Tucson conmueve a USA (09 01 11)

CONMOCIÓN EN ESTADOS UNIDOS POR LA MATANZA DE ARIZONA

La violenta retórica del conservador Tea Party es señalada como responsable

.

.

TUCSON, EE.UU.- La sociedad norteamericana no termina de salir de su estupor luego de que este sábado un joven, identificado como Jared Loughner, disparara indiscriminadamente contra una concentración demócrata, provocando seis muertes –entre las que se cuenta una niña de 9 años y el juez federal John Roll- e hiriendo de gravedad a otras 13 personas.

Arizona ha vivido un agitado debate en torno a la inmigración, tanto de mexicanos como de centroamericanos que ingresan al territorio estadounidense cruzando su suelo.

La gobernadora del estado sureño, la republicana Jan Brewer, impulsó una legislación restrictiva contra la inmigración, que fue contestada desde los colectivos sociales y también desde el interior del sistema político, incluyendo al presidente Barack Obama.

Una de las activistas contra la iniciativa “racista” fue la diputada demócrata Gabrielle Giffords, que en el ataque del sábado recibió un disparo en la cabeza. Giffords, de 40 años, acaba de ser reelecta para un tercer mandato legislativo por Arizona.

Los partes médicos de ayer afirmaban que la congresista permanecía en “estado crítico”, tras una compleja operación, y que “las chances de sobrevivir son muy pequeñas” tras el balazo que afectó el lado izquierdo de la cabeza, muy cerca del cerebro, según afirmó el doctor Peter Rhee, director de la unidad de trauma del Centro Médico de la Universidad de Arizona.

Si bien Jared Loughner fue detenido, la policía relaciona el ataque con fanáticos vinculados a la derecha, que estos días ha conseguido recuperar una cuota importante de poder con la nueva distribución del Congreso, donde la oposición republicana logró hacerse con la mayoría de la Cámara de Representantes.

Además de esta nueva situación en el balance de fuerzas, el ataque contra el mitín demócrata se produce en medio de un clima de fanatismo e intolerancia, y de violencia contra los dirigentes oficialistas.

Gabrielle Giffords ya había sido señalada con anterioridad por los ultraconservadores del Tea Party, en especial por su apoyo a la reforma de salud. Sarah Palin, la ex gobernadora de Alaska que aparece liderando el sector más duro de los republicanos, ya había anunciado en su web que Giffords era uno de los 20 de la “lista negra” a quitar de en medio en el Congreso.

La oficina de la legisladora por Arizona fue destrozada por vándalos en marzo pasado, y ella misma había advertido: “Estamos entre los objetivos de Sarah Palin, es como tener la mira de un arma sobre nuestro distrito”.

 

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s