Libia, en camino hacia la guerra civil? (04 04 11)

Se mantiene la línea de batalla y aumentan las víctimas civiles

.

.

Una de los temores expresados al inicio de la intervención occidental en Libia –la posibilidad de una guerra civil larga entre dos bandos relativamente equilibrados- ha dado indicios, en los últimos días, de que pueda ser el rumbo que adopte el conflicto entre la facción rebelde y el régimen del coronel Muhammar el Khaddafi.

En efecto, desde que a fines de la semana pasada la Alianza Atlántica (OTAN) asumiera la completa coordinación del establecimiento de la zona de exclusión aérea sobre el cielo libio, y las fuerzas gubernamentales lograran hacer retroceder a los insurrectos hasta los principales bastiones en el este del país, el frente de batalla se ha inmovilizado en las poblaciones del entorno de Bengasi, la capital rebelde.

Durante el fin de semana, los combates –difusos y aislados en las rutas, pero tomando cuerpo en los barrios de las ciudades- continuaron en Brega y Ajdabiya.

Al mismo tiempo, la reacción mundial contra las víctimas civiles caídas en los enfrentamientos, o como “daños colaterales” de los bombardeos de la OTAN a las instalaciones militares de Khaddafi, se convierte en una presión cada vez más considerable.

El viernes pasado, siete miembros de una misma familia –incluyendo niños y adolescentes- murieron en Brega, cuando la OTAN bombardeó a un convoy de las fuerzas leales al régimen que pasaba en ese momento por delante de la casa familiar.

Las tropas oficialistas han dejado de utilizar los tanques, fácilmente identificables por los radares de la Alianza Atlántica, y los han reemplazado por camionetas privadas a las que anexan armas y artillería, los mismos equipos que utilizan los insurrectos.

Esto ha llevado a que, en la confusión propia de un conflicto que tiende a mutar hacia una guerra civil, la diferenciación entre ambos bandos sea cada vez más difícil.

Los misiles de la OTAN, por ello, también han alcanzado camionetas de los milicianos voluntarios de la oposición rebelde, causando 13 bajas entre ellos.

El sábado, el presidente del Consejo Nacional rebelde, Mustafá Abdul Khalil, anunció que estaba “dispuesto a negociar un alto el fuego bajo condiciones” con el gobierno de Khaddafi, pero desde Trípoli rápidamente se rechazó la propuesta, que incluía una virtual división del territorio del Libia en dos partes.

Egipto mantiene el pulso

El alzamiento popular que estalló en Egipto a principios de año y que se llevó por delante al régimen autocrático de Hosni Mubarak no parece dispuesto a conformarse con una transición, tutelada por los militares, que sólo produzca modificaciones superficiales.

La céntrica plaza Tahir, en El Cairo, ha vuelto a ser escenario de marchas y movilizaciones que, al grito de “libertad o muerte”, reclaman la implementación de reformas aperturistas en la vida política egipcia.

Puntualmente, las manifestaciones piden la celebración de juicios a los personeros del antiguo régimen, a quienes identifican con la corrupción imperante en el país.

La Coalición de la Juventud de la Revolución, responsable de la convocatoria, demanda también la reducción de los poderes presidenciales, la disolución del Partido Nacional Democrático de Mubarak, el fin del estado de emergencia y la liberación de todos los presos políticos.

.

en Twitter:   @nspecchia

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s