Los conservadores irlandeses quedan solos en la crisis (24 11 10)

LOS CONSERVADORES IRLANDESES QUEDAN SOLOS EN LA CRISIS

El gobierno se enfrenta a una votación crítica en el Parlamento

.

.

Después del cataclismo político que el gobierno irlandés provocó al anunciar la solicitud del salvavidas económico al Fondo Monetario Internacional (FMI), la Administración conservadora encabezada por el primer ministro Brian Cowen se enfrenta hoy a una probable crisis, al someter a votación en el Parlamento el proyecto de presupuestos para el año próximo.

Siguiendo el guión característico del organismo multilateral, Irlanda deberá realizar un sacrificado ajuste en sus cuentas públicas para acceder a los créditos del FMI, un achicamiento en el gasto que debería implicar un ahorro de unos 20.000 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Las reticencias que el partido en el gobierno, la centroderecha tradicional del Fianna Feil, planteó en las últimas semanas, mientras los bonos públicos caían en picada y los mercados financieros castigaban con tasas cada día más altas las necesidades de financiamiento, se quebró finalmente el domingo último.

Cuando Cowen y su ministro de Finanzas, Brian Lenihan, anunciaron la solicitud de rescate al FMI y a la Unión Europea (UE), comunicaron asimismo las estrategias de ahorro, entre las que figuran una disminución del salario mínimo, el despido de empleados públicos y la aplicación de nuevo gravámenes fiscales. Frente a ello, los partidos que acompañan al Fianna Feil en el gobierno cuestionaron su apoyo a los presupuestos, e inclusive legisladores del propio partido gubernamental pusieran ayer en duda su apoyo.

La oposición de centroizquierda del Sinn Fein, y el partido Fine Gable, exigieron la disolución del Ejecutivo de Cowen y el adelanto de las elecciones. Esta postura del arco opositor fue asumida inclusive por el sector más progresista del gobierno, que tiene serios reparos para abandonar las principales políticas sociales en beneficio del crédito del FMI.

Durante la jornada de ayer se filtraron a la prensa las reuniones en Dublín de dos sectores diferentes de parlamentarios del Fianna Feil, una de los que apoyan a Cowen y otra de quienes piden su renuncia.

Respondiendo a las críticas y al creciente descontento, el primer ministro anunció su disposición a adelantar las elecciones, pero para después de la aprobación de los presupuestos, durante el próximo enero. La oposición, en cambio, sostiene que las elecciones deberían darse antes de la discusión presupuestaria, para, de esa manera, ratificar con legitimidad el cambio de rumbo decidido por el Ejecutivo.

.

.

nelson.specchia@gmail.com

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s