Jornada trágica en los frentes de guerra de Asia Central (06 07 11)

La retirada del ejército norteamericano no disminuye la conflictividad        

.

.

BAGDAD, KABUL.- Los frentes bélicos abiertos en Asia central no logran atenuar el nivel de violencia en la región, a pesar de las estrategias ensayadas por la Administración Obama y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), los dos principales actores externos intervinientes.

Washington ha comenzado un retiro escalonado de los frentes asiáticos, entregando las funciones de seguridad a los nuevos escuadrones policiales internos, tanto en Irak como en Afganistán.

Sin embargo, la alta desestructuración social en que los invasores dejan a estos países, los enfrentamientos entre las ramas del Islam, y la capacidad ofensiva de los talibán en las zonas montañosas, siguen provocando cruentos episodios de violencia.

En la víspera, un doble atentado con explosivos en las inmediaciones de la capital iraquí dejó un tendal de -al menos- 40 muertos, mientras tres ataques sucesivos en la región oriental de Afganistán provocaron la muerte de cuatro soldados de la OTAN, y otra baja en un militar de las fuerzas australianas desplegadas en esa zona.

Mientras el atentado iraquí fue adjudicado a la guerrilla insurgente sunnita, las bombas que mataron a los soldados de la OTAN forman parte de una nueva avanzada talibán en el Este afgano.

El atentado de las cercanías de Bagdad se produjo en Tayi, una barriada mixta de sunnitas y chiítas que fue hasta hace poco tiempo un campo de batalla de Al Qaeda, un escenario de fuertes enfrentamientos entre radicales de ambas confesiones musulmanas, y un asentamiento del Ejército de Al Mahdi, una facción chiíta.

El ataque se ejecutó con una mecánica ya usual en la insurgencia interna iraquí, estrellando un coche cargado con explosivos contra un edificio de oficinas públicas (un registro civil y la municipalidad de Tayi), en un horario donde ambas dependencias estaban llenas de civiles realizando trámites, y de autoridades locales.

Según los partes médicos del hospital bagdalí de Kadhimiya, hasta la tarde de ayer se contabilizaban 40 fallecidos y más de medio centenar de heridos.

Los cinco militares occidentales caídos en Afganistán, además, se suman a los 280 soldados extranjeros muertos en el frente afgano en lo que va del año.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s