babalooo´s CADAVERES EXQUISITOS (1 – Las lumbreras)

cadaveres exquisitos

by babalooo

 

    

parte 1

 

Las lumbreras

 

 

INTRO

  

Tras una oxidada esclusa,

g

o

t

e

a el alma.

 

Y es justo ahí cuando queda poco por decir:

la espalda de la verdad sabía a cielo

-ese espejo de la voz, la propia, la extraña-

y estas migas

                      sobre un mantel

                                                amarillo.

  

COMIENZOS

 

Una vez que siempre mil veces

resucito

a esta última lágrima,

tan dulce como el primer día,

como la primera abertura de los labios. 

 

 

EL OTRO/LA OTRA 

 

inútil Sísifo, he dejado caer esta piedra

 

tibia saliva que olvido

al saldar la vieja deuda de las lágrimas grises

 

 

la

      hi

           er

               ba

                    fre

                         sca

                               mis

                                     pas

                                            os 

                                                   tu mano

                                         cami

                                  nan

                             do

                        en

                   mi

               re

        cue

   rd

o

 

 

y de la costilla, el frio aliento:

este dolor en blanco y negro ha quedado grabado

en las manos que condenan

 

guardábamos el habla:

un gorrión dormido

entre los capuccinos

las noches

las miradas

los caminos

 

 

CÍRCULO

  

Se agita el mar

desde aquel día

en que un reflejo distante.

Mientras un cristal se aclara,

yo renuncio.

 

 

ETERNA DISCORDIA

 

 

Y si llegado el día lo lamentas

aún así, renuncio a la estructura ausente

de una sóla imagen.

 

Sierpe que abrasas mi cuerpo

no morderás más

la fruta en el silencio.

 

Se va, simplemente

se va.

Mi innata compulsión la lleva.

 

Déjame. Hidrata mi frágil segundo

de sed inquieta,

extasiada.

 

Descubro mis llagas

siempre que devuelvo

tu mirada.

 

Ya saciado de pena

renuncio a la quietud.

El humo de tu inocencia no deja de mojarme.

 

 

EL DESCONOCIDO EN LA DISCO

  

El vacío no se sostiene.

 

Esta humedad

girando

de improviso la espalda nueva entre la gente.

 

¿Podría acaso estallar la voz

de aquella vez y para siempre?

 

 

 

 

 

 

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s