Khaddafi recupera terreno (01 03 11)

El ejército avanza sobre las zonas ocupadas por los rebeldes. China y Rusia se oponen a una intervención militar directa.

.

.

El líder libio, Muhammar el Khaddafi, volvió a aparecer ayer en las cadenas oficiales de televisión del convulso país norafricano, en una actitud exultante y realizando gestos de victoria, luego de que se difundiera por los mismos medios que las tropas que responden al régimen habían logrado un avance decisivo sobre los enclaves ocupados por la insurgencia opositora cercanos a Trípoli.

En su nueva aparición pública, Khaddafi volvió a insistir en el discurso que mantiene desde el estallido de la crisis el 15 de febrero pasado, sosteniendo que la red fundamentalista islámica de Al Qaeda está detrás del alzamiento civil.

Osama ben Laden y el yihadismo sunnita tiene intenciones de “sembar el caos” en todo África, sostuvo el coronel que ocupa el poder hace 42 años, con las intenciones de instalar un califato religioso en todo el Magreb, la larga línea de países musulmanes de la costa mediterránea del Continente Negro.

Sin embargo, en el mismo discurso Khaddafi amenazó con una hipotética alianza con Ben Laden, “mañana mismo podríamos reunirnos y llegar a un acuerdo con él”, dijo, para hacer frente al “intervencionismo occidental”. Su gobierno sostiene –según lo expresó el ministro de Exteriores Mussa Kusa- que quienes sostienen a los opositores en Bengasi son los gobiernos de EE.UU., Inglaterra y Francia, en un intento “colonialista” de apropiarse de los recursos petroleros. La producción de petróleo de Libia alcanza los 1,69 millones de barriles diarios, y un 80 por ciento de ellos se exportan a Europa.

Mientras tanto, en los foros multilaterales se sigue discutiendo la conveniencia de forzar una zona de exclusión aérea que proteja a los civiles de los bombardeos de la aviación.

Luego de que el presidente estadounidense, Barack Obama, impulsara el martes los planes de la Alianza Atlántica (OTAN) en la planificación de una intervención militar directa en Libia, ayer voceros del gobierno chino hicieron pública la postura del gobierno de Pekín, sosteniendo que cualquier acción debe “respetar la soberanía y la integridad territorial” de Libia.

Unas horas después, un comunicado desde Moscú hizo saber que Rusia respalda la posición de China. Ambos países disponen de poder de veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

Apoyado en este relativo respaldo de dos grandes potencias mundiales, y en el avance que registraron las tropas leales sobre las posiciones defendidas por las fuerzas irregulares de la oposición, Muhammar el Khaddafi parece haber lanzado ayer una ofensiva diplomática para quebrar el frente externo contra su régimen.

Dos aviones con mediadores salieron de Trípoli, según sostenían los cables filtrados por la agencia qatarí Al Jazeera en la tarde de ayer, uno tendría como destino Bruselas, para negociar con los funcionarios de la Unión Europea, mientras que otro jet habría transportado al general Abdel Rahman ben Ali el Said al Sawi, como enviado personal de Khaddafi, hasta El Cairo, con un mensaje del líder libio a la junta militar que gobierno Egipto.

.

en Twitter: @nspecchia

.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s