a Al Qawalish.

Los rebeldes, también acusados

Una de las justificaciones más sólidas de la insurgencia rebelde contra el coronel Khaddafi es la que se apoya en la sistemática violación de los derechos humanos, especialmente a las minorías, perpetradas por el régimen libio durante décadas.

Sin embargo, también los alzados en la mitad oriental de Libia han quedado atrapados en esa lógica, al conocerse ayer la denuncia de la organización Human Rights Watch, que afirma que los insurgentes han cometido saqueos y ataques a civiles, que incluyeron robos en comercios de las localidades que van ocupando, incendio de viviendas de partidarios de Khaddafi, e inclusive el saqueo de hospitales y puestos sanitarios.

El informe de la ONG estadounidense parte de testimonios y entrevistas a combatientes de ambos bandos, y provocó la airada respuesta de los voceros del CNT en Bengasi.

La guerra, empantada hace meses, sigue golpeando con la mayor fuerza a los civiles, para cuya protección fue originariamente declarada.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

en Twitter:   @nspecchia

.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s