Berlusconi otra vez contra las cuerdas (24 01 11)

El abuso de poder y la corrupción sexual acorralan a Berlusconi

Las causas de la Fiscalía de Milán contra el primer ministro son contundentes

.

.

La nueva embestida judicial contra el primer ministro conservador italiano, Silvio Berlusconi, parece ser la definitiva.

Después de los múltiples escándalos relacionados con orgías con prostitutas de lujo, desarrolladas en la mansión del premier en la isla de Cerdeña, que terminaron con la separación matrimonial y el millonario juicio de divorcio de Berlusconi, las nuevas pruebas acumuladas por la Fiscalía de Milán suman al escándalo los delitos de abuso de poder y de corrupción a menores, ambos graves.

Una de las protagonistas de las fiestas sexuales del primer ministro y su selecto círculo de invitados, que en los códigos privados de esa elite se designaban con el nombre de “bunga bunga”, habría sido la joven prostituta marroquí conocida como Ruby.

Ruby, hoy de 18 años, habría participado al menos en 17 oportunidades en orgías sexuales organizadas por el premier conservador italiano, según se desprenden de los casi 400 folios del sumario judicial impulsado por los fiscales milaneses; en esas fiestas, que tuvieron lugar durante el año 2010, Ruby era menor de edad.

El texto del legajo de la acusación judicial se filtró la semana pasada a la prensa, que volvió a ocuparse profusamente de todos los detalles escabrosos contenidos en las declaraciones de las prostitutas ante los agentes judiciales, y ha significado un nuevo frente de conflicto para el jefe del Ejecutivo italiano.

Y con pocos resquicios por donde salir en esta oportunidad, ya que la demanda de los tribunales es contundente: la acusación de “prostitución de menores agravada y abuso del cargo de primer ministro” no es un trámite que pueda resolverse en los arreglos políticos del Congreso, donde el último intento de voto de censura dejó claro que el jefe de la derecha italiana controla las mayorías.

Jaqueado por la justicia, y en esta oportunidad también por la opinión popular (el diario Il Corriere della Sera publicó una encuesta donde afirma que el 49 por ciento de los italianos opina que el premier debería renunciar), Berlusconi sin embargo ha decidido una vez más aferrarse al cargo.

Ante un simposio organizado por su formación política, el partido de derecha Pueblo de la Libertad (PdL), afirmó que “no huyo y no renuncio”, e intentó volver a ponerse en el papel de víctima, al asegurar que el auténtico delito es que él haya sido “sometido a un espionaje” en referencia a escuchas telefónicas que develaron sus encuentros sexuales con la menor Ruby.

De probarse la acusación de la Fiscalía, la pena que podría corresponderle a Silvio Berlusconi, el hombre más poderoso de Italia, asciende a quince años de cárcel.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s