La primavera árabe, el otoño israelí (17 05 11)

Duelo y condena en Palestina por la represión en la “nakba”

La ONU condena la acción del ejército israelí por “desproporcionada y mortal”

.

 

.

RAMALLAH; NUEVA YORK.- El baño de sangre desencadenado el último domingo por las tropas del Ejército judío, al provocar al menos 21 muertes al disparar contra los manifestantes palestinos que recordaban el 63 aniversario de la expulsión de la población árabe por la creación del Estado de Israel, ha levantado una serie de censuras a nivel mundial.

La primera condena surgió de la Autoridad Nacional Palestina. El jefe del Ejecutivo, Mahmmoud Abbas, decretó ayer tres días de duelo por los manifestantes muertos a tiros en las fronteras, y en los disturbios reprimidos con mano dura en Cisjordania y Gaza. “Su sangre no será derramada en vano, porque se derramó por la libertad y los derechos de nuestro pueblo”, señaló Abbas.

Junto a numerosas declaraciones diplomáticas en el mismo sentido, el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban ki Moon, condenó la medida militar y afirmó estar “preocupado” por la violencia con que se ha reprimido las movilizaciones. “Estoy estupefacto por el número de muertes y el uso de la desproporcionada y mortal fuerza ejercida por el ejército israelí contra los manifestantes desarmados”, expresó el diplomático norteamericano Michael Williams, coordinador especial de la ONU para el Líbano.

Desde Washington, sin embargo, se relativizó la mayoritaria condena internacional, al sostener que la Casa Blanca “lamentaba” la pérdida de vidas humanas pero al mismo tiempo subrayaba que Israel –el principal aliado estratégico de los Estados Unidos en todo Medio Oriente- tenía “el derecho a proteger sus fronteras”, y adjudicó a Siria el alentar las protestas para desviar la atención de su crisis interna.

La matanza se produjo al día siguiente en que el presidente estadounidense había manifestado su “total compromiso” con las movilizaciones populares en los países árabes, aunque nuevamente los palestinos serán una excepción en la política exterior norteamericana.

Al parecer, el ejército judío fue tomado por sorpresa en el borde norte. La alarma saltó cuando manifestantes palestinos, que coreaban consignas contra la expulsión de la población árabe tras la creación del Estado de Israel, que obligó a más de 750.000 palestinos a dejar sus hogares y salir hacia la diáspora (la “nakba”), ingresaron a los Altos del Golán. Esta porción de territorio pertenece a Siria, pero el Estado judío la ocupa de facto desde 1967. “No podíamos tolerar una invasión al Golán”, manifestó el domingo el vocero del Ejército, y se dio la orden de disparar.

Tras un nuevo fracaso de las conversaciones de paz y la renuncia del enviado especial del presidente Obama, George Mitchel, la Autoridad Palestina planea convocar una votación en la ONU para reconocer un Estado Palestino.

Las posibilidades de que la iniciativa prospere en la Asamblea General son altas, aunque el gobierno de Benjamín Natanyahu ya adelantó que apelará al Consejo de Seguridad –y al veto de los Estados Unidos dentro de él- para que la medida no se haga efectiva.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s