Berlusconi con (menos) inmunidad (13 01 11)

Nuevo revés judicial en Italia para el premier Silvio Berlusconi

El enfrentamiento con los jueces recorta la inmunidad del primer ministro

.

.

ROMA.- El Tribunal Constitucional, la máxima instancia judicial italiana, emitió ayer un fallo en el que decreta la invalidez parcial de una ley que daba inmunidad procesal al primer ministro conservador Silvio Berlusconi.

El decreto en cuestión, impulsado por el ministro de Justicia de Berlusconi, Angelino Alfano, es conocido como “legítimo impedimento” y fue sancionado a la medida del jefe del Ejecutivo, apelando a la mayoría que entonces gozaba en ambas cámaras del Parlamento, antes de la ruptura con su socio de gobierno, Gianfranco Fini.

Desde la aprobación del polémico decreto, Berlusconi ha logrado frenar en los tribunales tres importantes juicios por corrupción, los denominados “caso Mills”, por corrupción de acto judicial; y “Mediaset” y “Mediatrade” por fraude fiscal, impulsados todos por la Fiscalía de Milán. Tras la decisión del Tribunal Constitucional de la víspera, estos juicios ahora congelados podrían reactivarse.

El miércoles, cuando los titulares de la prensa anticipaban la segura publicación del fallo, Berlusconi afirmó desde Alemania, donde se encontraba de visita oficial, que la judicatura italiana “tiene un pacto” con los sectores de izquierda, y “hace oposición política” al gobierno, en lo que llamó la “patología de los jueces”.

Las declaraciones de Berlín constituyen un capítulo más del largo enfrentamiento que tiene con el Poder Judicial desde que ocupa la primera plana de la política italiana. Otras versiones de esta misma queja contra los tribunales por parte de los políticos se conocieron en las últimas semanas, a través de la divulgación de los documentos del Departamento de Estado norteamericano, filtrados por la web WikiLeaks.

En los cables diplomáticos estadounidenses, además de la versión de Berlusconi y su gente, también se divulgaron quejas de políticos de la oposición de centroizquierda, que habrían sostenido que los jueces intervienen con sus fallos en los rumbos políticos del Estado, según las informaciones elevadas por los cónsules norteamericanos a Washington.

En rigor, el decreto del Tribunal Constitucional, amparándose en la premisa de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, rechaza sólo un artículo del decreto de “legítimo impedimento”, el que obligaba a los jueces a postergar seis meses los juicios contra el premier o sus ministros, a solicitud de estos y por el lapso de tiempo que ocupen sus cargos en el Poder Ejecutivo.

En su lugar, la máxima instancia judicial deja en libertad a los propios jueces, quienes tendrán a su cargo decidir si prosiguen los juicios o los postergan. El fallo, de esta manera, deja abierta la posibilidad para que la inmunidad de Berlusconi se mantenga, si logra convencer al juzgado respectivo que congele las demandas contra su persona.

Diversos análisis europeos sostienen que de esta manera, al ampliar el rango de discrecionalidad, se agrega un aliciente más a las poco transparentes relaciones entre los funcionarios políticos y los magistrados en Italia.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s