Biden pasa, Al Qaeda saluda (12 01 11)

Los talibán muestran su fuerza al paso de Joe Biden por Oriente

La visita del vicepresidente estadounidense reactiva la violencia insurgente

.

.

ISLAMABAD, KABUL.- La retirada completa del ejército norteamericano del territorio paquistaní sigue planteando serias dificultades, debido a la debilidad intrínseca del gobierno de alianza entre los diversos partidos de confesión chiíta, y la insurgencia rebelde, cuyos actos de violencia terrorista en la pelea por el escenario político parecen lejos de estar controlados.

En la víspera, y coincidiendo con la presencia en Pakistán del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, un nuevo atentado suicida se cobró 18 víctimas mortales, hiriendo gravemente a otras 15 personas.

Biden se encuentra en Islamabad precisamente para dialogar con los líderes políticos que se han integrado a la transición propuesta por la Administración demócrata, a quienes ofreció aumentar la cooperación bilateral –en ayuda militar y en aportes económicos- para que los efectivos locales se hagan progresivamente cargo del control de los grupos rebeldes islámicos.

Significativamente, mientras en la capital Biden se reunía con el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari; el primer ministro, Yusuf Raza Gilani, y el general en jefe del ejército, Ashfaq Pervez Kayani, la insurgencia sunnita volvía a mostrar su poder con un atentado en la ciudad de Bannu.

Los objetivos del atacante suicida fueron esos nuevos cuerpos de policía, en los que el ejército norteamericano planea depositar la defensa paquistaní tras la retirada, y que integran agentes locales entrenados por los militares estadounidenses que permanecen en territorio tras la primera fase de repliegue ordenada por el presidente Barack Obama el año pasado.

El terrorista hizo chocar el automóvil que conducía, cargado de explosivos, contra la comisaría de Bannu, en el noroeste del país.

El vicepresidente estadounidense llegó a Pakistán procedente del vecino Afganistán, en una gira considerada “estratégica” por la Casa Blanca para la recomposición de relaciones en la inestable zona de Oriente Medio.

Tras el paso de Biden por Kabul, ayer las tropas de la alianza occidental que ocupa el país sufrieron un duro golpe, con la muerte de 5 soldados en estallidos y ataques de los insurgentes talibán.

Junto a los efectivos militares, las autoridades reportaron la muerte de 4 civiles y más de 30 heridos en diversos atentados. El mando de la Alianza Atlántica (OTAN) en Afganistán confirmó que cuatro soldados murieron en el este afgano, tres de ellos por la explosión de una bomba y otro en un ataque rebelde.

Un quinto efectivo falleció por un estallido en el Sur, donde Estados Unidos desplegó el año pasado 30.000 soldados de refuerzo. Desde 2001, la OTAN mantiene unos 140.000 efectivos en suelo afgano.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s